“¿Por qué calláis ante estos Mis Mensajes?”

JULIÁN SOTO AYALA, “EL DISCÍPULO” / MÉXICO

MENSAJE DE NUESTRO PADRE DIOS A TODA LA HUMANIDAD
Recibido por “Discípulo” en Medellín, Colombia.
Viernes 23 de Junio de 2017.
Fiesta litúrgica del Sagrado y Eucarístico Corazón de Jesús. 

Escuchad Mi Palabra, pueblo Mío:

Abrid vuestros  oídos y vuestros ojos, volveos a Mí de corazón, Yo, El Señor, estoy ante ti para reprocharte por la corrupción generalizada, volved vuestro corazón a Mí y Me volcaré a vosotros con los tesoros de Mi Sabiduría, Ciencia y Conocimiento.

Sí, solícito Me volveré a vosotros, pueblo Mío, como se vuelve una madre al escuchar el llanto de su criatura.

Yo Soy el Señor Dios Todopoderoso, y que te colmó de amor; te vestiré, pueblo Mío, con hermosas túnicas y calzaré tus pies con calzado fino, perfumaré tu cabeza y te daré un nuevo nombre, conocerás Mi Amor y por lo tanto, estarás lleno de felicidad.

Escúchame, pueblo Mío, escucha a Mi profeta y vivirás, quien no escuche al profeta morirá, pues el profeta muestra la Palabra de Mi Boca y no miente.

Un Juicio habrá y una sentencia que alcanzará a los rebeldes. Aquellos a quienes fue enviado el profeta y se mofaron de él llamándolo tonto y necio, le inventaron calumnias y dudaron en su corazón de las palabras que en Mi Nombre su boca transmitía.

Sacerdote, profeta, que calle lo que tiene que decir estará ante Mí, que Soy El Todopoderoso, El Señor del Cielo y de la Tierra.

Sacerdote, profeta, que rechace Mi Ley y Mi Conocimiento, conocerá Mi rechazo, y su heredad no habitará en el Cielo Nuevo y la Tierra Nueva que voy a crear.

Sacerdote, pueblo y profeta que no cumpla lo que Yo pida, sufrirán y se lamentarán por haber desobedecido Mi Voz y menospreciado Mi Ley.

Escucha, profeta y sacerdote, no os alimentéis de las culpas de los infieles, pues por vuestra culpa, la Tierra está gris y el cielo está obscurecido.

¿Con qué Me contentaré —dice vuestro Dios? Es tan poco el respeto a Mi Ley… ya habéis alejado de vuestras vidas al Amor Verdadero.

¿Qué es ese estruendo de ruido y confusión que llega a Mí?

Pueblo Mío, te ha dominado el vicio, el pecado y la lujuria. ¡Despierta ya, pueblo Mío, antes que la desgracia y el exterminio caiga sobre tus calles y plazas y tus mujeres y niños vayan al exilio!

¿Por qué provocáis Mi Cólera, sacando la vida de los vientres sagrados?
¿Por qué calláis ante estos Mis Mensajes?
¿No Soy, acaso, tu  Dios protector que te cuida y está atento a tus súplicas?

¿Cómo quieres, pueblo Mío, que te atienda de inmediato si no quieres escuchar Mi Voz?

Yo Soy El que te creó, quien te cuido, y ahora ignoras Mis Advertencias… Estáis entrando a tiempos sombríos, los pecados de Mis hijos han encendido Mi Furor Santo, pues muchos dicen que Yo no puedo ser un Dios Justiciero, amparándose a sí mismos.

Dicen algunos… No escuchemos al profeta, Dios no nos va a castigar, y siguen viviendo en sus acomodados placeres.

Esto dice El Señor Dios Todopoderoso:

Profetisa, hijo Mío, en Mi Nombre, contra la perversión de esta generación actual… pues los Ayes vendrán uno tras otro, os sorprenderá el granizo y el vendaval, los grandes edificios caerán con gran estrépito y serán incontables los muertos.

Escucha, pueblo Mío, es tu última oportunidad porque pronto, pueblos y naciones estarán ante Mí para Mi Juicio.

Pedí castidad y Me entregáis prostitución y adulterio.
Pedí reconciliación y Me entregáis odio y resentimiento.
Pedí fidelidad a Mi Ley y recibí rechazo y traición.
Envié a Mi Hijo Amado y pisotearon Su Sangre.

Envíe a Mi Hija Amada a la Tierra con mensajes, signos y señales de advertencia, y la respuesta ha sido débil.

Mi Corazón de Padre se siente traicionado y coronado de indolencia e indiferencia.

Por eso, por lo Mío, ya estoy cansado de vuestros crímenes y rebeldías, así que acortaré vuestro tiempo, en atención del pueblo de Mi Remanente Fiel.

Siendo Dios, Yo, Creador y Padre, tengo todo el derecho de reclamar reparación a Mi Corazón de Amor.

Pero quiero la decisión libre de Mi criatura, la sangre y la vida la tenéis diariamente. ¡La Vida y La Sangre de Mi Amado Hijo pisoteada y ultrajada, clama a Mí, grita Mí!

Deteneos un momento y pensad…

¡Oh, Humanidad!, graves y terribles acontecimientos os harán gemir, volverán sus ojos a Mí, clamarán a Mí, porque Yo, El Señor, tu Dios Todopoderoso, He decretado desde Mi Trono la Sentencia: Tribulación y persecución, sufrimiento tras sufrimiento.

Así vivirá Mi pueblo por haber rechazado Mi Voz.

El que escucha al profeta vivirá y quien no le escuche, morirá como los demás, en la ignorancia y en la oscuridad.

¡Oh, amadas naciones Mías!, abrid vuestros corazones y escuchadme… Es Mi Último Llamado de Amor, preparaos pues Mi Santa Justicia azotará pronto a los malvados y los inicuos.

Yo Soy la Sabiduría y el Amor, venid al Regazo de Paz.
Yo, Yahvé, He hablado.
Estad alertas y vigilantes.

________________________

Fuente:
APOSTOLADO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO A LOS SAGRADOS CORAZONES:
https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/2017  

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/      

Todos los Mensajes de Julián Soto, “El Discípulo”, publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/julian-soto-el-discipulo/ 

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.