14 de Septiembre: Devoción al Santo Cristo Desamparado, por la Beata Madre María Ràfols (1781-1853)

14 de Septiembre 
Año: 1836 / Lugar: VILLAFRANCA, España
Profecías / Devoción al Santo Cristo Desamparado
Vidente: Beata Madre María Ràfols Bruna (1781-1853)



Datos biográficos de la Madre María Ràfols

Devoción al Santo Cristo Desamparado, según revelaciones proféticas a la Madre María Ràfols, quien nació en Villafranca del Panadés, Provincia de Barcelona, Cataluña, España, el 5 de noviembre de 1781.  Es fundadora, junto con el P. Juan Bonal, de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana. María Ràfols, a sus 23 años, en Diciembre de 1804, llega a Zaragoza entre el grupo de doce Hermanas y doce Hermanos de la Caridad que el P. Juan Bonal ha reunido en Barcelona para servir a los enfermos del Hospital de Nuestra Señora de Gracia. Su primera visita fue al Pilar, para poner en manos de la Señora aquella nueva y arriesgada misión. Y desde allí, al Hospital, aquel gran mundo del dolor donde, bajo el lema ‘Domus Infirmorum Urbis et Orbis’ – ‘Casa de los Enfermos de la Ciudad y del Mundo’, se cobijan enfermos, dementes, niños abandonados y toda suerte de desvalimientos.

Muere el 30 de agosto de 1853, próxima a cumplir los 72 años y 49 de ser Hermana de la Caridad. En 1926 se abre su Proceso de Beatificación, setenta y tres años después de su muerte. Entre 1926 y 1932 son hallados documentos escritos por ella hace ya más de un siglo, textos que le han sido dictados directamente por el Sagrado Corazón, consejos espirituales, una especie de testamento espiritual, una larga y minuciosísima relación de su muerte. Pero sobre todo en los dos últimos documentos, hallados en 1931 y 1932 (escritos en 1815 y 1836), aparecen sorprendentes dotes proféticas sobre muchos hechos que ocurrieron en los años recientes anteriores a su hallazgo y publicación, como la institución de la Fiesta de Cristo Rey por el Papa Pío XI, la predicción de las persecuciones religiosas que han de poner a prueba la fe de los católicos españoles, la persecución a la Compañía de Jesús iniciada por la República, la Consagración oficial de España al Corazón de Jesús, las luchas sociales que han de agitar la vida de las naciones, el fruto espiritual que ha de seguir del conocimiento de estos escritos, los pormenores de la profanación y hallazgo de la milagrosa Imagen del Cristo Desamparado, entre otros. Su Proceso de Beatificación se suspende en 1944, pues el papa Pío XII firma un «Dilata» con el que se mantiene frenado por casi cuarenta años. Por fin es beatificada por el Papa Juan Pablo II, cincuenta años después, el 16 de octubre de 1994.

*******

Historia del Santo Cristo Desamparado

La lectura de estas impresionantes comunicaciones del Sagrado Corazón a su Sierva, despiertan el fervor cristiano y provocan conversiones con tan extraordinarias circunstancias que en más de una ocasión, los que resistieron a otros asaltos de la gracia, se han declarado vencidos con esta lectura.

Una es la predicción que se halla en el mismo documento sobre el hallazgo de un Crucifijo de plata que por deseo expreso del mismo Señor, debía llamarse el Santo Cristo de la Pureza y del Consuelo. Cuando en 1815, por mandato explícito del Señor, se hallaba la Madre Ràfols descansando en su casa natal, mandó Jesucristo a Su Sierva que aquella Imagen que ella tenía en gran estima, la clavase en la pared; prometió que Él haría que allí permaneciese sin que nadie pudiera arrancarla, hasta que sus Hijas vinieran por primera vez a venerar aquella casa…

El 1º de Septiembre de 1924 las Hijas de la Madre Ràfols entraban por primera vez en su casa natal de Villafranca. Y he aquí que al recorrer las diversas habitaciones y llegar a un cuarto pequeño del piso superior, vieron clavado en la pared un Crucifijo de escaso relieve, casi borrado por las capas de cal que lo cubrían. Las llamó la atención y una de las Hermanas, se sintió movida a afirmar con toda seguridad que era de la Madre. Entonces la esposa del colono refirió lo que sabía de la imagen: varias veces habían querido desclavarla, sin conseguirlo jamás. La Hermana entonces no hizo más que encaramarse sobre un catre y en tocando con la mano el Santo Cristo, sin el menor esfuerzo se desprendió de la pared. Se pidió autorización al dueño de la casa para trasladarlo a Zaragoza; la concedió primero de palabra; y cuando después por carta confirmó su voluntad de que las Hermanas guardasen la preciosa Imagen, las incluía en su carta el testimonio de tres generaciones que confesaban no haberla podido arrancar de la pared.

Esto que sucedía en 1924, se vio después que estaba con todo pormenor anunciado en el escrito hallado en Octubre de 1931.

De la capilla del vecino convento de los Dominicos, lo habían robado unos desgraciados en 1809; y después de profanarlo horriblemente (el escrito de Abril de 1815 refiere cómo el Señor reveló a la Sierva de Dios las profanaciones de que fue objeto) lo arrojaron a un hoyo y lo enterraron entre horribles blasfemias. Deseaba la Madre Ràfols, aprovechando su estancia en Villafranca, descubrir la Imagen y venerarla debidamente El Señor la dio a entender que no era voluntad de Su Padre que se hallase por entonces el Santo Cristo. Y a renglón seguido la hace saber que el día 15 de Noviembre de 1929 unos trabajadores que cavarán la tierra por aquella parte lo hallarán con grande asombro, se darán cuenta de que aún estará fresca y roja la Sangre que había brotado de la Santa Imagen al tiempo de las profanaciones, y aquel prodigio será el comienzo de la grande atracción que el Cristo Desamparado ha de ejercer en el pueblo cristiano.

Por sorprendente que parezca, la predicción de la Madre Ràfols se ha cumplido al pie de la letra. El 15 de Noviembre de 1929, mientras se trabajaba en abrir la zanja para cimiento del muro divisorio entre la finca propiedad de las Hermanas y la finca vecina, uno de los peones topó con el pico la veneranda Imagen, la tomó en sus manos y hallándoselas ensangrentadas recurrió a sus compañeros, los cuales confirmaron que la Sangre procedía de la Imagen. Todos estos pormenores los afirmaron espontáneamente con juramento los mismos obreros, en el procesillo que de orden del señor Obispo de Barcelona se hizo sobre todo lo referente al hallazgo del Santo Cristo Desamparado.

De los Escritos de la Hermana María Ràfols.
Día 19 de Abril del año 1815

(…) Oigo por segunda vez la voz dulcísima de mi Dueño y Señor… y me dijo con mucha majestad:

“Hija Mía, ya sabes que te he traído a esta Casa para fortificar y recrear tu espíritu.”

“Quiero que vivas desprendida y tu corazón no esté pegado a nada de la tierra; por eso es Mi Voluntad que ese Crucifijo que tienes en tanta estima y no está conforme con la pobreza que tú profesas, lo claves en esta misma habitación que tú moras, y Yo haré que permanezca aquí, sin que nadie pueda arrancarlo hasta que tus Hijas vengan en los tiempos venideros a reconocer y venerar por primera vez esta santa Casa santificada con Mi presencia. Cuando visiten esta habitación, Yo haré que una de tus Hijas al verlo lo reconozca por tuyo, y sin ningún esfuerzo ni respeto humano, por inspiración Mía lo desclavará y al dueño de esta Casa muy conmovida se lo pedirá.”

(…) Se me apareció Nuestro Señor Jesucristo muy triste y me dijo:

“Hija Mía, quiero que escribas las profanaciones tan horrendas que hicieron a Mi Imagen en estas últimas guerras, unos malhechores muy cerca de este lugar; estos desgraciados eran tres. Ultrajes que recibí cuando Me profanaron: Al romper la Cruz arrancaron el brazo izquierdo y cuando vieron que no era de oro como ellos creían al robarlo del Convento de los Dominicos, buscaron unas cañas y otras leñas de las que tenía tu hermano para cocer el pan y prepararon detrás de esta casa una grande hoguera para quemar la Cruz y Mi Imagen; pero por más esfuerzos que hicieron no lo pudieron conseguir y sólo se quemó la Cruz.

Cuando la hoguera estaba bien encendida, echaron Mi Imagen y al instante que cayó en ella, la hoguera se apagó de repente y por más esfuerzos que hicieron para encenderla de nuevo no lo pudieron conseguir, y eso que la leña estaba muy seca. Yo hice este milagro, por ver si Mis hijos ingratos abrían los ojos del alma y se convertían, pero tan ciegos estaban que este prodigio los endureció más. Y al ver que quedaban burlados, inventaron otro medio para que desapareciera Mi Imagen, y cogiéndola con mucho furor la tiraron al estanque que se recoge el agua para moler, creyendo que entre el cieno se consumiría. Y entonces Yo hice que presenciaran otro nuevo prodigio, por ver si se convencían del poder de Mi Eterno Padre y se convertían; pero todo fue en vano. Mi Imagen no se hundió como ellos creían entre el cieno; por el contrario, siguió flotante sobre el agua como si fuera una paja, con un resplandor tan claro y brillante que iluminaba todo el contorno; uno de los ladrones atemorizado al ver ese nuevo prodigio en una noche tan señalada (era el día 14 de Septiembre de 1809) invocó a Mi Madre Santísima bajo el título del Pilar, con la tan acostumbrada invocación en España, diciendo en voz muy alta: Perdónanos de lo que hemos hecho con Tu Hijo, Señora; y bendita y alabada sea la hora en que la Virgen Santísima del Pilar vino en carne mortal a Zaragoza. Al oír sus compañeros tales alabanzas, lo cogieron con grande furia y lo tiraron también al estanque y en vez de ahogarse cogió con suma facilidad la Imagen y besándola con gran amor y veneración se la escondía sobre su pecho, y por sí sólo salió del estanque; y se la quitaron al buen ladrón para hacerle otra nueva profanación; quisieron clavarle un grueso clavo en la cabeza, y por más esfuerzos que hicieron en distintos sitios no lo pudieron conseguir. Al verse burlados nuevamente intentaron ver si podían clavarle las espinas de la corona, y antes que clavarse se rompieron. Más enfurecidos aún Me escupieron y Me pisotearon con tal insolencia, que en aquella noche volvieron a reproducirse todos los tormentos de Mi amarga Pasión. Y entonces Mi Corazón Misericordioso, quiso hacer otro nuevo y más portentoso prodigio de amor por ver si abrían los ojos del alma los otros dos ladrones (puse por intercesores ante Mi Eterno Padre, a mi Madre Santísima y al buen ladrón que expuso su vida por sacar Mi Imagen del estanque) y en presencia de los tres hice que Mi Imagen se cubriera de un copioso sudor de Sangre, para que vieran que Mi Corazón de Padre, siempre estaba dispuesto a perdonar y a derramar nuevamente Mi Sangre, por la salvación de los pobres pecadores. Y tal dureza y ceguedad tenían, que aun viendo con sus propios ojos este portento de amor, no se convirtieron más que uno. Prohibiéndole los otros bajo pena de muerte, el decir algo de lo ocurrido; y a continuación hicieron un hoyo en la tierra para esconder Mi Imagen. Antes de tirarme, quiso Mi Corazón Misericordioso que los tres oyeran Mi Voz y les dije con amor compasivo: Hijos Míos, ¿aun viendo tales prodigios no creéis? ¿Qué mal os he hecho Yo, para que Me tratéis así? Hijos ingratos… Yo os aseguro que en los tiempos venideros, de este hoyo Me sacarán otros obreros; vosotros sois dos, los que ciegos y endurecidos estáis, y cuatro o cinco serán los que presenciarán Mi hallazgo milagroso, con un portentoso prodigio que llenará de asombro a todo el mundo cristiano. Ya que a vosotros no os conmueven estos prodigios de Mi Amor misericordioso y que desperdiciáis esta Mi Sangre que estáis viendo, no queriendo venerarla hoy, Yo os anuncio y aseguro que el metal y la tierra la adorarán y respetarán, y se conservará fresca y roja hasta el día 15 de Noviembre del año 1929 en que Yo haré otro esfuerzo de Amor misericordioso, haciendo que otros hombres que en este lugar honradamente trabajarán, por mediación Mía, con grande asombro uno de ellos lo encontrará y con ‘fe ciega’ y sin respeto humano, a los demás compañeros emocionado lo mostrará. Y esta Sangre Preciosa que vosotros profanáis, entre sus dichosas manos se consumirá. Y admirados del portentoso prodigio, con sencillez y ciega fe, la verdad del hecho siempre dirán, y atraídos por este portento, multitud de fieles de todas partes aquí vendrán y la salud de cuerpo y alma invocando a esta Imagen conseguirán. Yo haré que en estas cercanías que tan profanado he sido, se le levante un trono de amor donde todos los pecadores que con fe Me invoquen alcanzarán perdón, y que muchas almas puras y castas Me desagraviarán ejerciendo por todas partes la caridad. ¡Tengo una sed ardiente de ser amado de los hombres! Y qué pocos, hija Mía, son los que me corresponden de verdad.”

