Caminata de la Encarnación

Caminata de la Encarnación

La Caminata de la Encarnación comienza el 25 de Marzo, día de la Anunciación del Ángel a la Virgen, y termina el 25 de Diciembre. La Caminata dura nueve meses: Desde el día de la Encarnación del Hijo de Dios en el purísimo Vientre de María, hasta el día del Nacimiento del Niño Jesús, el 25 de Diciembre. Es como acompañar a la Virgen, durante nueve meses, en ese camino de la Encarnación de la Palabra de Dios.

Esta devoción se rezará con mucha fe, esperanza y amor a Dios y a Su Purísima Madre, y se pedirán tres gracias muy difíciles (siempre las mismas).

La Señal de la Cruz

†  Por la Señal de la Santa Cruz,
  de nuestros enemigos,
  líbranos, Señor, Dios nuestro.

  En el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


Oración Inicial

¡Oh, Virgen Santísima y Consagrada! Primero fuiste Santificada, que Nacida y Creada. Para ser Madre del Verbo Divino fuiste, del Eterno, Preparada, y por el Espíritu Santo, Iluminada.

Te ruego, Virgen y Madre de Dios, que si en este día hubiese en el Cielo o en la Tierra, alguna sentencia rigurosa contra nosotros (familiares o patria…) sea por Ti, Virgen Santísima, apartada y por el Espíritu Santo revocada. Amén.

V:  Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal.
R:  Por Jesús, María y José, líbranos, Señor, de todo mal (TRES VECES). Amén.


Virgen de la Encarnación

¡Oh, Virgen de la Encarnación!
Mil veces Te saludamos,
mil felicitaciones Te damos
por el gusto que tuviste,
cuando Dios en Ti Encarnó.
Pues eres tan Poderosa,
¡oh, Virgen y Madre de Dios!,
concédeme lo que Te pido,
por el amor de Dios.

  • Se pide la primera gracia, y se reza la 1ª Salve.

SALVE REGINA
(La Salve)
[1]

¡Dios Te Salve, Reina y Madre!  ¡Madre de Misericordia!  ¡Vida, Dulzura y Esperanza nuestra, Dios Te Salve! A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues, Señora, Abogada nuestra!, vuelve a nosotros esos Tus Ojos Misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de Tu Vientre. ¡Oh, Clemente! ¡Oh, Piadosa! ¡Oh, Dulce, siempre Virgen María!

  • Se reza: Virgen de la Encarnación… Luego se pide la segunda gracia con la 2ª Salve.
  • Se reza: Virgen de la Encarnación… Y se pide la tercera gracia con la 3ª Salve.


Oración Final

Acuérdate, ¡oh, Madre Santa!, que jamás se oyó decir, que alguno a Ti haya acudido, sin Tu Auxilio recibir. Animado (a) con tal confianza, a Ti acudo, ¡oh, Virgen de la Encarnación!

¡Oh, Madre de mi Señor Jesucristo! A Ti vengo,  a Ti me presento con temor de mis pecados; no quieras menospreciar mis oraciones y mis palabras. ¡Oh, Madre mía! Por el Misterio de Tu Santísima Encarnación, óyelas y cúmplelas con Misericordia, por el Amor de Dios.  Amén.

R:  Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar:
En el Cielo, en la Tierra, en las profundidades del abismo
y en todo lugar (TRES VECES). 
Amén.


[1] La Salve se canta, se reza de rodillas, de pie o con brazos en cruz. Cinco años de indulgencia.

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.