1 de Noviembre: Las Apariciones aprobadas y poco conocidas de la Virgen en Heede, Alemania (1937)

1º de Noviembre
Años: 1937-1940 / Lugar: HEEDE, Alemania
Apariciones de la Virgen María Reina del Universo
Videntes: Anna Schulte, Margaret Gansferth, Susanna Bruns y Greta Gansferth



Apariciones de la Santísima Virgen en Heede

Desde la tarde del 1° de Noviembre de 1937 al 3 de Noviembre de 1940, la Santísima Virgen María se le apareció a cuatro niñas en la pequeña localidad alemana de Heede, a orillas del río Ems, Estado de Niedersachsen (Baja Sajonia), cerca de la frontera con Holanda. Las videntes eran Anna Schulte, Greta Gansferth, estigmatizada en la primavera de 1937, y murió el 27 de Enero de 1996; Margaret Gansferth, y Susanna Bruns (…1994) entre los 12 y 14 años. Fueron más de cien Apariciones en total.

La Virgen se manifestó poco antes del inicio de la II Guerra Mundial, en la vigilia de la Solemnidad de los Difuntos, en pleno régimen nazista. Las Apariciones se llevaron a cabo en la iglesia del pueblo al interno del cementerio.

Como ha sucedido en las otras Apariciones, comenzó a fluir a Heede un grupo siempre creciente de numerosos devotos y curiosos. Aquel continuo peregrinaje de gente desató muy pronto las sospechas de la Gestapo. Los agentes de la policía hitleriana obligaron a las cuatro jóvenes a ir a la casa de salud de Götingen para hacerlas examinar por peritos psiquiátricos. Pero el examen médico que duró cuatro semanas terminó con una sentencia de absolución para las cuatro jóvenes que fueron encontradas perfectamente sanas y normales. La Gestapo entonces prohibió a las jóvenes acercarse al lugar de las Apariciones, pero estas prohibiciones fueron en vano; la Virgen María de hecho continuó manifestándose a las niñas en otros lugares.


Primera Aparición

Por noche del 1º de noviembre de 1937, cerca el cementerio parroquial, Margaret Ganseforth y su hermana Grete salen de la Iglesia donde se celebraba el día de Todos los Santos. Repentinamente perciben a unos 30 metros una ‘luminosidad que flota’ a un metro del suelo, luego ven una ‘forma luminosa’ asemejándose a una silueta de Mujer. Asustadas, vuelven a entrar en la Iglesia.

Otra niña, Anni Schulte, sorprendida deja la Iglesia, explora el lugar indicado por Margaret y Grete, y ‘ve a la Virgen y al Niño’. La ceremonia finaliza. María y Grete, acompañadas de Anni y Adele Bruns, y su hermana Susanne deciden ir de vuelta hacia el cementerio.

¡Está allí, entre los dos cipreses!, —exclama Margaret.

La Aparición sigue siendo silenciosa. Las niñas ven, excepto Adele, que impaciente dice: “Volvamos a entrar a la casa, no creo en estas historias”, —dijo.

Margaret y Grete cuentan el hecho a su madre que alerta inmediatamente al Padre Staelberg, cura de la parroquia.

Segunda Aparición

Al día siguiente, a la misma hora, la ‘Dama’ aparece pero sin el Niño Jesús, las manos juntas en rezo. Un rumor corre en el pueblo.


Tercera Aparición
5 de Noviembre de 1933

Se interroga a las cuatro niñas. La Virgen tenía el aspecto de una joven Mujer bellísima de unos 18 años, estaba de pie, levantada cerca de un metro de la tierra y apoyaba Sus pies sobre una nube blanca azulada, dentro de una ‘aureola luminosa oval que la rodeaba sobre una anchura de 30 ó 40 cm’. Sus Ojos son azules, como los del Niño Jesús. Lleva una ‘corona dorada ricamente trabajada, un largo vestido blanco ajustado al talle por un cordel’. Un ‘velo blanco no transparente’ cae de cada lado ‘haciendo algunos pliegues’ y oculta Su cabello. ‘Sobre Su Mano izquierda, cubierta por el velo, se sienta el Niño Jesús’ con globo de oro en la mano derecha sostenido por una Cruz. Ella levanta el Brazo, —precisan las niñas.”

El 7 de noviembre siguiente, sobre las 18:30 horas, entre 4 mil y 5 mil personas rodean a las videntes. Varios Sacerdotes presencian la Aparición. El día después, más de 7 mil personas vuelven al lugar. Las autoridades civiles prohíben al Padre Staelberg acompañar a las niñas.

Ese día, el padre Herkenhoff está allí: “Repentinamente, las niñas caen de rodillas, todas juntas, sin que una u otro haya hecho una señal a sus compañeras.” Plantean a la Aparición varias preguntas […] al cabo de un cuarto de hora, durante el cual siguieron estando constantemente rígidas, los ojos fijos sobre un punto preciso y sin contestar siquiera cuando les hablaban, Grete observa repentinamente al costado. Les pregunto, cómo está la Madre de Dios, ambas me responden con una expresión especialmente triste: “La Madre de Dios estaba muy triste y muy luminosa.”

El 5 de abril de 1939, Margaret está sola en la Aparición: Vi a la Madre de Dios directamente ante mí, a dos metros de mí y le pedí: —¿Madre, cómo querrías que se Te honre?

Como Reina del Universo y Reina de las Almas del Purgatorio.

—¿Por qué rezo deseas ser honrada?

Por las Letanías de Lauretanas.

En mayo, la Virgen aparece 13 veces, incluidas dos veces en la ubicación inicial, en pleno día (el 6 y 12). El 12 de mayo, Grete preguntó:

—¿Vamos a tener enfermedades?

No todavía.

—¿Debemos venir aquí cada día?

Sí.

A continuación, el número de las Apariciones disminuye.

El 21 enero y 12 de septiembre de 1940, las niñas la ven de nuevo. El 19 de octubre siguiente preguntan si curará a qué enfermos.

Sólo curaré al que venga con una intención recta.

Les da un ‘Secreto’ destinado al Papa:

¡No lo dirán, más que al Santo Papa de Roma!

El Mensaje se pone en un sobre sellado que se transmite a Pío XII por intermedio de Mons. Berning.

El 3 de noviembre de 1940, hacia las 20:30 horas, la Virgen Aparece por última vez. Da un ‘Secreto’ a cada niña y luego Su anuncio:

Ahora, Mis queridas niñas, Yo las bendigo en este adiós. ¡Sigan siendo buenas y fieles a Dios! Recen a menudo y de buen grado el Rosario […] Me voy al Cielo.


Investigación y Consagración:

El obispo de Osnabrück, nombró una comisión formada por dos Sacerdotes diocesanos opuestos a los hechos, para que hicieran una investigación veraz y exhaustiva. Luego de un tiempo declararon: “Poseemos pruebas inequívocas e irrefutables acerca de la verdad de estas Apariciones de Jesucristo.” El informe diocesano aprobó el carácter sobrenatural de los hechos. Luego fue enviado a Roma para su estudio por parte de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe.

El 23 de julio de 1942, Monseñor Berning expresa su posición durante la homilía pronunciada in situ: “De Heede brotó una rica bendición. Pude constatar que la Devoción Mariana aumentó de manera extraordinaria […] yo comprobé […] que la vida Sacramental, en particular, ha florecido de manera extraordinaria en su parroquia.”

El 3 de febrero de 1943 el prelado envía un informe positivo al Santo Oficio, luego nombra una nueva comisión teológica el 7 de marzo de 1946. Autoriza a los fieles a colocar en el cementerio parroquial una estatua de “María Reina del Universo”, hecha según las indicaciones de las videntes. Después de su muerte, en 1955, Monseñor Wittler, su sucesor, autoriza la construcción de un Oratorio en el cementerio.

El 3 de junio de 1959 se aprobaron estas Apariciones.

En 1973 se permite la Adoración Eucarística nocturna el Primer Sábado de cada mes en la Iglesia parroquial. Los enfermos son bendecidos el lunes de Pentecostés.

El 22 de agosto de 1977, la nueva Iglesia “María Reina del Universo” es consagrada.

En el 2000, el obispo Franz-Joseph Hermann Bode, Obispo diocesano, eleva a las dos Iglesias de Heede a la categoría de Santuarios diocesanos.

Al año siguiente, los alemanes eligen en Heede como fecha de la Fiesta de su Santuario el segundo domingo en junio.


Los Mensajes de Jesús y María en Heede

Son un nuevo llamado a la conversión y una grave advertencia al mundo.

“Yo soy la Señal de Dios Vivo. Pongo la Señal en la frente de Mis hijos. La estrella del infierno perseguirá Mi Señal, mas Mi Señal prevalecerá sobre el infierno. El mundo tendrá que agotar hasta las heces el cáliz de la Cólera Divina por sus pecados innumerables, que han herido al Sagrado Corazón de Jesús (…)”

“El furor de la estrella del infierno sobrepasará en violencia y causará devastación terrible, porque ya sabe que su tiempo es corto (…) ¡Rueguen y sacrifíquense por los pecadores! (…) ¡Recen el Rosario! No pidan tanto por las cosas exteriores (…) De ustedes depende acortar el período de las tinieblas (…) Oren siempre. Recen el Rosario. Hagan sus peticiones al Padre por medio de Mi Corazón Inmaculado (…) El Padre Eterno amenaza con una desgracia terrible a todos los que rechazan Su Voluntad.”

“Es Mi voluntad que Mi Mensaje sea dado a conocer literalmente. Un grupo pequeño entenderá el Mensaje correctamente y se llevará a cabo. La mayor parte de la gente no hará caso de él, sino que lo rechazará y se resentirá de él. ¡Pero no teman! Estoy con ustedes. Estos tiempos requieren de expiación. Si ustedes rezan, Yo cuidaré el resto”.


Síntesis de los Mensajes de Jesús a Margaret Gansferth (a partir de 1945)

“La humanidad no ha escuchado a Mi Santa Madre aparecida en Fátima para exhortar a hacer penitencia. Ahora vengo Yo Mismo en esta última hora para amonestar al mundo.”

“Los tiempos son graves. Hagan, por fin, penitencia los hombres por sus pecados. Aléjense de todo corazón del mal y oren, oren mucho para que se aplaque la Ira de Dios. Recen con frecuencia el Rosario, esa plegaria que tanto puede ante Dios. Menos diversiones y pasatiempos.”

“Estoy muy próximo. La Tierra temblará… Será terrible. Un Juicio en pequeño. Pero ustedes no teman. Yo estoy con ustedes. Se alegrarán y Me lo agradecerán. Los que esperan tienen Mi Ayuda, Mi Gracia y Mi Amor. Mas, para los que no están en estado de Gracia será espantoso. Los Ángeles de la Justicia están ya diseminados por los cuatro puntos cardinales. Yo Me daré a conocer al género humano. Todas las almas Me reconocerán como su Dios. Faltan cinco minutos para las doce. ¡Yo vengo, estoy a las puertas! La humanidad se lamentará.”

“Lo que ocurrirá será terrible, como jamás se vio desde el principio del mundo. Vengo Yo Mismo y manifestaré Mi Voluntad (…) Hijas Mías, vengo pronto, muy pronto. La Santísima Virgen María y los Coros de Ángeles intervendrán en todos estos acontecimientos. El infierno se cree seguro de su victoria, pero Yo se la arrebataré de las manos. Permitiré que lluevan sobre el mundo desventuras, pues de este modo se salvarán muchos. Bienaventurados aquellos que lo sufren todo por aquellos que Me ofenden. Yo vengo y Conmigo vendrá la Paz. Con un pequeño número de elegidos edificaré Mi Reino. Éste vendrá como relámpago, repentinamente, más pronto de lo que se piensa…”

“Los hombres rehúsan Mi Misericordia, Mi Amor y Mis Méritos. La humanidad es peor que antes del diluvio, agoniza en la ciénaga del pecado. El odio y la codicia guían sus corazones. Todo es obra de satanás. Esta generación merecería ser aniquilada, pero solamente mirando a los justos dejaré que triunfe Mi Misericordia.”

“La humanidad reconocerá Mi Poder y Yo les mostraré Mi Justicia y Mi Misericordia. Mis queridos hijitos; la hora se aproxima más y más. Rueguen incansablemente y no serán confundidos. Yo reúno a Mis elegidos. Convergerán al mismo tiempo desde todas las partes del mundo y Me glorificarán. Yo vengo. Felices los que están preparados; felices los que Me escuchan.”


 

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.