“Todo esto oían Mis hijos ingratos con terror, tan de piedra tenían el corazón y tan ciegos los tenía el infernal enemigo, que por entonces todo fue en vano y con furia infernal tiraron la Imagen al hoyo entre horribles blasfemias, y cubriéndola, apisonaron fuertemente la tierra, para que nadie de buena fe pudiera recogerla. Así, hija Mía, Me trataron esos hijos ingratos, y todas las delicadezas de Mi Corazón misericordioso caían sobre sus almas como rayos de sol ardiente que endurecía más sus corazones pecadores…

El buen ladrón no acertaba a marcharse del sitio que habían escondido Mi Imagen, y con malos tratos lo alejaron de allí, amenazándole que como dijera algo de lo que habían hecho lo matarían. Yo al ver cómo Me amaba y no cesando de llorar de sincero arrepentimiento, premié su grande ‘contrición’ y el mismo día lo traje a gozar Conmigo a Mi Reino.”


Día 1º de Julio de 1836.

«A esta súplica me ha contestado el Corazón de Jesús:

“Hija Mía, nada temas; no es Mi Voluntad que ahora se lea esto que te he hecho escribir, y aún después de tu muerte tardará muchos años a saberse; pero cuando llegue la hora. Yo inspiraré a una de tus Hijas que vaya a buscarlo al Archivo del Hospital de Zaragoza, donde quiero que lo escondas, y permanecerá invisible hasta el momento que Yo tengo ya señalado.” 

(…) Y cuando se encuentre este escrito, que presiento habrá así como ahora la estamos pasando, grande persecución religiosa, en vez de comentar o relatar con otras personas, la conducta de los perseguidores y quejarse, levanten el corazón a Dios y redoblen la oración y sacrificios pidiendo al Corazón de Jesús la conversión de los perseguidores de la Religión, el triunfo de la Santa Iglesia, fortaleza para el Vicario de Jesucristo, que será muy perseguido, y grande paciencia y constancia para todos los cristianos, Sacerdotes y Religiosas, para no sucumbir un punto y sufrir hasta morir, si es preciso, por defender el Nombre de Cristo. Sepan aprovecharse de ese tiempo de prueba, que es tiempo de gracia y bendiciones, y tengan a grande honra el ser perseguidos y despreciados por el Santo Nombre de Jesucristo y por su causa, pues así se parecerán más a Él en esta vida y después también estarán más cerca de Él en la eterna…

No se acobarden cuando presencien estas tribulaciones que les anuncio; el Señor es Omnipotente, y si quisiera podía muy bien confundir a todos los enemigos en un instante, de manera que si no lo hace es porque no nos conviene; porque Él busca siempre nuestro bien espiritual, aunque a nosotros nos parezca lo contrario, y también porque las tribulaciones y sufrimientos de las almas buenas desarman y aplacan la Justicia Divina, irritada por los pecados y desórdenes de los hombres… No teman perder las cosas materiales, que nada valen; teman perder las espirituales, que son las que nos han de salvar y las únicas que debemos tener en grande estima. Tengan grande confianza, que todo pasará, y aunque les parezca que el Señor duerme, está siempre en vela y cuando Él diga basta, todos los enemigos quedarán confundidos. El arma más poderosa que pueden emplear para conseguir la victoria, será la reforma de costumbres, la oración y el rezo en común, y que se reúnan los fieles y hagan rogativas y otras devociones con los brazos en cruz; y otro medio muy poderoso será el que recen el Santo Rosario en familia…

Día treinta y uno de Julio.

Y con toda claridad me ha dicho el Corazón de Jesús para que lo consigne:

“Hija Mía, en los tiempos venideros, cuando esta Imagen Mía esté a la veneración de los fieles, Me habrán hecho grandes profanaciones en muchas imágenes Mías, de Mi Madre Santísima y de los Santos; pero como amo tanto a los hombres y deseo tanto su salvación, que por sola Mi Misericordia Yo haré resucitar de la tierra esta Imagen Mía para que en Ella Me desagravien de tantas ofensas y sacrilegios: quiero muchos actos de reparación y Me serán tan agradables estos actos de reparación y desagravios que Me hagan ante esta Imagen, que Yo derramaré grandes gracias a todos los que con verdadera fe y humildad y contrición acudan a Mí. Mi Padre Eterno se complacerá mucho siempre que se le adore y venere haciendo interiormente actos de contrición por sí y por los pobres pecadores.”

