8 de Diciembre: Aparición de la Virgen de los Milagros de Caacupé, Paraguay (1603)

8 de Diciembre
Año: 1603 / Lugar: CAACUPÉ, Paraguay
Aparición de la Virgen de los Milagros de Caacupé
Vidente: indígena guaraní, José



Aparición de la Virgen de los Milagros de Caacupé

En Caacupé, la Ciudad de los Milagros, rodeada de colinas, arbustos y una vegetación increíble, dones que la Divina Providencia por Su Bondad ha regalado a estas tierras, surge el Santuario Mariano más importante de Paraguay.

La Imagen de la Virgen de los Milagros de Caacupé fue esculpida por un artista indígena a inicios del siglo XVII, como exvoto hecho por el escultor, debido al milagro de la Virgen ante una situación de grave peligro. 

Antecedentes

Relieve que representa a Fray Luis Bolaños y el Milagro del agua.

La primera población se acomodó en aquella zona alrededor del año 1600. Al final de Diciembre de 1606, Fray Luis Bolaños llegó a esta región habitada por los indios guaraníes. En aquel tiempo el lugar había sido devastado por una terrible sequía que duró 7 años. En Enero de 1607, Fray Luis Bolaños se dirigió al lugar donde ahora surge la Ykuá y se encontró con los indios belicosos, a quienes intentó evangelizar en Nombre de Dios. Los indígenas lo rodearon y en tono amenazante pidieron a Bolaños una prueba de la potencia del Dios del que estaba hablando en Su Nombre, diciendo en guaraní: “Si Dios existe de verdad, queremos ver Sus milagros, veamos si hará surgir agua de aquí o te mataremos con nuestras flechas.”

Frente a la amenaza, Bolaños exploró la tierra con su bastón de leño, después alzó los ojos al cielo para rezar, y dijo: “Muevan esta piedra y el agua saldrá.”

El indígena movió la piedra que Bolaños había tocado con el bastón, el agua comenzó a salir de manera abundante. ¡Los misioneros pudieron salvarse y comenzaron con su misión evangelizadora! Desde aquel momento hasta hoy, el agua ha seguido surgiendo de las entrañas de la tierra, aun durante los períodos de grandes sequías.


Aparición de la Virgen

La historia narra que un indígena de nombre José, se había dirigido hacia el bosque del valle Ytú en búsqueda de comida y madera. Era un indígena guaraní convertido de la misión franciscana de Tobatí. Contó José, que se encontraba en peligro de muerte rodeado por indígenas Mbayaes, tribu que había rechazado la fe cristiana y se había declarado enemiga de los convertidos, y lo perseguía con intención de darle muerte.

Entonces se le apareció la Virgen María, que le dijo: “¡Ka’aguy cupe-pe!” —que traducido significa: “Ve dentro de los arbustos de hierba”, refiriéndose a la Hierba Mate. Allí encontró un tronco grueso donde se podía esconder, agachado y tembloroso, pidiendo protección a la Madre del Cielo, La Inmaculada, a quien los frailes le habían enseñado a amar profundamente.

El indio José talla con la madera del árbol de Mate la estatua de la Virgen.

En ese momento, le promete esculpir, con la madera del árbol protector, una grandiosa Imagen de la Virgen, si le permitía salir de esa situación. Sus perseguidores se fueron sin notar su presencia y el indio escultor, agradecido, apenas regresó a ese lugar, tomó del árbol la madera de la que tenía necesidad para su trabajo.

En seguida los misioneros testimoniaron, que en el lugar de la Aparición surgió una fuente, cuya agua había ayudado a los guaraníes a sobrevivir el calor veraniego.

Del tronco fueron creadas dos esculturas iguales: la más grande para la Iglesia de Tobatí y la más pequeña para el indio, que la conservó para su devoción personal.

 



Las inundaciones

Años más tarde las grandes inundaciones que creó el lago de Ypacaraí, amenazaba con destruir los pueblos de los alrededores; los frailes franciscanos, junto con los habitantes de la región, organizaron intensos grupos de oración para pedir que el agua se calmara.

Se narra que el Padre Luis de Bolaños bendijo el agua, y que éstas comenzaron a entrar hasta llegar a los límites actuales. Regresando la calma, sobre el agua apareció flotando una valija cerrada, que contenía en su interior una Imagen de la Virgen, reconocida por los presentes como la que había tallado el indígena años atrás.

Según la opinión de los críticos de arte, especializados en tallas de madera, la Imagen es una creación artística de belleza supra-terrestre. Desde ese momento la gente la llamó la “Virgen de los Milagros”.

Sucesivamente el indio escultor se estableció junto con su familia en aquellos valles, seguro que la Virgen María lo habría de proteger por siempre. Construyó un humilde oratorio que atraía, como un imán, a los habitantes de los alrededores, quienes juntos le dieron vida a un pueblo autóctono conocido principalmente con el nombre de Ytuensí.

En 1765, la zona ya era notada como el valle de Caacupé y tal costumbre se reforzaba cada vez más hasta el día de la fundación de Caacupé, el 4 de abril de 1770.

En los documentos históricos no se encuentran noticias relativas a la escultura más grande, que se dice fue robada por los salvajes Mbayaes, así como no se revela la suerte del escultor indígena guaraní. Pero aunque nunca se sepa a quién debe la iglesia esa obra de inspiración divina, nuestra fe nos dice que ya está desde hace tiempo compartiendo con nuestra Madre Celestial… Y quién podría negar que no estuviera hoy intercediendo por todos los que van al Santuario a rendir homenaje a la Virgen Inmaculada.

Basílica de la Virgen de los Milagros de Caacupé.


Fuente:
Carlo Acutis: http://www.aparicoesdenossasenhora.org/es/avm/caacupe
https://es.wikipedia.org/wiki/Virgen_de_Caacup%C3%A9

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.