13 de Julio: Apariciones y Lágrimas de La Rosa Mística (1947-1983)

13 de Julio
Años: 1947-1983 / Lugar: MONTICHIARI y FONTANELLE, Italia
Apariciones de la Santísima Virgen Rosa Mística
Vidente: Enfermera Pierina Gilli (1911-1991)

Apariciones de La Rosa Mística

Primera Aparición

Pierina Gilli, nacida el 3 de agosto de 1911, ejercía el oficio de enfermera. En la primavera de 1947, se le apareció, en su totalidad, una hermosísima Señora que vestía túnica morada y cubría Su cabeza con un velo blanco, tenía el pecho atravesado por tres espadas, Su Rostro estaba triste. Le corrían Lágrimas hasta el suelo.

Sus dulces labios se abrían para decir:

“Oración, Penitencia, Reparación”, —y guardó silencio.


Segunda Aparición
13 de Julio de 1947

El domingo 13 de Julio de 1947, en el hospital, se apareció nuevamente la Madre de Dios. Vestía de blanco y en lugar de las tres espadas, tres rosas: blanca, roja y dorada, adornaban Su pecho.

Pierina le preguntó asombrada: “Por favor, dígame quién es Usted”.

Con una dulce sonrisa la Señora le contestó:

“Soy la Madre de Jesús y Madre de todos vosotros”.

Después de una pausa prosiguió:

“Nuestro Señor Me envió para implantar una nueva Devoción Mariana en todos los institutos, tanto masculinos como femeninos, en las comunidades religiosas y en todos los Sacerdotes. Yo les prometo que si Me veneran de esta manera especial, gozarán particularmente de Mi protección, habrá un florecimiento de vocaciones religiosas.

Deseo que el día 13 de cada mes se Me consagre como día Mariano y los doce precedentes sirvan de preparación con oraciones especiales.”

Su Rostro se iluminó con una inexplicable alegría y continuó:

“En ese día derramaré sobreabundancia de gracias y santidad sobre quienes así Me hubiesen honrado. Deseo que el 13 de Julio de cada año sea dedicado en honor de Rosa Mística”.

Luego le explicó el significado de las tres espadas:

  1. La primera espada, significa la pérdida culpable de la vocación sacerdotal o religiosa.
  2. La segunda espada, la vida en pecado mortal de personas consagradas a Dios.
  3. La tercera espada, la traición de aquellas personas que al abandonar su vocación sacerdotal o religiosa, pierden también la fe y se convierten en enemigos de la iglesia.

El significado de las rosas.

  1. La rosa blanca simboliza el espíritu de oración
  2. La rosa roja, el espíritu de sacrificio (para reparar).
  3. La rosa dorada o amarilla, el espíritu de penitencia.


Tercera Aparición
22 de Octubre de 1947

En la capilla del hospital de Montichiari, durante la celebración Eucarística con asistencia de médicos, empleados y gentes del lugar, hizo Su Aparición la hermosísima Señora. Todos se percataron de una presencia extraordinaria pero solamente Pierina pudo verla y escucharla.

María, Rosa Mística, pidió la práctica de la devoción que ya había recomendado y recalcó:

“Mi Divino Hijo, cansado por las incesantes ofensas, quiso descargar Su Justicia, pero oficié como Mediadora entre Él y los hombres, intercediendo especialmente por las almas consagradas”.

Pierina, la vidente, le dio las gracias en nombre de todos y Ella se despidió recomendándole con majestad y ternura:

“¡Vive de amor…, amor al prójimo!”.


Cuarta Aparición
16 de Noviembre de 1947

La Aparición de la Rosa Mística a Pierina, en una Iglesia parroquial de Montichiari tuvo por testigos a varias personas, entre las cuales se contaban algunos Sacerdotes.

Su mensaje puede resumirse en estas palabras:

“Mí Divino Hijo Jesús y Señor Nuestro está hastiado de las muchas y graves ofensas que se le infieren por tantos pecados contra la santa pureza. Le provoca desatar un diluvio de castigos…, pero usé Mi intercesión para que tenga compasión una vez más, por eso pido en desagravio oración y penitencia. Suplico íntimamente a los Sacerdotes que amonesten a los hombres para que no sigan en la liviandad. Yo regalaré gracias a quienes ayuden a explicar esos delitos”.

