3 de Mayo: Milagro Eucarístico que se conserva en Offida, Italia (1273)

3  de Mayo
Año: 1273 y 1280 / Lugar: Iglesia de San Agustín, OFFIDA, Italia
Milagro Eucarístico



Milagro Eucarístico que se conserva en Offida

En Offida, en la iglesia de San Agustín, se conservan las reliquias del Milagro Eucarístico sucedido en 1273. La Hostia se convirtió en carne que sangraba.

Muchos son los documentos que describen el prodigio. Entre ellos, existe una copia auténtica hecha en 1788 de un pergamino del siglo XIII, escrita por un notario llamado Juan Bautista Doria. Además, existen numerosas bulas papales, comenzando por la de Bonifacio VIII (1295) y Sixto V (1585); intervenciones de congregaciones romanas, decretos episcopales, estatutos municipales, dones votivos, placas, frescos y testimonios de insignes historiadores, entre ellos Antinori y Fella.

En 1273, en Lanciano, vivía una mujer llamada Ricciarella, casada con Giacomo Stasio, un arriero que la trataba duramente, habiendo llegando inclusive a amenazarla de muerte. Desesperada la mujer consultó a una hechicera y cometió un grave sacrilegio.

 

 

 

 

 

 

Siguiendo el consejo de una bruja, aprovechando el momento de la comunión robó una Hostia consagrada, la llevó a su casa y la puso al fuego, sobre una teja con la intención de pulverizarla para ponerla en el plato del marido.

 

 

 

 

 

 

En ese momento, una parte de la Hostia se convertía en carne humana que derramaba sangre, mientras la otra conservaba el aspecto habitual. La sangre brotaba en abundancia, llegando a esparcirse por el suelo. Ricciarella, aterrorizada por lo que estaba sucediendo, envolvió la teja con la Hostia bañada en sangre en un lino. Luego, la enterró bajo el estiércol del establo del marido.

Cosas extrañas sucedieron en el interior del establo: cada vez que la mula de Giacomo entraba, se postraba de rodillas mirando hacia el lugar donde estaba enterrada la Hostia milagrosa. Giacomo comenzó a pensar que la esposa había realizado un maleficio a la bestia.

Durante 7 años, Ricciarella no había dejado de sufrir grandes remordimientos. Entonces, decidió confesar su horrible sacrilegio al prior del convento agustiniano de Lanciano, Giacomo Diotallevi, nativo de Offida.

Las antiguas crónicas cuentan que la mujer comenzó a gritar en lágrimas al sacerdote: “¡He matado a Dios! ¡He matado a Dios!”. El confesor fue con ella al establo para retirar las Divinas Especies. y encontró intacta la envoltura junto con la Reliquia, a pesar de los años y los olores de la cuadra el pañuelo aún estaba blanco y la Hostia sangrante.

El sacerdote lo llevó a Offida, donde aun hoy se puede admirar la Hostia Consagrada, mitad Carne y mitad Hostia.

El establo en Lanciano, que durante siete años conservó intactas las Especies Eucarísticas fue convertido en la Iglesia de la Santa Cruz. En 1973 fue celebrado el VII centenario del Milagro, y cada 3 de mayo los ciudadanos de Offida festejan el aniversario del Prodigio.

*******


Fuente:
P. Ángel María Rojas S.J.  LA EUCARISTÍA MILAGRO VIVO.
Offida-spanish

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.