11 de Junio: La Madre de los Milagros detiene el temporal y la furia del granizo (1576)

11 de Junio – Lunes después de Pentecostés 
Año: 1576 / Lugar: CASALBORDINO, Chieti, Italia.
La Madre de los Milagros detiene el temporal y la furia del granizo
Vidente: Alessandro Muzio

Santísima Madre de los Milagros de Casalbordino



Aparición de la Santísima Madre de los Milagros

El Santuario Basílica de la Virgen de los Milagros en el campo de Casalbordino (Chieti) recuerda la Aparición de la Santísima Virgen María a un anciano Pollutri, sucedida en 1576. El día anterior, en el cual recorría la solemnidad de Pentecostés, una terrible tempestad de granizo había caído en todo el territorio de Casal-bordín, echando a perder la recolecta.

El 11 de Junio de 1576, el día siguiente a la terrible tempestad, el campesino Alessandro Muzio, se dirigió a controlar las condiciones de su propio campo de trigo. Cuando llegó al punto donde surge actualmente el Santuario, mientras rezaba el Rosario, escuchó la campana de la iglesia parroquial de Casalbordino que anunciaba la Consagración de la Eucaristía y se arrodilló en adoración. Justo en aquel momento, rodeada de una luz vivísima, se le aparece la Virgen.

La Virgen le habló al hombre, quien continuaba arrodillado a Sus pies con la corona del Rosario entre sus manos. La Virgen dijo que el pecado de los hombres fue la causa del desastroso temporal del día anterior, asegurándole al viejo campesino que su campo había estado fuera de la furia del granizo y le confió el mensaje para el Sacerdote de Pollutri con el fin de que predicara el respeto al tercer Mandamiento: “Recuerda santificar las fiestas”.

Éstas fueron las palabras que la Virgen le dijo al campesino:

“Devoto Mío, no dudes, sabe muy bien que ayer por la tarde Mi Hijo, debido a los tantos pecados que los cristianos cometen cotidianamente, estaba determinado a destruir todo el mundo con el granizo y la tempestad… De hecho, ayer a la hora del vespi el tiempo se había detenido y había un viento fortísimo, lluvia y granizo, y ya se pensaba que todos los campos que habían sido sembrados se hubieran perdido… el tuyo, por el contrario, no ha sufrido ningún daño…

Cuando regreses al pueblo, dile al Sacerdote que haga observaciones en los días festivos, ya que a causa de este pecado a veces Mi Hijo manda sobre la faz de la Tierra granizos, tempestades y vientos nocivos…”

Al terminar el mensaje la Virgen desaparece, dejando completamente seco el terreno en el que había puesto Sus pies.

La Aparición se cuenta en un documento escrito y conservado en el archivo parroquial de Pollutri, por Don Giuseppe Muzio, hijo del vidente.

Reconocida la autenticidad de la Aparición, fue de inmediato construida una capilla a la cual se dirigen numerosos peregrinos. En los pueblos de alrededor se desarrolló muy pronto la devoción a la Virgen, tanto que ya antes de 1614 la pequeña capilla rural se amplía, conservando el altar y el muro en el que estaba el fresco de la imagen de la Virgen.

La verificación de numerosos sucesos extraordinarios que lograron la invocación de la Virgen de Casalbordino, llamada la “Santísima Madre de los Milagros”. Como consecuencia también la localidad donde se apareció la Virgen “Pian del Lago”, cambió de nombre por “Miracolli”.

Con el paso de los años, aumentó más la devoción, atrayendo incontables peregrinos y en 1925 le fue encargado a los benedictinos, iniciando la construcción del monasterio antiguo.

Las dimensiones de la iglesia no eran suficientes para satisfacer las exigencias del culto por el incremento de los fieles y se inició a construir el actual Santuario, consagrado el 11 de agosto de 1962. El Santuario es llamado también Virgen de los Milagros por las numerosas gracias recibidas.

Santuario Madonna de los Milagros


Fuente:
http://www.aparicoesdenossasenhora.org/es/avm/home

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 11 de Junio: La Madre de los Milagros detiene el temporal y la furia del granizo (1576)

  1. pajares95 dijo:

    El poder de la Eucaristía.

    [http://www.sancta-missa-cotidiana.org/admin/_data/img/San_Juan_Mar%C3%ADa_Vianney_4.jpg]Cuando S. Juan M. Vianney llegó a la pequeña villa de Ars, alguien le dijo con amargura: “aquí no hay nada que hacer”. El Santo replicó: “pues entonces hay mucho que hacer”. E inmediatamente comenzó a actuar: se levantaba a las 2:00 am para estar en oración ante el Santísimo Sacramento, pasaba horas hasta que temprano en la mañana celebraba la Santa Misa. Al terminar, volvía a quedarse en adoración, con el rosario en mano y sus ojos fijos en Jesús Eucarístico.

    La santidad del Cura de Ars, santidad forjada en esas horas ante la Eucaristía, atrajo a tantos hombres y mujeres, que se vio obligado a escuchar confesiones por 10, 15 y hasta 18 horas. ¿Quién logró esta transformación? El poder de la Eucaristía.

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.