Cenáculo 1 – Octubre 2018 – Año B

Apostolado de la Preciosa Sangre – Venezuela
¡Consolar es Adorar!
sangrepreciosa.venezuela@hotmail.com

Las Lecturas del Cenáculo 1 – Octubre 2018 – Año B – Son las mismas del 25° Programa de Reparación Octubre 2015.

Instrucciones para El Cenáculo

NOTA:

  • El llamado del Cenáculo es para todos los hombres y mujeres que aman a Dios.
  • El Cielo requiere al menos un tercio (1/3) de almas Consagradas a la Preciosa Sangre de Jesucristo que participen activamente durante los nueves meses de los Cenáculos de Oración desde el Tercer Jueves hasta la mañana del Sábado, comenzando en Octubre de 2018 y terminando en Junio de 2019.
  • A las 3:00 pm en punto en cada Tercer Viernes del Cenáculo Mensual, todos los participantes renovarán su Consagración y serán bendecidos con las siguientes oraciones:

Oración de Consagración de la Nación
a La Preciosa Sangre de Jesucristo

¡Oh, Infinita Bondad, Dios del Cielo y la Tierra! En Tu Bondad creaste al mundo, y lo que creaste revelaba Tu Bondad; y he aquí que son buenos. Padre, Tú amaste lo que creaste y lo bendijiste. A Tu imagen y semejanza Tú los creaste, y en el tiempo hiciste al hombre Tu Templo en la Tierra. Padre, ¡con cuánta infidelidad Te hemos correspondido! Te hemos correspondido con maldad ante toda Tu benevolencia y amor. Perdónanos, porque hemos pecado contra Ti. Tienes razón en condenarnos.

Ahora, ¿vas a olvidar Tu Amor y no amarás al mundo que Tú has creado? Padre, contempla a Tu Hijo, quien fue condenado a una muerte vergonzosa por amor a Tu pueblo, ten misericordia de ellos. Mira Su Sangre derramada por la humanidad y perdona a Tu pueblo.

Que la Preciosísima Sangre de Cristo sane al mundo de la ceguera del error y del pecado. Que la Preciosa Sangre de Cristo sane al mundo de las llagas de la corrupción y la descomposición. Que la Sangre de Cristo abra los ojos y mentes de Tus hijos para que vean lo verdaderamente valioso. Mantén a Tus hijos fieles a Tu Nombre. Que el mundo sea purificado de su ceguera por el mérito de la Preciosísima Sangre de Jesucristo.

¡Acaba con la maldad del terrorismo, de la guerra y del derramamiento de sangre! Protege al inocente, al débil y al joven, ¡oh, Misericordiosa Sangre de Jesucristo! Vence a las naciones y lleva a todos los hombres al conocimiento del Precio de su Salvación. Establece en todos los corazones el Reino de Tu Gloria, ¡oh, victoriosa Sangre de Jesucristo! Inflama todos los corazones con el fuego del Divino Amor. Cúbrelos con Tu Amor.

Hoy, nos sumergimos a nosotros y a todos los hombres en el océano de la Preciosa Sangre de Cristo. Traemos a nuestra nación y a todas las naciones del mundo ante Tu Trono de Misericordia para consagrártelas a Ti, ¡oh, Precioso Precio de nuestra Salvación!

Jesús, Tú eres nuestra Esperanza, nuestro Refugio y nuestra Salvación. A Ti nosotros prometemos nuestra fidelidad y amor de ahora en adelante.

Prometemos, con la ayuda de Tu gracia, defender la causa de la Preciosa Sangre de Jesús, y promover la Devoción a la Adorable Sangre de nuestra Salvación. Prometemos defender la vida y dedicarnos al servicio de Tu Reino. Acéptanos y haznos uno con el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Conságranos en el amor y renueva todo en Ti, ¡oh, Divino Conciliador! Tráenos y a todos los hombres al conocimiento, que somos una sola familia en la misma morada: la Tierra. Que tenemos un solo Padre: Dios. Y que tenemos un hogar eterno: el Cielo. ¡Restaura las diferentes lenguas de Babel y ayuda a todos los hombres para que vuelvan hablar un solo idioma de amor, ¡oh, Amor Misericordioso! ¡Que todos sean unidos en Cristo para el Reino de Paz en el mundo!

¡Baña y riega la Tierra, y haz todas las cosas nuevas en Cristo, ¡oh, Poderosa Sangre de nuestra Salvación! ¡Vence la maldad de nuestros días! Somete a los poderes de la oscuridad y lanza a lucifer y a sus agentes de regreso al abismo. Rocía la Tierra y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, ¡oh, Divino Salvador!, y otórgales Tu Salvación. Vence y derriba a los agentes de lucifer, que están sirviendo como líderes de Tu pueblo, y pon fin a sus reinos. Entroniza a un Pastor que siga Tu Corazón para que gobierne a Tu pueblo. Rompe las cadenas de los gobernantes malvados, ¡oh, poderosa Arma de nuestra Redención!, y reconstruye nuestras ciudades en justicia y amor. Libera a Tu pueblo del yugo del comunismo, de la falsa libertad, de la maldad de la voluntad humana y del orgullo de lucifer. Reconstruye a las naciones en Tu Amor, y fortalece a las ciudades en el temor de Tu Nombre. Abre a todos los hombres la puerta de Tu Salvación, y permíteles reconocerte el Precio de nuestra Salvación. Tú eres nuestra Esperanza, nuestro Descanso y nuestra Salvación, ¡oh, Preciosa Sangre de Jesucristo!

Nos sumergimos a nosotros, y a todos los hombres, hoy y siempre, en el Océano de la Preciosa Sangre al Consagrarnos a Ti. Refugia a todos los hombres en Tu Amor y atráelos cerca de Ti. Dependemos de Tu Gracia, para permanecer fieles a Ti. Así que le pedimos a Tus Santos, Ángeles, y sobre todo a Tu Madre, que intercedan por nosotros.

A Ti, ¡oh, Madre María!, entregamos este Acto de Consagración. Presérvalo y perfecciónalo, para la gloria de Dios y para la salvación de las almas. Te lo pedimos, por Cristo, Nuestro Señor. Amén.

María, Rosa Mística, Madre de Jesucristo Agonizante,
     –Ruega por nosotros.

San José, Esposo de María,
     –Ruega por nosotros.

Santos Pedro y Pablo,
     –Rueguen por nosotros.

San Miguel Arcángel,
     –Ruega por nosotros.

Santa Cecilia, Patrona de las Corales,
     –Ruega por nosotros.

Apariciones de Jesús y María

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA

BernabéNigeria4A continuación presentamos el 25º (Vigésimo quinto) Programa de Peregrinación y Reparación, que se llevará a cabo desde el jueves 15 al viernes 16 de Octubre de 2015, —Tercer Viernes del Mes—, en Tierra Santa de Adoración y Renovación, Estado de Enugu, Nigeria, y que ha sido pedido por la Santísima Virgen y Nuestro Señor Jesucristo a Bernabé Nwoye, como Día de Reparación y como parte de la Devoción a la Preciosísima Sangre. 

Las Pereginaciones de Reparación comenzaron en el mes de Agosto de 2013, en Nigeria, y las estamos publicando semanalmente desde el comienzo. 

Cada Programa de Oración tiene Mensajes distintos y el horario se puede adaptar  para realizar la Reparación de la mejor manera desde nuestros hogares  o parroquias. La Virgen le dijo a Bernabé el 15 de enero de 2004:

“Que todas las rodillas se doblen en reparación. Que…

Ver la entrada original 20.432 palabras más

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario

18 de Octubre: San Lucas Evangelista (†84)

Tomado de La Leyenda de Oro para cada Día del Año – Vidas de Todos los Santos que venera la Iglesia – Barcelona, 1866 – Tomo III, Octubre, Día 18, Página 277.



San Lucas, Evangelista

El glorioso Evangelista San Lucas fue natural de la ciudad de Antioquía, hijo de padres nobles y ricos, y desde su niñez inclinado al estudio de las buenas letras y de toda virtud. Es gran señal de su honestidad el haber perseverado virgen toda su vida. En la elocuencia y en las demás ciencias puso mucho cuidado, y más particular en la medicina, la cual ejercitó, y San Pablo le llama médico carísimo. También aprendió el arte de pintar, no por hacer oficio y tener nombre de pintor, sino (como es de creer) para saberla y ocuparse en ella algunos ratos, y pasar el tiempo honestamente.

Orígenes, Epifanio, San Gregorio y Simeón Metafrastes dicen que fue uno de los setenta y dos discípulos que el Señor (además de los apóstoles) envió a predicar su Evangelio, como lo refiere el mismo San Lucas. Algunos de estos autores, y Teofilato y Nicéforo, son de parecer que San Lucas fue compañero de Cleofás, y uno de los discípulos que el día de la Resurrección iban a Emaús, cuando en traje de peregrino se les apareció el Señor, y otros traen algunas razones y conveniencias para probar esto; y a mi parecer no están tan fundadas, que por ellas se pueda tener por cierto. Antes San Ireneo, Tertuliano, Eusebio, San Jerónimo, San Agustín, Doroteo, Beda y Pedro Damián dicen que San Lucas no fue de los setenta y dos discípulos. Y si se ponderan bien las palabras que el mismo San Lucas hablando de sí dice en el principio de su Evangelio, fácilmente se echará de ver que le escribió, no como testigo de vista, sino de oídas, y como le informaron los que desde el principio fueron discípulos del Señor.

Lo cierto y sin duda es que San Lucas fue compañero de San Pablo en sus trabajos y peregrinaciones, y que fue señalado para esto de las iglesias. Y así el mismo San Pablo, escribiendo a su discípulo Timoteo, le dice: «Lucas solo está conmigo.» Y a los colosenses: «Saludaos a Lucas, mi muy amado.» Y a los de Corinto: «Con Tito (dice) os enviamos a nuestro hermano (entendiendo a Lucas), que tiene loa en el Evangelio por todas las iglesias, y no solo hay en él esto, sino que está señalado de las iglesias para que sea compañero de nuestra peregrinación.» Y así es de creer que San Lucas trabajó y padeció mucho en la predicación del Sagrado Evangelio, y que fue particionero de las grandes fatigas, molestias, incomodidades y persecuciones que padeció San Pablo cuando iba alumbrando el mundo con la Doctrina del Cielo.

Aunque no fue San Lucas luego al principio compañero de San Pablo, sino pasado algún tiempo, y cuando el Santo Apóstol llegó a una ciudad marítima de Asia, llamada Troade, como lo significa San Ireneo. Escribió San Lucas su Sagrado Evangelio en griego, en estilo elegante para enseñar a los griegos, a quienes San Pablo predicaba como San Mateo había escrito su Evangelio en hebreo para los hebreos, y san Marcos el suyo en latín (a lo que parece a algunos autores) para los romanos y latinos, donde escribió. Y el mismo San Pablo es de creer que dio noticia a San Lucas de muchas cosas de las que escribe en su Evangelio. Y por esto dice San Jerónimo que algunos fueron de parecer que cuando el Apóstol dice en sus epístolas: Juxia Evangelium meum: Según mi Evangelio, que habla del Evangelio que escribió San Lucas, porque San Lucas le había aprendido de él y le había escrito, informado del mismo Apóstol y en su compañía.

Pero, no solamente San Lucas fue enseñado del Apóstol San Pablo para escribir el Evangelio, sino también de los otros Apóstoles, y especialmente de la Sacratísima Virgen María, Nuestra Señora, con la cual parece que tuvo mucha familiaridad, y de Ella fue muy favorecido, y supo los sagrados y secretos Misterios de la Encarnación del Verbo Eterno en sus entrañas, la visitación de Santa Isabel, la santificación, gozo y saltos del niño Juan en el vientre de su madre, el Nacimiento del Señor en Belén, Su Circuncisión y la Presentación en el Templo, y todos los otros misterios que solo San Lucas escribe en su Evangelio, y sola la que era Madre y había sido testigo y tenía parte en ellos los sabía y se los podía descubrir.

Además del Sagrado Evangelio escribió San Lucas otro libro que se llama los Hechos Apostólicos, en el cual, comenzando desde la subida a los Cielos del Salvador, y tratando de la venida del Espíritu Santo, escribe la predicación de los Apóstoles, los milagros que hicieron, las contradicciones que tuvieron de los judíos, las costumbres con que los cristianos de la primitiva Iglesia vivían, la muerte de San Esteban, la conversión de San Pablo, cómo Herodes mandó degollar a Santiago el Mayor y prender a San Pedro, y el Señor le libró.

Finalmente, siendo ya San Lucas compañero de San Pablo, va contando su peregrinación, sus trabajos, sus persecuciones, de que no pequeña parte le cupo al sagrado evangelista, hasta que llegaron a Roma, donde estuvo dos años San Pablo preso, y allí pone fin y remata su libro. Dejando al glorioso Apóstol en Roma, volvió San Lucas a Oriente; y habiendo ilustrado con su presencia la provincia de África, pasó a Egipto y a la superior Tebaida, y de allí a la inferior, donde fue Obispo, y convirtió gran número de gentiles a la fe de Jesucristo, Nuestro Señor.

Allí estuvo muchos años, ordenó Sacerdotes y consagró Obispos, y los envió a predicar por diversas partes. Derribó ídolos, levantó altares, edificó Templos al Señor, y con su vida y predicación santísima toda aquella provincia, de una tierra yerma y estéril, se convirtió en un jardín amenísimo, lleno de plantas celestiales y divinas. Y habiendo gastado en estas santas y fructuosas ocupaciones su vida, y llegado a la edad de ochenta y cuatro años (como escribe San Jerónimo), dio su bendita alma al Señor en Bitinia; y a lo que se saca del mismo Santo Doctor, y de Isidoro, Metafrastes y otros autores, murió de su muerte natural. Verdad es que san Gregorio Nacianceno da a entender que fue mártir, y lo mismo San Paulino, Obispo de Nola, en dos versos, que dicen: Hic pater Andreas, et magno nomine Lucas, Martyr, et ilustris sanguine Nazarius.

Y San Gaudencio, obispo de Bresa, siente lo mismo. Y Nicéforo Calixto, no solamente dice que fue mártir; pero escribe el género del martirio con que fue martirizado, y que le colgaron de un olivo, y que allí acabó su vida, y Glicas es también de este parecer.

Entre las otras cosas memorables y dignas de veneración que hizo el bienaventurado Evangelista San Lucas, fue una pintar las Imágenes de Cristo, Nuestro Salvador, y de la Sacratísima Virgen, Su Madre, y retratarlas muy al vivo, y dejarlas a la Iglesia católica para consuelo de todos los fieles; las cuales Imágenes fueron siempre tenidas en grande estima y reverenciadas con gran devoción. La de la Virgen, que pintó San Lucas, hoy día está en Roma, en la basílica de Santa María La Mayor, y el Señor ha obrado muchos milagros por ella.

Murió San Lucas a 18 de Octubre, en que la Iglesia celebra su fiesta. Sus sagradas reliquias, con las de San Andrés y San Timoteo, mártir, fueron llevadas a Constantinopla, donde el emperador Constancio, hijo del gran Constantino, les edificó un suntuoso templo; y después, andando el tiempo, el cuerpo de San Lucas se trasladó a la ciudad de Padua, donde ahora está, como lo dice el Martirologio romano, aunque la cabeza y un brazo de este sagrado evangelista se muestran y reverencian en Roma en la iglesia de San Pedro.

De San Lucas escriben todos los martirologios; Eusebio, San Jerónimo, San Agustín, Isidoro, Metafrastes, Nicéforo y todos los que han escrito comentarios sobre los Evangelios.

(P. Ribadeneira.)

Relicario de san Lucas, con forma de arca, en la Basílica de Santa Justina en Padua.


Fuente:
https://books.google.co.ve/books/about/La_Leyenda_de_Oro_para_cada_dia_del_a%C3%B1o.html?id=7SEMOaLhxFwC&redir_esc=y

https://es.wikipedia.org/wiki/Lucas_el_Evangelista

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

16 de Octubre: Las Apariciones de San Miguel Arcángel en el Monte Saint-Michel (708)

16 de Octubre 
Año: 708 / Lugar: MONTE SAINT-MICHEL, Francia
Apariciones de San Miguel Arcángel
Vidente: San Auberto, Obispo de Avranches (660-725)



 Apariciones de San Miguel Arcángel
en el Monte Saint-Michel


Datos geofráficos

El Monte Saint-Michel es una comuna francesa del departamento de la Mancha, en la región de Baja Normandía. Situado sobre un promontorio rocoso en una isla mareal del estuario del río Couesnon, debe su nombre a la abadía consagrada al culto del Arcángel San Miguel y cuyo nombre en latín durante la Edad Media era «Mons Sancti Michaeli in periculo mari». El Monte Saint-Michel es el segundo Santuario más importante del mundo, después del Monte Gárgano, dedicado a San Miguel Arcángel.


Apariciones de San Miguel Arcángel

Según la leyenda, sucedió esta Aparición por los años de 708. El Obispo de Avranches llamado Aubert, habría construido una iglesia dedicada al Arcángel San Miguel, tras habérselo pedido personalmente el mismo Arcángel en tres Apariciones sucesivas sobre la Peña o escollo llamado, la Tumba del Mar, situado en su Diócesis a la entrada del mismo mar, en aquel recodo angular que forman la Normandía y la Bretaña.

Habiendo llegado a noticia del maravilloso suceso acaecido en la Tumba, muy semejante al de Monte Gárgano, el Obispo Auberto también a imitación del Obispo de Siponto, Lorenzo Maiorano, exhortó a los fieles en su obispado a ayunos y oraciones para que el Señor se dignase declararles Su Voluntad. Pero no fue tan dócil como el otro Obispo; porque aunque el Señor se la declaró con señales muy sensibles, se resistía a creerlas con sobrada obstinación, hasta que fue severamente castigado; y haciéndole la pena cuerdo y dócil, reconoció que San Miguel quería ser particularmente venerado en aquel sitio.

El Obispo Auberto edificó entonces, sobre la cima de la misma Peña una bella Iglesia, que se acabó el año de 709, y el día 16 de Octubre se dedicó solemnemente al Arcángel San Miguel, quedando este día señalado para celebrar todos los años la Fiesta de la Dedicación. Este mismo Prelado echó de allí a los ermitaños que hacían vida solitaria en el distrito de la Peña e instituyó doce Canónigos para servicio de la Iglesia. Poco tiempo después, muchos enfermos quedaban sanados y así el Santuario tomó mucha fama.

Pero como con el discurso del tiempo los sucesores se relajasen, haciendo una vida de poca edificación, Ricardo I, Duque de Normandía, los despojó del sitio, y convirtió la Iglesia Colegiata en un Monasterio de Benedictinos, en el año 966; lo cual le hizo perder su antiguo nombre, y hoy sólo es conocido por El Monte de San Miguel, convirtiéndose en una de las romearías más célebres de Francia que hacían muchos Reyes cristianos de todas las naciones de la Europa.

La iglesia original fue ensanchada y engrandecida con el paso de los siglos. El Arcángel San Miguel, matando al dragón del Apocalipsis, se encuentra en la parte superior de la torre de la abadía. Los reyes franceses hasta Carlo Magno, dedicaron sus reinados a San Miguel.

En 1791, los últimos benedictinos dejan la abadía a consecuencia de la Revolución Francesa. La convierten entonces en prisión donde son encarcelados, desde 1793, más de 300 Sacerdotes que niegan la nueva constitución civil del Clero.

En 1912, los Obispos franceses renovaron la Consagración del país a San Miguel Arcángel.

En en la actualidad es un centro de peregrinación. La arquitectura prodigiosa del Monte Saint-Michel y su bahía lo hacen el sitio turístico más concurrido de Normandía y uno de los primeros de Francia, con unos 3.200.000 visitantes cada año. La estatua de San Miguel Arcángel colocada en la cumbre de la iglesia abacial se erige a 170 metros por encima de la orilla.

Abadía del Monte Saint-Michel.


Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Abad%C3%ADa_del_Monte_Saint-Michel
https://es.wikipedia.org/wiki/Auberto_de_Avranches
https://aparicionesdejesusymaria.blog/2016/10/01/las-apariciones-de-san-miguel-arcangel/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

17 de Septiembre: Santa Hildegarda (1098-1179)

17 de Septiembre
Año: 1138 / Lugar: BINGEN, Imperio Romano Germánico
Profecías
Santa Hildegarda (1098-1179)



Profecía sobre el anticristo:
“El anticristo reinará por breve tiempo (…) Se presentará como el Mesías enviado por Dios, y los judíos lo aceptarán como tal. No en tanto tratará de transformar todo el orden de la Tierra. Despreciará las leyes y los principios religiosos para atraer el mundo hacia sí. Concederá total libertad en relación a los Mandamientos de Dios, permitiendo que cada uno viva el sabor de sus pasiones. Predicará el amor ilícito y destruirá los lazos familiares. Afirmará que los pecados y vicios no son ni pecados ni vicios. Precediendo inmediatamente al anticristo habrá inundaciones y terremotos.”

El Señor pondrá en manos de nuestros enemigos la vara de hierro destinada a vengarlo:
”Cuando se haya perdido enteramente el temor de Dios, guerras atroces y crueles se sucederán a porfía; una multitud de personas serán por ellas inmoladas y muchas ciudades se convertirán en montones de ruinas. Así como el hombre gana por su fuerza sobre la debilidad de la mujer y el león supera a todos los animales, del mismo modo algunos hombres, de una ferocidad sin igual, suscitados por la Justicia Divina, se burlarán del reposo de sus semejantes. Así ha sucedido desde el principio del mundo; el Señor volverá a poner en manos de nuestros enemigos la vara de hierro destinada a vengarlo cruelmente de nuestras iniquidades”. (S. M. Mirakles, págs. 39-40).

*******


Tomado de La Leyenda de Oro para cada Día del Año – Vidas de Todos los Santos que venera la Iglesia – Barcelona, 1866 – Tomo III, Septiembre, Día 17, Página 80.

Santa Hildegarda, Virgen

Nació en la diócesis de Maguncia el año 1098, de los condes de Spanheim. Apenas tenía ocho años fue entregada a la abadesa de un convento, parienta suya, que debía cuidar de su educación. A pesar de su tierna edad mostró desde luego decidida afición a todo lo que era santo y virtuoso, y abierta repugnancia a las cosas del mundo. Algunos años después recibió el hábito religioso en el mismo monasterio, y creció de tal modo en ella el espíritu de perfección, que el cielo la favoreció muchas veces con divinas visiones.

San Bernardo, que estaba predicando la cruzada en aquel país, visitó a Hildegardis varias veces, y habiéndola examinado detenidamente declaró que se hallaba dotada de espíritu profético. Su humildad, su modestia, su paciencia y recogimiento eran superiores a toda ponderación: era un ángel en carne, un serafín en amor encendido a su esposo Jesucristo.

Por la muerte de la abadesa, su parienta, fue la Santa elegida Superiora de la casa, en cuyo destino continuó viviendo en íntima unión con su Dios. No descuidaba por esto la solicitud debida al buen desempeño de su encargo; pero habiéndose aumentado considerablemente su comunidad, Hildegardis se retiró al monte de San Roberto, cerca de Bingen, el año 1148. Después fundó otro monasterio en la diócesis de Maguncia, y en él murió el día 17 de setiembre del año 1179, el ochemta y dos de su edad.   

Esta santa fue célebre en su tiempo en todo el orbe cristiano, y lo prueban las varias obras religiosas que nos ha dejado, y particularmente una colección de cartas que escribió, la mayor parte dirigidas a las personas más calificadas de la Iglesia y del estado, que le pedían su consejo.

Reliquias de Santa Hildegarda de Bingen en Iglesia de Eibingen.


Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Hildegarda_de_Bingen
http://www.hildegardiana.es/

https://books.google.co.ve/books/about/La_Leyenda_de_Oro_para_cada_dia_del_a%C3%B1o.html?id=7SEMOaLhxFwC&redir_esc=y

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

8 de Septiembre: Apariciones de la Virgen en Porzus (1855)

8 de Septiembre
Año: 1855-1856 / Lugar: PORZUS-Udine, Italia
Apariciones de la Virgen
Vidente: Teresita Dush, de diez años



Apariciones de la Virgen en Porzus

La historia de las Apariciones de la Virgen a Teresita Dush inició el 8 de Septiembre de 1855, Fiesta del Nacimiento de la Virgen María.

La pequeña Teresa narra don Carlo Gamberon, en la publicación de Ecco la croce (Reana 1993) después de haber pasado parte de la mañana, primero en la Iglesia, y después en la plaza, en los simples e ingenuos ojos, regresó a casa para comer y al terminar le dijo a su madre que quería volver con sus amigas; fue entonces cuando se le ordenó ir a los campos a cortar hierba para las vacas. Teresa, que entonces tenía diez años, se opuso a las órdenes de su mamá diciendo que era el día de la Virgen y no se debía trabajar. Pero al final la pequeña tuvo que obedecer, y con lágrimas en los ojos tomó el hacha y salió de casa para dirigirse a los campos. Cerca de los pastos, mientras estaba por comenzar a trabajar, todavía llorando, vio una luz extraordinaria difundiéndose a su alrededor. Levantó la mirada y vio una bellísima Señora que la veía y le sonreía… La Señora celestial le dice:

“Hija Mía, tú has obedecido a tu madre, y has llorado porque no querías desobedecer a Dios. Ahora no llores más. Consuélate y dame, por favor, el hacha.”

La pequeña obedeció y le dio el humilde instrumento de trabajo. La Santa Virgen delante de la mirada admirada de la niña, se inclinó, talló un poco de hierba, y levantándose se la dio diciendo:

“Llévala a las vacas, bastará para todo el día.”

¡Oh!, Madre del Cielo, es muy poca dijo observando la hierba no bastará.

“Ten fe, hija Mía, será suficiente.

Diles a todos de no trabajar en los días de fiesta, y santificar el Día del Señor; de otra forma, la epidemia de cólera no terminará. Y diles de no blasfemar, porque de esta manera ofenden a Mi Hijo y lastiman Mi Corazón Materno.

Además, cuiden de hacer ayunos y vigilias, y de rezar con fe y amor el Rosario.”

Desde Septiembre de 1855 a Junio de 1856 Teresa tiene otras dos Apariciones en la Iglesia de Porzus, dedicada a San Juan Bautista, durante el canto del Vespi y la oración del Rosario. Cuando Teresita se acercó al altar, la Madre de Dios le hizo contemplar primero el Crucifijo, después, invitándola a estirar su mano, le imprimió en el dorso una pequeña cruz diciéndole:

“Éste es el Signo de Mi Hijo, signo de Su Amor eterno para todos, muéstraselo a tu madre y a quienes son débiles en la fe, y te creerán.”

Teresa llevó durante toda su vida la pequeña cruz, de un tamaño aproximado de 3 cm, en el dorso de su mano izquierda. Al inicio, la marca era reluciente como el oro, después con el paso del tiempo se volvió roja y al llegar al final de su vida se volvió blanca.

Durante el transcurso de otra Aparición de la Virgen, se le reveló un secreto que Teresa no quiso decir nunca. Justo después de esta experiencia y de la muerte de sus padres la vidente fue llevada a Udine, a la “Casa de Huérfanos” de don Luigi Scrosoppi.

De 1860 a 1864 prestó servicio en alguna familia. Estuvo siempre seguida por la Madre Serafina Strazzolini, de las Hermanas Educadoras del Padre Scrosoppi. En 1864 hizo la petición para convertirse en monja y tuvo la última Aparición, durante la cual la Virgen le concedió el don de saber leer el breviario en latín, siendo analfabeta.

En 1886 hizo los votos religiosos y el Padre Scrosoppi le dio el nombre de María Osanna. En los años siguientes la enviaron a Cormons, al Santuario de María Santísima Rosa Mística y a Orzano, con el encargo de vigilar a las niñas durante los juegos.

Sus últimos meses de vida, a causa de una enfermedad, Sor María Osanna los pasó en Udine. Murió santamente el 17 de Agosto de 1870.


Fuente:
Ángel Peña O.A.R. Lima, Perú, 2001. APARICIONES Y MENSAJES DE MARÍA, Segunda Parte, Apariciones Aprobadas por el Obispo”.

http://www.aparicoesdenossasenhora.org/es/avm/home

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

20 de Octubre: Historia de El Santo Cristo, Señor de Los Milagros.

13 de Noviembre y 20  de Octubre 
Años: 1655 y 1687  / Lugar: PACHACAMILLA-LIMA, Perú
Después de dos terremotos el muro de adobe donde estaba pintado El Santo Cristo, Señor de los Milagros, quedó intacto.

El verdadero Rostro de El Señor de Los Milagros.



Historia de El Santo Cristo de Los Milagros

El Señor de los Milagros o Señor de Los Temblores, por los milagros ocurridos en la Imagen en ocasión de varios terremotos, es una Imagen de Jesucristo Crucificado originalmente pintada en una tosca pared de adobe, ubicada tras el Altar Mayor del actual Santuario de Las Nazarenas de Lima, Perú. Posteriormente fueron añadidas las imágenes de Dios Padre, la Virgen Dolorosa y María Magdalena.

Desde el siglo XVI, en el Perú, era común el tráfico de esclavos quienes llegaban procedentes de África Occidental, clasificados por castas: congos, mandingas, caravelíes, mondongos, mozambiques, terranovos, minas y angolas. Los negros angola, el grupo más numeroso entre los esclavos negros, se vendían más barato porque eran considerados como flojos y enfermizos. Los africanos, tanto esclavizados como libres, se instituían en cofradías de negros con aprobación eclesial, que eran agrupaciones de unos cien miembros en promedio, y estaban a cargo de un retablo o capilla en los Templos de Lima, dirigidas por un Mayordomo o Caporal.

Precisamente, los angolas fueron llevados a la zona de Pachacamilla en 1651, durante el Virreinato de García Sarmiento de Sotomayor, y al estar instalados se organizaron para construir sus cabañas o callejones y levantaron el local de su cofradía en Pachacamilla, a las afueras del Centro histórico de Lima. En una de las paredes de adobe del galpón, sede de su cofradía, un esclavo angoleño negro llamado según se cree, Benito o Pedro Dalcón, por inspiración Divina y sin estudios de pintura, plasmó al temple, con un acabado imperfecto, la Imagen de Cristo Crucificado, sobre la tosca y frágil pared de adobe, cerca de una acequia de regadío.

Un esclavo angoleño negro, por inspiración Divina y sin estudios de pintura, pintó la Imagen de Cristo Crucificado, sobre la tosca y frágil pared de adobe.


El Terremoto de 1655

El 13 de noviembre de 1655 a las 14:45 horas, tuvo lugar un terrible terremoto que estremeció Lima y el Callao, derrumbándose templos, mansiones y casas, dejando miles de víctimas mortales y damnificados. El terremoto afectó también al pueblo de Pachacamilla, derrumbándose las viviendas. Se cayeron todas las paredes del local de la cofradía, produciéndose entonces el Primer Milagro: el débil muro de adobe en donde se erguía la Imagen de Cristo Crucificado quedó intacto, sin ningún tipo de resquebrajamiento.


Las Autoridades reprueban las Reuniones

Tras ese milagro, se efectuaron reuniones para venerar la Imagen los viernes por la noche, alumbrados por las llamas de cera. Los pobladores llevaban flores, perfumando el ambiente con el sahumerio, entonando plegarias acompañándose de arpa, cajas y vihuelas. Con el correr del tiempo fue aumentando la peregrinación. Pero muchas veces se produjeron hechos de índole distinta a las prácticas religiosas, y viendo con malos ojos todos estos hechos el Párroco de San Sebastián, José de Mena, hace del conocimiento al entonces virrey Conde de Lemos, don Pedro Antonio Fernández de Castro, que intervenga como autoridad, para que prohibiese las reuniones y que diera la orden irrevocable de borrar al Cristo, ya que, según su criterio, estaba fuera de los cultos religiosos.

El Virrey trasladó la solicitud a la máxima autoridad eclesiástica, que era en ese momento el Provisor y Vicario General Esteban de Ibarra. Éste envió el 4 de Septiembre al sitio al promotor Fiscal del Arzobispado, José Lara y Galván Laureano de Mena y el Notario Juan de Uría, quienes verificaron la existencia de la Imagen del Cristo Crucificado, una concurrencia de unas doscientas personas que entonaban el salmo Miserere «Tibi soli peccavi» y la presencia del sacristán de la Parroquia de San Marcelo, José de Robledillo, a quien José Lara le llamó la atención de autorizar con su presencia tal tipo de reuniones. Se armó un tumulto en que los congregados en el lugar rodearon a los representantes eclesiásticos que se vieron obligados a abandonar el lugar.


Se dictaminó que se borrase la Imagen de Cristo

Esteban Ibarra dictaminó que se prohibiesen tales reuniones y que se borrase la imagen, por lo cual entre el 6 y el 13 de septiembre de 1671, se constituyó al lugar un comité especial, dispuesto por el Promotor Fiscal del Arzobispado, José Lara y Galán, un notario, posiblemente el mismo Juan de Uría, un pintor indígena de brocha gorda y el capitán de la guardia del Virrey, Pedro Balcázar, escoltado por dos escuadras de soldados para el caso que se produjesen desmanes por la cantidad de curiosos y vecinos que rodeaban el lugar.

Pared con la Imagen original que permaneció de pie después de los terremotos.


Segundo Milagro: La Santa Imagen no pudo ser destruida

El primero en intentar destruir la Imagen fue un pintor indio, quien al momento de subir por la escalera hacia la Imagen comenzó a sentir temblores y escalofríos, teniendo que ser atendido; intentó de nuevo proseguir con su tarea, pero al subir otra vez, fue tal su impresión que bajó rápidamente y se alejó asustado del lugar sin concretar el encargo. El segundo hombre, se acercó a la Imagen, pero algo vio en ella que le hizo desistir de raspar la imagen. El tercero, fue un soldado real, de ánimo más templado, éste subió, pero bajó rápidamente explicando luego que cuando estuvo frente a la Imagen, vio que ésta se ponía más bella y que la corona de espinas se tornaba verde.

Ante la insistencia de las autoridades por borrar la Imagen, la gente manifestó su disgusto y comenzó a proferir grandes voces. En vista de lo cual el virrey y el vicario Ibarra decidieron revocar la orden y el Vicario Ibarra autorizó su culto. Luego de una visita del virrey y su esposa, dispusieron se levante una ermita provisional.


La Primera Misa ante las altas Autoridades Eclesiásticas y Civiles

El 14 de septiembre de 1671 se ofreció la primera Misa ante las altas autoridades eclesiásticas y civiles, en la recientemente inaugurada ermita que se erigió por orden del virrey, Pedro Antonio Fernández de Castro, Conde de Lemos, fecha que coincide con el día de La Exaltación de la Santa Cruz, comenzándose a difundir el culto y a llegar de diferentes lugares numerosos fieles, comenzándolo a llamar al Crucificado, Santo Cristo de los Milagros. Un detalle muy resaltante fue la gestión del Párroco de San Sebastián y de Doña Margarita Andy Tebes Manrique de Lara, para el traslado del Mural a dicha parroquia, pero no esperaban la negativa de las autoridades y de los fieles. Días después de tan memorable ceremonia se nombra como primer mayordomo de la entonces Ermita del Santo Cristo de los Milagros a don Alemán.


Sebastián de Antuñano

Nació en Vizcaya en 1653, y fue el máximo benefactor de la Devoción, por un voto hecho en España, llegado a Lima se dirigió en 1684 a la ermita del Señor de los Milagros, y mientras contemplaba la sagrada efigie se cuenta que repentinamente sintió que el Señor le iluminaba su frente y una voz interior que le susurraba con claridad: «Sebastián, ven a hacerme compañía y a cuidar del esplendor de Mi culto». Puesto de rodillas le ofreció servicio incondicional hasta el final de sus días. Después del pavoroso terremoto de 1687, Antuñano tuvo la idea de sacar en procesión una copia fiel del Cristo de los Milagros. Veintinueve años más tarde falleció, en la noche del 20 al 21 de diciembre de 1716. Tenía sesenta y cuatro años de edad y estuvo al servicio del Cristo de los Milagros por treinta y tres años. Sus restos reposan en el Templo de Las Nazarenas.


El Terremoto de 1687 y la Primera Procesión

El 20 de octubre de 1687, a las 4:45 am, un violento terremoto, que según cronistas de la época duró más de 15 minutos, arrasó Lima junto al Callao, teniendo una réplica a las 6:30 am, derribando la ermita edificada en honor al Cristo de los Milagros. Tercer Milagro: Ante la sorpresa general, la pared de la Imagen del Crucificado quedó nuevamente en pie, por lo que se ordenó la confección de una copia al óleo y que por primera vez saliera en andas por las calles de Pachacamilla, por idea de Sebastián de Antuñano. Una vez elaborada la copia, se sacó en procesión.

Copia al óleo del Señor de los Milagros para sacarla en andas por las calles de Lima.


Primera Procesión

El Señor de los Milagros visita el Hospital Arzobispo Loayza el 28 de Octubre. Un dato que es importante destacar es que el Señor de los Milagros visita desde 1688 el Hospital Arzobispo Loayza, que en ese momento era el Hospital de Santa Ana. A partir de ese momento todos los años hace su visita al Hospital Arzobispo Loayza bendiciendo a los enfermos y a los trabajadores que todo el año esperan ansiosos su visita.


La Procesión del Señor de los Milagros

El lienzo que mandó a confeccionar Sebastián de Antuñano es el que sale en procesión en nuestros días. Este lienzo fue restaurado el año 1991 por los especialistas del Museo Pedro de Osma.

La Procesión del Señor de los Milagros se realiza tradicionalmente en el mes de Octubre. Sale en procesión desde el Monasterio de las Nazarenas, el primer Sábado de Octubre y regresa al Santuario de las Nazarenas en la noche.

Posteriormente el Cristo de Pachacamilla recorre la ciudad de Lima los días 18, 19 y 28 de Octubre.

Finalmente su último recorrido procesional se realiza el 1 de Noviembre en el que la Imagen sale del Santuario de las Nazarenas e ingresa al Monasterio hasta el próximo año.

La Procesión del Señor de los Milagros es una tradición peruana considerada como la manifestación religiosa católica periódica más numerosa del mundo.

Mural del Señor de los Milagros pintado en el Altar Mayor del Santuario de Las Nazarenas, Perú.

 

 


Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Se%C3%B1or_de_los_Milagros_(Lima)#p-search
https://www.deperu.com/abc/senor-de-los-milagros/2300/historia-del-senor-de-los-milagros

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 2 comentarios

7 de Septiembre: Apariciones y Milagros de la Madonna di Roverano (1300)

7 de Septiembre 
Año: 1300 / Lugar: ROVERANO, Italia
Apariciones y Milagros de la Madonna di Roverano
Videntes: dos pastorcitas



Apariciones y Milagros de la Madonna di Roverano

Los verdes campos de Roverano constituían un óptimo pastoreo para el rebaño de la zona. Habitualmente se dirigían ahí dos pobres pastorcillas muy devotas a la Virgen, una de ellas era muda de nacimiento. Un día, mientras se reposaban a los pies de un olivo, se les apareció improvisadamente una bella Señora vestida de azul: Era la Santísima Virgen María que con materna ternura calmó a las pastorcillas que titubeaban un poco, y dirigiéndose a la muda le dice:

“Ve, pastorcilla, a llamar al párroco de L’Ago y dile que venga a este lugar.”

La joven, que hasta ese momento era muda, improvisadamente habló y respondió: “Iré.” Entonces se dirigió al párroco y le narró detalladamente lo sucedido. El Sacerdote, muy emocionado, avisó a la población de L’Ago y se dirigió a Roverano. En el lugar de la Aparición todos esperaban ver a la Virgen, pero la visión había desaparecido. Mientras tanto, un tercer milagro se había verificado: del árbol del olivo colgaba un cuadro de madera con la Imagen de la Virgen. Después de haber hecho una oración, el párroco ordenó que se llevara el cuadro a L’Ago. Cuando al día siguiente todos los laghesis se dirigieron a la Iglesia a rezarle a la maravillosa Imagen, ésta había desaparecido. Después de que todas las búsquedas fueron en vano, se pensó ir a Roverano, al lugar de las Apariciones, y el cuadro se encontraba de nuevo colgado en el olivo. Es entonces que se comprende que la Virgen María quería vivir en Roverano.

Sobre la naturaleza del cuadro podemos decir, que es una bellísima pintura sobre madera, de escuela ítalo-bizantina, de 80×70 cm: en el que se representa a la Virgen con el Niño Jesús en brazos, quien está bendiciendo.

Mientras el pueblo de L’Ago se dedicaba a la construcción de una Iglesia en Roverano, el cuadro estaba custodiado provisionalmente en un pedestal. Con el paso de los años la veneración a la Virgen aumentó y muy pronto la Capilla no podía contener a los numerosos fieles; se ve entonces la necesidad de construir un gran Santuario que pudo ser efectuado gracias a la generosidad de los habitantes de L’Ago y de los pueblos cercanos.

Era el 13 de Junio de 1875 cuando el cuadro maravilloso se coloca sobre el actual Altar Mayor del nuevo Santuario. La característica propia del Santuario de Roverano consiste en un prodigio que se repite desde la época de la Aparición, éste es el florecimiento fuera de estación de los olivos que rodean el Santuario, desde la vigilia de la Natividad de María. El Excepcional fenómeno sucede cada año, el 8 de Septiembre, después de las funciones religiosas en honor a la Beata Virgen, y está probado en algunos documentos del siglo XVIII que se encuentran en el archivo notarial de Sarzana.

Milagros

Como cada Santuario, el de Roverano es fuente de gracias y milagros de los cuales algunos, además de la tradición, han sido documentados. Podemos recordar aquella vivida por el virrey de México, el conde Fuenclava, quien fue salvado por la Virgen de Roverano, mientras intentaba resistir la agresión de algunos malandrines en la calle del Bracco en una noche oscura de 1748.

Otra prueba de la benevolencia de la Virgen sucedió el 30 de Agosto de 1823; de hecho en un día tórrido de verano, los trabajadores que estaban construyendo la calle hacia el Santuario se habían quedado sin vino. La Virgen, afligida por aquellos hombres cansados y sedientos hace que el poco vino que quedaba en el barril, pareciera que no tenía fin.

Otro hecho extraordinario se refiere al mayordomo del Arzobispo de Génova, en 1870, el mayordomo se había olvidado de entregarle al Arzobispo un ramo de olivos ya florecido que le había enviado el custodio del Santuario, cuando después de muchos meses se abrió la caja que contenía el ramo, las flores estaban todavía frescas como si hubiesen sido cortadas en ese momento.

Entre todas las sanaciones milagrosa sucedidas, gracias a la intervención de la Virgen de Roverano, merita ser recordada aquella de Doménica Ferrari, una pobre mujer de L’Ago, obligada a quedar en cama por la fractura de una pierna; la pobre, viendo que todas las curas eran inútiles, un día toma sus muletas y se dirigió con mucho cansancio y dolor al Santuario. Cerca del Cuadro maravilloso se dirige a la Virgen en devota oración e instantáneamente es sanada.

A inicios del siglo XX se realizó el sueño de los habitantes de L’Ago; es decir, la Coronación de la Virgen como Reina de Roverano. Se llevó a cabo una competencia entre los habitantes de varios pueblos cercanos para regalar dinero y joyas para la Corona. El 1° de Septiembre de 1901 iniciaron las fiestas en honor de María, las cuales terminan el 8, día de la Coronación.

Santuario Madonna di Roverano.


Fuente:
Ángel Peña O.A.R. Lima, Perú, 2001. APARICIONES Y MENSAJES DE MARÍA, Segunda Parte, Apariciones Aprobadas por el Obispo”.

http://www.aparicoesdenossasenhora.org/es/avm/home

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

8 de Septiembre: Apariciones de la Virgen de la Caridad del Cobre (1612)

8 de Septiembre
Año: 1612 / Lugar: EL COBRE, Cuba
Virgen de la Caridad del Cobre
Videntes: Los tres Juanes y la niña Apolonia



Las Apariciones de la Virgen de la Caridad del Cobre


Antecedentes

Cuando Alonso de Ojeda y los primeros conquistadores de Cuba quisieron dominar a los indígenas, estos se resistieron, y los españoles se vieron obligados a huir atravesando montes y llanuras, para salvar sus vidas. Así fue como llegaron al pueblo indígena de Cueibá, en la zona de Jobabo. Los indios, viéndolos tan reducidos, tuvieron compasión de ellos y los ayudaron. Alonso de Ojeda, que había hecho voto a Nuestra Señora de donar la Imagen de la Virgen de su propiedad si lograba salir sano y salvo de aquella difícil situación, en señal de gratitud, construyó un pequeño oratorio con ramas de árboles; probablemente el primer oratorio en territorio cubano. Y le colocó la preciosa Imagen de Nuestra Señora que le pertenecía, y enseñó a los indígenas a rezar el Ave María. La oración se difundió rápidamente entre los indios y enseguida Cuba comenzó a ser conocida como “la Isla del Ave María”.

Aunque no entendían muy bien la religión, los indios de ese lugar veneraron la Imagen y se ocuparon, con mucho cuidado y diligencia del oratorio, cuando Ojeda se marchó. Ésta era la situación que encontró el Padre de Las Casas cuando llegó al pueblo de Cueibá.


Aparición de la Virgen

Alrededor del año 1612 o inicios de 1613, dos hermanos indios y un jovencito negro de 9 ó 10 años, se dirigían a buscar sal a la Bahía de Nipe. Se llamaban respectivamente Juan de Hoyos, Rodrigo de Hoyos y Juan Moreno, “los tres Juanes” según la tradición. Mientras se ocupaban de la búsqueda de sal se les apareció la Imagen de la Virgen. A continuación, la descripción de lo sucedido por el propio Juan Moreno, en 1687:

“… Después de haber llegado a una isleta conocida como Francés, que se encuentra en el centro de la Bahía de Nipe, utilizada intencionalmente para ir a la salina, apenas el tiempo mejoró, una mañana en la cual el mar estaba tranquilo, Juan y Rodrigo de Hoyos y este declarante, dejaron la isleta antes del amanecer. Subieron a una canoa para dirigirse a la salina y poco después de alejarse del cayo Francés, notaron una cosa blanca sobre la espuma del agua; inicialmente no lograron entender qué era, y cuando se acercaron pensaron que pudiera tratarse de ramas secas. Los indios dijeron entre ellos que parecía una Niña y mientras hacían estos discursos llegaron cada vez más cerca del objeto y reconocieron la Imagen de Nuestra Señora, la Santísima Virgen, con un Niño Jesús entre los brazos, colocada sobre una pequeña tabla sobre la cual estaba escrito:

“Yo soy la Virgen de la Caridad”.

Con gran sorpresa notaron que los vestidos eran de tela, y que no estaban mojados. Llenos de gloria por lo encontrado, recogieron solamente dos tercios de la sal necesaria y regresaron a la propiedad de Barajagua…”

El administrador real de las Minas de Cobre, Don Francisco Sánchez de Moya, ordenó la construcción de una ermita para colocar la Imagen y nombró a Rodrigo de Hoyos capellán. Una noche Rodrigo fue a visitar a la Virgen y se dio cuenta que la Imagen no estaba en su lugar. Se organizaron de inmediato las búsquedas pero sin suceso. A la mañana siguiente, con enorme sorpresa de parte de todos, la Virgen estaba de nuevo sobre el altar, algo extraño e inexplicable, ya que la puerta de la ermita había estado cerrada durante la noche. El hecho se repitió otras dos veces hasta que en Barajagua se comenzó a pensar que la Virgen quería cambiar de lugar. Así, un poco desilusionados, la llevaron en procesión hasta el templo parroquial de El Cobre.

La Virgen fue recibida en su nueva Casa, donde fue colocada en el altar mayor, con gran fiesta y gran alegría. Desde entonces, fue conocida como la Virgen de la Caridad del Cobre. La desaparición de la Virgen se repitió también en El Cobre. Se pensó entonces que la Virgen desearía estar en las Montañas de Sierra Maestra. Se tuvo la confirmación cuando una niña de nombre Apolonia subió a la colina donde se encontraban las minas de cobre en las cuales trabajaba su madre. La niña estaba persiguiendo mariposas y recogiendo flores, cuando vio a la Virgen de la Caridad en la cima de la montaña. La noticia de la pequeña Apolonia se difundió por todos lados. Algunos creyeron y otros no, pero la niña fue fiel a su testimonio acostumbrado. Entonces se decidieron trasladar a la Virgen a las montañas. A partir de esta Aparición, la devoción a la Virgen de la Caridad se difundió velozmente en la isla, a pesar de la dificultad en las comunicaciones.

Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre.


El Santuario

Fue justo en El Cobre, en 1801, que los mineros, sostenidos por el padre Alejandro Ascanio, obtuvieron la libertad gracias a un Decreto Real emitido el 17 de Abril.

Con el paso de los años el recinto fue ampliado para permitir la construcción de un nuevo Santuario en grado de acoger el número ascendente de peregrinos. La inauguración con la traslación de la Virgen, sucedió el 8 de Septiembre de 1927.

En 1977, el Papa Pablo VI eleva a la dignidad de Basílica, el Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre.

La Virgen de la Caridad fue coronada Reina y Patrona de Cuba, por Su Santidad Juan Pablo II, el 24 de Enero de 1998, durante la Santa Misa celebrada durante su visita apostólica a Santiago de Cuba.


Fuente:
http://www.aparicoesdenossasenhora.org/es/avm/home

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario

12 de Octubre: Nuestra Señora de La Concepción Aparecida (1716)

12 de Octubre
Año: 1716 / Lugar: VALLE DO PARAÍBA, Brasil
Nuestra Señora de La Concepción Aparecida
Vidente: Domingos Alves, Joâo Alves y Felipe Pedroso



Historia de Nuestra Señora de La Concepción Aparecida


Antecedentes

En el año 1554, un grupo de jesuitas dirigidos por el P. José de Anchieta llegaron a brasil con el deseo de transmitir el tesoro de la fe cristiana a los indios Tupis y Guaranis. Fundaron la ciudad de Sâo Paulo y ésta se convierte en un importante centro de evangelización.

Los misioneros inculcaban con mucho celo la devoción a María Santísima, poniendo de relieve el papel que Ella, como Madre de Dios, realizó en la obra de la redención. Todas las tardes se tenía la catequesis y se rezaba el santo rosario. En muchas aldeas y villas existían las célebres cofradías del rosario, se hacían procesiones y se realizaban novenas de preparación a las fiestas religiosas.

Así, bajo la protección y el cuidado de María se sigue desarrollando la historia de Brasil.


Aparición de la Imagen

En Octubre de 1717, el gobernador de la capitanía de Sâo Paulo, Don Pedro de Almeida, hace un viaje a Minas Gerais siguiendo el camino del Valle del Paraíba. Para la alimentación del gobernador y su comitiva habían pedido a los pescadores del lugar que reunieran la mayor cantidad de peces que pudieran.

Los pescadores, entre los que estaban Domingos Alves García, su hijo Joâo Alves y Felipe Pedroso, cuñado de Doménico y tío de Joâo, tomaron sus canoas, se dirigieron al Río Paraíba y comenzaron a trabajar llenos de entusiasmo. Lanzaban las redes una y otra vez pero era inútil. No conseguían pescar nada. Navegaron unos seis kilómetros río arriba, hacia el puerto de Itaguassú.

Echaron nuevamente las redes y lo único que sacaron fue una figura de cerámica sin cabeza. Al lanzarlas nuevamente apareció la cabeza y descubrieron que se trataba de la imagen de Nuestra Señora Inmaculada Concepción. Después de esto lanzaron nuevamente las redes y sorpresivamente vieron cómo las redes se llenaron de de peces, tantos que no eran capaces de contenerlos en la canoa. Los pescadores de inmediato atribuyeron el milagro a la presencia de la imagen de la Virgen de La Concepción. Felipe Pedroso, siendo el más viejo, se llevó a la casa la Imagen de la Virgen, ante la cual él su familia comenzaron a rezar, iniciando a verificarse una serie de acontecimientos extraordinarios hasta el día de hoy.

La leyenda dice que una vez sacada del agua la frágil Imagen de la Virgen Aparecida se volvió extremamente pesada y ya no pudieron llevársela para ningún lado. Se ignora completamente cómo es que la imagen fue a parar al río, pero sí se conoce su autor, un monje llamado Fray Agostino de Jesús, monje benedictino carioca del monasterio de Santa Ana de Paraíba, en Sâo Paulo, fue quien la moldeó en el año 1650. La Virgen es de color moreno y está vestida con un manto grueso bordado, sus manos se ubican en el pecho en posición de oración.

La imagen sacada del río es de terracota y mide 39 cm de altura. Los monjes benedictinos que la describen en aquella época, acreditan que originalmente era policromada, como era costumbre en la época. El color canela que presenta en la actualidad probablemente se debe a la exposición al humo de las velas de los devotos.

Ella representa a Nuestra Señora en Su Inmaculada Concepción. Por eso su título completo es: “Nuestra Señora de La Concepción Aparecida”.

La Virgen Aparecida se presenta a la veneración de los fieles recubierta por un rígido manto de gruesas telas ricamente bordadas, que sólo permiten verle el rostro y las manos, que une sobre el pecho en continua oración. Porta la corona imperial, de oro y piedras preciosas, con la que fue coronada Reina de Brasil, por el Papa Pío X, en 1904.


Milagros

A finales del siglo XVIII ocurrió un milagro parecido a lo sucedido a San Pedro Nolasco, cuando, estando en la cárcel, fue liberado de las cadenas gracias a un Ángel y pudo huir. Un esclavo fugitivo de nombre Zacarías que iba a trabajar en una granja, venía siendo perseguido, y pasando delante de la capilla donde se custodiaba la Sagrada Imagen de la Virgen, pidió permiso para rezar. Mientras rezaba delante de la imagen las cadenas del cuello y de las muñecas milagrosamente se cayeron al suelo. Conmovido por el acontecimiento el capitán que lo perseguía para hacerlo regresar a sus patrones, depositó en el altar el precio del esclavo y lo llevó a su casa como hombre libre.


El Santuario

En 1883 fue erecta la primera Basílica, hoy conocida con el nombre de “La Basílica Vieja”.

El 16 de Julio de 1930, el Papa Pío XI declaró a Nuestra Señora Aparecida, Patrona de Brasil.

El 15 de Agosto de 1967, fue inaugurada la nueva Basílica. Para la ocasión el Papa Pablo VI por medio de su delegado, le ofreció a la Virgen una “Rosa de oro”.

En 1978, un individuo lanzó al suelo la Imagen de la Virgen, reduciéndola a casi doscientos fragmentos, pero fue puesta para su reconstrucción en manos de la artista María Helena Chartuni, que la restauró totalmente. Y la Virgen Aparecida retornó a su nicho en la Basílica en medio de la enorme multitud que la aclamaba por Madre del Brasil.

El 4 de Julio de 1980, el Papa Juan Pablo II consagró el país de Brasil a las manos de Nuestra Señora Aparecida y le dio el título de Basílica Menor.

Basílica de Nuestra Señora Aparecida.


Fuente:
https://forosdelavirgen.org/343/nuestra-senora-de-la-concepcion-aparecida-brasil-12-de-octubre/
http://www.aparicoesdenossasenhora.org/es/avm/home
http://www.corazones.org/maria/america/brazil_aparecida.htm

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

El Apostolado Internacional de la Preciosa Sangre Informa: Llamado de la Santísima Virgen a Nueve Meses de Cenáculos de Oración y Reparación.

VIDENTE: BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)

FECHA: 31 de Julio de 2018
HORA: 3:00 am
LUGAR: Mi Altar de Reparación, Tierra Santa de Adoración – OLO.

TEMA: LES LLAMO NUEVAMENTE PARA OTRO CENÁCULO DE ORACIÓN Y REPARACIÓN.

En mi oración durante esta hora y en este último día de las Novenas de Oración del mes de Julio, tuve una visión de Nuestra Señora acompañada por siete Ángeles pequeños. Se me acercó y suavemente dijo:

“La Paz del Cielo sea contigo, Bernabé. Traigo la Paz a todos Mis hijos que han escuchado este llamado a la santidad en estos días malvados. Estoy feliz de ver que la nube de pecados y la telaraña de satanás no les impidieron reunirse a los pies de la Cruz. Su salvación viene de la montaña del Calvario. Todos los que se reunieron en oración en el Calvario, en llanto, en súplica y en adoración, encontrarán sus almas en reposo.

A través de los Santos, Mi Jesús, su Maestro Agonizante, les ha enseñado mucho en estos días sobre el llamado del verdadero descanso. Me alegro de ver a muchos que se beneficiarán de estas lecciones en el tiempo señalado. Mantengan sus almas alejadas de todo tipo de distracciones en estos días; el enemigo trabaja arduamente para que todos los hombres sean esclavos del miedo, de las angustias, del poder y de los deseos malignos. No compartan estos alimentos malignos. En cambio, manténganse en reposo. En Dios está su descanso. Su verdadero hogar de descanso está en el Cielo.

Felices aquellos que han encontrado a Dios dentro de sí en este mundo malvado y pecaminoso, ellos encontrarán descanso. En este mundo, ellos descubrirán el nuevo Paraíso. En este mundo, ellos comenzarán a disfrutar la dicha del Paraíso y su descanso. Esto será posible porque el Cielo ha bajado a ellos. Sus cuerpos son templos de Dios. Sus almas son Sagrarios de Dios. Aquí se encuentra el Cielo entre los hombres. Aquí están las almas que se asemejan a su Hacedor. Aquí están otros Cristo en medio de este mundo malvado. Yo soy tu Madre María, la Madre de Jesucristo Agonizante.

Hijo, ¿tú sientes la alegría de Mi presencia?

Yo respondí: “Sí, Madre, pero tus hijos están sufriendo y muchos están muriendo en manos de hombres malvados y líderes crueles.” Luego, Nuestra Señora dijo:

“Hijo, ni los sufrimientos terrenales ni siquiera la muerte en manos de hombres malvados debe preocuparles. Sin embargo, preocúpense e inquiétense por aquellos que se separan a sí mismos de Dios, del Cielo y de todo lo que es Bueno. Recen por la Fe y por la gracia del verdadero amor.”

Entonces respondí: “Pero Madre, muchos están perdiendo su fe debido a sus sufrimientos. Ten misericordia de nosotros.” Nuestra Madre dijo:

“Bernabé, Mis hijos están perdiendo la fe en Dios, no por sus sufrimientos sino por la debilidad de sus líderes, los Pastores de las almas. La voz de los profetas ha perdido el verdadero mensaje de la Cruz. Los maestros han destronado a Dios y han entronizado al hombre en sus enseñanzas. Ellos han hecho del hombre el centro de todo y a Dios lo han puesto de último. Los pobres buenos Pastores permanecen en silencio. Han perdido su celo y poder para evangelizar y misionar. Hay más escándalos en la tierra como nunca antes. Ésta es la causa de la pérdida de la fe. El sufrimiento siempre estará en el mundo hasta que se complete el número de los elegidos; pero consolaré a Mis hijos afligidos.”

Respondí: “Sí, Madre, estaré feliz si Te recuerdas de esta nación y nos otorgas la paz y un buen gobierno.” Nuestra Señora dijo:

“Bernabé, Yo soy la Reina de todas las Naciones. Todos los hombres son Mis hijos. Yo Me recordaré de todos Mis hijos y de todas las naciones del mundo, comenzando por aquellas naciones que han sido Consagradas a la Preciosa Sangre de Mi amado Hijo y Redentor, si ustedes cumplen con Mis dos llamados.”

De todo corazón pregunté: “Madre, ¿cuáles son los dos llamados?” Nuestra Señora sonrió y dijo:

“Bernabé, si un tercio de aquellos que se han Consagrado a la Preciosa Sangre de Jesucristo en cada nación están listos para vivir la vida de su Consagración, Cristo reinará en ese país. Los problemas de Mis hijos terminarán; Yo los consolaré. Segundo, los llamaré de nuevo para otro Cenáculo de oración y reparación a partir del mes de Octubre de este año hasta el mes de Junio del año que viene. Este Cenáculo consiste en 9 meses del Tercer Viernes de Reparación.

Desearía que todos Mis hijos estuviesen aquí, pero se podrá hacer el Cenáculo en todas las Casas de Getsemaní de esta nación. Todos los países que deseen gozar de este favor, harán lo mismo en los centros que hayan escogidos.

Si un tercio de los que se han Consagrado a la Preciosa Sangre de Jesucristo cumplen fielmente este llamado, Yo Me encargaré del problema de esas naciones y les daré descanso. Prometo aplastar la cabeza de satanás en estas naciones y darles descanso. Los exiliados regresarán a casa, los sedientos encontrarán agua dulce y los hambrientos comerán hasta la saciedad. Yo seré muy feliz de ver a Mis hijos regresar al Sacramento del Amor y del Perdón. La fe volverá a aumentar en la Tierra.”

Luego pregunté: “Madre, ¿cómo puedo saber si un tercio respondió este llamado? ¿Qué pasaría si no llegamos a un tercio, Te recordarás aún de nosotros?” Nuestra Señora respondió:

“Bernabé, no te preocupes demasiado, si Mis hijos regresan a Mí y a su Dios, recibirán más favores. Harás conocer este mensaje el Tercer Viernes de Agosto y el 14 de Septiembre de 2018. Los otros mensajes permanecerán ocultos hasta que se te diga que puedes compartirlos.

Sin embargo, llamaré a Mis hijos quienes atenderán este llamado a participar en un banquete de gran gozo. Ellos se alimentarán y serán saciados con estos mensajes que se te ha pedido reservar.

Sólo y sólo aquellos que cumplan este llamado compartirán este banquete por el momento.”

Luego, pregunté nuevamente: “Madre, ¿qué hay de aquellos que pierdan este llamado por una buena causa o que no puedan gastar pero que tengan gran deseo de ser parte de esta reparación y oraciones? Ella dijo:

“Bernabé, basta con tus preocupaciones. Dios desea que todas Sus criaturas lo amen. Amen y encuentren descanso en Él. Obtuve este favor de Jesús para ustedes porque Me lo han pedido. No tengan miedo. Tengan fe y déjenme todo a Mí. Renueven su Consagración a la Preciosa Sangre a las 3:00 pm cada Viernes de Cenáculo mensual, y pidan las bendiciones como hicieron el día que Consagraron a su nación a la Preciosa Sangre de Mi Hijo Jesucristo.

No hagan una campaña innecesaria para este llamado. Solo les estoy llamando a participar en Mi trabajo de llamar a los pecadores de regreso a Dios. Puedo hacer este trabajo sin ustedes, pero necesito su reparación, necesito su sacrificio, necesito su santidad. Necesito todas estas cosas para decirle a Jesús que ustedes Lo aman.

Bernabé, sé que estás cansado. Te fortaleceré para que puedas escribir este mensaje. Le pido a Jesús que te bendiga.”

Inmediatamente la visión terminó. Luego, apareció Jesucristo Agonizante que serenamente dijo:

“Ustedes Me hacen feliz con su sacrificio y amor. Me sentí consolado al ver a muchos regresar a Mi Amor. Que las bendiciones de paz, gozo y fe permanezcan siempre con ustedes. Que sus almas encuentren descanso en Mi Seno. Sean sanados en el espíritu y sean sanados en la carne. Les digo nuevamente, ¡estén calmados! Los bendigo a todos.”

Inmediatamente hizo la Señal de la Cruz y toda la visión terminó.

*******

Instrucciones para El Cenáculo

NOTA:

  • El llamado del Cenáculo es para todos los hombres y mujeres que aman a Dios.
  • El Cielo requiere al menos un tercio (1/3) de almas Consagradas a la Preciosa Sangre de Jesucristo que participen activamente durante los nueves meses de los Cenáculos de Oración desde el Tercer Jueves hasta la mañana del Sábado, comenzando en Octubre de 2018 y terminando en Junio de 2019.
  • A las 3:00 pm en punto en cada Tercer Viernes del Cenáculo Mensual, todos los participantes renovarán su Consagración y serán bendecidos con las siguientes oraciones:

14 de Septiembre de 2015, durante la Primera Consagración de las Naciones a la Preciosísima Sangre: Se pueden apreciar las banderas de Nigeria, El Vaticano, México, Perú, Venezuela, España, El Salvador, Panamá, Paraguay, Colombia, Argentina, entre otras…

Oración de Consagración de la Nación
a La Preciosa Sangre de Jesucristo

¡Oh, Infinita Bondad, Dios del Cielo y la Tierra! En Tu Bondad creaste al mundo, y lo que creaste revelaba Tu Bondad; y he aquí que son buenos. Padre, Tú amaste lo que creaste y lo bendijiste. A Tu imagen y semejanza Tú los creaste, y en el tiempo hiciste al hombre Tu Templo en la Tierra. Padre, ¡con cuánta infidelidad Te hemos correspondido! Te hemos correspondido con maldad ante toda Tu benevolencia y amor. Perdónanos, porque hemos pecado contra Ti. Tienes razón en condenarnos.

Ahora, ¿vas a olvidar Tu Amor y no amarás al mundo que Tú has creado? Padre, contempla a Tu Hijo, quien fue condenado a una muerte vergonzosa por amor a Tu pueblo, ten misericordia de ellos. Mira Su Sangre derramada por la humanidad y perdona a Tu pueblo.

Que la Preciosísima Sangre de Cristo sane al mundo de la ceguera del error y del pecado. Que la Preciosa Sangre de Cristo sane al mundo de las llagas de la corrupción y la descomposición. Que la Sangre de Cristo abra los ojos y mentes de Tus hijos para que vean lo verdaderamente valioso. Mantén a Tus hijos fieles a Tu Nombre. Que el mundo sea purificado de su ceguera por el mérito de la Preciosísima Sangre de Jesucristo.

¡Acaba con la maldad del terrorismo, de la guerra y del derramamiento de sangre! Protege al inocente, al débil y al joven, ¡oh, Misericordiosa Sangre de Jesucristo! Vence a las naciones y lleva a todos los hombres al conocimiento del Precio de su Salvación. Establece en todos los corazones el Reino de Tu Gloria, ¡oh, victoriosa Sangre de Jesucristo! Inflama todos los corazones con el fuego del Divino Amor. Cúbrelos con Tu Amor.

Hoy, nos sumergimos a nosotros y a todos los hombres en el océano de la Preciosa Sangre de Cristo. Traemos a nuestra nación y a todas las naciones del mundo ante Tu Trono de Misericordia para consagrártelas a Ti, ¡oh, Precioso Precio de nuestra Salvación!

Jesús, Tú eres nuestra Esperanza, nuestro Refugio y nuestra Salvación. A Ti nosotros prometemos nuestra fidelidad y amor de ahora en adelante.

Prometemos, con la ayuda de Tu gracia, defender la causa de la Preciosa Sangre de Jesús, y promover la Devoción a la Adorable Sangre de nuestra Salvación. Prometemos defender la vida y dedicarnos al servicio de Tu Reino. Acéptanos y haznos uno con el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Conságranos en el amor y renueva todo en Ti, ¡oh, Divino Conciliador! Tráenos y a todos los hombres al conocimiento, que somos una sola familia en la misma morada: la Tierra. Que tenemos un solo Padre: Dios. Y que tenemos un hogar eterno: el Cielo. ¡Restaura las diferentes lenguas de Babel y ayuda a todos los hombres para que vuelvan hablar un solo idioma de amor, ¡oh, Amor Misericordioso! ¡Que todos sean unidos en Cristo para el Reino de Paz en el mundo!

¡Baña y riega la Tierra, y haz todas las cosas nuevas en Cristo, ¡oh, Poderosa Sangre de nuestra Salvación! ¡Vence la maldad de nuestros días! Somete a los poderes de la oscuridad y lanza a lucifer y a sus agentes de regreso al abismo. Rocía la Tierra y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, ¡oh, Divino Salvador!, y otórgales Tu Salvación. Vence y derriba a los agentes de lucifer, que están sirviendo como líderes de Tu pueblo, y pon fin a sus reinos. Entroniza a un Pastor que siga Tu Corazón para que gobierne a Tu pueblo. Rompe las cadenas de los gobernantes malvados, ¡oh, poderosa Arma de nuestra Redención!, y reconstruye nuestras ciudades en justicia y amor. Libera a Tu pueblo del yugo del comunismo, de la falsa libertad, de la maldad de la voluntad humana y del orgullo de lucifer. Reconstruye a las naciones en Tu Amor, y fortalece a las ciudades en el temor de Tu Nombre. Abre a todos los hombres la puerta de Tu Salvación, y permíteles reconocerte el Precio de nuestra Salvación. Tú eres nuestra Esperanza, nuestro Descanso y nuestra Salvación, ¡oh, Preciosa Sangre de Jesucristo!

Nos sumergimos a nosotros, y a todos los hombres, hoy y siempre, en el Océano de la Preciosa Sangre al Consagrarnos a Ti. Refugia a todos los hombres en Tu Amor y atráelos cerca de Ti. Dependemos de Tu Gracia, para permanecer fieles a Ti. Así que le pedimos a Tus Santos, Ángeles, y sobre todo a Tu Madre, que intercedan por nosotros.

A Ti, ¡oh, Madre María!, entregamos este Acto de Consagración. Presérvalo y perfecciónalo, para la gloria de Dios y para la salvación de las almas. Te lo pedimos, por Cristo, Nuestro Señor. Amén.

María, Rosa Mística, Madre de Jesucristo Agonizante,
   –Ruega por nosotros.

San José, Esposo de María,
   –Ruega por nosotros.

Santos Pedro y Pablo,
   –Rueguen por nosotros.

San Miguel Arcángel,
   –Ruega por nosotros.

Santa Cecilia, Patrona de las Corales,
   –Ruega por nosotros.

Monseñor Ayo-María Atoyebi, O.P. Obispo de la Diócesis de Ilorin, Nigeria y Director Espiritual del Apostolado Internacional de la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración de Bendición a Todos los Peregrinos

ORACIÓN: (Por el Obispo o Sacerdote encargado, todos se arrodillan)

Señor Dios del Cielo y de la Tierra, Tú eres el Principio y el Fin de todas las cosas. Al principio, Tú creaste al mundo por el Poder de Tu Palabra e hiciste al hombre del polvo, con el trabajo de Tu propia mano. Después de la caída del hombre, Tú sacrificaste a Tu Unigénito Hijo, para redimir al mundo y restaurar la gloria del hombre.

Contempla este Santo Crucifijo, construido en Tu Honor y Gloria, y atrae a todos los hombres hacia Ti.

Adoración, gloria, honor y poder sean dados a Ti, por siempre jamás.

Todos responden: Amen.

Ahora, Señor, Dios del Cielo y la Tierra, Tu alianza permanece firme para siempre. Hoy y siempre Tú manifiestas Tu Amor y Fidelidad a Tus creaturas. Permite que Tu Gloria llene esta Tierra, que Tú has elegido para darte culto, y bendice a todos los que buscan Tu Rostro aquí

Todos: Amén.

Guía y protégelos a todos, día y noche, con la Luz de Tu Presencia

Todos: Amén.

Que el agua y los frutos de esta tierra traigan sanación y nutran a todos los que los tomen

Todos: Amén.

Escucha la oración de Tus Sacerdotes y de Tu pueblo, cada vez que ellos se reúnan a los pies de este Crucifijo

Todos: Amén.

En Tu Misericordia, escucha nuestras oraciones y perdona nuestros pecados +

Todos: Amén.

¡Oh, gloriosa Cruz de Jesucristo!, reconcilia a los hombres con su Dios y con su prójimo, cada vez que ellos Te contemplen

Todos: Amén.

Sé el Consolador de los afligidos, la Fortaleza de los débiles, la Esperanza de los desesperanzados, la Liberación de los cautivos, nuestra Escalera al Cielo y la Victoria de los moribundos

Todos: Amén.

Que todos los que Te contemplen, ¡oh, Cruz victoriosa!, sean sanados en espíritu y cuerpo

Todos: Amén.

Que todos los que Te contemplen, sean consumidos con el Fuego del Amor Divino

Todos: Amén.

Renueva y revive la fe de Tu pueblo, ¡oh, Misericordioso Padre!, cada vez que vengan aquí o cada vez que recuerden esta Santa Cruz

Todos: Amén.

A través de la Señal de esta Santa Cruz, libera a los cautivos, abre los ojos de los ciegos, fortalece a las rodillas cojas y temblorosas

Todos: Amén.

Permíteles caminar, bailar y gozarse en Tu Presencia, al otorgarles su sanación

Todos: Amén.

Abre los ojos de los ciegos espirituales y físicos, permíteles que vean y crean

Todos: Amén.

Limpia las lágrimas de las mujeres estériles y consuélalas con el llanto de los bebés, al contemplar esta Santa Cruz

Todos: Amén.

Permite al sordo y al mudo, al contemplar Tu Santa Cruz, escuchen el mensaje de salvación, y proclamen Tu grandeza hasta el final de la Tierra

Todos: Amén.

Cuando Tu pueblo se arrodille ante Ti, a los pies de esta Santa Cruz, o recuerde Tu Santa Cruz, rocíalos con Tu Preciosísima Sangre y sánalos de sus enfermedades

Todos: Amén.

Cuando Tu pueblo sea atacado por el enemigo y ellos miren a Tu Santa Cruz, libéralos y sana sus heridas

Todos: Amén.

Levántate, ¡oh, León de Judá! Levántate, ¡oh, Cristo Victorioso! Sé la Esperanza del moribundo. Levanta la cabeza y tráelos a nueva vida

Todos: Amén.

Permite que Tu Gloria llene el universo. Encierra a Tu pueblo con los rayos de Tu Presencia, y permite que el rocío de Tu Preciosísima Sangre riegue la Tierra ahora y en todo tiempo

Todos: Amén.

¡Reina en nuestros corazones! ¡Reina en todos los corazones! Que Tu Victoria se manifieste en el mundo, a través de la Señal de esta Cruz

Todos: Amén.

Vence el reino de satanás y envía a lucifer y a sus agentes de regreso al abismo

Todos: Amén.

¡Dale paz a Tu pueblo! Dale paz al mundo, a través de la Señal de esta Cruz

Todos: Amén.

Que Tu Reino de Paz se esparza de aquí hasta el fin del mundo

Todos: Amén.

Que la bendición de Dios Todopoderoso, Padre , Hijo , y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca sobre ustedes ahora y siempre.

Todos: Amén.


Fuente:
Apostolado de la Preciosa Sangre – Venezuela
                    ¡Consolar es Adorar!
sangrepreciosa.venezuela@hotmail.com 

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario