2 de Julio: Aparición de Nuestra Señora de Montallegro (1557)

2 de Julio
Año: 1557 / Lugar: MONTALLEGRO-RAPALLO, Italia
Aparición de Nuestra Señora de Montallegro
Vidente: Giovanni Chichizola



Aparición de Nuestra Señora de Montallegro

En la comuna de Rapallo, Provincia de Génova, Italia, se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Montallegro, el cual debe su origen a una Aparición de la Santísima Virgen.

Cuenta la historia que el Viernes, 2 de julio de 1557, Giovanni Chichizola, un anciano campesino de Montallegro, de regreso de Génova, donde había ido a vender sus productos, viene al Monte Leto, cansado y fatigado por el calor en aquel mes de julio. Se refugió en una cueva formada por seculares ruinas de un castillo y se quedó dormido. De repente, un resplandor que lo ciega, lo sacude del sueño y una Señora vestida con un color azul oscuro, bellamente bordado, brillante como el sol, le dice:

“¡No tengas miedo Giovanni! Soy la Madre de Dios. Te he elegido como mensajero de Mi Materna Voluntad. Anuncia, oh Giovanni, a los rapallenses, tus compatriotas, Mi Aparición.
Diles que quiero ser honrada en este pequeño Cuadro que os dejo, traído por ministerio angélico desde Grecia, como prenda segura de Mi Amor; ayunad los sábados.
Ve al eclesiástico de Rapallo y hazle saber que la Madre de Dios ha escogido este lugar para Su Residencia perpetua y quiere que aquí sea construida una Iglesia a Su Nombre.”

Sorprendido por la visión y asustado por la tarea que se le ha encomendado, Giovanni respondió: “Pero ¿cómo puedo yo, hombre pobre del campo, ser escuchado?”

 “Tu mostrarás esta Imagen y la escritura de esta piedra” —le asegura la Señora.

La visión desaparece, dejando una fragancia celestial y el ánimo del vidente lleno de alegría espiritual. En tierra, cerca de un arroyo, halla una pequeña tabla representando La Dormición de María Santísima. Giovanni extiende su mano para tomar esa Imagen y besarla, pero por más que hace fuerza para levantar el cuadrito, no puede moverlo de su lugar. Lleno de reverencia y temor, grita: “¡Milagro! ¡Milagro!”. Fue cuando corrieron algunos campesinos que trabajaban cerca, se maravillaron por la historia de Giovanni y admiraron el cuadro pintado.

Asunción de María_dormición-tablita-motallegro

La Dormición de María Santísima – Icono greco-bizantino.

El arzobispo de la Iglesia Parroquial de los Santos Gervasio y Protasio, a la que Giovanni fue a decir lo que pasó, salió en procesión con las autoridades y muchas personas hasta la cueva en la montaña, donde la tablita se destaca por sus vivos colores entre los setos verdes. El arzobispo toma el cuadro, lo envuelve en un velo de seda, no comprende las palabras escritas en la roca, y regresa en procesión hacia la ciudad, cantando devotamente, y lo coloca en la Iglesia bajo llave; la gente maravillada comenta el advenimiento y se vuelve a sus hogares.

A la mañana siguiente el pensamiento de todos está en el cuadro, el arzobispo abre el armario, pero la Imagen no está. Con la sorpresa de todos, el Cuadro fue encontrado de nuevo en el lugar de la Aparición. Los fieles vieron brotar en el lugar donde la Santísima Virgen había posado Sus Pies, una fuente de agua límpida y cristalina, que restablece la salud a los enfermos y que no se termina ni siquiera en épocas de gran sequía.

Esto generó aún mayor veneración en Rapallo. Así nació la convicción de que la misteriosa tablita, con el Tránsito de la Bienaventurada Virgen María, fue llevada por los Ángeles. El arzobispo de Génova constató la autenticidad de los hechos y en 1558, autorizó la construcción de una gran Iglesia.


Origen del Cuadro:
 

En el año 1574 una nave proveniente Ragusa, ciudad costera de la actual Croacia, fue llevada por una tormenta a la costa. El capitán entonces apeló a Dios haciendo votos de ir al Santuario más cercano si escapaban de la inminente tragedia. El barco llegó a las costas de Rapallo con toda la tripulación sana y salva, y de acuerdo con la promesa hecha, todo el grupo se trasladó al Santuario de Montallegro a dar las gracias a la Virgen. En el templo los miembros de la tripulación reconocieron la Imagen bizantina que había desaparecido misteriosamente de su tierra 17 años antes, y acusando a los rapallesi de robo, exigieron su regreso. El tribunal de la República de Génova, considerando la prueba de los hechos, obligó la devolución inmediata de la Imagen a las manos del capitán.

El capitán del barco partió de nuevo con el orgullo de haber redescubierto la antigua Reliquia, pero a pocos kilómetros de Rapallo la Imagen había desaparecido de la cabina a bordo del buque y no había rastro de ella. El barco fue entonces de vuelta a la bahía rapallese y de nuevo, en Montallegro, los marineros pudieron admirar con asombro que la Imagen se encontraba en su lugar en el altar, como había ocurrido la primera vez.

A partir de esa fecha, el Icono greco-bizantino no ha abandonado el lugar sagrado, según lo solicitado por la bella Señora.

Madonna de Montallegro_cupula

santuario-de-nuestra-senora-de-montallegro

Santuario de Nuestra Señora de Montallegro, Rapallo, Génova-Italia

________________________
Fuente:
Ángel Peña O.A.R. Lima, Perú, 2001. APARICIONES Y MENSAJES DE MARÍA, Segunda Parte, Apariciones Aprobadas por el Obispo”.
http://forosdelavirgen.org/152/nuestra-senora-de-montallegro-italia-2-de-julio/

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.