Me dio a entender también mi Dulce Jesús en este mismo día, que este robo sacrílego lo cometieron en la madrugada de aquella noche tan memorable, o sea el día 14 de Septiembre 1809, y que los Religiosos Dominicos a nadie dieron parte por temor a que hicieran mayores robos y sacrilegios, porque en aquellos años se hacían muchos robos en las iglesias. Desgraciadamente, también ahora se han hecho y se hacen muchos…

También quiere mi Jesús que cuando se edifique el templo en Villafranca le dediquen una Capilla a esta Imagen, colocándola en el centro sobre una cruz grande, y no han de colocar en ese altar ninguna otra Imagen; pero ha de estar en tal forma que los fieles puedan verla y adorarla. De tal forma ha de estar hecho el relicario, que no lo puedan coger, porque me inspira el Corazón de Jesús que los perseguidores de la Religión, al ver los portentosos milagros que por mediación de esta Imagen se obrarán, intentarán robarla nuevamente. De modo que han de procurar que esté bien sujeta y resguardada por medio de un cristal recio. La podrán sacar del relicario o camarín, los días de Viernes Santo, catorce de Septiembre y el día quince de Noviembre, y siempre que el señor Obispo de Barcelona lo crea de utilidad para el bien de las almas. Como, por ejemplo, en tiempos de ejercicios, peregrinaciones, etc. Cuando se saque esta veneranda Imagen del relicario para adorarla, que la adoren de rodillas y que esté Bien custodiada por sacerdotes.

La Imagen de la Virgen del Pilar la deben poner también, en forma que los fieles la puedan adorar a semejanza de la de Zaragoza.

Pidan todos y cooperen en lo que esté de su parte para que el Reinado del Corazón de Jesús venga pronto a su amada España; tan pronto como Él lo desea…»

*******

Devoción al Santo Cristo Desamparado

Rosario o Acto de Desagravios
ante la Imagen del Santo Cristo Desamparado

(Se rezará cinco decenas de las siguientes alabanzas):

Conocido, alabado, querido y reverenciado sea de todo el mundo, el Santo Cristo Desamparado.
R. Amén.

A todos nos perdone con Su Amor misericordioso y en Su Amor todos vivamos abrasados.
R. Amén.

En cada decena se dirá:

1º     

Otra vez has padecido
tan al vivo Tu Pasión, que
Sangre Tu Cuerpo ha sudado;
y hasta la tierra ha llegado
lo copioso del sudor.

R.   Por Tu Pasión, Jesús mío,
misericordia y perdón.

2º    

Con penetrantes espinas
coronaron de nuevo Tu Cabeza,
y apretándolas con fuerza
rompen Tus sienes divinas,
abriéndose así Tus minas
del oro de más valor.

R.   Por Tu Pasión, Jesús mío,
abrásame en Tu amor.

3º      

El Cuerpo llevas manchado,
y las mejillas hermosas
con salivas asquerosas,
Tus hijos Te han ensuciado,
y en la hoguera Te han echado
y Tu Rostro denegrido ha quedado.

R.  Por Tu Pasión, Jesús mío,
misericordia y perdón.

Ya lo han tirado al estanque
con rigor fiero e inhumano,
y en vez de hundirse en el cieno,
se cubrió de resplandores
para convertir ladrones;
pero para dos fue en vano.

R.  Por tu Pasión, Jesús mío,
misericordia y perdón.

Y haced, mi Jesús amado,
que mis ojos hechos fuentes,
lloren lágrimas ardientes
de lo mucho que he pecado
y pues tanto Te he costado,
y sois liberal Dador.

R.  Perdónanos, Jesús,
y abrásanos en Tu amor.


Fuente:
Documento Original: Madre María Rafols

Presentación a los Escritos Póstumos de la Madre María Ràfols:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/2015/11/04/presentacion-a-los-escritos-postumos-de-la-madre-maria-rafols/

De los Escritos Póstumos de la Madre María Ràfols publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/madre-maria-rafols/

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.