¿Se nos perdonará, entonces? —preguntó la vidente.

La Rosa Mística contestó:

“Sí, en cuanto se les deje de cometer”.

Y con estas palabras se alejó.


Quinta Aparición
22 de Noviembre de 1947

Pierina le preguntó a nuestra Madre: ¿Qué debemos hacer para cumplir Sus deseos de oración y penitencia?

Resplandeciente de bondad, contestó la Virgen:

“¡Oración!”

Hizo silencio unos momentos y continuó:

“Penitencia quiere decir, aceptar las pequeñas cruces diarias y realizar el trabajo cotidiano en espíritu de expiación”.

En seguida le prometió solamente:

“El 8 de Diciembre alrededor del mediodía vendré otra vez aquí y será la Hora de Gracia. La Hora de Gracia será un acontecimiento de numerosas y grandes conversiones, almas totalmente endurecidas en el mal y frías como el mármol, tocados por la Divina Gracia volverán a ser amantes y fieles a Dios”.


Sexta Aparición
7 de Diciembre de 1947

Serena y majestuosa la Virgen llevaba un manto blanco y desde la cabeza le caía graciosamente en pliegue: un niño se lo sostenía a la derecha y una niña al izquierdo.

La Madre de Dios dijo:

“¡Mañana mostraré Mi Inmaculado Corazón, que es tan poco conocido por los hombres!”

Después de un corto silencio prosiguió:

“En Fátima, propagué la Consagración a Mi Corazón, en Bonate procuré que penetrara en las familias cristianas, aquí en Montichiari, deseo implantar la Devoción a la Rosa Mística unida a la veneración de Mi Inmaculado Corazón, y deseo arraigarla especialmente en los conventos e institutos religiosos, para que las almas consagradas a Dios obtengan aumento de gracia a Mi maternal Corazón.”

Pierina le preguntó quiénes son los niños que estaban a Su lado. Nuestra Señora le explicó:

“Son Jacinta y Francisco quienes te acompañarán desde ahora en todos tus contratiempos. Ellos también tuvieron que sufrir a pesar de haber sido mucho más pequeñitos que tú. Esto es lo que quiero de ti: sencillez y bondad a semejanza de estos niños”.

Extendió entonces Sus brazos hacia la Tierra en señal de protección y mirando al cielo exclamó:

“Alabado sea el Señor” —y desapareció.

Imagen de la Rosa Mística en la Catedral de Montichiari.



La Hora de La Gracia

Séptima Aparición en la Catedral de Montichiari
8 de Diciembre de 1947 – Fiesta de la Inmaculada Concepción.

La Virgen se Apareció vestida de blanco, esplendorosa, con las manos juntas, sobre una escalera grande, adornada de rosas. Pierina contempló a la Madre de Dios decir:

“¡Yo soy la Inmaculada Concepción!”

Y con gran majestad afirmó:

“Yo soy María de las Gracias, esto es, la Llena de Gracia, Madre de Mi Divino Hijo Jesucristo.”

Descendió suavemente por la escala y añadió.

“Por Mi venida a Montichiari deseo ser invocada y venerada como Rosa Mística.”

“Quiero que al mediodía de cada 8 de diciembre (Solemnidad de la Inmaculada Concepción) se celebre la Hora de la Gracia por todo el mundo; mediante esta devoción se alcanzarán muchas Gracias para el alma y el cuerpo. Nuestro Señor, Mi Divino Hijo Jesús, concederá copiosamente Su Misericordia, mientras los buenos recen por sus hermanos que permanecen en el pecado.”

“Es preciso informar cuanto antes, al Supremo Pastor de la Iglesia Católica, el Papa Pío XII, Mi deseo de que esta Hora de Gracia sea conocida y extendida por todo el mundo. Quien no puede ir a la Iglesia que sea en su casa al mediodía y conseguirá Mis Gracias.”

Luego, mostrándole Su Purísimo Corazón, exclamó:

“Mira este Corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayoría de ellos lo colma de vituperios.”

Calló unos momentos y continuó:

“Si todos, buenos y malos, se unen en la oración, obtendrán de este Corazón misericordia y paz. Los buenos acaban de alcanzar por Mi mediación la Misericordia del Señor, que detuvo un gran castigo. Dentro de poco se conocerá la eficaz grandeza de esta Hora de Gracia.”

Las palabras de la Virgen: “Mira este Corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayoría de ellos lo colma de vituperios.” Nos recuerdan el llamado del Corazón de Jesús a Santa Margarita María Alacoque, cuando Él mismo se le quejó con palabras muy similares acerca de la ingratitud, frialdad y desprecios que Él recibe de parte de los hombres.

Notando Pierina que la resplandeciente Señora iba a alejarse le imploró fervorosamente: “¡Oh, hermosa y amada Madre de Dios, yo le doy gracias! Bendiga a todo el mundo especialmente al Santo Padre, a los Sacerdotes, religiosos y a los pecadores”. Ella contestó:

“Tengo preparado una sobreabundancia de Gracia para todos aquellos hijos que escuchan Mi Voz y toman a pecho Mis deseos”.

Con estas palabras se terminó la visión.


Pasaron trece años sin Apariciones.

Después de las Apariciones de Montechiari, Pierina permaneció 19 años con las Monjas Franciscanas del Lirio en Brescia prestando servicios de enfermera. Fueron muchas las enfermedades que la afligieron. Pierina no tenía que convertirse en monja, sino vivir en el convento en perfecta obediencia, siguiendo los consejos del padre espiritual del seminario. Durante este tiempo tuvo el consuelo y los consejos de Santa María Crucificada de la Rosa, quien se le aparecía frecuentemente.

“No ha llegado todavía el momento. Vendré yo a avisarte; ahora reza, invita a orar, repara y dame muchos sacrificios para que los hombres se conviertan.”

En la mañana del 5 de abril 1960 rezando sus oraciones en su habitación sorpresivamente apareció la Virgen como la había visto en 1947. Sorprendida Pierina no puede hablar pero nota en la mano de la Virgen una hoja escrita y reconoce su propia caligrafía, piensa en el “Secreto” y se asusta de haberse equivocado pero la Virgen le afirma:

“Hija, no temas has entregado al religioso Padre Ilario Moratti el secreto de Mi amor. Tanto él como el religioso Padre Giustino Carpin son testigos de Mi Mensaje. Los acompaño con la Gracia y la Bendición de Mi Hijo Jesús”.

Pierina pregunta que si puede revelar el Secreto. La Virgen responde:

“No ha llegado el momento. Vendré y te avisaré; reza, has rezar, hagan mucho para que los hombres se conviertan”.

La Virgen se apareció el 6 de Diciembre de 1961 y el 27 de Abril de 1965, principio y final del Concilio Vaticano Segundo, igual en ambas Apariciones y Pierina lo describe de esta manera.

Vi en la mano derecha una esfera de luz roja pálida y en su interior muchas manos unidas, en la izquierda otra esfera de luz blanca y adentro se veía una iglesia y sobre el campanario la palabra: “Paz”.

La interpretación de esta aparición, las esferas eran el símbolo del Concilio Ecuménico que responde a la oración, la paz y la unión.

En esta segunda Aparición la Virgen permite que el Padre Giustino le haga saber el Secreto al Padre Ilario Moratti y a Monseñor Luigi Novarece.



Preparación para la Primera Aparición de Fontanelle
27 de Febrero 1966

La Virgen le dijo a Pierina, que los días 12, 14 y 16 de abril, después de Pascua, fuera en peregrinaje de penitencia desde la Iglesia a Fontanelle. Fontanelle es un campo de Montichiari donde se halla una fuente de agua escondida en una gruta. Una vieja grada de piedra con unos diez escalones da acceso a la cueva.

La Virgen le dijo:

“El Domingo Segundo de Pascua (17 de abril), Mi Divino Hijo Jesucristo Me envía una vez más a la Tierra, a Montichiari, para llevar a la humanidad copiosas Gracias. De ese Domingo en adelante, que se lleve siempre a los enfermos y comenzarás tú primero a ofrecerles un vaso de agua y lavarles las llagas. Ésta será tu nueva misión de acción y apostolado, no más escondida, no más retirada. El Domingo Segundo de Pascua, apenas haya llegado Yo, el agua quedará convertida en una Fuente de purificación y de Gracia…”


Primera Aparición en Fontanelle
17 de Abril de 1966

Pierina rezaba el Rosario paseándose en el camino, a poca distancia de la gruta. La vidente descendió de espalda y arrodillada y la Virgen la siguió, la Virgen le dijo:

“Besa las gradas, y haz levantar aquí un Crucifijo” —señaló con la mano izquierda el punto preciso en donde debía ser colocado.

“Que los enfermos y todos Mis hijos pidan ante todo perdón a Mi divino Hijo. Besen con mucho amor la Cruz y luego saquen agua de la fuente y beban”.

La celestial Señora se acercó a la fuente y mandó a Pierina:

“Coge barro en las manos y luego lávate. Esto te debe mostrar cómo el pecado es lodo y suciedad en el corazón de Mis hijos pero sí se bañan con el agua de la gracia, las almas quedan purificadas y son otra vez dignas de la amistad de Dios”.

Se inclinó, tocó con Sus manos la fuente en dos lugares y prosiguió:

“Es preciso que se haga conocer a todos Mis hijos los deseos de Mi Hijo Jesús, comunicados en 1947 y los mensajes que di en la Iglesia de Montichiari. Deseo que los enfermos y todos Mis hijos acudan a esta fuente milagrosa. Tu misión está en este lugar en medio de los enfermos y de quienes necesiten de tu ayuda”.


Segunda Aparición en Fontanelle
13 de Mayo de 1966

La Virgen escogió el aniversario de las Apariciones en Fátima para manifestarse nuevamente a Pierina Gilli junto a la fuente, a las 11:40 am se habían reunido en el lugar unas 20 personas. He aquí la conversación que se produjo:

La Madre de Dios inició el diálogo:

“¡Que se difunda la voz de Mi venida a la Fuente!”.

Pierina preguntó: “¿Cómo podré hacerlo si no se me cree y se me impide actuar?”

“Ésta es tu misión, la cual ya pedí”.

“Oh, amada Madre de Dios, sin un milagro Suyo que acredite mis palabras, las autoridades eclesiásticas no me prestarán fe. Yo Te pido que hagas un milagro”.

Sin dar respuesta a la petición, la Virgen sonrió maternalmente y continuó:

“Mi Divino Hijo es todo Amor, pero el mundo va hacia la ruina. Yo he alcanzado una vez más misericordia y vengo a Montichiari para traer las Gracias de Su Amor, pero para salvar a la humanidad se necesita oración, sacrificio y penitencia”.

Después señaló la fuente hacia la derecha y dijo:

“Deseo que aquí se construya un baño cómodo, alimentado por esta agua, en donde se pueda sumergir a los enfermos” —y mostrando hacia la izquierda, dispuso:

“Esta otra parte de la fuente debe ser reservada para beber.”

Pierina le preguntó el nombre que debía llevar la fuente y la Rosa Mística contestó:

“Que se llame la Fuente de la Gracia”.

“He venido para traer amor, misericordia, paz a las almas de Mis hijos y recomiendo que no tiren fango a la caridad.”

Pierina le preguntó el significado de Su manto y Ella respondió:

“Significa Mi Amor que abraza a toda la humanidad.”


Tercera Aparición en Fontanelle
9 de Junio de 1966 – Fiesta de Corpus Christi

“Hoy, Mi Divino Hijo Jesucristo Me ha enviado nuevamente. Hoy es la Fiesta del Cuerpo del Señor. ¡Fiesta de la unión! ¡Fiesta del Amor! ¡Cómo! ¡Cuánto desearía que este grano se transforme en Pan Eucarístico…, en tantas Comuniones Reparadoras! Desearía que este grano transformado en tantas partículas llegase a Roma y para el 13 de Octubre alcanzase Fátima”.

“Deseo que se haga un cobertizo con una Imagen que pose su mirada sobre la Fuente”.

“Deseo que para el 13 de Octubre la Imagen se traiga aquí en procesión; pero antes deseo que el pueblo de Montichiari se consagre a Mi Corazón”.


Cuarta Aparición en Fontanelle
8 de Agosto de 1966 – Fiesta De La Transfiguración

“Mi Hijo Me ha enviado nuevamente a pedir la unión de Comunión Reparadora y que esto sea para el 13 de Octubre. Que se difunda por todo el mundo la noticia de esta santa iniciativa que debe comenzar este año por primera vez y que se repita siempre cada año”.

“Que se trate de hacer llegar este grano al predilecto hijo Papa Pablo y que se diga que ha sido bendito con Mi visita. Es grano de su tierra de Brescia y que se diga lo que Mi Divino Hijo Jesucristo desea, y también para Fátima.”

“Con el grano que queda que se hagan pequeños panecitos y en un día fijo que se distribuyan aquí en la Fuente como recuerdo de Mi venida. Y esto sea en agradecimiento a los hijos que trabajan la tierra”.

“Después que fui Asunta al Cielo, Me he puesto siempre en medio como Mediadora entre Mi Divino Hijo Jesucristo y toda la humanidad!… ¡Cuántos favores!… ¡Cuántos castigos he detenido!… ¡Cuántos coloquios he tenido con las almas!… ¡Cuántas visitas más hice a la Tierra para traer mensajes!”.

“Pero los hombres continúan todavía ofendiendo al Señor!. ¡He aquí por qué Mi deseo de la unión mundial de la Santa Comunión Reparadora!”.

“Es un acto de amor y reconocimiento por parte de los hijos hacia el Señor”.


Etapa a Partir de 1969: La Obediencia
15 de Mayo de 1969 – Fiesta De La Ascensión

“¡La obediencia es paz que viene del Señor… Lo contrario es discordia y ruina de las almas!”.

“Imitar el ejemplo que nos ha dado primero Mi Divino Hijo Jesucristo: se humilló y se hizo obediente hasta la muerte de Cruz. Hija, la obediencia es humildad, muchas veces es sacrificio, pero Dios Nuestro Señor sabe dar después al alma paz y docilidad, que es el verdadero amor de ÉL”.


Medalla de La Rosa Mística
19 de Mayo de 1970

La Virgen María, Rosa Mística le pidió a Pierina:

“Haz acuñar una Medalla según este modelo: por un lado “Rosa Mística” y por el otro, “María, Madre de la Iglesia”.

“He sido enviada por el Señor, que escogió a Montichiari para traer el don de Su Amor, el don de la Fuente de Gracia y el don de la Medalla de Mi Amor Maternal. Yo intervendré en la difusión de la Medalla, prenda de caridad universal. Mis hijos Me llevarán sobre sus corazones a todas partes y Yo les prometo Mi protección maternal llena de gracias, en este tiempo en que se quiere destruir la veneración que se Me tributa”.

“Esta Medalla es el signo de que Mis hijos están siempre Conmigo, que soy la Madre del Señor y Madre de la humanidad. Éste es el triunfo del Amor universal. La bendición del Señor y Mi protección estarán siempre con aquellos que recurren a Mi”.


El Santo Rosario
17 de Enero de 1971

“Dile a Mis hijos que recen el Santo Rosario…, anillo de Fe y de luz y vínculo de unión, de gloria, de intercesión.”

Luego, el 25 de julio de 1971:

“Aquellos que vengan a la Fuente y Me honren con su devoción, diles que recen el Santo Rosario.”

Mientras ocurrían las Apariciones, sus motivaciones expresaban cada vez más el dolor y las preocupaciones de la Madre Celestial. La Madre le recomendaba a Pierina:

“Ora, ora, oh hija, y haz orar, muchos hijos míos viven en tinieblas. No se quiere ya al Señor Dios. ¡Oh, la Iglesia de Mi Divino Hijo, en qué lucha se encuentra! Es por eso que extiendo el manto de Mi Amor sobre la humanidad, porque hay urgencia de oración, de amor y de oración de expiación… La humanidad corre hacia su gran ruina.”

“Es necesario unirse en oración y en amor en torno al Señor. Él está abandonado y ultrajado por tantos hijos Suyos. Nosotros queremos almas fieles y vigorosas, listas para dar testimonio y demostrar que Mi Divino Hijo se inmoló sobre la Cruz y que cada uno comprende cuánto y cómo el Corazón de Jesús está lleno de Amor y Misericordia.”


Rosa Mística y Cuerpo Místico
22 de Julio de 1973

Pierina pregunta a la Virgen qué oraciones deberían decir, y Ella contestó:

“Oración de Fe, oración de amor, oración de alabanza, oración para obtener gracias” —y agregó:

“¡Recitad el Santo Rosario!”.

A continuación contesta la pregunta de por qué se había manifestado como Rosa Mística. Dice así la Virgen:

“Rosa Mística no tiene en sí nada de nuevo… En Rosa Mística está simbolizado el «Fíat» de la Redención, el «Fíat» de Mi colaboración”.

Mientras la Madre Celestial hablaba, Sus Ojos estaban llenos de Lágrimas. Después agregó:

“La Gracia del Señor y Su Misericordia infinita por la Iglesia harán florecer de nuevo la Rosa Mística. Y si se escucha esta invitación materna, Montichiari será el lugar desde el cual la luz mística se irradiará a todo el mundo. ¡Sí, todo esto se realizará!”.


Los Ángeles
29 de Junio de 1974

Se repite esta Aparición de varios años atrás (13 de enero de 1951) donde se había mostrado una puerta de luz de oro y sobre ella la leyenda, cada leyenda con un color diferente:

Fíat de la Creación, Fíat de la Redención, María de la Corredención.

La Virgen transmite a Pierina:

“Feliz el hombre que se confía a la protección de su Ángel custodio y escucha sus inspiraciones…”

Es oportuno aclarar y subrayar el simbolismo de la rosa: Ésta es una y múltiple, sus numerosos pétalos están dispuestos en un bello orden, para crear así, en su conjunto, una armonía de unidad. Así es por naturaleza adaptada para representar la multitud de los miembros y la unidad en Cristo del Cuerpo Místico, que es la Iglesia.

“Yo soy la Inmaculada Concepción, la Madre de Jesús, el Señor, la Madre de la Gracia, la Madre del Cuerpo Místico: ¡La Iglesia!”.


La Iglesia
8 de Septiembre de 1974

Llena de belleza, llena de bondad, llena de luz. Ella le dijo a Pierina:

“Yo soy María, la Madre de la Iglesia. Por esta Iglesia, por el Santo Padre, por los Sacerdotes y por todos los hijos de la Iglesia pido oración, oración, oración, para que vuelva a los corazones el verdadero amor al Señor y a la verdadera caridad”.

Continúa diciendo:

“Invocad especialmente la protección del Arcángel San Miguel, para que proteja a la Iglesia contra todos los engaños amenazantes y la defienda. En efecto, la Iglesia no se ha encontrado jamás en tanto peligro como hoy.”


La Imagen de la Rosa Mística
23 de Noviembre de 1975

Hoy se celebra la Fiesta de Cristo Rey. Pierina le pregunta a la Virgen: “Virgen querida, os ruego, ¿querríais decirme algo sobre las Imágenes de la Virgen Peregrina que fueron llevadas a Roma?”.

La Santísima Virgen respondió:

“Ante estas Imágenes se ha orado y Yo estoy ahora especialmente presente en la ciudad de Mi amado hijo Papa Pablo, el Padre de la Iglesia. En verdad, dondequiera que yo Me detenga mediante esas imágenes, llevo Conmigo las Gracias del Señor y el Amor de este Corazón materno. Yo llevo la Luz a los corazones, donde aún hay tinieblas, para que ellos comprendan el Amor que he revelado en Montichiari… Colaborad con Mi Amor, dad con Mi Amor, sacrificad con Mi Amor. Así vosotros estaréis unidos a Mí por siempre.”


La Rosa Mística y Fátima

La Virgen hace una unión estrecha entre la Aparición y Mensajes de Fátima y de la Rosa Mística:

  1. Revela Su Inmaculado Corazón, como lo hizo en Fátima.
  2. Habla explícitamente de Fátima y de Su deseo de que, junto con la devoción a la Rosa Mística, los institutos religiosos tengan devoción a Su Inmaculado Corazón.
  3. Se aparece con los beatos Jacinta y Francisco, los videntes de Fátima, y se los propone a Pierina como modelos y ejemplos de sacrificio.
  4. En su tercera Aparición en Fontanelle, pide que se haga reparación (mensaje central de Fátima), pidiendo la Unión de la Comunión Reparadora, todos los 13 de Octubre de cada año.


Fuente:
http://forosdelavirgen.org/3075/las-apariciones-de-la-rosa-mistica-en-montichiari/
http://forosdelavirgen.org/3076/las-apariciones-de-la-rosa-mystica-en-fontanelle-a-pierina-gilli/

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.