El Obispo de Roma es el Papa Francisco, elegido por el Poder del Espíritu Santo

PADRE MELVIN DOUCETTE
PadreMelvinD
Domingo, 23 de marzo de 2014

“El Servidor Elegido.”

(Lectura del Evangelio de San Mateo 12: 15–21)

“Jesús, sabiéndolo, se retiró de allí. Le siguieron muchos, y los curaba a todos, y les mandaba severamente que no le descubrieran, para que se cumpliese lo que había dicho el profeta Isaías: ‘He aquí mi siervo, a quien he elegido, mi amado, en quien se complace mi alma; pondré mi Espíritu sobre él y proclamará la justicia a las naciones. No disputará, no dará voces, ni oirá nadie su voz en las plazas. No quebrará la caña cascada y no apagará la mecha humeante hasta que haga triunfar la justicia. Y en su nombre esperarán las naciones’.”

Queridos amigos:
Todos los días recibo muchas llamadas telefónicas desde todo el mundo. Me llaman de África, de Europa, de Sudamérica y de Norteamérica. La mayoría me pide oraciones. Están enfermos y piden oraciones por su sanación. Rezo con cada persona que me lo pide. Una buena cantidad de ellos se sana. El Señor es bueno y los ama a todos.

(A continuación encontraréis el Mensaje de Nuestro Señor y Salvador entregado al Padre Melvin. Jesús le habló con estas palabras:)

“Sabéis, Mi hermano Melvin y todos Mis hermanos que amo a cada persona. Cuando alguien viene a Mí pidiendo sanación o que eche espíritus malignos, nunca Me niego, siempre que crea en Mí.
La mayoría de Mi propio pueblo, los judíos de Israel, no creyeron en Mí. No pudieron aceptar que era su Salvador anunciado por los profetas y Me rechazaron como si fuera falso. Sin embargo, como sabéis, soy realmente el Salvador del mundo, el Hijo de Dios. No creyeron en Mí a pesar de todos los milagros que realicé ante tanta gente. Los Apóstoles, sin embargo, Me aceptaron y Me siguieron excepto, por supuesto, Judas Iscariote, que fue quien Me traicionó.
Cuando fui a las áreas donde estaban los gentiles, fui aceptado por mucha gente que Me pedía que fuera a sus hogares a curar a los enfermos de sus familias. Hasta Me pidieron que resucitara a una niña que había muerto. Fui a su casa y allí resucité a la niña que estaba muerta en la cama.
Fui aceptado por más personas y con mayor fe entre los gentiles que entre los judíos. Es por eso que los Apóstoles fueron enviados a los gentiles para comenzar Mi Iglesia. Tuvieron mucho éxito en muchos lugares, aunque todos ellos, excepto San Juan, fueron martirizados. Los Apóstoles fueron quienes sentaron las bases de Mi Iglesia en muchos países y en ellos existe Mi Iglesia hasta hoy. Elegí a San Pedro para ser cabeza de Mi Iglesia y al final fue el Obispo a cargo de Mi Iglesia en Roma y todos sus sucesores han sido Obispos de Roma. Hoy el Obispo de Roma es el Papa Francisco, elegido por el Poder del Espíritu Santo. Aceptadlo y estaréis de acuerdo Conmigo. Es vuestro líder y habla en Mi Nombre. Os bendigo a todos.”

Padre Melvin

Fuente: https://groups.google.com/forum/#!topic/el-cielo-nos-habla/d-aQH9G0CM4

Nota: En la pestaña superior ‘Mensajes actuales’ puede descargar los Mensajes en PDF.

Esta entrada fue publicada en Mensajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .