26 de Mayo: Aparición de la Madonna di «Noli me tollere» (1208)

26 de Mayo 
Año: 1208 / Lugar: SORSO, Cerdeña, Italia
Beata Vergine di «Noli me tollere»
Vidente: un pobre mudo

Beata Vergine di «Noli me tollere»



Aparición de la Madonna di «Noli me tollere»

A principios del siglo XIII, Cerdeña era constantemente invadida por piratas y sarracenos turcos, que propagaban el terror y la devastación en todas partes, y Sorso, como muchas otras ciudades y pueblos de la isla, vivía en continua angustia por temor a una mayor opresión.

La historia dice que el 26 de mayo de 1208 un pobre mudo, que vagabundeaba por la playa, tuvo la aparición de una hermosa Dama que con una cara sonriente y una dulzura increíble le ordenó volver inmediatamente al pueblo. Ella le dijo que hiciera venir a los sacerdotes y a las personas y les dijera que Ella quería establecer allí Su Casa para protegerlos y defenderlos de todos los enemigos.

El mudo estaba aturdido porque no sabía cómo expresarse y con señales se disculpó por no poder hacer lo que se le pedía; pero la Señora lo instó a obedecer, asegurándole que él sería capaz de realizar la tarea. Animado por la Señora regresó al pueblo y se reunió con el Clero, primero se lo dijo con gestos y señales y a medida que las personas atraídas por la novedad se congregaban de todas partes, la lengua del mudo se soltó y pudo contar con un lenguaje fluido lo que había ocurrido. Todos estaban asombrados, el milagro ocurrido confirmaba sin duda alguna la verdad de su misión.

Entonces el sacerdote reunió a toda la gente e impulsados por él, marcharon en procesión hasta el lugar indicado por el mudo sanado, pero en lugar de la bella Señora encontraron una estatua de la Santísima Virgen. Tomaron esa Imagen Sagrada con todo el respeto posible y en procesión, con velas y voces de alegría, transportaron a la Virgen a la iglesia parroquial de San Pantaleón. Después de una oración larga y devota, todos regresaron a sus hogares.

Al día siguiente, sin embargo, no la encontraron en el lugar donde la habían colocado y llorando la buscaron durante dos días completos. Finalmente un campesino la encontró en un olivo silvestre ubicado en la parte baja de la ciudad. Sucedió que este hombre se metió debajo de uno de estos árboles y alzando los ojos, vio en él la Imagen Sagrada, luego corrió al pueblo y contó las buenas nuevas. Juntos fueron en procesión para traerla de vuelta al templo de San Pantaleón y colocarla allí. Pero al día siguiente había desaparecido de nuevo, y la encontraron en la misma planta donde había una piedra de mármol bajo Sus pies con una señal que muchos no podían entender, y que decía: “Noli Me Tollere”.

A partir de este hecho los clérigos y la gente entendieron claramente que la Madre celestial había elegido ese sitio para Su sede y Su hogar y de inmediato hicieron la promesa de construir allí una iglesia. Traída de nuevo la estatua a la parroquia, la imagen permaneció allí hasta el final de la construcción de la iglesia. En vista de las numerosas donaciones y ofrendas recogidas, pudieron terminar la obra en menos de un año. Consistía en tres pasillos, formando una cruz baja imperfecta: el altar fue construido en el sitio exacto donde había estado plantado el árbol en el que se encontró a la Santísima Virgen, que fue solemnemente transportada a su nuevo hogar, tan pronto como fue amoblado para celebrar dignamente la ocasión de las Fiestas solemnes.

 

 

 

 

 

 

 

La tradición popular recuerda muchas maravillas y milagros realizados por la Reina del Cielo, incluida la liberación rápida y continua de las invasiones interminables de enemigos y la preservación de su pueblo, aunque cerca del mar, mientras que muchos otros eran destruidos. Por lo que creció tanta devoción a la Santísima Virgen de Noli Me Tollere que la fiesta que se celebraba en su honor, cada año aumentaba en pompa y solemnidad.

La iglesia primitiva tenía la fachada que daba al mar, pero fue derribada y se construyó la presente, haciendo que la Santísima Virgen se volteara hacia el campo.

En el período 1608-1616, todas las noches, la campana de esta iglesia comenzaba a sonar sola. De este nuevo prodigio y la extraña forma de tocar la campana, se entendió que la Virgen llamaba a su iglesia Minori Cappuccini, que se estableció allí alrededor de 1630.

El Sumo Pontífice Pío IX, con rescripto 20 de junio de 1861, enriqueció el santuario con Indulgencia Plenaria perpetua (ya no está en vigor), aplicable por los vivos y por los muertos.

El 26 de mayo de 1950, la Santísima Virgen “Noli Me Tollere” fue coronada por el Capítulo Vaticano.


Fuente:
http://miraclehunter.com/marian_apparitions/approved_apparitions/apparitions_1200-1299.html
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/ef/Sorso%2C_chiesa_della_Madonna_di_Noli_Me_Tollere_%2805%29.jpg

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.