Revelaciones de la Santa Faz a la Beata María Pierina de Micheli (1890-1945)

Martes de Quincuagésima (Carnaval) – 26 de Julio
Años 1936-1940 / Lugar: MILÁN, Italia
Revelaciones de Jesús y María sobre la Devoción al Divino Rostro
Vidente: Beata María Pierina de Micheli (1890-1945)



Beata María Pierina de Micheli


Datos Biográficos

Josefina Francisca María de Micheli, nace en Milán el 11 de septiembre de 1890.

El 16 de Mayo de 1914 ingresa en la casa local de la Congregación de las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires, tomando el nombre de Hermana María Pierina. Trabajó en la sede del instituto, en la capital argentina desde 1919 hasta la profesión religiosa, en 1921, cuando regresó a Milán.

En esta comunidad fue elegida Madre superiora en 1928. De nuevo, Madre general en 1929; fue confirmada Superiora de la Casa en Milán y designada delegada para asuntos exteriores, por lo que a partir de esa fecha se dividió entre Milán y Roma.

En 1938, de acuerdo con su Madre general, comenzó la fundación en Roma del Instituto del Espíritu Santo. Se mudó allí en 1939 y en 1940 se convirtió en Superiora Regional de Italia, pero siguió yendo a Milán para seguir a las hermanas.

En 1940 obtuvo la autorización de la Curia de Milán para acuñar una Medalla para propagar la Devoción al Santo Rostro de Jesús. La Medalla reproduce la Imagen del Rostro de Jesús de la Síndone de Turín. La Madre Pierina trabajó duro para la difusión de esta Devoción. Después de su muerte, la propagación fue continuada por su director espiritual, el abad Ildebrando Gregori.

El 15 de julio de 1945, la Madre Pierina se enfermó gravemente de neumonía mientras estaba en la casa religiosa de su congregación en Centonara d’Artò, una aldea de Madonna del Sasso. El 21 de julio empeoró y recibió la Extrema Unción. Murió el 26 de julio de 1945, a los 55 años, cuando la Segunda Guerra Mundial apenas había terminado y Roma estaba ocupada por las tropas de los aliados. Su cuerpo fue colocado en el cementerio de Artò. El 27 de abril de 1970, transportada a la cripta de abajo de la capilla de la Casa del Volto Santo, en Centonara.

El 27 de marzo de 2007, los restos de la Madre Pierina fueron trasladados a Roma, en la capilla del Instituto del Espíritu Santo, donde están ubicados.

Revelaciones sobre la Devoción al Divino Rostro


Viernes Santo de 1902

En una extensa carta que la Madre Pierina escribió al Papa Pío XII, le dice:

Humildemente confieso que siento una gran devoción por el Divino Rostro de Jesús, devoción que me parece que me la infundió el mismo Jesús. Tenía doce años cuando un Viernes Santo, esperaba en mi Parroquia mi turno para besar el Crucifijo, cuando una voz clara me dijo:

“¿Nadie Me da un beso de amor en el Rostro para reparar el beso de Judas?”

En mi inocencia de niña, creí que todos habían escuchado la Voz, y sentía pena viendo que la gente continuaba besando las Llagas y ninguno pensaba besarlo en el Rostro. ‘Te doy yo, Jesús, el beso de amor, ten paciencia’. Y llegado el momento le estampé un fuerte beso en la cara con el ardor de mi corazón. Estaba feliz pensando que Jesús, ya contento, no tendría más pena. Desde aquel día el primer beso al Crucifijo, era a Su Divino Rostro y muchas veces los labios rehusaban separarse porque me sentía fuertemente retenida.


Noche del Jueves al Viernes Santo de 1915

La experiencia se repite cuando tiene 25 años, pero con otros prodigios:

En la noche del Jueves al Viernes Santo de 1915, mientras rezaba ante el Crucifijo en la Capilla de mi Noviciado, sentí que me decían:

“Bésame”.

Lo hice, y mis labios en vez de apoyarse sobre un rostro de yeso, sintieron el contacto con Jesús. ¿Qué pasó? Me es imposible decirlo.

Cuando la Superiora me llamó era ya de mañana, sentía el corazón lleno de las penas y deseos de Jesús; deseaba reparar las ofensas que recibió Su Santísimo Rostro en la Pasión y las que recibe en el Santísimo Sacramento.


12 de Abril de 1920

En este mismo Colegio de Argentina sucede otra Aparición cinco años después:

En 1920, el 12 de abril me encontraba en Buenos Aires en la Casa Madre. Tenía una gran amargura en el corazón. Fui a la Iglesia y prorrumpí en llanto lamentándome con Jesús. Se me presentó con el Rostro ensangrentado y con una expresión de dolor tal que conmovería a cualquiera. Con una ternura que jamás olvidaré me dijo:

“Y Yo, ¿qué he hecho?”

Comprendí… y a partir de ese día, el Divino Rostro se convirtió en mi libro de meditación, la puerta de entrada a Su Corazón… De tanto en tanto, en los años siguientes continúa la carta se me aparecía ya triste, ya ensangrentado, comunicándome Sus penas y pidiéndome reparación y sufrimientos, llamándome a inmolarme ocultamente por la salvación de las almas.


Primer Viernes de Cuaresma de 1936

Jesús le dice:

“Deseo que Mi Rostro, el Cual refleja las íntimas penas de Mi Alma, el Dolor y el Amor de Mi Corazón, sea más honrado. Quien Me contempla Me consuela.”


Martes de Pasión de 1936

Jesús le vuelve a decir:

“Cada vez que se contemple Mi Rostro, derramaré Mi Amor en los corazones y por medio de Mi Divino Rostro, se obtendrá la salvación de tantas almas.”


En 1937

Estas manifestaciones de parte de Jesús se hacían siempre más insistentes.

Mientras oraba y después de haberme instruido en la devoción de Su Divino Rostro, me dijo:

“Podría ser que algunas almas teman que la Devoción a Mi Divino Rostro, disminuya aquella de Mi Corazón. Diles que, al contrario, será completada y aumentada. Contemplando Mi Rostro las almas participarán de Mis Penas y sentirán el deseo de amar y reparar. ¿No es ésta, tal vez, la verdadera Devoción a Mi Corazón?”


13 de Mayo de 1938

Mientras reza, la Virgen se Aparece a Sor María de Micheli, se presenta sobre la tarima del Altar en un haz de Luz. La bella Señora tenía en Sus Manos un Escapulario, formado por dos paneles blancos unidos por un cordón. En uno de los paneles está impresa la Imagen del Divino Rostro de Jesús y escrito alrededor: Illumina, Domine, Vultum Tuum super nosIlumina, Señor, Tu Rostro sobre nosotros. En el otro panel, una Hostia circundada por unos rayos y con la inscripción: Mane nobiscum, DomineQuédate con nosotros, Señor. Lentamente la Virgen se acerca y le dice:

“Escucha bien y refiere al Padre Confesor. Este Escapulario es un Arma de defensa, un Escudo de fortaleza, un Paño de Misericordia que Jesús quiere dar al mundo en estos tiempos de sensualidad y de odio contra Dios y la Iglesia. Se tienen retos diabólicos para entrapar la fe de los corazones, el mal se propaga. Es necesario un remedio Divino y este remedio es el Rostro Santo de Jesús. Todos aquellos que lleven un Escapulario como éste y que cada martes hagan una visita al Santísimo Sacramento, para reparar los ultrajes que recibió en Su Sagrado Rostro durante Su Pasión, y que recibe cada día en el Sacramento Eucarístico, serán fortificados en la fe, listos para defenderla y para superar todas las dificultades internas y externas. Además, tendrán una muerte serena bajo el resguardo amable de Mi Divino Hijo.”


21 de Noviembre de 1938

En el mismo año Jesús se le presentó a la religiosa lleno de Sangre y con gran tristeza le dice:

“¿Ves cómo sufro? Además, qué poquísimos están agregados. ¡Cuánta ingratitud de parte de aquellos que dicen que Me aman! Les He dado Mi Corazón como objeto sensibilísimo de Mi gran Amor por los hombres y doy Mi Rostro como objeto sensible de Mi Dolor por los pecados de los hombres: QUIERO QUE SEA HONRADO CON UNA FIESTA PARTICULAR EL MARTES DE QUINCUAGÉSIMA (Martes anterior al Miércoles de Ceniza); fiesta precedida de una Novena, en que todos los fieles reparen Conmigo, uniéndose a la participación de Mi Dolor.”


En 1939

Jesús de nuevo le dice:

“Quiero que Mi Rostro sea honrado de un modo particular el Martes.”


9 de Agosto de 1940

Sor Pierina obtuvo la autorización de la Curia de Milán para acuñar una Medalla para propagar la Devoción al Santo Rostro de Jesús, cuyo culto tiene la aprobación eclesiástica el 9 de Agosto de 1940, con la bendición del Beato Cardenal Idelfonso Schuster, Mónaco benedictino, devotísimo del Santo Rostro de Jesús, entonces Obispo de Milán.

La primera Medalla de la Santa Faz fue ofrecida al Papa Pío XII, quien también aprobó la Devoción y la Medalla.

La Medalla se difunde con entusiasmo. ¡Cuántas gracias se han obtenido! Peligros evitados, curaciones, conversiones, liberación de condenas…


7 de Abril de 1943

La hermana Pierina, en obediencia a su confesor, difundiría la Medalla y no el Escapulario pedido. Por lo que después María en una visión del 7 de Abril de 1943, le dice:

“Hija Mía, está tranquila, que el Escapulario sea suplido por la Medalla con las mismas Promesas de favores.”  

Las Hermanas de la Congregación de las Hijas de la Inmaculada Concepción fueron testigos sólo de algunos hechos. Sor Pierina había pedido a Jesús de llevar escondida su misión. Mientras iba creciendo en ella el deseo de inmolarse con Jesús por la salvación de las almas.


La Fiesta del Divino Rostro

En 1958, el Papa Pío XII instauró formal y universalmente la Fiesta de la Santa Faz de Jesús para el Martes anterior al Miércoles de Ceniza o Martes de Quincuagésima (Carnaval).

Edificio que hospeda en Milán a las Hermanas “Hijas de la
Inmaculada Concepción de Buenos Aires”, en el cual la
Beata María Pierina de Micheli tuvo sus visiones.


Fuente:
Carlo Acutis: http://www.apparizionimadonna.org/es/avm/home
https://it.wikipedia.org/wiki/Maria_Pierina_De_Micheli
http://forosdelavirgen.org/7412/apariciones-a-la-madre-maria-pierina-de-micheli-argentina-26-de-julio/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Que Mis niños amorosos soliciten fervientemente al Santo Padre la proclamación del Quinto Dogma Mariano, que será la derrota del enemigo”

Mensaje de Nuestra Señora a Gustavo
POR LA INFINITA MISERICORDIA DE DIOS Y LA  DIVINA
PROVIDENCIA, SE DIO UN PAPA QUE LLEVARÁ AL REBAÑO
FIEL
A LA VICTORIA DE LOS SAGRADOS CORAZONES.
Viernes, 15 de Marzo de 2013 / 09:00 horas
Buenos Aires – Argentina

“Mis hijitos, Mis amados niños. ¿Por qué veo tanta confusión en vuestros corazones? ¿No deberían estar felices por el nuevo Pastor de la Iglesia que ha ocupado el Sillón de Pedro, y evitar así el hundimiento de la Barca?… ¿Acaso, no les había pedido a través de Mi niño, que tomaran el Santo Rosario para elegir un Papa Santo, unir sus oraciones al de vuestra Madre Celestial y evitar que el enemigo subiera al Trono de Pedro un papa impostor? Les pedía oración para retrasar, por lo menos un tiempo, lo que está escrito en el Libro del Apocalipsis.

Las oraciones de pocos niños fueron las que dieron una oportunidad de conversión y salvación a la humanidad perdida. POR LA INFINITA MISERICORDIA DE DIOS Y LA  DIVINA PROVIDENCIA, SE DIO UN PAPA QUE LLEVARÁ AL REBAÑO FIEL A LA VICTORIA DE LOS SAGRADOS CORAZONES. En varios mensajes dictados por el Cielo, se dijo al mundo que la tierra del Sur, de grandes y extensas llanuras, es la Tierra Prometida, elegida desde el inicio de los tiempos por el Padre Eterno para la unión del Rebaño Remanente y  Fiel al Hijo de Dios.

Mis pequeños quisieron buscar más allá de los escritos, muchos fueron confundidos. Dios Todopoderoso quiso ver, qué tan firmes están Sus criaturas, pero con tristeza les digo, que fueron pocas las almas que mantuvieron la fe puesta en su Señor.

Un grupo no supo ver los signos y señales que se fueron dando para que no cayeran en la confusión; quedaron atormentados y embrollados. OTRO CONJUNTO SUPO VER LAS SEÑALES Y LA IMPORTANCIA DE LA ELECCIÓN DEL NUEVO PASTOR, SUPO LEER LOS ESCRITOS CON LOS OJOS DEL ALMA Y ENTENDIÓ LO QUE EL CIELO QUERÍA DECIR, estos fueron los prudentes y perseverantes en el Señor; pero hubo otro grupo, aliado del enemigo, que unió sus fuerzas a las huestes del mal, haciendo todo lo imposible para colocar el impostor y transformar Mi amada Iglesia en un templo de lujuria y oscuridad. Es decir, tres grupos: uno tibio y confundido, el segundo de los calientes, abrazados al Señor mediante la oración, y el tercero conformado por los fríos, los que se oponen a la Voluntad Divina.

Por el esfuerzo y sacrificio de los calientes, lo poco que posee la Iglesia se ha salvado. Mis niños evitaron los diálogos y ruidos de confusión, que el demonio había tendido sobre el mundo, y así distraer la atención de las almas que podrían arruinar su plan. Se humillaron, pusieron sus rodillas en el suelo y pidieron misericordia, se mostraron a los Ojos de Dios, miserables y desprovistos, esperando todo del Creador; al ver que las ovejas se entregaron en sacrificio, la Divina Voluntad abrazó a Sus criaturas convirtiendo el padecimiento en alegría y júbilo. La Divina Providencia no pudo resistirse, el Santo Espíritu les concedió un hijo de Dios, que los apacentará en las horas más cruentas que pronto se desatarán en terrible dolor sobre el mundo. El pedido fue escuchado y por ende, la salvación de las almas todavía es viable. No queda tiempo, pero suficiente para que Mis niños sean rescatados.

Cuéntame, Mi mensajero y secretario de los Sagrados Corazones y la Divina Voluntad, ¿qué vio y sintió tu alma en las horas de la elección del Papa Santo? Tu testimonio servirá para muchos hermanos tuyos, serán de aclaración y certeza así tú digas que eso no tiene importancia; para Dios todo es importante cuando la criatura se deja abrazar por Él. No importa lo que digan las almas incrédulas, el tiempo de conversión está disponible también para ellas. Ahora dime, Mi niño, lo que viviste.”


Dice Gustavo

Amada Señora y dulce Madre Mía. Aún no salgo de tanta grande alegría invade mi diminuto corazón y las lágrimas son evitables. Ayúdame, para que pueda describir con claridad lo que Tú deseas que sepan mis hermanos, haz de mí un pincel que se deja manipular con total soltura para la realizar la obra maestra.

Cuando el Papa Francisco sale por el balcón, mostrado por todos los medios de comunicación, mi corazón explotó en llanto, llamé a mi director espiritual por teléfono y ambos gritamos de júbilo entre emoción y lágrimas, los ruegos habían sido escuchados, ya no estaríamos solos, un descanso para nuestras almas fatigadas de tanto luchar. Dios nos había dado un Pastor para que guíe a las ovejas.

Al terminar de hablar con mi director, se presenta mi amado Jesús, diciéndome suavemente:

“Mira y presta atención”.

Obedecí al pedido del Señor. Se presenta la visión: En medio de unas nubes blancas aparecen en oro, los nombres de Francisco, signo igual, Pedro.

Francisco = Pedro

Luego, el signo igual desaparece y el nombre de Pedro se coloca detrás de Francisco, a escasa distancia. Desde mi perspectiva, el nombre de Francisco se veía más grande con respecto a Pedro. En mi interior sentía que Pedro pertenecía al pasado y Francisco al presente.

La visión desaparece y el Señor me dice:

“Ahora busca qué significan ambos nombres”.

Así lo hice, busqué el significado de ambos nombres y vaya sorpresa para mí, pobre alma:

Pedro: Nombre propio masculino español, que proviene del nombre de Petrus, Piedra (el que es firme como una roca). Hombre leal, fuerte, amigo de todos. Hombre en las puertas del cielo. Hombre empeñoso, de naturaleza emotiva y protectora. Se expresa por medio del ornato, las relaciones humanas y la vida de hogar. Es mente de pensamiento convincente. Se expresa como pensador de alta responsabilidad moral, espíritu conservador y apego a la vida de las comunidades. Consecuente y diligente. Recibe aumento en las actividades que requieren de la acción, de la amistad, de la sociabilidad y de la urbanidad. Ama, educa y embellece, no tanto en su propio bien como en el de los demás. Respeta a los demás como también necesita ser respetado. San Pedro, uno de los primeros discípulos de Jesucristo, se llamaba originalmente Simón, pero Jesucristo le cambió el nombre por Kefas o Cefas, que en arameo quiere decir ‘piedra’, para indicar simbólicamente que sobre él se fundaría Su Iglesia. Al traducir los textos griegos al latín, se tradujo el nombre Kefas por Petrus (en español, Pedro).

Francisco: Es un nombre propio masculino de origen germano que significa ‘hombre libre’. El nombre de Francia proviene de la tribu de los Francos, la cual significaba hombres libres. De naturaleza emotiva, amable y condescendiente. Suave, cordial, sagaz. Ama la armonía de las formas y los métodos persuasivos. Es empeñoso, se expresa por medio de su comprensión para los demás, despierta simpatías y antipatías, le gusta resolver problemas ajenos y dar amistad. Ama lo que perdura. Es de mente de pensamiento firme. Se expresa como pensador ágil, con capacidad analítica y tendencia a armonizar contrarios. Recibe impulso en las empresas que requieren de tacto, diplomacia. Amplia comprensión, penetrante adaptación y fusión de lo ancestral y lo actual. Ama complacer y recibir.

Pero había un dato más por descubrir, el padre de San Francisco de Asís se llamaba Pedro.

Todo quedaba claro para mi alma, este Papa es Pedro, y como el primer Papa, daría origen a nueva Iglesia en la humildad y amor de Cristo, pero sin descuidar los tesoros que la sostienen. Cuánto me gustaría que mis hermanos descubrieran en sus almas lo que les quiero decir.

“Mis niños, este hijo predilecto es Pedro, quien como su primer predecesor, el primer Pedro, al cual se le dio la misión de fundar la Iglesia de Mi Hijo y atraer a las almas al camino de salvación, mediante la humildad, la simpleza y el amor del Señor. De la misma manera, Mi Francisco deberá refundar la Iglesia en las enseñanzas dictadas por Jesús al primer Pedro y sumadas a las recibidas por San Francisco de Asís, una Iglesia pobre, humilde y peregrina, atenta al pedido de cada alma, una Iglesia reformada poniendo como ejemplo a su Cabeza, a Jesús, desprendido de todo lo material pero con un Corazón abierto a entregar amor para todas las almas. A Mi hijo predilecto se le ha encomendado la ardua y difícil tarea, pero no imposible, de refundar la Iglesia como le encomendó Mi Hijo a Pedro, en recordar sus principios. Iglesia, a medida que caminaba en el tiempo fue soltando la Mano del Señor para sumergirse en las tinieblas del mundo, olvidando cuál era su origen y tarea, la de atender a los pobres y necesitados, dando esperanza que Dios ama a todas las almas. Una Iglesia pobre y humilde, capaz de cuidar las Doctrinas y Enseñanzas, pero de cuidar el tesoro principal, a Mi Hijo Eucarístico. Pero Mi amada Iglesia deberá despojarse de los apegos mundanos que la encarcelaron y esclavizaron, esos apegos se convirtieron en una robusta pared, incapacitándola de acordarse y ver a los más desprovistos.

Pero no deben confundirse, amados Míos. Esta nueva elección fue un respiro y fortalecimiento para las almas fieles del Señor, será un imán para muchas almas tibias y frías, encenderá nuevamente el faro de Luz, Fe y Esperanza para las almas necesitadas de la Misericordia de Dios, almas que todavía no conocen la Bondad Infinita del Padre Eterno. El reinado de Francisco en Roma no será muy extenso, pero suficiente para reunir el rebaño y llevarlo a la tierra elegida por el Cielo, donde será el refugio de muchas almas cuando el anticristo desate la gran persecución a los Míos. Deberá cuidar los tesoros principales que la Barca transporta: las Enseñanzas, las Doctrinas, los Dogmas y la buena Tradición cristiana. Evitar que sean saqueados. Con él se cumplirán las profecías.

Mi hijo predilecto no sabía que sería elegido Sumo Pontífice, fue tomado por sorpresa, pero obediente al llamado del Señor a la responsabilidad y compromiso, abrazó la tarea a la cual fue llamado. Por inspiración del Santo Espíritu, algunos supieron cuál sería el nombre seleccionado por el nuevo Papa, pero no el nombre del Cardenal que ocuparía el Sillón de Pedro. Todo debía ser así, debía estar oculto bajo Mi manto maternal, ya que fue puesto en Mi custodia por la Santa Trinidad, fue formado en el amor maternal y paternal hacia el más necesitado, hacia los pequeños. Se lo pedí al Padre Celestial y Me lo concedió, para ser la gran sorpresa del mundo; el enemigo busca destruir aquellos que lo pueden entorpecer, busca en los poderosos, pero no busca en los pobres y humildes, su orgullo no le permite ver que Dios hace grande lo que el mundo rechaza.

Mi niño, describe lo que el Señor te ha mostrado el día lunes.”


Dice Gustavo

Sí, amada Madre. Mientras rezaba el Santo Rosario rumbo a mi trabajo, se presenta el Señor y me transporta a ver, como si fuera una línea del tiempo, una línea de Luz blanca y azul, la cual formaba un sendero, dentro de ella resaltaban cuatro puntos también luminosos:

CULMINACIÓN DEL FIN DE LOS TIEMPOS – AÑO 2013 – EL CISMA (Se ve una gran batalla entre Sacerdotes) – EL AVISO.

En el punto ‘2013’, se ve un Papa de blanco, de espaldas, transportando una cruz como báculo. No se podía ver quién era, caminaba por esta línea recta de Luz, seguido por una gran multitud; la Luz iluminaba al Sumo Pontífice y a sus seguidores, fuera de ella solo había oscuridad, pero de la negrura salían personas que se sumaban a sus hermanas iluminadas, se convertían también en blancura. Se podía ver la felicidad en sus rostros, se acoplaban a las canciones de la multitud que acompañaba al Papa.

A medida que los participantes envueltos por la Luz se acercaban al punto que decía, ‘EL CISMA’, una gran parte de la misma se dispersa confundida, la cual se introduce en la espesa oscuridad, quedando solamente una porción acompañando al Santo Padre. Cuando llegaron al punto del CISMA, se puede ver una gran batalla en el Vaticano, la cual estaba  conformada por dos bandos de Sacerdotes, almas consagradas y laicos. En un bando estaban los vestidos de negro y en el otro estaban los vestidos de blanco. La batalla era aguda, había momentos que los de negros se convertían en bestia de dientes y garras afilados y se abalanzaban sobre los de blanco, los últimos tenían en sus manos Espadas de Luz de doble filo. Los de negros eran tan feroces, que provocaban bajas a los de blanco, los pocos que quedaban en plena lucha (los de blanco), se reagrupaban y huían con rumbo a las tierras del Sur, dejando el Vaticano en manos de los oscuros, estos gritaban como bestias salvajes y festejaban por el triunfo, se habían apoderado del Trono de Pedro.

En un lapso muy corto, desde la huida de los de blanco, una Cruz de Luz se manifestaba en el cielo de la Tierra, en el punto que decía, “EL AVISO”.

Al principio todo era felicidad, como si nada fuera a pasar, era seguro, pero a medida que se acercaban al punto del AVISO, la multitud de blanco era atacada por los costados por personas de negro, produciendo grandes dolores y padecimientos a los peregrinos de Luz.

“No explicaré qué significa lo que has visto. Que Mis hijos descubran, en la Sabiduría del Señor, lo que Dios desea mostrarles; es tiempo de hacer crecer las gracias recibidas”.

“A Mi hijo predilecto electo, Francisco, se le ha encomendado la labor de refundar la Iglesia en Cristo Jesús, tal como le pidiera a Mi Hijo a San Francisco de Asís. No se deben confundir, amados niños, refundar la Iglesia no significa que se deba abrazar las cuestiones humanas y las leyes liberales que conviertan una iglesia de paganismo y falsos dioses; RENOVAR LA IGLESIA SIGNIFICA TENER UN CORAZÓN ABIERTO, SABIO, INTELIGENTE, CARITATIVO, POBRE Y MISERICORDIOSO A LAS ALMAS MÁS NECESITADAS DEL CALOR DEL AMOR DE DIOS. Una Iglesia que hable con la verdad, sea celosa en las cuestiones del Padre, que enseñe y corrija con amor y justicia de Dios; una Iglesia que sepa escuchar al mundo entero, pero que no se deje engañar con las falsas doctrinas del mundo material. Una Iglesia que sea faro de las Naciones y rija el destino de la humanidad con rumbo a la Santidad, donde cada criatura abrace el Divino Querer. Pero no solo esta tarea se le ha encomendado a Mi hijo predilecto, sino la de atraer y formar Sacerdotes Santos como San Francisco de Asís, pobres, humildes, simples, sencillos y dispuestos en imitar a su hermano mayor y entregar sus vidas por sus pares. Sacerdotes Santos, que no tengan apego a lo material, sino almas consagradas que sean imagen del Sumo Sacerdote, y así cuando las ovejas los vean, sea a Cristo mismo, y de esa manera volver a recuperar la confianza en sus Sacerdotes, y por ende en la Iglesia.

La tercera terea es llamar a los jóvenes al camino de la Santidad, para que abracen la vida consagrada y la vida familiar, a ser hombres y mujeres de buena voluntad en el Dios de la Vida, donde cada uno encuentre y descubra la vocación a la cual ha sido llamado dentro del Plan Divino. Jóvenes que en el futuro darán los primeros pasos en una sociedad amorosa y justa, junto a la Santa Trinidad; serán la sociedad y pueblo de la Tercera Generación de la Divina Voluntad. ¡Oh!, amados niños, son tantas las cosas que desearía revelarles, pero he dado las instrucciones a Mi niño para que las haga conocer a su debido tiempo.

CON LA ELECCIÓN DE UN PAPA SANTO, SE HA DADO UN LAPSO DENTRO DEL NO TIEMPO; ES DECIR, UN TIEMPO DENTRO DE OTRO TIEMPO. No lo desperdicien, amados niños, aprendan, oren, mediten y contemplen todo lo que reciban de parte de Dios, nútranse de las enseñanzas de las Escrituras y lo que el Señor revele por medio del Santo Padre; escuchen su voz, que es el Señor quien habla por medio de Su Representante. Acompáñelo con sus oraciones, que tanto las necesita y necesitará, especialmente donde la apostasía, la desacralización a la Iglesia y oposición al Magisterio se han introducido en el mismo Vaticano.

Festejen, amados niños en el Señor, pero no bajen la guardia, porque el enemigo no descansa. Está furioso por la derrota, pero no se rinde fácilmente, nuevamente está agrupando las tropas para llevar a cabo su plan. Oren, oren, oren sin cesar, sigan orando el Santo Rosario, vivan los Sacramentos y abracen al Señor.

Tú, Mi niño, termina la obra de las Horas de la Pasión solicitadas por Mi Hijo y hazlas conocer a la brevedad. Por mandato del Señor, luego de Semana Santa, te llamarás al silencio, dejarás por un tiempo la vida profética para  peregrinar, ayudar y asistir al necesitado, socorre a quien te lo pida y escribe todo lo que se te dicte sobre la Divina Voluntad, la Divina Misericordia y la Divina Providencia.

PARA CULMINAR, QUE MIS NIÑOS AMOROSOS SOLICITEN FERVIENTEMENTE AL SANTO PADRE LA PROCLAMACIÓN DEL QUINTO DOGMA MARIANO, QUE SERÁ LA DERROTA DEL ENEMIGO, SERÁ PUESTO BAJO MI PIE, LA MUJER VESTIDA DEL SOL. Los bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Vuestra Madre, María.”

NOTA: Apreciados hermanos, no importa si dudan del escrito y del vidente o mensajero, eso es lo de menos, PERO NO DUDEN DE LA INFINITA MISERICORDIA DE DIOS, todos somos pecadores y debemos reconocernos como tal, pero con la certeza de que en la Llama de Amor de los Sagrados Corazones, seremos perdonados y transformados en hombres nuevos. En este tiempo de Cuaresma y pronto a vivir la Semana Santa, acompañen al Señor y a María a transitar el Calvario, y juntos a Ellos descubriremos cuánto nos ama Dios Todopoderoso. Que Dios los bendiga a todos y los colme de gracias. Amén.


Fuente:
http://profeciasyrevelaciones.blogspot.com/2013/03/mensaje-de-nuestra-senora-gustavo_19.html

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Gustavo publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/tag/gustavo-velasquez/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario

“Al igual que la naturaleza, nacerán a una vida nueva en el Amor de Dios y abrirán su corazón al Cielo y a las cosas celestiales.”

Medjugorje, Bosnia-Herzegovina
Mensajes de la Reina de la Paz

Mensaje, 25 de Febrero de 2019
Vidente Marija

“¡Queridos hijos! Hoy los invito a una vida nueva. No importa cuántos años tengan: abran su corazón a Jesús que los transformará en este tiempo de gracia y ustedes, al igual que la naturaleza, nacerán a una vida nueva en el Amor de Dios y abrirán su corazón al Cielo y a las cosas celestiales. Yo estoy aún con ustedes porque Dios Me lo ha permitido por amor a ustedes.

Gracias por haber respondido a Mi llamado.”


Mensaje,
2 de Marzo de 2019
Vidente Mirjana

“Queridos hijos, los llamo ‘apóstoles de Mi amor’. Les muestro a Mi Hijo, que es la verdadera Paz y el verdadero Amor. Como Madre, por gracia de Dios, deseo conducirlos hacia Él. Hijos Míos, por eso los invito a que se observen a sí mismos a partir de Mi Hijo, a que lo miren con el corazón y que con el corazón vean dónde están y hacia dónde va su vida.

Hijos Míos, los invito a que comprendan que ustedes viven gracias al Amor y al Sacrificio de Mi Hijo. Le piden a Mi Hijo que sea misericordioso con ustedes, pero también los llamo a la misericordia. Le piden que sea bueno con ustedes y que los perdone, pero, hijos Míos, desde hace tiempo les he rogado que perdonen y amen a todas las personas que encuentren. Cuando comprendan Mis palabras con el corazón, comprenderán y conocerán el verdadero amor y podrán ser apóstoles de ese amor, Mis apóstoles, Mis queridos hijos.

Les doy las gracias”

[La Virgen estaba triste]


Fuente:
https://rosasparalagospa.com/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

28 de Febrero: Historia de la Madonna delle Lacrime, Treviglio-Italia (1522)

28 de Febrero
Año: 1522 / Lugar: TREVIGLIO, Italia
Imagen de la Virgen llora durante 6 horas y el Mariscal francés de Lautrec depuso las armas.  



Historia de la Madonna delle Lacrime


Antecedentes

En los inicios del 1500, la Lombardía es escenario de la lucha entre Francisco I, rey de Francia, y el Emperador Carlos V de Alemania, que quiere apoderarse de las posiciones francesas en Lombardía.

El lugarteniente del rey de Francia en Milán, es el Mariscal Odet de Foix, Vizconde de Lautrec, definido por los escritores de la época “más duro que el diamante, más feroz que un tigre, y más sólido que una roca”.

Los franceses se ven obligados a retirarse a Como y de allí a Lecco. A Treviglio regresa el ducado Sforza.

Algunos en Treviglio, incitados por Giovanni Landriano de la facción imperial, irritan repetidamente a las tropas francesas en retirada, por lo que el general Lautrec ordena la destrucción de la ciudad, como una advertencia a otros países.

El 27 de febrero de 1522 llega a Treviglio la noticia de que Lautrec se mueve de Cremona, con la intención de saquear y destruir la ciudad. Todos los esfuerzos de mediación de los cónsules y del Clero son inútiles. La población, habiendo perdido toda esperanza humana, pone toda su confianza en Dios y en la Virgen María. Las iglesias están llenas y están toda la noche en oración.


Lágrimas de la Imagen

El 28 de febrero, la ciudad despierta en silencio. De repente, una voz se propaga a través de las calles y es recibida con gran emoción:

“¡Milagro! ¡Milagro! La imagen de la Virgen en San Agustín llora y suda”.

¿Qué pasó? A las 8:00 horas de aquel viernes 28 de Febrero de 1522, la imagen de la Virgen pintada en la pared de la iglesia de San Agustín, comienza a derramar abundantes Lágrimas de Sus ojos y sudor en todo Su cuerpo.

Los soldados franceses, constatando el hecho y profundamente impresionados, informan a Lautrec. Éste llega a caballo a la iglesia, entra y descubre que la imagen de Nuestra Señora está teñida de Lágrimas y sudor. En medio de gran emoción, doblando la rodilla delante de la Virgen, trata de secar Sus Lágrimas con un pañuelo, pero vuelven a aparecer. El milagro se prolonga durante seis horas consecutivas.

La ciudad entera se alegra enormemente y el General Lautrec, impresionadísimo, asegura al pueblo de Treviglio su perdón. El General y la mayoría de los oficiales, de rodillas a los pies de Nuestra Señora, deponen las armas y armaduras.

La ciudad, en gratitud a la Virgen, levanta un magnifico templo, monumento a la verdadera fe.

El 14 de Junio de 1617, con la presencia del Cardenal Federico Borromeo, la milagrosa imagen de Nuestra Señora de las Lágrimas se transfiere de la iglesia de San Agustín al nuevo Santuario.

Santuario della Madonna delle Lacrime. Treviglio_Italia.


Fuente:

http://www.apariciones.cl/apariciones-por-tema/54-virgen-de-las-lagrimas-triviglio

http://forosdelavirgen.org/567/nuestra-senora-de-las-lagrimas-de-treviglio-italia-28-de-febrero/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“¡Pastores de la Iglesia, evangelizad con el Decálogo Divino, porque la humanidad va a la deriva por el no cumplimiento de los Preceptos de Dios!”

¡PASTORES DE LA IGLESIA Y DEL HOGAR, RETOMAD LA ENSEÑANZA DEL DECÁLOGO DIVINO Y HACED QUE SEA APRENDIDO Y PUESTO EN PRÁCTICA, POR EL REBAÑO QUE OS HA SIDO PUESTO A VUESTRO CUIDADO!
FEBRERO 24, 2019 / 10:50 AM
SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA PEÑA. BOGOTÁ, COLOMBIA 

Llamado Urgente de la Virgen de La Peña al pueblo de Dios. Mensaje a Enoch.

Mis amados hijitos, la Paz de Mi Hijo esté con todos vosotros y Mi Amor y Protección Maternal, os acompañe siempre.

La lucha entre las fuerzas del bien y las huestes del mal ya comenzó en vuestro mundo. Estad alerta y vigilantes para que podáis repeler los ataques y dardos incendiarios de las fuerzas del mal; orad, Mis hijitos fieles, por la juventud del mundo entero, porque es la más vulnerable y la que menos resistencia le ofrece a Mi adversario. El modernismo y la tecnología están llevando a la perdición a millones de almas de jóvenes; los pecados de la carne se están robando el alma de la juventud.

El desconocimiento del Decálogo Divino está haciendo que muchos a diario lo quebranten, especialmente el Sexto Mandamiento de la Ley de Dios, que dice: No fornicarás, ni adulterarás, ni consentirás, ni cometerás ningún acto impuro. Hijitos, este Mandamiento de la Ley de Dios es uno de los más quebrantados por los hombres y mujeres de hoy; su quebrantamiento está haciendo que se pierdan muchas almas. El infierno está lleno de almas por quebrantar este Mandamiento.

Es tanta la ignorancia espiritual con respecto a este Mandamiento, que muchos jóvenes y adultos, fornican y adulteran con su pareja y luego los fines de semana acuden al Santo Sacrifico e indignamente reciben el Cuerpo y la Sangre de Mi Hijo, como si nada pasara. Estas comuniones sacrílegas están llevando a muchos a la muerte eterna.

¡PASTORES DE LA IGLESIA Y DEL HOGAR, RETOMAD LA ENSEÑANZA DEL DECÁLOGO DIVINO Y HACED QUE SEA APRENDIDO Y PUESTO EN PRÁCTICA, POR EL REBAÑO QUE OS HA SIDO PUESTO A VUESTRO CUIDADO! El quebrantamiento de los Preceptos Divinos es el causante de todos los males de la humanidad; la maldad y el pecado han tomado tanta fuerza, porque no se cumplen los Mandamientos de la Ley de Dios. Los 10 Mandamientos son los pilares, sin cuales no puede haber orden ni comunicación entre Dios y los hombres; son las Normas que rigen el comportamiento humano, necesarias para la sana convivencia en vuestro mundo. El desconocimiento y la falta de cumplimiento de los Preceptos Divinos, es lo que está llevando a esta humanidad a una crisis social, moral, material y espiritual, que de no corregirse, la va a llevar a su propia destrucción y muerte. Los Mandamientos de la Ley de Divina son el puente que comunica a Dios con los hombres cuando se observan y cumplen fielmente. Si la humanidad los acatara y cumpliera, los hombres vivirían en paz y no habría destrucción ni muerte; todo guardaría equilibrio y Dios moraría en medio de vosotros y se haría Su Voluntad.

¡Pastores de la Iglesia, evangelizad con el Decálogo Divino, porque la humanidad va a la deriva por el no cumplimiento de los Preceptos de Dios! ¡Pastores del hogar, es vuestra obligación moral y espiritual, el dar a conocer a vuestros hijos los Mandamientos de la Ley de Dios; por vuestra apatía, desconocimiento y falta de evangelización sobre este tema, es por lo que tanto jóvenes hoy se están perdiendo! ¡No más tecnología mundana en vuestros hogares; controlad su uso y dedicad toda vuestra energía y entereza a la enseñanza de los Mandatos Divinos, para que sembréis en vuestros hijos unas firmes bases morales y espirituales, que los ayuden a restablecer la comunicación con Dios!

Quiero más oración y menos tecnología en vuestros hogares; ayudadme con esto, padres de familia, porque Mi Corazón de Madre de la humanidad está dolorido por la pérdida de tantos jóvenes que hoy yacen en las profundidades del infierno, por la falta de amor, diálogo, oración y ante todo, por la falta de Dios en tantos hogares. ¡Cuento con vosotros, padres de familia; vamos, Mis pequeños pastores, evangelizad con los Preceptos Divinos a vuestros hijos y dedicad más tiempo a la oración, para que el Amor de Dios vuelva a renacer en vosotros, en vuestros hijos y hogares!

Que la Paz de Mi Señor y el Amor y Protección de vuestra Madre, os acompañe siempre.

Os ama, vuestra Madre, La Señora de La Peña.

Dad a conocer Mis mensajes y Mi advocación a toda la humanidad, Mis amados hijitos.


Fuente:
http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Revelaciones del Cielo y del Infierno a Gustavo

Revelaciones del Cielo y del Infierno a Gustavo
Argentina, Enero 2018

Dice Gustavo:

Tres días seguidos tuve la revelación del Juicio a las Naciones, y la separación de los Santos y los que van al infierno.

En el primer día se me presentó en un sueño, mientras dormía, a las 3 de la tarde.

Estábamos todos parados en el Cielo sobre un piso como si fuese de cristal, rodeado de nubes y frente a nosotros (éramos una multitud) había una escalera hermosa de cristal que conducía hacia un Trono de cristal también enorme, brilloso, reluciente.

Al lado derecho del Trono había un atril con un enorme libro. Enorme, blanco, grueso, ancho y alto. Que habría que abrirlo con dos manos por lo enorme que era.

Estábamos todos reunidos frente a este Trono. Estábamos muchos vestidos de grises o de marrón y otros vestidos de blanco reluciente.

Todos hablábamos entre todos, con el del lado, con el del frente, el de atrás y con el que estaba al costado.

Y alrededor nuestro, a ambos lados del Trono, pero entre nuestro piso y el Trono, en ese nivel, que estaban ubicados más elevados que nosotros, había una gran cantidad de asientos y colmado de Ángeles y Santos.

Vi a la Santa Madre de Dios, a tantos Ángeles y tantos Santos reunidos, todos hablaban entre ellos. Comenzaba el Juicio a las Naciones.

Hacia el Trono, sólo estaba la escalera que estaba rodeada de nubes. Cuando se subía por la escalera, había también nubes alrededor. Fuera de eso no había otra cosa, solo la escalera que conducía hacia el Trono.

En el segundo día tuve una revelación en el sueño. Aparece un Ángel hermoso y se escucha como un trueno. Entonces todos nos llamamos al silencio y todo eso que se produce llama al orden.

Y un Ángel grande, hermoso, alto, aparece al lado del Trono de Cristal que estaba vacío todavía, y abre este libro hermoso, grande. Y dice: “Abriremos el Libro de la Vida”.

Se abre el Libro de la Vida y comienza el Juicio de las Naciones. Y empieza a hablar de los Justos, o pasajes bíblicos que hablan de los Justos, que se secarían las lágrimas. Y aparece El Señor, todo el mundo se arrodilla, todos nos inclinamos y nos arrodillamos. Aparece Nuestro Señor Jesús y se sienta en el Trono. Se le coloca una Corona Dorada con piedras preciosas, y El Señor está sentado como un Justo Juez, como un Rey, como Un Soberano.

Y comienza el Juicio a las Naciones y empieza la separación de un lado y del otro. “Serán congregadas delante de Él todas las naciones, y Él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos” (Mateo 25, 32).

Estamos frente al Trono y veíamos al Señor al frente a gran altura, reluciente con Su manto rojo.

Y comienzan a llamar al Reino y llaman a los Santos que habían sido dignos ante la mirada del Señor y fueron blanqueadas con la Sangre del Cordero.

Los esperaban a mi derecha, es decir a la izquierda de Nuestro Señor en un camino que conducía hacia el Paraíso. Estas personas que eran los Santos, los triunfantes, que estaban vestidos de blanco, eran esperadas por dos Ángeles en las puertas del Paraíso.

Había que cruzar por un arco que estaba conformado por tupidas flores, plantas bellísimas. Un arco con mucho colorido y bello perfume. Estos Ángeles les colocaban una corona de flores también y les sonreían y los abrazaban y les decían: “Bienvenidos, bienaventurados Santos del Cielo”; entonces iban al Paraíso, al Gozo del Seno Eterno.

Tal como te había dicho en la primera parte, en la cual veía los dos primeros días con respecto a la coronación de aquellos Santos vestidos de blancos que iban al Paraíso Eterno recibidos por dos Ángeles enormes y majestuosos que los abrazaban y los bendecían y felicitaban por haber sido perseverantes. El Señor mismo, del Trono los saluda sonriente y a todos, entonces tanto la Corte Celestial conformada por Ángeles y Santos, los bienaventurados del Cielo, era una algarabía; cantaban de alegría por estas almas, se sonreían y algunos se abrazaban por estos nuevos Santos. Le cantaban en agradecimiento al Señor por haber sido Misericordioso con ellos.

Solo quedamos, entonces frente a esa plataforma de cristal y que veíamos a mayor altura el Trono de Dios, los que estábamos vestidos de grises, éramos muchas almas.

Estos que estábamos vestidos de grises eran los que estábamos sentenciados para el fuego eterno.

El Ángel que estaba parado frente al Trono Celestial, que había abierto el libro blanco, enorme Libro de la Vida, comienza a leer la sentencia de todos nosotros que estábamos ahí, vestidos de túnicas grises.

Comienza a dictarnos todo y a mostrarnos todos nuestros pecados y todos nuestros crímenes contra el Señor y contra todos nuestros hermanos; todo lo que habíamos hecho por nuestros pecados.

Toda la Corte Celestial y toda la muchedumbre que estaba alrededor de Ángeles y Santos, hacen un silencio rotundo y la mirada de alegría que tenían con los bienaventurados del Cielo es ahora para nosotros mirada de acusación y de sentencia.

Las almas comienzan a caer al ser sentenciadas, debido a sus crímenes y comienzan a caer como rayos, pero rayos oscuros a la velocidad de un rayo en línea recta hacia las profundidades. Dos Ángeles vienen a buscar a estas almas para llevarlas a los abismos.

Dos hermanos; dos personas que estaban delante de mí, eran dos muchachos que habían sido sentenciados, estaban llorando desconsoladamente ante Dios porque sabían cuál era su lugar. No hay nadie que los defienda y son llevados y caen también a la velocidad del rayo. Previamente son llevado frente al Trono de Dios y ahí sentenciados definitivamente a la oscuridad eterna.

Llegó mi momento y cuando el Ángel comenzó a acercarse y al ver que los otros hermanos fueron llevados a las profundidades y nadie los defendió, un miedo enorme invadió mi corazón, mi cuerpo temblaba, mis manos temblaban, yo lloraba, mis pies temblaban también, una desolación y una angustia nunca antes sentida en vida invadió todo mi ser.

Con mi mirada buscaba a la Santa Madre para que me defendiera, buscaba a alguien que saliera y abogara por mí, buscaba a mis padres, a mis seres queridos, a mis hermanas, mis hermanas de carne (tengo dos hermanas gemelas), no los encontraba entre los Ángeles y los Santos. A mis padres tampoco los veía pero sí vi a los Santos y a los Ángeles y me miraban con un rostro acusador, con una mirada acusadora, con ojos acusadores y de sentencia.

María Santísima recuerdo que lloraba, le caían Lágrimas de los Ojos, pero no emitía ninguna palabra de consuelo. ¡Ninguna palabra!

Me acuerdo que miraba para todos lados y no encontraba a nadie y hasta pedía por favor que alguien me socorriera, alguien que me auxiliara, alguien que abogara por mí.

¡Por favor, no me abandonen!, —decía yo desconsoladamente, con lágrimas en los ojos, y hasta rogaba, y de rodillas, pero ya era demasiado tarde.

El Ángel corre la siguiente página del libro blanco, enorme Libro de la Vida, y me llama por mi nombre y empieza a nombrarme todos mis crímenes y todas mis miserias y pecados.

Había sido y hallado culpable, había sido —vuelvo a repetir—, hallado culpable ante la Mirada de Dios por todas mis atrocidades, ante las ofensas que había cometido contra el Creador.

Decía, por favor, no hablen más, sé que soy culpable, tengan piedad de mí; y cuando menos lo esperé y en forma sorpresiva, dos Ángeles vinieron y me tomaron de los brazos y me pusieron frente al Señor, me elevaron, y ellos también se elevaron y junto con ellos me presentaron al Señor, y con Su sola mirada caí a la velocidad del rayo a un precipicio, a las profundidades del infierno, a unas cavernas enormes.

Sí, en una de ellas no había dónde caer, era un abismo sin fin.

Donde fui llevado no había luz, era todo oscuridad. Era una gran habitación, era como un gran salón de altas paredes. El olor era totalmente nauseabundo un olor repugnante, asqueroso, que hacía vomitar.

El calor era terrible y sofocante, un calor que no existe aquí en la Tierra, pero que quema, como que quema todo el ser de uno hasta los pulmones.

Las paredes chorrean como si fuera lodo oscuro y pegajoso, me acuerdo que el piso también era como si fuera lodo viscoso, como si estuviera barroso porque cuando uno pisaba se hundía un poco, muy poco, pero suficiente para caminar con mucha dificultad. Como que el pecado, en las paredes y el piso, estuviera vivo.

No había luz en ese lugar, sólo se escuchaban gemidos, gritos y alaridos y rechinar de dientes.

Sólo la única luz que había, que podía haber en ese lugar era la de los Ángeles, porque la Luz de Dios estaba en los Ángeles, entonces era lo único que iluminaba a ese lugar.

Los Ángeles me llevan a ese salón frente a una gran pared, y a unos escasos metros —acaso uno o dos metros de distancia—, en el lado izquierdo, estaba la otra pared en forma rectangular. Así era ese salón, pero la pared del lado derecho no la podía ver pues estaba muy lejos.

En frente mío había un montón de huecos, como nichos en formas rectangulares, hechos en las paredes. Había almas dentro de algunos de los nichos, otros estaban vacíos. Frente mío, a la altura de mi mirada, había un hueco, un nicho para mí.

Los Ángeles me miran y con sólo la mirada me dicen; esto estaba reservado para ti. Me ubican ahí, ni tuve tiempo para resistirme, y me colocan dentro de ese nicho con los pies hacia dentro, hacia el fondo de este nicho, con la cabeza hacia afuera y mirando hacia abajo con el vientre hacia abajo (posición boca abajo). Este nicho todo es como si tuviera vivo el infierno, es como si tuviera vida propia y este nicho comienza a cerrarse y a tomar el contorno de mi cuerpo.

No solo toma el contorno de mi cabeza, sino de todo mi cuerpo, del cuello para abajo y comienzo a sentir en toda mi alma, porque no solo el cuerpo, comienzo a sentir grandes ganchos que desgarran y tironean; es decir, como si tironearan la carne, como si tironearan la piel, comienzo a sentir grandes dolores y desgarro por todo mi cuerpo y grandes agujas que traspasan mis extremidades, esto se me permitió verlo desde fuera, de verme a mí mismo y en el estado en que me encontraba.

Al lado mío y arriba mío había otros nichos con otras almas, pero me recuerdo al lado mío, una mujer que insultaba a Dios, gritaba, aullaba y gemía y escuché muy bien el raspado de los dientes; el rechinar de dientes, y me acordaba tan bien de ese pasaje bíblico.

Cuando me doy cuenta que los Ángeles me van a dejar allí y veo cómo que se están yendo, empiezo a suplicar y a gritar: “¡Misericordia! ¡Misericordia!” Entonces suplico, ruego, grito, que tenga misericordia de mí, que alguien me escuche que le pidan a Dios, por favor, que me saque de ahí; que no era mi intención ofenderlo.

Pero algo movía mi interior era enojo y odio y comienzo a insultarlo, y paso de rogar en un instante a insultar. Entonces el dolor era más grande y el corazón era lacerado aún más que antes, mucho más lacerado ahora que la propia sentencia estaba dada. La culpa hería mi corazón a lo máximo y transformaba esa culpa en odio, en venganza y odiaba y rechazaba a Dios por no haberme escuchado, por no haberme perdonado.

En un intento desesperado saco la mano derecha pero nada más que eso y como queriendo alcanzar los Ángeles que se iban alejando, y veía, cuando ellos me daban la espalda, como las alas; es decir, como que se unieran de hombro a hombro las alas, también se unían y formaban y veía por medio de esas alas el Rostro del Dios Padre, quien lloraba y le caían las Lágrimas. Los Ángeles también lloraban y le pedían a Dios que tuviera Misericordia de mí. Y escucho la Voz del Padre, de mi Padre, oigo yo que dice: “No puedo hacer nada, hijo Mío, tú decidiste ese camino”. Entonces más odié a Dios Padre, más lo insulté y más grité, y fue así que el lugar era tan nauseabundo y tan horrible, era un lugar de pecado un lugar de laceración, un lugar de rechinar de dientes, un lugar de mortificación para el pecado y los pecadores, y de los impíos del mundo.


Antes de comenzar con la última parte, queremos compartir con ustedes la explicación de Gustavo a una pregunta nuestra, que decía más o menos así: ¿Cómo podían conversar tan amigablemente los de túnicas no blancas con los de blanco sabiendo que habían distintos colores y que por lógica la túnica blanca era la correcta y ellos no la tenían?


Respuesta:

Estábamos ubicados (todas las almas) en una misma plataforma pero separados en dos grupos (uno conformado por los vestidos grises y marrones, y el otro por los vestidos de blanco). No dialogábamos entre ambos grupos pero si nos veíamos y cada uno sabía cuál era el destino. Pero el grupo de los no blancos aun sabiendo cual era el resultado del Juicio se resistía interiormente a tal veredicto divino. Sabía que le esperaba el tormento eterno.

Cuando me desperté de esta revelación fui corriendo a ver el Párroco de una Iglesia en Buenos Aires, y fui porque yo estaba viviendo a una cuadra de distancia de esa iglesia. Fui corriendo a visitarlo y hablar con él, en confesión sobre este tema.

Fue tan grande la impresión del Sacerdote, que el Sacerdote me dice no hay duda que la revelación que tuviste es verdadera porque me has contado con lujo y detalle y te llevó a venir a confesarte en gran profundidad y en gran pesar.

Entonces, estimado hermano, ante esta revelación como puedo, que me recuerdo mis pecados y la condición que debe pasar el pecador eternamente, me hace recordar estas Palabras del Señor.

“Cómo puedo castigar al más pecador que arenas tiene el mar, si aun así se confía en Mi Infinita Misericordia”. Dichas palabras me mueve a unirme a María Santísima como un buen abogado más (no a nivel de María Santísima, que ni le llego ni a los talones), sino que ser un pequeñito abogado que, unido a la gran Abogada, mi apelación se unirá a la gran apelación de María frente a la Santa Trinidad por las almas más pecadoras. Entonces, ¿cómo puedo desearle el mal a otros; cómo puedo desearle las desgracias, cómo puedo desearle a cualquier hermano; aun así sea el más asesino, el más injusto, el más pecador, si aun así yo también soy tan criminal como ese hermano y soy tan digno de ir a la condena eterna?

¿Cómo puedo pedir eso, si también El Señor tiene Misericordia por el pecador?; así la lluvia cae todos los días en distintas partes del mundo para justos y pecadores, para buenos y malos.

¡Ah, hermano mío! ¿Cómo puedo entonces pedir tal escena, pedir tal desgracia, si yo también soy un criminal en pensamientos, en palabra, obra y omisión? ¿Qué me hace más que el otro? ¡Nada!

Preferiría entonces antes que se pierda un alma, perderme yo eternamente, antes y mientras esa alma sea salvada; después de haber experimentado lo que siente un alma en el infierno, ¿cómo puedo desear el mal a otro? ¡Jamás podría pedir eso!, ni por broma siquiera debería pedirlo, ni debo pedirlo ni siquiera.

Entonces, antes esta situación, apelaré por todas las almas y le pido al Señor que Él, que El Sol Eterno, que la Voluntad Eterna, la Voluntad Encarnada hecha hombre, que juntos nos unamos en cada uno de Sus rayos y así iré por distintas partes del mundo en cada oración, en cada gesto, en cada pensamiento y lacerar los corazones con el Amor Eterno, y de esa manera transformar esos corazones de piedra en corazones de carne, y mostrarles cuánto Dios los ama, y de este modo así no se perderá ningún alma; porque en el día del Juicio por estas almas que se han perdido por nuestra culpa nos pedirán cuenta, y dirán: “Tuviste la oportunidad de salvarme y no hiciste nada, tuviste la oportunidad de orar por mí y no hiciste nada, estoy aquí por culpa tuya.”

¡Ay, Dios!, el dolor será extremo, y pido al Señor en estos tiempos, si yo he sido culpable de que un alma se perdió por mí, que tenga piedad de mí, que tenga misericordia de mí.

Así que, hermanos, quería compartirles esto para que lo mediten.

TODO SEA PARA SALVAR ALMAS, TODO SEA PARA SALVAR ALMAS.


Comentario final de Gustavo:

El Señor está de acuerdo como están dando forma a la revelación, se desea que las almas tomen conciencia del peligro que transitan cuando se alejan de Dios y cómo será el Juicio de las generaciones ante el Creador Eterno. El Señor vino para redimir y salvar a todo el género humano, Su Misericordia se derramó para todos sin excepción, pero el alma es libre de elegir el camino. Es por eso que la Santa Madre, Corredentora y Mediadora de todas las Gracias, ante Dios aboga por la salvación de todos Sus hijos sin distinción alguna. De manera constante está en búsqueda de llevarlos a todos por el conducto perfecto y de salvación eterna: Cristo Jesús.

Darle un giro al libre albedrío con la aceptación voluntaria del alma de los designios de la Divina Voluntad.

Voluntad Eterna que rechazaron los primeros padres para hacer la propia, de la mano del pecado. Es por eso que luchamos con nuestra propia carne, que desea hacer su propio camino lejos del Divino Querer.


Fuente:
https://oracionesydevocionescatolicas.com/revelaciones_gustavo_1.htm

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Gustavo publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/tag/gustavo-velasquez/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario

22 de Febrero: Santa Margarita de Cortona (1247-1297) Cuerpo Incorrupto

Tomado de La Leyenda de Oro para cada Día del Año – Vidas de Todos los Santos que venera la Iglesia – Madrid-Barcelona, 1844 – Tomo I, Febrero, Día 23, Página 373.



Santa Margarita de Cortona

Margarita, llamada vulgarmente de Cortona, porque vivió muchos años y murió en esta ciudad, nació en el lugar de Laviano, del obispado de Chiusi o Quiusi en el estado de Toscana, por los años de 1250. Sus padres fueron de humilde condición: su oficio era trabajar en el campo como pobres jornaleros; pero sus costumbres eran honradas y virtuosas. Así que llegó Margarita a la edad de siete años perdió a la madre; y pasando pocos años después su padre a contraer segundo matrimonio, empezó Margarita a seguir las malas inclinaciones de la naturaleza: se entregó a una vida libertina, y se dejó cautivar del torpe amor. Siendo muy viva, de agudo ingenio y hermosa, se aficionó a los placeres, a la vanidad y a las lisonjas del siglo, y cayó infelizmente en los lazos del demonio, y en las redes de aquellos malvados que procuraron con sus engaños hacerla perder la inocencia y castidad. En efecto, se abandonó Margarita de tal modo a la liviandad, que en la flor de sus años llegó a ser el escándalo de todo el país, menospreciando las amonestaciones caritativas de su padre, y las reprensiones, tal vez sobrado ásperas, y duras de su madrastra. Por fin, se enlazó en una torpe amistad con un joven caballero de la cercana ciudad de Monte-Policiano, donde Margarita pasó a vivir, y en donde llevó con este joven una vida escandalosa por espacio de nueve años. Estaba Margarita sumergida en este profundo abismo de males, a que sus desordenadas pasiones la habían precipitado, cuando el Señor se dignó mirarla favorablemente. y usar con ella de su Infinita Misericordia, por medio de un funesto accidente que acaeció a su infeliz amante, y fue en esta forma. Había salido este infeliz joven un día de la ciudad seguido de una perrilla de Margarita, cuando de improviso le asaltaron y acometieron sus enemigos, que tal voz eran sus rivales, los cuales, dándole muchas heridas, le dejaron muerto allí mismo; y para ocultar su homicidio echaron el cadáver en un hoyo, cubriéndole de tierra y ramas de árbol. Volvió la perrilla a casa de Margarita dando tristes aullidos, cosa que la hizo recelar no hubiese sucedido alguna desgracia a su joven caballero. Pero pasando dos o tres días sin que su amanto viniese a verla, crecieron tanto en Margarita sus recelos o sospechas, que llena de susto y sobresalto, se fue por la misma senda por donde él se había encaminado, seguida de la misma perrilla; la cual así que llegó al lugar en que estaba escondido el cadáver, se paró y empezó de nuevo a dar tristes y funestos aullidos, escarbando la tierra con sus manecillas, como que quería descubrir alguna cosa. Entonces se acercó allí Margarita, y apartando con sus manos las ramas y la tierra que cubrían la hoya o sepultura, vio el cuerpo de su desgraciado amante; pero ya tan desfigurado, tan comido de gusanos y hediondo, que exhalaba un hedor intolerable.

2 A vista de este espectáculo tan horrendo, quedó Margarita atónita y como fuera do sí, llena de pavor y miedo: la asaltaron en este mismo instante a su espíritu una multitud de consideraciones melancólicas: de una parte consideraba el estado miserable del cuerpo de aquel joven que tanto había amado; y que aun era mucho más miserable el de su infeliz y desventurada alma: de otra parte, mirándose a sí misma y el estado infeliz de su propia alma, la consideraba delante de Dios mucho mas desfigurada y cubierta de gusanos que aquel cadáver hediondo y podrido. Entonces toda horrorizada de sí misma, y del peligro a que estaba expuesta a cada momento de caer en las llamas del infierno y de perderse eternamente, empezó a implorar la Divina Misericordia, y arrojándose en el suelo se deshacía en un copiosísimo llanto: y obrando la gracia de Dios en su corazón, penetrada de un vivo dolor y de un íntimo arrepentimiento de sus pasados desórdenes, no pensó ya sino en mudar de vida, y en borrar sus culpas con una verdadera y proporcionada penitencia.

3 A este fin se partió luego de Monte-Policiano, para huir de los peligros de pecar. Se volvió a Laviano, donde inmediatamente fue a echarse a los pies de su padre, pidiéndole perdón de sus disoluciones, de su desobediencia y de los muchos disgustos que le había dado; suplicándole con muchas lágrimas y suspiros salidos del centro de su corazón, la admitiese en su casa, así como aquel padre del Evangelio admitió en la suya a aquel su hijo pródigo, después de haber llevado una vida escandalosa semejante a la suya. El padre, enternecido de las lágrimas y humildad de su hija, fácilmente la hubiera acogido en su casa, si no le hubiese detenido la resistencia de su mujer, que conservaba contra Margarita toda la dureza y malignidad de una madrastra. Margarita sufrió con paciencia y tranquilidad de espíritu este desaire de su padre; y deseosa de reparar públicamente los escándalos, que con sus públicas disoluciones había dado a los vecinos de Laviano, en ocasión que todo el pueblo estaba en la iglesia, compareció Margarita en ella vestida de un saco y con una soga al cuello; y puesta de rodillas, las manos juntas, y deshaciéndose en lágrimas, pidió a todos en altas voces la perdonasen sus pasadas profanidades y sus muchos escándalos.

4 Parece que esta pública humillación en una mujer joven que conservaba toda la belleza y espíritu, de que la había dotado la naturaleza, debía enternecer a todo el lugar, y ganarse el afecto y cariño de todos sus parientes; pero sucedió al revés; porque ellos tomaron de aquí ocasión para enfurecerse mucho más contra Margarita. La madrastra en particular la persiguió con tanto encono, que no paró hasta que con sus malas artes logró hacerla desterrar de la parroquia, como mujer desvergonzada e insensata.

5 Viéndose Margarita abandonada de sus parientes y desechada de sus paisanos, se vio fuertemente tentada de volver a sus antecedentes disoluciones; pues hallándose todavía joven, de edad de veinte y cuatro años, y conservando toda su hermosura, le parecía poder gozar aun mucho tiempo de los placeros y de las vanidades del mundo. Pero Dios, que misericordiosamente había empezado la obra de su conversión, la sostuvo en aquel combate, y la hizo salir victoriosa de tan maligna tentación; porque inspirada del mismo Señor, padre de toda consolación, se partió a la cercana ciudad de Cortona, donde una buena señora la recibió en su casa, con todo aquel agrado y cariño que Margarita podía desear. De aquí se encaminó a la iglesia del convento del Padre San Francisco, y puesta a los pies de un religioso, hizo una confesión general de todas sus culpas, con tan extraordinaria contrición de ellas, que deshecha en llanto, allí mismo pidió ser admitida a vestir el hábito de penitente de la tercera orden del seráfico Patriarca. El confesor la acogió benignamente, y la animó a seguir la penitencia que había comenzado, a fin de satisfacer a la Justicia Divina, ofreciéndola su ayuda y asistencia, dándola asimismo esperanza de conseguir de los superiores el hábito de penitente que tanto deseaba; el que con todo no pudo obtener sino después de tres años; porque los religiosos, temerosos de la inconstancia de una mujer moza, se detenían en darla gusto en su pretensión; diciendo que si sucediese su recaída después de haberla vestido el santo hábito, seria en descrédito de su enseñanza y en deshonor de su Orden.

6 Luego que Margarita se vio vestida del santo hábito de la Tercera Orden, se entregó con nuevo fervor a los ejercicios de penitencia: de modo que en adelante su vida fue un conjunto de mortificación y humildad. El amor de Dios, que se hizo dueño de su corazón, extinguió en ella el amor del mundo: de suerte, que los placeres y vanidades del siglo, que habían sido el ídolo de su corazón, la eran ya un objeto de horror y aborrecimiento. Llevaba una vida muy retirada en una pobre casa y estrecho aposento, del cual no salía sino para ir a la iglesia. Observaba un ayuno continuo y riguroso, comiendo ordinariamente solo pan y agua; a que añadía en los días festivos algunas nueces o frutas secas, o legumbres sin cocer: dormía poco echada sobre la tierra desnuda, y teniendo debajo de la cabeza una piedra por almohada: pasaba en oración la mayor parte de la noche, llorando a los pies de un Crucifijo las ofensas hechas a la Divina Majestad. Había concebido un odio tan grande contra su cuerpo, instrumento de tantas culpas y escándalos, que no satisfecha de extenuarle con asperísimas penitencias y continuos ayunos, estaba resuelta a desfigurar su rostro cortándose los labios o las narices, o abriéndose las mejillas con algún instrumento, a fin de ponerse fea y horrible a los ojos de los hombres; y lo ejecutara, si su confesor, a quien profesaba una perfecta obediencia, no se lo hubiera prohibido.

7 Rabioso el demonio de ver tanta virtud y penitencia en Margarita, la asaltó con muchas y furiosas tentaciones; mas ella recurriendo a Dios con fervorosas oraciones, e implorando con muchas súplicas la poderosa intercesión de la Virgen Santísima, salió siempre victoriosa. Después que Margarita se hubo ejercitado algunos años en esta vida de tanto rigor y penitencia, fue favorecida de Dios con el don de una contemplación sublime; con el de lágrimas, el de hacer milagros, y el de conocer los secretos del corazón y de la conciencia. Estos dones y gracias sobrenaturales, unidas a los ejemplos de su santa vida, conciliaron a Margarita el amor y el respeto de los ciudadanos de Cortona, que la veneraban como a otra Santa Magdalena. La fama de su heroica virtud se extendió por muchas partes, y venían a Cortona muchas personas de lugares muy distantes sólo por ver a Margarita, y admirar los prodigios de misericordia que Dios había obrado en ella, quedando todos edificados de su vida ejemplar y penitente; y no eran pocos los que oyéndola hablar de materias espirituales, se compungían, dejaban sus vicios y se convertían al Señor; porque hablaba en estos asuntos con tanta dulzura, suavidad y unción, que ganaba para Dios a cuantos tenían la dicha de oírla: de suerte, que la que en otro tiempo había sido lazo del demonio para perder la incauta juventud, era un instrumento de la Divina Misericordia, para sacar a muchos pecadores del atolladero de sus vicios, y restituirlos al camino de la salvación. En la historia de su vida se refieren muchísimas de estas conversiones que Dios obró por medio de Margarita; pero nosotros sólo referiremos los dos casos siguientes.

8 Un mozo travieso y rico tenía en su poder la mujer de un ciudadano con mucho escándalo de la ciudad: sentía mucho su madre este desafuero, así por el infeliz estado de la conciencia del hijo, como por el escándalo del pueblo, y el riesgo manifiesto de algún desastre. No pudiendo acabar con él ni con ruegos ni con lágrimas que despidiese a la adúltera, tomó por medio recurrir a la Santa, para que con sus oraciones alcanzase de Dios sacase aquel mozo del peligroso estado en que vivía. Margarita, compadecida de aquella desdicha, ofreció sus oraciones: mas la madre se persuadió, que si se llevaba alguna cosa que habían tocado sus manos, sería su total remedio. Con esta aprensión le pidió la diese alguna alhajilla suya o algún pedazo de su ropa; pero Margarita, escandalizada de la propuesta, le dijo se dejase de impertinencias, que ella era una pecadora: pero porfiando todavía en su pretensión, hizo con cierta cautela que la diese un pedazo de pan de su propia mano, y con esto partió de la casa contenta. Puso el pan cautamente en la mesa de su hijo, y habiéndole comido, se halló repentinamente tan mudado, que aquel mismo día despidió a la adúltera, y con propósito firme de no volver al vómito, confesó sus culpas, y se partió de la ciudad para alejarse del peligro.

9 Un hombro que se había entregado enteramente al vicio de la sensualidad, se hallaba muy afligido, porque conociendo su perdición, se sentía sin fuerzas para resistir la violencia de la pasión: y para romper la cadena de la mala costumbre, le pareció recurrir a las oraciones de Margarita, cuyas maravillas en punto de conversiones eran tan frecuentes: la rogó, pues, con mucha instancia se apiadase de su miseria: la Santa le acogió benignamente, animándole a esperar en la Divina Misericordia: diciéndole, que pues creía que la había sacado a ella del atolladero del vicio y puesto en camino de salvación, no debía dar entrada a la desconfianza; pues el Señor había obrado en ella esas maravillas de Su Poder, para alentar a los pecadores que tuviesen noticia de ellas, a esperar en Su Bondad y Misericordia.

10 Se despidió el hombre lleno de confianza; y la Santa hizo oración por él, con tan feliz efecto, que el hombre se sintió del todo mudado, y amortiguado en sí el fuego de la lujuria: lloró sus pecados, y satisfizo por ellos a la Justicia Divina con una ejemplar y verdadera penitencia.

11 Había pasado Margarita veinte y tres años en estos ejercicios de mortificación y penitencia, y en la práctica de toda suerte de obras buenas, cuando extenuada de estos rigores, y consumida del fuego celestial del Divino Amor, sintió acercársele el fin de su vida: dio aviso de ello a su confesor, para que la asistiese en aquel último lance, y la fortaleciese con el celestial Pan del Santísimo Sacramento. Estuvo diez y siete días sin comer ni beber cosa alguna, sustentándose con el alimento de la Divina Palabra: no se conocía en ella más enfermedad que la falta de pulsos: no sentía dolor alguno; porque era tanta la abundancia de celestiales consuelos de que gozaba su espíritu, que estaba siempre como distraída y fuera de sí: y no se le oían otras palabras, que ardientes jaculatorias y dulcísimos coloquios con su Divino Esposo. Recibió con gran devoción y ternura los Santos Sacramentos, y abrazada con un Crucifijo, puestos sus labios en la Llaga del Costado, con rostro alegre y sereno entregó su espíritu al Creador, a 22 de febrero de 1297, a los cuarenta y nueve años de su edad, y veinte y cinco de su conversión, empleados en su admirable penitencia.

12 Luego que expiró exhaló su cadáver una fragancia suavísima; quedó tratable y flexible; y mucho más hermoso que cuando era vivo. A la hora que expiró, un gran siervo de Dios vio subir su alma gloriosa a los Cielos, acompañada de una numerosa comitiva de almas que habían salido del Purgatorio, y que hacían más solemne su triunfo.

13 Luego que los ciudadanos de Cortona tuvieron noticia del feliz tránsito de Margarita, dieron un público testimonio del elevado concepto que habían formado de sus virtudes. Pusieron guarda a su féretro, revistieron su cuerpo de una túnica rica de color encarnado; y con asistencia del Clero, nobleza e innumerable concurso, le llevaron por las calles más públicas a la iglesia del gran Padre San Basilio, donde le colocaron en un sepulcro nuevo que la tenían prevenido. Ilustró el Señor a la Santa con muchos milagros después de su muerte; de modo que creciendo la devoción de los fieles se reparó aquella iglesia que amenazaba ruina, y se levantó en ella una capilla muy suntuosa, en que se colocó el cuerpo de la Santa. Esta iglesia la dio Eugenio IV a los frailes menores, y se edificó en ella un convento, que hoy se llama de Santa Margarita. Su cuerpo después de tantos siglos se conserva aun incorrupto.

14 La ciudad de Cortona, excitada de los muchos milagros que obraba Dios por los méritos e intercesión de la Santa, empezó a celebrarla fiesta todos los años en el día de su tránsito, sin tener permiso de la Silla Apostólica. Después León X, pasando por Cortona, quiso informarse de los milagros que se decía haber obrado Dios por intercesión de Santa Margarita, los cuales se conservaban escritos en un proceso antiguo, formado en tiempo de Clemente V, y quiso por sí mismo cerciorarse de la incorrupción de su cadáver; y en vista de todo expidió bula, en que permitió se continuase la fiesta que se le hacía en Cortona todos los años. Después Urbano VIII en el año 1624 expidió otra bula, en que la beatificó solemnemente, señalándola Oficio Divino y Misa, con extensión a todas las tres Órdenes de San Francisco. Y por fin, continuando Dios en obrar nuevos milagros por intercesión de la Santa, se pidió a la Silla Apostólica su solemne canonización; y habiéndose examinado prolijamente estos milagros, y aprobándose cinco de ellos, Benedicto XIII la canonizó solemnemente, con las formalidades y pompa que ahora estila la Iglesia.

Basílica de Santa Margarita, Cortona-Italia.


Fuente:
https://books.google.co.ve/books/about/La_Leyenda_de_Oro_para_cada_dia_del_a%C3%B1o.html?id=7SEMOaLhxFwC&redir_esc=y

Publicado en Mensajes | Etiquetado , | Deja un comentario

Pedido de Oración de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción del Río Luján por Venezuela

Mensaje de Nuestra Señora a Gustavo
PEDIDO DE ORACIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DEL RÍO LUJÁN POR VENEZUELA. URGENTE.
Buenos Aires, Argentina – 14 de Febrero de 2019

Amados hijitos Míos. Hoy vengo a todos Mis niños para pediros que oréis incesantemente por Venezuela. Oren el Santo Rosario para que la paz sea posible. Llamo a todas las naciones para que pidan a Dios Eterno su pronta intervención misericordiosa en esta nación, no con violencia o agravios que alimentan los planes oscuros de satanás.

Como vuestra Madre Celeste, llamo al pueblo de Venezuela a que dejéis las contiendas y confrontaciones, violencia contrarrestada con violencia trae más violencia, solo se puede conseguir la paz si buscáis verdaderamente la concordia desde el corazón y no solo con gritos y atropellos. Veo en vuestros corazones el deseo de venganza y odio de hermanos contra hermanos confrontados en orgullo, deseos de poder y desgracias, tales deseos no provienen de Dios sino del enemigo del alma.

Dejad todas vuestras falsas creencias y volved al Dios Único, arrepentidos de corazón y no en simulaciones de teatro. Os ruego, amados niños, dejad por un instante las disputas y abrazad a vuestros hermanos con el corazón, uníos como verdadero pueblo de Dios que sabe deciros unos a otros: PERDÓN.

El enemigo ha planeado destruir a Venezuela desde la raíz, borrar todo vestigio católico, repartir todos sus recursos en otras naciones, devastarla como nación soberana y esclavizar a sus habitantes según la voluntad de las tinieblas, el tiempo de la ejecución de sus planes se aproxima rápidamente, es cuestión de días para la aplicación de sus deseos para que ingreséis en un baño de sangre nunca vista en la tierra venezolana. Soy vuestra Madre y he pedido a Mi Señor poder asistiros con Mi intervención maternal para romper los planes oscuros del demonio. Para ello, pido prontamente la exposición del Santísimo, de Nuestro Señor Eucarístico, en gran procesión en toda Venezuela, que las calles sean transitadas por el Señor de Señores, Jesús, el Salvador, en quien está la Verdad y la Vida Eterna.

Arrodillaos frente a Jesús Sacramentado y pedid perdón por todos vuestros pecados que Dios es lento para el enojo, caminad en oración y con un corazón contrito por haber ofendido a Dios, por tantas desobediencias y rebeldías. Caminad detrás del Señor y orad el Santo Rosario, curad Sus Heridas con cada cuenta de amor.

¿Queréis una Venezuela libre, lejos de todo mal?

Entonces volved al Señor, renovad las promesas y juramentos con el Creador, sin demoras, se fiel al Señor y escuchad por un instante a María, la Mujer Vestida de Sol.

SOLO CON EL PERDÓN, EL SILENCIO, EL AYUNO, LA PENITENCIA Y LA ORACIÓN VENCERÁN AL DEMONIO.

MIS NIÑOS, NO DEMORÉIS EN REALIZAR MI SOLICITUD PORQUE EL ENEMIGO HA PUESTO FECHA PARA RECLAMAR Y TOMAR A VENEZUELA COMO SUYA, FINES DE FEBRERO.

PEDID PERDÓN A DIOS Y  PERDONAD A VUESTROS HERMANOS.

¡PERDÓN, PERDÓN, PERDÓN!

Orad para que vuestros gobernantes cambien sus corazones de piedras por corazones de carne, sensibles a la Voz de Dios, lo mismo para  ustedes, pedid para que llegue pronto un gobernante acorde a la Voluntad de Dios, NO  CONFIÉIS EN AQUELLOS QUE HOY SE PRESENTAN COMO SUS SALVADORES, ESCONDEN SU VERDADERO ROSTRO, TRABAJAN PARA LAS TINIEBLAS. PEDID POR UN GOBERNANTE AGRADABLE A LA MIRADA DEL ALTÍSIMO.

No pidáis venganza sino misericordia, aprended de la Parábola del Hijo Pródigo y de la Ciudad de Nínive en el Antiguo Testamento.  Todo es posible si todos juntos, desde el primero al último, pobres y ricos, poderosos y trabajadores, se unen en un solo clamor dirigido a Dios Todopoderoso.

Haced conocer prontamente Mi encargo, que recorra toda Venezuela sin distinción de credos o sectores, Yo soy Madre de todos. Que llegue a la Jerarquía de la Iglesia local lo más pronto posible. Si preguntáis, de dónde viene este mensaje, decid que la Mamá Celeste va en búsqueda de cada uno de Sus hijos venezolanos, llamando a la puerta de cada corazón para que escuchéis y recibáis Mi urgente llamado. Debéis saber que si hacéis caso omiso a Mi voz, lo que viviréis será aún peor. Os ruego, abrid vuestros corazones y disponed vuestras almas para dejaros renovar por el Divino Querer.

Llamadme e iré corriendo a rescataros y os resguardaré en Mi Corazón Inmaculado. Siempre estoy con ustedes, os bendigo desde Argentina, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.


Fuente:
https://shub-regresen.000webhostapp.com/2018/10/blog
https://oracionesydevocionescatolicas.com/portada.htm

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Gustavo publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/tag/gustavo-velasquez/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 3 comentarios

22 de Febrero: Aparición de la Virgen y Multiplicación del Pan de los Pobres (1550)

22 de Febrero
Año: 1550 / Lugar: POGGIO DI CASTEL SAN PIETRO, Italia
Madonna de Poggio / Multiplicación del Pan de los Pobres
Vidente: Antonia Bedini



Aparición de la Virgen en Poggio di Castel San Pietro


Antecedentes

El Santuario de la Santísima Virgen en Poggio di Castel San Pietro se encuentra en el lugar de la Aparición, provincia de Bolonia. Para el año 1500, dicho territorio depende de la ciudad de Bolonia, y sus muchos “castillos” y “aldeas fortificadas” forman sus muros defensivos. Las familias poderosas que dominan Bolonia están en constante revuelta por el poder, y contra el gobierno papal del que dependen.

Los rumores de la guerra, y el paso continuo de ejércitos que exigen alojamiento y comida gratis, lo destruyen todo, agravando considerablemente la condición de pobreza y miseria en que se encuentra la población. Los campesinos se ven obligados a proporcionar alimentos para la ciudad donde viven los señores que tienen feudos y villas en la campiña, mientras se hunden en su pobreza. Las crónicas de la época informan que muchos habitantes del campo, obligados por el hambre, buscan refugio en las ciudades donde esperan encontrar algún medio de supervivencia.

En este período, además, estalla la Reforma protestante, haciendo sentir sus influencias incluso en Italia. Lutero, quien murió en 1546, cuestiona el culto católico de la Virgen, que considera excesivo y paganizante; él niega que María tenga el poder de interceder por Sus fieles.

Aparición de la Virgen

En este contexto histórico y religioso de pobreza y protesta, la aparición de la Virgen en Poggio di Castel San Pietro a una anciana pobre, mendiga y ciega, se lleva a cabo el 22 de Febrero de 1550. La Aparición de la Virgen está documentada por una preciosa pintura pequeña, obra que aún se puede admirar colgada en la pared derecha en el presbiterio del Santuario. Fue donado el cuadro que aún recuerda el evento, por el Obispo de Bolonia, Mons. Giovanni Campeggi, en una visita pastoral a Castel San Pietro el 15 de Octubre de 1554, solo cuatro años después del evento. La pintura retrata la fachada del Santuario, en su forma original, no muy diferente a la actual; en medio del camino, la Virgen habla a una pobre anciana que se apoya en un palo y sostiene la corona del rosario en la mano.

En la parte inferior del cuadro está escrito en latín:

«En el año del Señor 1550, el 22 de febrero, la Santísima Virgen María, en la forma que aparece aquí, se mostró a Antonia Bedini, que estaba pidiendo un poco de pan. La Madre Santísima le dijo:

Entra en la casa, y en el armario encontrarás lo que necesitas y estás buscando; en él lo encontrarás mientras vivas.»


Milagros

Al entrar en la casa, la mujer encuentra el pan que necesita, que ya no le faltará hasta el día de su muerte, que tuvo lugar el 1 de enero de 1551; además, ella nota que está curada de su ceguera. La noticia del evento se difunde con gran rapidez y la devoción a la Virgen crece cada día más, por lo que en marzo de 1551 comienza de inmediato la construcción de una pequeña iglesia que se fue ampliando progresivamente.


El Santuario

En una pared interior de la iglesia, una inscripción existente hasta mediados del siglo XVIII, escrita en latín, informaba sobre un precioso testimonio tomado por un notario público el 14 de octubre de 1741, antes de que los albañiles la destruyeran para su restauración, que dice:

“Aquí, con innumerables milagros de todo tipo, con la ayuda de todos los fieles, esta iglesia fue construida desde los cimientos, en el año del Señor 1551”.

Son precisamente los milagros y las muchas gracias, a través de los cuales la Misericordia de Dios y la Intercesión de la Santísima Virgen María se manifiestan a los fieles, dando crédito a la historia de Antonia Bedini.


La Imagen

El Santuario tiene su centro devocional en una hermosa imagen muy probablemente, de la escuela de Francia; que podría atribuirse al hijo de Francesco, Giacomo, recordado por sus contemporáneos como un conocido “pintor de Madonnas”. La dulzura suave y natural del estilo renacentista nos da una de las madonnas más hermosas de los 1500: la dulce mirada de la Virgen está fija en el observador, y las manos sostienen suavemente al Niño, como para indicar que Él es la causa de nuestra salvación y el motivo de toda nuestra esperanza.


El Pan de los Pobres

Todos los años, con motivo de la fiesta de la Beata Virgen de Poggio, después de la solemne celebración de la Eucaristía, se bendice el “pan de los pobres”, que se distribuye como un signo de hermandad y protección para todos; pan que alimentó a la pobre Antonia en 1550.


Fuente:
http://www.donbosco-torino.it/ita/Maria/calendario/04-05/02-Madonna_Castel_S_Pietro.html
http://forosdelavirgen.org/556/virgen-maria-de-poggio-italia-22-de-febrero/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Milagro Eucarístico de Weiten, Austria (1411)

608º Aniversario
Año: 1411 / Lugar: Iglesia Parroquial de WEITEN, Austria
Milagro Eucarístico

Pintura antigua, presente en la Parroquia de Weiten con la representación del Milagro.



Milagro Eucarístico de Weiten

Durante el siglo XV ocurrieron en Austria muchos robos de Hostias consagradas. Por este motivo, los religiosos del lugar crearon la costumbre de conservar las Partículas en la sacristía. A pesar de estas precauciones, en 1411, un ladrón logró robar una Hostia Consagrada de la iglesia parroquial de Weiten. Pero, durante el viaje de regreso, la Partícula cayó a tierra. Sólo algunos días después una mujer piadosa la encontró. La Hostia estaba radiante, dividida en dos partes que se unían solamente por unos filamentos de Carne Sangrante…

Iglesia parroquial de Weiten.

 

 

 

 

 

 

En la iglesia parroquial de Weiten un ladrón logró entrar en la sacristía para apoderarse de una Hostia Consagrada. La escondió en uno de sus guantes y montó en su caballo para dirigirse al pueblo vecino de Spitz. Decidió evitar la vía principal tomando la que pasa a través de la fosa de Mühldorf, conocida como «Am Schuß».

Cuando se encontró en el punto en el que hoy yergue la iglesia construida en honor al Milagro, el caballo se detuvo y no quiso dar un paso más a pesar de los golpes del látigo. Algunos obreros que trabajaban en los campos se acercaron para ayudar, pero el caballo estaba como petrificado. De pronto, el animal partió al galope junto con el dueño y sin que éste se diese cuenta, la Hostia resbaló del guante y cayó en la tierra.

Capilla construida en el lugar exacto donde fue hallada la Hostia.

Sólo algunos días después, la señora Scheck de Mannersdorf se encontraba pasando por el mismo camino, cuando vio que cerca a unas matas brillaba una fortísima Luz en cuyo centro estaba la Hostia. La mujer la recogió y maravillada notó que ésta se hallaba fraccionada en dos partes, unidas solamente por unos filamentos de Carne Sangrante. Conmovida por este Prodigio, hizo construir en ese mismo lugar una pequeña capilla como signo de gratitud. La noticia se difundió rápidamente y el lugar se convirtió pronto en meta de peregrinaje. Poco después, se hizo necesario construir una iglesia para poder acoger al número cada vez más creciente de peregrinos que se acercaban para venerar la Preciosa Reliquia.


Fuente:
Carlo Acutis: Weiten-spanish

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario