“La poca Fe Católica que quede en el mundo será tan terriblemente atacada.”

JULIÁN SOTO AYALA, “EL DISCÍPULO” / MÉXICO

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO DICTA ESTE MENSAJE A DISCÍPULO Ciudad de Bogotá, Colombia, Parroquia de San Gerardo Mayela.
21 de Junio de 2017.

Amada humanidad, Mi Iglesia pasó el Getsemaní con profunda tristeza y dolor. Luego vivió la traición, pasando por el Jueves Santo.

Todo ha sucedido tan rápido, y los enemigos de Mi Iglesia no han desaprovechado ni un segundo para atacar las verdades medulares y conceptuales de la Fe.

La sombra negra de la traición ha llevado y condenado a Mis verdaderos ministros y servidores —que han guardado silencio ante los herodianos  modernos, herejes y apostatas de la verdad— al silencio del destierro.

Les han ordenado callar la Verdad y los han desterrado junto con Mis siervos, los profetas. El silencio del olvido ha llegado y el oscurantismo de la noche amarga se cierne sobre ti.

¡Oh, amada humanidad!, te han introducido al futuro incierto de la duda, y la sombra de la herejía está sobre ti. La ignorancia ha extendido redes diabólicas de conformismo, hedonismo, de falso placer y apego a lo terreno.

Ah… ignorancia sutil, que flagelas Mi Cuerpo, son los azotes de los pérfidos dueños del conocimiento y de la libertad, cautivando a muchos, volviéndose  a falsas fábulas modernistas de teólogos apóstatas que han seguido el camino de la perdición.

¡Ah… almas reparadoras!, llega la hora de la purificación, de la tribulación, el tiempo en que errores doctrinales deliberados contribuirán a la pérdida de la verdadera Fe.

Ahora impera la confusión en que Mis verdaderos servidores tendrán que huir del sometimiento deliberado de las voluntades de aquellos que quieren ejercer poder temporal en la Tierra, mediante el nuevo orden mundial, que cita en la mente astuta del anticristo, la terrible bestia que emergerá pronto del mar, para dominar y hacerse adorar.

La marca del anticristo es ya una realidad. Huid de esa perversa marca y alejaos de las contaminaciones y abominaciones de Babilonia la grande, pueblo Mío, alejaos de toda perversión maligna y vivid la Verdad.

No os convirtáis en cómplices de aquellos que se han infiltrado en Mi Iglesia, cuyo amo es belcebú.

Ningún mérito ni privilegio tienen aquellos que tuercen la Verdad confundiendo a los ignorantes.

¡Ah… amada humanidad!, la copa de la Ira Santa y el Celo de Mi Padre por Mi Iglesia está pronta a derramarse sobre los pueblos impíos, idólatras, cuyas calles y plazas están cubiertas con el humo y la ceniza de la iniquidad, vais a entrar a la etapa preparatoria.

¡Oh… amada humanidad!, serás cribada, asolada, azotada y purificada con grandes pruebas. La guerra está tan próxima pero Mi estirpe santa, pueblo de Mi heredad, remanente fiel, también está en la batalla luchando diariamente contra toda clase de espíritus pervertidores, que están alejando a muchos de Mis hijos.

Los enemigos de Mi Iglesia, masones infiltrados, ladrones y avaros, ya toman los clavos y el martillo para traspasar manos y pies. Ya el soldado ha preparado la lanza para perforar Mi cuerpo místico, atacando directamente Mi Presencia Eucarística y negando Mi  Divinidad. Yo Soy Dios y Hombre verdadero y Mi pueblo del remanente fiel es uno Conmigo.

El poder de Mi Padre, vuestro Padre, hará sentir la fuerza de Elías y de Enoc, testigos de la Verdad.

La Tierra se cimbrará pronto con un gran terremoto y empezarán los Ayes de los años proféticos que os restan para un Cielo Nuevo y Tierra Nueva.

Las naciones estarán atribuladas, y muchas se llenarán de espanto y terror. Los hombres querrán volver a sus casas, pero éstas habrán desaparecido entre lodo y escombros.

¡Ah… amada humanidad!, la desgracia de las Siete Copas caerá pronto de improviso y esta generación sufrirá por haber cambiado las Leyes Divinas de Amor por leyes humanas de odio.

¡Ah… amada humanidad!, hijos de Mi remanente fiel. Las puertas se han abierto porque Mi Espíritu desciende sobre ti. He abierto ya en los Cielos ventanas de Gracia y Virtud a raudales, para todos aquellos hijos e hijas Mías que creen en estos mensajes y los han puesto inmediatamente a la práctica.

La poca Fe Católica que quede en el mundo será tan terriblemente atacada.

Un relajamiento en la fe producirá, más que nada, falta de amor y caridad, enfriamiento y endurecimiento de los corazones, que permanecerán indiferentes insensibles y detestarán Mis advertencias que deseo transmitir por medio de Mis siervos, los profetas.

Ay… de Mis Sacerdotes que se acomodaron a las herejías y al falso mesianismo, a la impostura religiosa que someterá voluntades en un mundo sin Mí, en una gran selva humana, donde la bestialidad imperará enterrando el más grande y santo mandamiento al cual le di la perfección desde Mi Cruz.

Pueblo ignorante, abre tus ojos y mira, la mies está lista para la cosecha, y Mis Ángeles están aquí para sacarlos de la podredumbre de las grandes ciudades que serán arrasadas, saqueadas y destruidas. Miles y miles de refugiados irán llorando con tan sólo la maleta de sus penas en la espalda. Hombres, mujeres, ancianos, niños, jóvenes, serán desterrados y llevados a países lejanos.

Los Sacerdotes, Cardenales, Obispos que defiendan la Verdad derramarán su sangre por la verdadera Fe, porque ellos serán quienes Yo he escogido para el martirio final, lavando sus vestiduras con Mi Sangre.

Las Congregaciones y Órdenes Religiosas que aún perseveren en la Doctrina Santa serán disueltas, diseminadas en tierras extrañas, abruptas y montañosas. Ahí los protegeré de toda pena y daño porque el tiempo del remanente fiel habrá iniciado. Mientras, en el mundo habrá crecido el odio, la corrupción, la mentira y la impiedad. Los sacros valores de la vida y de la familia se habrán perdido.

Yo, Jesús de Nazaret, os doy estos mensajes para que os preparéis en los lugares de refugio y preservación de la auténtica Fe.

¡Oh… amada humanidad!, desata los lazos de impiedad que el modernismo ateo y práctico ha lanzado sobre ti. Huye de la herejía y del cisma, abre tus ojos y mira… ya el hacha está puesta a la raíz de los árboles. Y todo árbol que no dé fruto será cortado, y sus ramas serán arrojadas al gran lagar del Celo de Mi Padre.

Vivid en santidad, amada humanidad. Hoy os he hablado, os ha hablado El Cordero sin mancha.

Yo Soy Jesús de Nazaret. ¡Los amo y bendigo!

Ixtus.

________________________

Fuente:
APOSTOLADO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO A LOS SAGRADOS CORAZONES:
https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/2017  

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/    

Todos los Mensajes de Julián Soto, “El Discípulo”, publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/julian-soto-el-discipulo/  

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.