“Me viste lleno de oprobio y muerto en una Cruz y no creíste en el poder de tu Dios, sólo viste Mi humillación”

La vidente Isabel recibe Locuciones de Nuestro Señor Jesucristo respaldadas por su director espiritual y publicadas en el sitio: http://elpastorsupremo.es/

MENSAJE 48
2 DE JUNIO, 2018

Ya viene, ya llega el Señor: puertas abrid los dinteles porque va a pasar el Rey de la Gloria[1].

Levantaré los cerrojos, abriré las puertas de vuestros corazones, porque vengo a juzgar al mundo de la injusticia, de la crueldad, del mal que asola esta Tierra.

No temas, hijo de Sión[2], no temas gusanito[3]de Israel, no temas pueblo Mío, porque llega tu Rey y tu Redentor a hacer justicia a un mundo perdido, abocado a la muerte eterna, y nada quedará sin Mi justicia.

No habrá piedad para los que hicieron el mal a Mis elegidos, a Mis pequeños del alma, sólo la condenación eterna será su paga, porque tú, hijo, que vives en este mundo de pecado, sufriste y lloraste por Mi amor, y a causa de Mi Nombre sufriste[4]las mayores injurias y calumnias, calamidades y oprobios, y todo lo arrostraste[5]por el Hijo del hombre, y verás tu gloria a Mi lado cuando Mis ángeles reúnan a Mis hijos[6], a Mis ovejitas, de entre todos los rincones del mundo. No habrá piedad para los que te hicieron mal, pueblo Mío, pero tu gloria estará a Mi lado por una eternidad.

No te asustes del mal que voy a enviar a este mundo de pecado y perdición, Mi pueblo yace abatido, presa del enemigo infernal que le infiere un dolor tras otro; pero calma, pueblo Mío de Mis entrañas, porque a tu lado está tu Salvador. No tengas miedo, ovejita de Mi rebaño[7], que estoy contigo y no Me aparto de ti.

Vendrán de Oriente a Occidente y se postrarán ante Mí, su Rey y Salvador, y reconocerán Mi Gloria y Mi Poder[8]cuando los salve de las garras del enemigo infernal y Me vean bajar entre nubes[9]y con Mis ángeles, porque Me viste lleno de oprobio y muerto en una Cruz y no creíste en el poder de tu Dios, sólo viste Mi humillación, pero he aquí que ahora vengo cubierto de Gloria y Majestad[10], y te postrarás ante Mí, tu Dios y Señor.

¡Oh!, hijos de los hombres que dudáis ante vuestro Salvador porque le veis escarnecido, muerto en una Cruz[11], humillado, Varón de dolores[12], y no visteis Mi Gloria y Mi Poder[13], vuestro corazón estaba embotado por el orgullo del mundo y no visteis a vuestro Redentor vestido de la humildad y la pobreza, la sencillez y la mansedumbre. ¿Qué os pasa en vuestro corazón, hijos, que sólo queréis y buscáis la gloria de este mundo y no veis la Gloria del cielo que se hace uno de tantos[14], menos en el pecado?[15]

¡Oh!, hijos de los hombres, qué embotado tenéis vuestro corazón que no veis la Gloria y la Majestad en la humillación de la Cruz, en el oprobio y la maledicencia del pecado atacando a vuestro Redentor. Le visteis clavado en la Cruz chorreando Su Sangre de Sus Heridas, y le confundisteis con un ladrón, con un asesino, con un blasfemo[16]; no visteis Su grandeza, Su Gloria, Su Corazón sufriendo y dolorido, traspasado por vuestros crímenes y pecados[17], las Lágrimas de Su Madre al pie de Su Cruz[18]; no visteis la Majestad de Dios que se cubría con el dolor y la sangre, las lágrimas y el dolor; solo veis la gloria barata y sucedáneo de este mundo que no brilla más allá de vuestros ojos lastimados por la ceguera del pecado. No visteis a vuestro Redentor muerto, muriendo en la Cruz; sólo visteis un guiñapo[19], el hazmerreír[20]de un pueblo confundido por el pecado y la maldad de Satanás, que se apoderó de alma y corazón de los que os regían[21]en justicia y caridad; justicia y caridad de un mundo perdido y abocado a las puertas del infierno, porque no vieron la Luz del Espíritu Santo que estaba ante ellos, que brillaba como nunca en este mundo, porque había bajado del cielo y estaba ante vosotros, hijos.

Ahora es tiempo de amor, de misericordia, de ver la Gloria en la Cruz, de ver al Hijo del hombre cubierto de Gloria y Majestad en el suplicio y la tortura de la Cruz. Debéis aprender y buscar esta Gloria para vosotros en vuestra vida, pero qué lejos estáis, hijos, de entender la Gloria de la Cruz[22]; aún mendigáis y buscáis la gloria barata de este mundo que se apolillará y llenará de orín y herrumbre, y así os presentaréis ante el Hijo de Dios, con esa gloria en vuestras manos. No, hijos, no, miradme en la Cruz, y antes que Me veáis bajar con Mi Gloria y Majestad del cielo debéis aprender a ver Mi Gloria en la Cruz, en vuestro Salvador muerto en la Cruz por vuestra Salvación. En vuestra cruz de cada día[23]debéis ver vuestra gloria, con la que os debéis presentar ante Mí el día que os convoque de Oriente a Occidente.

No es tarde para empezar, os dije un día, pero si os demoráis ya no tendréis tiempo porque el tiempo se acaba, hijos, y vivís como si el tiempo fuera a durar siempre, y no, se acaba, se acabará el tiempo favorable para el perdón, la Eucaristía, y tener cerca Mis Sacerdotes santos que os llevarán Mis Sacramentos. Después de un tiempo de rigor todo cambiará, y no podréis tener el tiempo favorable del que aún hoy disponéis en vuestra vida.

Miradme en la Cruz[24], y cuando Me veáis ante vosotros aquel día daréis Gloria Al que nunca la perdió pero quedó oscurecida ante vosotros por vuestro pecado y maledicencia.

La Luz del Espíritu Santo brilla en Mi Cruz de ignomia y pecado, el Amor del Padre os extiende Sus manos paternales para daros a Su Hijo muerto en la Cruz por vosotros, por vuestra Salvación[25], para redimiros del pecado. Es la Gloria del Amor, de la Caridad, del Amor más grande[26], del sufrimiento y el dolor más cruel hecho Amor y Perdón por vosotros, hijos.

Antes de que Me veáis bajar del cielo deberéis aprender la Gloria de la Cruz.

¡Oh!, hijos de Dios, hijos del Altísimo, buscad en vuestros corazones el silencio para vivir el Amor de la Cruz[27], para amar el instrumento cruel que os trajo la Salvación que os dará la Gloria del cielo, la Gloria Eterna.

Nada más debo deciros; seguid el camino de vuestro Buen Pastor[28], ovejitas de Mi rebaño, y amad los Mandamientos[29], vivid el Evangelio y amad la Cruz, la Gloria de la Cruz; y un día estaréis Conmigo en el Cielo por una Eternidad de Amor con el Hijo del hombre, amén, amén.

Dios te salve María…

“María, Madre de Dios, ruega por tus hijos y llévanos a Jesús”, esté en vuestro corazón.

Rezad a Mi Madre del Cielo, Ella os ayudará en este tiempo final, cobijaos bajo su manto de Madre, que como a sus pequeños cuidará y protegerá, sentiréis su amor, el amor que os prodigará. Ella os amará como Me amó[30].


[1] Sal 124, 7 y 9
[2] Sof 3, 16
[3] Is 41, 14
[4] Mt 10, 22 ; Hch 9, 16
[5] 2 Mac 6, 28
[6] Mc 13, 27
[7] Jn 10, 27
[8] Sal 29,1-4
[9] Lc 21, 27 ; Ap 1, 7
[10] 1 Crón 16, 27-31
[11] Mc 14 y 15
[12] Is 53, 3
[13] 1 Pe 4, 11
[14] Flp 2, 7
[15] Heb 4, 15
[16] Mt 26, 65-67
[17] 1 Pe 2, 24
[18] Jn 19, 25
[19] Is 53, 2-3
[20] Mc 15, 16-20
[21] Mt 27, 20 ; Mc 15, 10-11 ; Lc 23, 4-5 ; Jn 19, 4-7
[22] Gál 6, 14
[23] Lc 9, 23; Hch 5, 41
[24] Zac 12, 10; Jn 19, 37
[25] Jn 3, 17
[26] Jn 15, 13
[27] Jn 19, 17
[28] Jn 10, 1-16
[29] Éx 20, 1-21
[30] Lc 1, 26-38 ; Lc 2, 1-7; Lc 2, 8-20; Lc 2, 21-40; Lc 2, 41-52 ; Jn 19, 25

Fuente:
http://elpastorsupremo.es/wp-content/uploads/2018/06/MENSAJE-48.pdf

Mensajes de la vidente Isabel publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/vidente-isabel/

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Me viste lleno de oprobio y muerto en una Cruz y no creíste en el poder de tu Dios, sólo viste Mi humillación”

  1. Mary dijo:

    Bendito y alabado sea Dios, y nuestra madre santísima.

  2. pajares95 dijo:

    graias lo opndre dtb. ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.