18 de Marzo: Apariciones de Nuestra Señora de la Misericordia, en Savona-Italia (1536)

18 de Marzo – 18 de Abril
Año: 1536 / Lugar: SAN BERNARDO-SAVONA, Italia
Apariciones de Nuestra Señora de la Misericordia
Vidente: Antonio Botta



Apariciones de Nuestra Señora de la Misericordia

En 1536, en Savona, la Virgen María se le apareció dos veces a un piadoso anciano agricultor del valle de San Bernardo, Antonio Botta, el 18 de Marzo y el 18 de Abril. Las crónicas de la época lo describen como un hombre de gran fe, dedicado a la oración y a la caridad hacia el prójimo, con una profunda y fiel devoción a la Virgen María, a quien honra con la oración cotidiana del Santo Rosario.


Primera Aparición
18 de Marzo de 1536

Antonio Botta había ido esa mañana del sábado a la viña para amarrar las ramas del viñedo, pero recordando que no había podado la viña de un pariente suyo, se estaba preparando para hacer un acto de caridad y mientras caminaba rezaba la Corona del Santo Rosario. Llegó a un pequeño pozo de un arroyo en el valle de Letimbro, se arrodilló quizás para beber, cuando escuchó una Voz muy dulce que lo llamó varias veces. Mirando hacia arriba, vio una Luz deslumbrante delante de él, mientras la Voz seguía llamándolo. En medio de esta Luz pudo ver a una Mujer de espléndida belleza, vestida de blanco, que descansaba Sus pies sobre una piedra del arroyo, y estaba rodeada de criaturas celestiales. Y le dijo:

“Antonio, Antonio, levántate, no tengas miedo, soy María. Ve con tu confesor y dile que anuncie en la Iglesia, a la gente, un ayuno de tres sábados, haciendo procesiones en honor de Dios y Su Madre.

Luego que se confiesen y alimenten con la Santa Cena instituida por Mi Hijo, regresen a este lugar el cuarto sábado, porque todavía tengo que hablar contigo.”


Segunda Aparición
18 de Abril de 1536

La segunda Aparición de la Virgen sucede como lo había prometido, el cuarto sábado después del primer evento, el 8 de Abril de 1536, en la Vigilia del Domingo de Ramos. Antonio Botta, después de hacer oración en el lugar exacto de la primera Aparición, volvió a ver a la Virgen, quien le dijo:

“Irás a la gente de Savona, para aclarar las cosas que te dije en Mi otra visita, y les dirás que anuncien todavía a las personas un ayuno de tres sábados y que se realice la procesión durante tres días.

Para todos los religiosos y para todas las cofradías, para ellos se recomienda la disciplina, especialmente el Viernes Santo, porque si no fuera por esas pocas oraciones y buenas obras que realizan las cofradías y otros servidores de Dios, sería un mundo con mayor sufrimiento que jamás ha existido: digan entonces a todo el pueblo que enmienden la iniquidad dejando los vicios y los pecados, porque Mi Hijo está enojado con el mundo por las grandes desigualdades que reinan en el presente, y si no hacen lo que se les pide, su vida será breve.”

Antonio quería una señal, pero la Virgen respondió:

“Ve, les di una señal interna esa noche, que seguramente te creerán. Seguirás tu nivel de vida, voy a inspirar a muchos de ellos a hacerlo.”

Luego, alzando Sus ojos al cielo, María bendijo el arroyo tres veces, repitiendo tres veces:

“¡Misericordia, oh Hijo, no Justicia!”

Ella desapareció al rato, dejando en el lugar un perfume muy dulce.


Milagros

Muchos peregrinos llegaron al lugar de la Aparición y las aguas del arroyo resultaron ser milagrosas:

De vez en cuando, cuando la multitud esperaba en el valle se escuchaba un grito que decía: “¡Misericordia, misericordia!” Era un ciego que había recuperado la vista o un cojo que caminaba o un enfermo que se había sanado.

El Abad, que en ese tiempo veía mucho entusiasmo, escribe que los recuperados de alguna enfermedad corporal fueron muy numerosos y que no bastarían diez días para anotarlos a todos.

Dos ciegos de nacimiento de Cantù, Giovanni Guglielmo Burgosio de 21 meses y Magdalena Tasca de 7 años, y una mujer lisiada de Alassio fueron tocados por la gracia.

En el “Rivo della Madonna” (que, con el paso del tiempo, tomó el nombre de “Rivolo”) se construyó, primero un Oratorio y luego un Templo con un hospicio para peregrinos en las cercanías.

Además, para facilitar las peregrinaciones, se realizó el Camino del Santuario-Savona (en 1568), en cuyo itinerario hay nueve Capillas votivas, construidas por el patricio Franco Corsotti, en memoria de las Gracias recibidas.

María fue vista por un padre capuchino en el área de Poggio, el 18 de marzo de 1580, en una actitud de bendición a la procesión realizada en la plaza de abajo. Primero se erigió una Cruz, y en 1680, una capilla, “La Crocetta”, con frescos por Bartolomeo Guidobono.

Entre los muchos peregrinos famosos que recordamos: el Papa Pío VII, Felipe I de España, Emanuele Filiberto de Saboya, la Emperatriz María de Austria, el Papa Pío IX, Carlo Alberto y Vittorio Emanuele II.

La Virgen apareció nuevamente el 18 de marzo de 1606 al padre Agostino de Génova, un incansable predicador contra los herejes, en el acto de bendecir a la gente de Savona. Este evento tuvo lugar en el sitio donde la Virgen se apareció a Antonio Botta en 1536.

El 12 de julio de 1536 el Consejo Grande de Savona deliberó la edificación de un Santuario con el Hospicio anexo para los pobres y enfermos en el Lugar de las Apariciones.


Fuente:
Carlo Acutis: http://www.apparizionimadonna.org/es/avm/home
http://www.mariadinazareth.it/apparizione%20san%20bernardo.htm

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Un mundo pasará y el mal terminará, después de un tiempo de rigor y purificación como no lo ha habido ni lo habrá”

La vidente Isabel recibe Locuciones de Nuestro Señor Jesucristo respaldadas por su director espiritual y publicadas en el sitio: http://elpastorsupremo.es/

MENSAJE 57
1 DE MARZO, 2019 

¡Oh!, Israel, Me verás bajar del cielo; entre nubes Me verás,[1]y ese día clamaréis a Mí, porque un mundo ha pasado. Nada escapará a Mi Ira ese día, nada quedará sin la recompensa debida a vuestro esfuerzo por seguir el camino de vuestro Señor.

Un mundo pasará y otro vendrá, una nueva vida os espera y en ella viviréis radiantes como el sol de mediodía, pero antes deberéis pasar por la prueba de creer sin ver, en plena oscuridad: la prueba de la fe oscura,[2]desnuda, la prueba del amor.

Nada os asuste ese día, porque Mis ángeles os acompañarán y velarán por vosotros, pero escuchad Mis Palabras porque seguís viviendo como si nada fuera a pasar y todavía debierais esperar siglos y siglos para estar ante Mí aquel día. No, hijos, que ha llegado el tiempo, y os aviso del tiempo de rigor para que os preparéis y estéis alerta, atentos a este tiempo venidero de convulsión mundial y sufrimiento, epidemias y guerras, y todo por la maldad del hombre que no quiere a Dios ni a sus semejantes. El egoísmo impera en los corazones, corazones que han sido agarrados por el dominio infernal y están preparados para dar la guerra al pueblo santo[3]de Dios.

¡Oh!, hijos, qué enajenados estáis de la verdad, de la realidad que os circunda, todavía estáis en vuestros planes de vida y de futuro y sufrís por ellos y, en cambio, descuidáis la preparación de vuestra alma, porque este tiempo se acaba y dejará paso a la Vida, a la vida junto a vuestro Salvador, en un Reino[4]de Paz y de Amor; pocos alcanzaréis este estado de beatitud en vuestra vida, pocos pasarán a él; pero, hijos, muchos más estaríais en él si os tomarais en serio Mis Palabras, Palabras de Amor y de Verdad, que os hago llegar por Mi instrumento.

Poneos a trabajar en orden a la salvación de vuestras almas porque este tiempo exige el rigor de una preparación y un estado de atención a vuestro Salvador, que os habla, y que os está hablando para vuestra salvación. ¿Por qué pensáis que ya no os puedo seguir hablando, acompañando, guiando, como cuando viví en este mundo mortal?[5]; hijos, que Me he quedado en el Sagrario para estar con vosotros y no os abandono.

Nada ocurrirá sin Mi permiso, os dije, y así será, pero a veces es bueno permitir el sufrimiento y el dolor con tal de salvar un alma, un alma que sin ese sufrimiento y ese dolor estaría perdida en los goces y disfrutes de este mundo, que os pierden porque es muy atractivo para vuestros sentidos y caéis en las tentaciones que Satanás os tiende. Debéis mortificar vuestros sentidos, tenerlos a raya, no los dejéis que manden en vosotros, ellos deben estar sometidos por vuestra voluntad, y vuestra voluntad debe estar sometida a la Gracia de Dios, así ellos no vencerán en vosotros dando la victoria al diablo sino que, siendo sometidos en virtud de la Sangre del Cordero,[6]sean para vosotros mérito de Vida Eterna.

Hacedme caso, hijos, porque este mundo vive a través de los sentidos y son causa de condenación eterna, tantas y tantas caídas en las que vuestra voluntad se somete al goce de este mundo y a las diversiones, a los placeres de este mundo y todo esto sabiendo que ofendéis gravemente a vuestro Salvador. No, hijos, no, poned una rienda que sujete todas vuestras inclinaciones pecaminosas y dad la Victoria al Cordero en vosotros, sometiendo vuestra voluntad al imperio de la Gracia Santificante en vosotros, así un día estaréis Conmigo en el cielo prometido.[7]

Decid no a las asechanzas del demonio, decid no a sus insinuaciones, escuchad al Cordero de Dios[8], que os habla para salvaros de las garras del maligno.

Un mundo de Amor os espera cuando este mundo en el que vivís termine para siempre con toda su maldad y todo su pecado.

Cuántos niños sufriendo en este mundo, prisioneros de las fuerzas del mal, cuántos hermanos vuestros pasando tantas calamidades por la maldad de los que rigen este mundo, cuántos niños abortados en el seno de su madre, cuánta sangre vertida, cuánto dolor en vuestras vidas, cuántas lágrimas corren por vuestras mejillas sin parar, y aún, hijos, os lo prometéis felices. El corazón del hombre es un pozo de maldad que no tiene límites y vuestra consciencia de los sufrimientos de los hermanos en este mundo es nula, está vacía, el egoísmo reina en vuestras vidas y no sentís compasión ni piedad, sólo vivís de la emoción del momento pero no vivís de acuerdo al dolor que os rodea en este mundo.

Sed compasivos[9]y vivid el dolor de los demás aunque estén lejos de vosotros, con una vida de piedad, de austeridad, de sacrificio, de entrega a la oración y a la penitencia, porque este mundo necesita esa vida en vosotros para que aún muchas almas se salven, y Dios sea consolado con vuestro amor y entrega, por vuestra consciencia de lo que viven hoy muchos hermanos en el mundo en el que también vivís vosotros.

Nada más debo deciros en orden a vuestro compromiso con los hermanos que os rodean aunque no los conozcáis, pero empezad a trabajar obedeciendo Mis Palabras.

Yo, Jesús, os aviso: nadie se salvará si no entregáis vuestra vida a la acción del Espíritu Santo[10]en vosotros, porque nadie puede salvarse por sí mismo.[11]No tenéis fuerza para vencer el mal, y vuestro barro está resquebrajado y roto por el pecado en vuestras vidas, necesitáis la Fuerza y la Gracia que os da Mi Santo Espíritu para vencer el mal por la Sangre del Cordero; sin Mi Sangre las puertas del cielo no estarían abiertas para que un día entréis por ellas.

No os alejéis de Mí, permaneced unidos a Mí[12]día y noche, sed unos consejeros de otros para el bien y la salvación, no os dejéis llevar por las insinuaciones del maligno que os persigue sin cesar y no descansa ni de día ni de noche, sólo quiere tenderos lazos para llevaros con él al infierno para una eternidad, es soberbio y envidioso, y ansía arrebatar a Mi Padre Sus almas, por las que pagué el precio de la Salvación con la Sangre vertida en Mi Cruz[13]por vosotros, hijos, por Amor a vosotros en obediencia a Mi Padre.[14]

No malgastéis el tiempo en conversaciones vacías e inútiles, que el tiempo apremia y os necesito, hijos, necesito vuestra entrega y vuestra libertad de hijos de Dios a disposición de Mi Santo Espíritu.

Es el combate final, es la lucha final contra los poderes del mal, Satanás no es invencible, hijos, pero sí será invencible para vosotros si os apartáis de la Cruz de vuestro Redentor, y caéis en las redes pestilentes de su maldad y perversión.

Acordaos de rezar cada día a Mi Madre Santísima, acordaos de rezarla, de estar bajo su manto en estos días de rigor que os aguardan, hijos, porque la Iglesia deberá pasar por la Pasión[15]de su Señor, nadie es más que su maestro,[16]y ella deberá seguir Sus pasos, deberá ser injuriada y maltratada por el enemigo infernal, deberá sufrir los tormentos de la Pasión y, crucificada en la Cruz de su Maestro, despertará a la Vida Nueva, la asiste Mi Gracia y continuamente está en Mi Santo Corazón pero deberá limpiar sus delitos y sus pecados y deberá ser acrisolada como el oro bajo el fuego del fundidor. El ardiente calor del fuego de Mi Santo Espíritu lavará sus manchas, quemará, cauterizará sus heridas y resplandecerá como la nieve y como el sol, cuando la áspera y dura lejía deje sus vestiduras blancas y perfumadas con la virtud de la Gracia, que será derramada en ella aquel día en el que será purificada con rigor de todos sus pecados y maldades, con los que ofendió gravemente a su Señor y perdió a muchas almas, almas de Mi Padre por las que Yo vertí Mi Sangre en la Cruz. Nada quedará sin el rigor de Mi Justicia, porque ella es la esposa del Cordero y debe ser una digna esposa de su Señor. No la critiquéis, hijos, pero llorad sus pecados y rezad por ella, porque necesita vuestros sacrificios y oraciones, debéis amarla pero no ser condescendientes con ella cuando en ella hable Satanás, apartaos de los que hablan seducidos por el mal de Satanás; el Cordero está entre lobos,[17]los lobos se han metido en Mi Iglesia santa, porque estoy en ella, pero por ello muy codiciada por Satanás.

No os dejéis embaucar por el enemigo de vuestras almas y rechazad todo pensamiento que venga del maligno, uníos a Mi Pasión y compadeceos de Mi Santo Corazón, que es ofendido sin parar por muchos de los que un día Me prometieron amor y fidelidad.

Poneos a trabajar en orden a la salvación de este mundo perdido y luchad con vuestra vida entregada por las almas que habitan en él, dad esa alegría a vuestro Redentor, que un día os lo pagaré en el cielo que os he prometido. Amén. Amén.

Acordaos de rogar a Mi Madre por la Salvación de las almas y rezad junto a Ella, unid vuestras manos como Ella y rogad al Dios del cielo.

No juzguéis y no seréis juzgados,[18]rezad por todos, no critiquéis a la Iglesia en estos momentos duros y de dolor, rezad por todos y llorad sus pecados.

Compadeceos de Mi Santo Corazón, que ve el mal de este mundo día y noche, compadeceos de las Lágrimas de vuestro Salvador, que en la Cruz vi cómo tantas almas se perderían a pesar del sufrimiento cruel ofrecido por su Salvación.

El mundo no Me escucha y va camino del precipicio, donde se despeñará para siempre, ha cerrado sus oídos a la Voz de su Salvador, no Me quieren y no quieren saber nada de Mí, y Mi Santo Corazón ve como día tras día tantas almas se alejan de Mí, se alejan de su salvación.

Hijos, escuchadme, por compasión, y rezad por las almas, por la conversión de todos los pecadores, ayudadme a traer al redil[19]a tantas almas que andan perdidas y en peligro por este mundo; ayudadme a salvarlas de las garras del lobo, del enemigo infernal, y un día os lo pagaré en el Cielo prometido desde Mi Cruz.[20]

El agua caerá del cielo y empapará este mundo, lavará las manchas, purificará el aire contaminado y corrompido por los espíritus malignos, el fuego lloverá del cielo[21]y sembrará el pánico y el terror pero llenará de alegría los corazones de Mis elegidos, porque un mundo pasará y acabará todo mal, todo pecado, toda maldad será combatida por Mis carros de fuego[22]y un mundo terminará porque la vida empezará.

Hijos, os espero en el silencio de vuestra habitación, venid a estar Conmigo, rezad de la mano de Mi Madre, ofreced vuestra vida al Salvador que Yo, Jesús, acojo vuestra vida ofrecida, en Mis manos, y la presentaré a Mi Padre que está en los Cielos. Amén. Amén.

Un mundo pasará y el mal terminará, después de un tiempo de rigor y purificación como no lo ha habido ni lo habrá,[23]pero un día clareará, el sol volverá a brillar y un mundo nuevo comenzará en vuestras vidas.

Ánimo, hijos, que estoy con vosotros y no Me aparto de vosotros.[24]

Un cielo nuevo y una tierra nueva.[25]Todo lo haré nuevo[26]para ti, hijo, que escuchas Mis Palabras y obedeces Mis Mandatos de Amor y de libertad para el alma.

Os espero, hijos, en vuestra oración.

Amén. Aleluya. Gloria a Dios, alabad al Señor, cantad para Él.


[1] Ap 1, 7
[2] Heb 11
[3] Ap 13, 7
[4] Rom 14, 17
[5] Evangelios
[6] 1 Pe 1, 19 ; Ap 12, 11
[7] Jn 14, 1-4
[8] Jn 1, 29-34
[9] 1 Pe 3, 8
[10] Hch 2, 1-11
[11] Jn 15, 5
[12] Jn 15, 4
[13] Mt 26 y 27
[14] Heb 5, 8 – 9
[15] Jn 18 y 19
[16] Lc 6, 40 ; Mt 10, 24
[17] Mt 10, 16
[18] Mt 7, 1-2
[19] Jn 10, 1-18
[20] Lc 23, 39 -43
[21] Ap 20, 9
[22] 2 Re 6, 17 ; Ap 20, 9
[23] Mt 24, 21
[24] Mt 28, 21
[25] Ap 21, 1
[26] Ap 21, 5

Fuente:
http://elpastorsupremo.es/wp-content/uploads/2019/03/MENSAJE-57.pdf

Mensajes de la vidente Isabel publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/vidente-isabel/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Cenáculo 6 – Marzo 2019 – Año C – Tercer Viernes de Mes.

Apostolado de la Preciosa Sangre – Venezuela
¡Consolar es Adorar!
sangrepreciosa.venezuela@hotmail.com

Las Lecturas del Cenáculo 6 – Marzo 2019 – Año C – Son las mismas del:  30º Reparación Marzo 2016 – Tercer Viernes de Mes.

Instrucciones para El Cenáculo

NOTA:

  • El llamado del Cenáculo es para todos los hombres y mujeres que aman a Dios.
  • El Cielo requiere al menos un tercio (1/3) de almas Consagradas a la Preciosa Sangre de Jesucristo que participen activamente durante los nueves meses de los Cenáculos de Oración desde el Tercer Jueves hasta la mañana del Sábado, comenzando en Octubre de 2018 y terminando en Junio de 2019.
  • A las 3:00 pm en punto en cada Tercer Viernes del Cenáculo Mensual, todos los participantes renovarán su Consagración y serán bendecidos con las siguientes oraciones:

Oración de Consagración de la Nación
a La Preciosa Sangre de Jesucristo

¡Oh, Infinita Bondad, Dios del Cielo y la Tierra! En Tu Bondad creaste al mundo, y lo que creaste revelaba Tu Bondad; y he aquí que son buenos. Padre, Tú amaste lo que creaste y lo bendijiste. A Tu imagen y semejanza Tú los creaste, y en el tiempo hiciste al hombre Tu Templo en la Tierra. Padre, ¡con cuánta infidelidad Te hemos correspondido! Te hemos correspondido con maldad ante toda Tu benevolencia y amor. Perdónanos, porque hemos pecado contra Ti. Tienes razón en condenarnos.

Ahora, ¿vas a olvidar Tu Amor y no amarás al mundo que Tú has creado? Padre, contempla a Tu Hijo, quien fue condenado a una muerte vergonzosa por amor a Tu pueblo, ten misericordia de ellos. Mira Su Sangre derramada por la humanidad y perdona a Tu pueblo.

Que la Preciosísima Sangre de Cristo sane al mundo de la ceguera del error y del pecado. Que la Preciosa Sangre de Cristo sane al mundo de las llagas de la corrupción y la descomposición. Que la Sangre de Cristo abra los ojos y mentes de Tus hijos para que vean lo verdaderamente valioso. Mantén a Tus hijos fieles a Tu Nombre. Que el mundo sea purificado de su ceguera por el mérito de la Preciosísima Sangre de Jesucristo.

¡Acaba con la maldad del terrorismo, de la guerra y del derramamiento de sangre! Protege al inocente, al débil y al joven, ¡oh, Misericordiosa Sangre de Jesucristo! Vence a las naciones y lleva a todos los hombres al conocimiento del Precio de su Salvación. Establece en todos los corazones el Reino de Tu Gloria, ¡oh, victoriosa Sangre de Jesucristo! Inflama todos los corazones con el fuego del Divino Amor. Cúbrelos con Tu Amor.

Hoy, nos sumergimos a nosotros y a todos los hombres en el océano de la Preciosa Sangre de Cristo. Traemos a nuestra nación y a todas las naciones del mundo ante Tu Trono de Misericordia para consagrártelas a Ti, ¡oh, Precioso Precio de nuestra Salvación!

Jesús, Tú eres nuestra Esperanza, nuestro Refugio y nuestra Salvación. A Ti nosotros prometemos nuestra fidelidad y amor de ahora en adelante.

Prometemos, con la ayuda de Tu gracia, defender la causa de la Preciosa Sangre de Jesús, y promover la Devoción a la Adorable Sangre de nuestra Salvación. Prometemos defender la vida y dedicarnos al servicio de Tu Reino. Acéptanos y haznos uno con el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Conságranos en el amor y renueva todo en Ti, ¡oh, Divino Conciliador! Tráenos y a todos los hombres al conocimiento, que somos una sola familia en la misma morada: la Tierra. Que tenemos un solo Padre: Dios. Y que tenemos un hogar eterno: el Cielo. ¡Restaura las diferentes lenguas de Babel y ayuda a todos los hombres para que vuelvan hablar un solo idioma de amor, ¡oh, Amor Misericordioso! ¡Que todos sean unidos en Cristo para el Reino de Paz en el mundo!

¡Baña y riega la Tierra, y haz todas las cosas nuevas en Cristo, ¡oh, Poderosa Sangre de nuestra Salvación! ¡Vence la maldad de nuestros días! Somete a los poderes de la oscuridad y lanza a lucifer y a sus agentes de regreso al abismo. Rocía la Tierra y a todos los hombres con Tu Preciosa Sangre, ¡oh, Divino Salvador!, y otórgales Tu Salvación. Vence y derriba a los agentes de lucifer, que están sirviendo como líderes de Tu pueblo, y pon fin a sus reinos. Entroniza a un Pastor que siga Tu Corazón para que gobierne a Tu pueblo. Rompe las cadenas de los gobernantes malvados, ¡oh, poderosa Arma de nuestra Redención!, y reconstruye nuestras ciudades en justicia y amor. Libera a Tu pueblo del yugo del comunismo, de la falsa libertad, de la maldad de la voluntad humana y del orgullo de lucifer. Reconstruye a las naciones en Tu Amor, y fortalece a las ciudades en el temor de Tu Nombre. Abre a todos los hombres la puerta de Tu Salvación, y permíteles reconocerte el Precio de nuestra Salvación. Tú eres nuestra Esperanza, nuestro Descanso y nuestra Salvación, ¡oh, Preciosa Sangre de Jesucristo!

Nos sumergimos a nosotros, y a todos los hombres, hoy y siempre, en el Océano de la Preciosa Sangre al Consagrarnos a Ti. Refugia a todos los hombres en Tu Amor y atráelos cerca de Ti. Dependemos de Tu Gracia, para permanecer fieles a Ti. Así que le pedimos a Tus Santos, Ángeles, y sobre todo a Tu Madre, que intercedan por nosotros.

A Ti, ¡oh, Madre María!, entregamos este Acto de Consagración. Presérvalo y perfecciónalo, para la gloria de Dios y para la salvación de las almas. Te lo pedimos, por Cristo, Nuestro Señor. Amén.

María, Rosa Mística, Madre de Jesucristo Agonizante,
     –Ruega por nosotros.

San José, Esposo de María,
     –Ruega por nosotros.

Santos Pedro y Pablo,
     –Rueguen por nosotros.

San Miguel Arcángel,
     –Ruega por nosotros.

Santa Cecilia, Patrona de las Corales,
     –Ruega por nosotros.

*******

Lecturas 30º Reparación Marzo 2016 – 3er Viernes de Mes.


PEREGRINACIÓN / REPARACIÓN DE MARZO DEL AÑO C.
TEMAEs la Reparación, es la Penitencia. Es el Sacrificio.

APOSTOLADO DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO
DIÓCESIS CATÓLICA DE ENUGU
TIERRA SANTA DE ADORACIÓN Y RENOVACIÓN, UJE-IMEZI OLO 

EZEAGU L.G.A, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA 
P. M. B. 01080 ENUGU, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA 
Teléfonos: 0803 345 0253/07089396555/08082222155
Correo: agonisingconsoler@gmail.com
Pagina Web: www.preciousblood95international.com

“Escuchen, oh criaturas de Dios, oh aquellos redimidos por la Preciosa Sangre de Jesucristo, la voz que está llorando de dolor, la voz de una Mujer en pena, la voz de una Madre que está buscando a Sus hijos perdidos. Ella llorando te dice: ¡Reparación! ¡Reparación!! ¡Reparación!!! ¡Reparación!!!! ¡Reparación!!!!! ¡Reparación!!!!!! ¡Reparación!!!!!!! – Es la esperanza de su supervivencia.”
La Santísima Virgen María, el 15 de enero de 2004.


PROGRAMA DE REPARACIÓN / PEREGRINACIÓN

JUEVES:                                                                                

  • Llegada /Registro: 10:00 am
  • Oraciones de Apertura / Exposición en la Fuente del Calvario: 12:00 Mediodía
  • Himnos al Espíritu Santo, Coronilla de la Preciosa Sangre / Oraciones de Consuelo, etc.
  • Primera Leccióna los peregrinos en la Fuente: 03:00 pm
  • Meditación – 15 Minutos
  • Meditación / resumen                                 
  • Himnos / Recogimiento
  • Ángelus: 06:00 pm
  • Descanso y cena: 06:00 – 8:00 pm
  • Confesión: 08:00 – 9:00 pm
  • Santa Misa para Getsemaní en el Crucifijo Agonizante: 09:30 pm
  • Procesión al Jardín de Getsemaní: 11:30 pm
  • Vigilia de Getsemaní: 11:30 – 3:00 am
  • Descanso

VIERNES:

  • Levantarse / Aseo: 06:00 am
  • Oraciones en el Crucifijo Gigante: 06:30 am
  • Misa matutina en el Crucifijo Gigante: 07:00 am
  • Desayuno: 09:00 – 10:00 am
  • Segunda Lección a los peregrinos / Resumen / Meditación en el Jardín: 10-11:30 am
  • Himnos para dar la bienvenida a las Siete (7) Horas ininterrumpidas de Reparación: – 30 minutos
  • Hora: 12:00 Mediodía – 1era hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de la Preciosa Sangre en la Circuncisión de nuestro Señor).

    Oración: Santo Rosario.
    Intención: Por la conversión de los pecadores y la renovación de la Faz de la Tierra.
  • Hora: 1:00 pm – 2da hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de Sudor de Sangre en el Jardín de Getsemaní). Oración: Coronilla de la Preciosa Sangre.Intención: Por el perdón de los pecados y la gracia de la pureza en el mundo.
  • Hora: 2:00 pm – 3ra hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de Su Sangre en la Flagelación en la columna).

    Oraciones: Oraciones de Consuelo y Adoración.
    Intención: Para apresurar el Reino de Gloria en la Tierra.
  • Hora: 3:00 pm – 4ta hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de Su Sangre por la Coronación de Espinas).

    Oración: Vía-Crucis
    Intención: Por la liberación de las almas en el Purgatorio y por la conversión de los pecadores empedernidos.
  • Hora: 4:00 pm – 5ta hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de Su Sangre camino al Calvario).

    Oración: 1era a la 4ta Súplica de Angustia.
    Intención: Por el Papa y las necesidades de la Iglesia.
  • Hora: 5:00 pm – 6ta hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de Su Sangre durante Su Crucifixión).

    Oración: 5ta a la 7ma Súplicas de Angustia y la Oración de la Corona de Espinas.
    Intención: En expiación por los pecados cometidos contra la Preciosa Sangre.
  • Hora: 6:00 pm – 7ma hora
    Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el Derramamiento de la Sangre y Agua de Su Sagrado Costado al ser traspasado con la lanza).

    Oración: Coronilla de la Renovación / Letanías del Espíritu Santo.
    Intención: Por nuestras necesidades personales.
  • Quema de peticiones a los Pies de la Cruz: 07:00 pm
  • Descanso / Cena: 07:30 – 9:00 pm
  • Santa Misa: 09:30 pm
  • Beso de la Cruz / bendición a los Peregrinos / Indulgencia plenaria: 11:00 pm
  • Descanso y fin de la Reparación.

SÁBADO:

  • Programa en la Tierra Santa de Adoración y Renovación.
  • Misa Matutina: 05:00 am
  • Partida.

¡Sangre Preciosa de Jesucristo, sálvanos a nosotros y al mundo entero!

*******

PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN

4 de Febrero de 1997 / Hora: 9:10 pm
Lugar: Capilla Parroquial, Olo

 EL SAGRADO COSTADO SE ABRIÓ PARA EL PERDÓN Y LA SALVACIÓN.

Durante nuestra Novena de oración, me transformé en espíritu. Vi a Nuestro Señor en la Cruz. El Sagrado Costado apareció con claridad. Inmediatamente, vi gotas de Sangre que al contarlas eran doce. Tan pronto como terminaron las gotas de Sangre, comenzaron (a derramarse) las gotas de agua, que al contarlas también eran doce.

 Apareció la Sagrada Cabeza con la Corona de Espinas. Nuestro Señor dijo:

“Hijos Míos, durante su hora de meditación piensen en Mi Crucifixión, en el sudor de sangre, en la flagelación, en la coronación de espinas, en el cargar la cruz, en Mi Cuerpo traspasado, y en las tres horas que colgué en la Cruz. Si Me aman, tengan piedad de Mí.

Hijo Mío, Yo perdí doce gotas de Sangre y de Agua de Mi Sagrado Costado por la humanidad. Esto representa EL PERDÓN y LA SALVACIÓN de Mi pueblo, Israel.

La Sangre salvó a todas las naciones del mundo, mientras que el Agua lavó los pecados del mundo entero. Oh, hijos Míos, adoren Mi Preciosa Sangre y Agua brotada de Mi Sagrado Costado a través de esta Santa Coronilla de Mi Preciosa Sangre.

A MENOS QUE OBEDEZCAN MI ORDEN.

Hijos Míos, lo he hecho. Su gozo no estará completo aún. Nadie les creerá. He endurecido sus corazones. A menos que ustedes obedezcan Mis órdenes, su gozo no será completo. Les ordené que editaran todos Mis Mensajes. Ustedes no lo han hecho. También les ordené que rezaran, nadie reza mucho. Algunos de ustedes no están rezando. Hijos Míos, escuchen, ustedes no comenzarán la Peregrinación hasta que sea aprobado por el Obispo y la Iglesia. Y no será aprobado por el Obispo a menos que ustedes recen y editen todos Mis Mensajes.

LOS HE LLAMADO PARA QUE RECEN MUCHO

Les advierto a todos, nunca sometan esta oración al Obispo, si no han rezado antes mucho por ello. Recen mucho, les digo, recen mucho. Ofrezcan todas sus oraciones por ello. 

Pueblo Mío, su oración no es suficiente. Si no han rezado hasta que venga el tiempo, Yo retendré Mi Coronilla y permitiré que venga la destrucción. Entonces, mucha gente morirá. Sólo pocos sobrevivirán.

Hijos Míos, recen. Es para esto que los llamé, para compartir Mis sufrimientos y traer la misericordia de Dios a través de sus oraciones.

No les diré nada sobre la Peregrinación hasta el Tercer Viernes de este mes.

Hoy, pueden revelar Mis Mensajes y la Coronilla al pueblo, personas e incluso devotos. Les digo, la peregrinación no vendrá a menos que ustedes obedezcan y recen. Les ordeno que recen.

Los bendigo a todos. La Paz esté con ustedes.”

 +++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN

8 de Noviembre de 1999 / Hora: 2:00 am
Lugar: Mi Altar de Reparación, Olo.   

HIJO MÍO, DEJA QUE MI AGONÍA LLENE SIEMPRE TU ALMA.

Después que hice una pequeña mortificación con ayuno, silencio, oración y buenas obras, siete días después, le ofrecí a Dios oraciones de adoración y reparación por mis pecados y los del mundo entero. En mi oración, tuve una visión de Jesucristo Agonizante. Su Cabeza estaba totalmente cubierta con una Corona de Espinas. La Preciosa Sangre que se derramaba de las Llagas de Su Sagrada Cabeza bañaba toda Su Cabeza. Con gran angustia y aflicción, Nuestro Señor dijo:

“Hijo Mío, ¿cuántos minutos, horas, días puedes meditar en Mi agonía sin distraerte de nada de lo que ves, sientes, piensas o tocas?”

Yo le respondí: “Mi Señor y Mi Salvador, puedo meditar por treinta minutos en ciertos momentos cuando hay suficiente gracia. También puedo meditar por más o menos minutos.” Nuestro Señor continuó:

“Hijo Mío, deja que Mi agonía llene siempre tu alma. ¡Medita siempre en Mi amarga Pasión! Deja que el amor de Mi Padre llene tu corazón. Ten misericordia de Aquél que más te ama. Consuélalo, Él que está en gran agonía por tu causa. Piensa en Mí siempre para que puedas meditar en Mí, que estoy en agonía por ti por días. Quiero que tú seas Mi consolador. Yo quiero vivir en ti y que tú vivas en Mí.

Hijo Mío, enséñale a los hombres todo lo que Te he dado a conocer acerca del Sello. Deja que todos los hombres que han sido sellados con Mi Preciosa Sangre, vivan la vida de su Sello. Yo quiero vivir en sus corazones. Sus corazones serán Sagrarios de Mi Amor. Ellos vivirán en Mí y Yo en ellos, así cuando el hombre malvado llegue, ellos se mantendrán firmes en su fe.”

Yo le pregunté: “Mi Señor y Mi Salvador, ¿qué debemos hacer por Ti para que vengas y construyas un Sagrario de amor en nuestros corazones? Nuestro Señor respondió:

“Hijo Mío, observa la Hora del Sello cada viernes del año, especialmente en los tres meses del Sello. Recuerda que Yo colgué de la Cruz por tres horas el Viernes Santo, derramando Sangre en gran agonía por ti. Guarda esta hora para Mí. Deja que Mi agonía llene tu corazón. No llenes tu corazón con los deseos terrenales. Recuerda que lo que es mortal no poseerá la inmortalidad. Piensa mucho en las cosas celestiales. Deja que Mi agonía llene tu corazón para que seas grande en el Cielo.

Hijo, tu corazón no debe ocuparse con la lujuria. Tu Dios es Santo. Su Sagrario debe ser Santo. Que sea de tu conocimiento, hijo Mío, que tu corazón Me es mucho más agradable como Mi morada, que el Santo Sagrario que le di a Mi Iglesia. Yo necesito grandemente, hijo Mío, tu santificación y santidad. Rápida e instantáneamente, hijo Mío, entraré en el corazón que posea la perfecta libertad para que Yo pueda morar, el corazón que no busca nada para sí mismo, el corazón que se crucifica a sí mismo hacia las cosas de la Tierra, y cargue su cruz en completa negación de sí mismo y Me siga cada día. Haz estas cosas, hijo Mío. Estoy esperando que Me abras tu corazón para que Yo pueda entrar.

¡Muy pronto! ¡Muy pronto!! Hijo Mío, los días del hombre malvado vendrán en su plenitud. Muchos serán perseguidos, algunos serán puestos en prisión, otros serán probados con torturas crueles, y finalmente, muchos serán asesinados. Muchos perderán su fe en ese tiempo. Pero todos en los que Yo viva, que tienen el Sello de la Sangre del Hijo de Dios, obtendrán una Gracia especial como los primeros mártires, para soportar las torturas y aguantar firmes en su fe hasta su muerte. Todos los que sufran Conmigo ahora, no verán las crueles torturas del enemigo, excepto por aquellos que Yo preserve para Mi Gloria.

Bernabé, no será muy distante a partir de ahora cuando todas estas cosas comiencen a pasar. La gente estará diciendo que todo está bien. Sus corazones se harán más débiles para escuchar Mis Mensajes. Algunos se irán a lo suyo. La fe de muchos se volverá fría. Mis profetas serán duramente criticados como falsos profetas. Aquellos que están espiritualmente ciegos, permanecerán espiritualmente ciegos, y aquellos que están en la luz, permanecerán en la luz. El hombre malvado se mostrará a sí mismo como el Mesías. Muchos de ustedes lo seguirán. Pero felices todos aquellos que perseveran hasta el final. Ellos reinarán Conmigo.”

(Silencio).

Yo quería hacer otra pregunta cuando Nuestro Señor dijo:

“Si puedes mortificarte por más días, hijo Mío, como te he dicho, vendré y te enseñaré más y responderé a más preguntas. La Paz sea contigo. Te bendigo.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN

13 de Septiembre de 2000 / Hora: 2:00 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

OBTÉN PODER DEL TESORO DE LA MEDITACIÓN.

Durante nuestra Oración de Reparación, tuve una visión de Jesucristo Agonizante colgado vivo en la Cruz. Al poco tiempo bajó una nube que cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Rostro Agonizante de Jesucristo, que calmadamente dijo:

“Dejen que todos Mis guerreros obtengan poder de la vida de la meditación. En ella están guardados los poderes escondidos. Hijos, hay un tesoro escondido de Gracias en la vida de la meditación. Solamente muy pocos de ustedes han encontrado este tesoro de Gracias en los últimos años. Ellos han obtenido mucho de la meditación, en este su mundo de alboroto.

Yo estoy llamando a todos Mis guerreros para que obtengan poder de este tesoro de la meditación. Aprendan a visitar un desierto o un lugar solitario donde tengan su mente en descanso. Mediten en la grandeza de su Dios. Mediten en el poder de Su Creación. Mediten en Su Amor y Misericordia hacia la humanidad. Hijos, ustedes están llamados a meditar en este envío místico del Hijo de Dios para redimir al mundo. Deben meditar en la humildad del Hijo, en Su Agonía, Sufrimiento y Muerte. Ustedes están llamados a meditar en el Poder de Su Resurrección.

Hijos, durante su meditación, sus esperanzas descansarán en Mi Regreso Glorioso, el cual les he prometido. Me duele mucho que Mis hijos difícilmente contemplen bien en su meditación. Yo tengo una gran enseñanza para Mi pueblo sobre las voces vocales y las voces internas. Yo siempre hablo en los corazones de Mi pueblo, pero sólo muy pocos escuchan Mi Voz. Hijos, Yo difícilmente consigo aquellos que puedan mantenerme en sus corazones por tres horas. Sin embargo, los hijos de la oscuridad mantienen a sus dioses en sus corazones año tras año. Hijos, existe un poder escondido en la meditación. Búsquenlo y lo encontrarán.

Hijos, la Gracia que ustedes obtienen del tesoro de la meditación puede ser retenida a través de su vida de silencio. Llenen sus corazones con las palabras vivas de la verdadera esperanza. Oigan, Mis hijos, un corazón que recibe doble espadas de perfección Me mantiene dentro de su templo. En esta alma, encuentro descanso. Las espadas dobles son meditación y silencio. Cuando tal persona escucha una acusación falsa en su contra, la toma en su corazón y medita sobre ella en silencio. Sobre ella, Yo derramo Mi Poder. Una persona así está lista para ser Mi guerrero. 

Hijos, estoy llamando a Mis guerreros para que obtengan poder del Tesoro de la meditación. Que todos Mis guerreros retengan su poder a través de esta vida de silencio. Yo estoy poniendo Mis Palabras en ustedes, las cuales deberán hablar a través de la meditación de su alma. Hijos, Yo los estoy preparando para encontrarse con los guerreros del maligno. Sólo muy pocos entienden Mi llamado para ser Mis guerreros.

Hijos, ustedes se están preparando para entrar en la batalla final, la cual ha alcanzado su punto culminante. ¿Qué entienden ustedes cuando Yo digo batalla final? Su entendimiento es muy superficial hacia esta llamada. Hijos, la batalla será tan grande que un poderoso guerrero Mío será matado. No sólo esto, muchos templos serán destruidos. Los rectos sufrirán grandemente. Habrá terror por todas partes. Durante esta hora, nadie será confiable. La luz parecerá ser oscuridad, y la oscuridad parecerá ser luz. Esto es por lo que llamo a todos Mis guerreros a obtener poder del tesoro de la meditación, y tener en sus almas, a través de este llamado a la santidad, el Gran Sello.

Yo Soy el Agonizante Jesucristo, que les pide una morada en su alma. Yo los amo a todos. Yo los bendigo a todos.”

Inmediatamente, la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCIÓN

23 de Febrero de 1997 / Hora: 9:00 pm
Lugar: Capilla Parroquial, Olo

LA VERDADERA CONVERSIÓN.

Durante el segundo día de la Novena de tres días, estábamos rezando cuando vi al Señor colgado en la Cruz. Después de un tiempo, la nube cubrió todo el lugar. Inmediatamente, la Sagrada Cabeza se apareció derramando Sangre de todas las Heridas de Su Cabeza. Calmadamente Nuestro Señor dijo:

“Cuánto quisiera que todos Mis hijos practicaran la santidad todos los días de su vida. Soy feliz cuando los veo orando con humildad y sencillez. Gocen la vida de los Santos y los Ángeles en el Cielo por medio de su esfuerzo en vivir santamente.

Hijos Míos, ofrézcanme sus vidas para propósitos santos. Purifiquen su cuerpo con su esfuerzo por la santidad. Purifíquenlo a través de sus sufrimientos y su vida de oración. Recuerden que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que vive en ustedes. Manténganlo santo.

El Espíritu de la Verdad mora en una casa limpia y constantemente derrama en ella el fruto de la vida. Este fruto germinará y traerá múltiples frutos de vida, que los hombres cosecharán y comerán como pan de vida. Ésta es la verdadera conversión. Hijos Míos, una vida santa da luz a quienes están en tinieblas. Yo les digo, aprendan a vivir una vida completamente santa.

Bernabé, algunos están durmiendo. Sus corazones están lejos de Mí. Díganles que regresen a Mí.”

(Breve silencio). Él continuó diciendo:

“Esta batalla es Mía.

Bernabé, amo esta adoración. El Cielo se regocija con su esfuerzo, continúen orando con mayor intensidad. Amo su adoración. Escuchen de nuevo, asegúrense de ofrecerme todas sus acciones y palabras. Conságrense a Mí verdaderamente y renueven su Consagración constantemente.

Bernabé, dile a tu Sacerdote, Mi servidor, el que comparte Mi Agonía, que todos sus esfuerzos no son en vano. Todo lo perdido será encontrado. Que una gran alegría le espera al ganador después de una gran batalla. Sacerdote Mío, escucha, nunca pierdas la esperanza cuando los hombres malvados endurezcan sus corazones, se lleven el conocimiento del Cielo y no crean en Mis Mensajes Divinos. Algunos te aconsejarán que rechaces Mis Mensajes y hasta la Santa Coronilla de Mi Preciosa Sangre. Otros, hasta te dirán que pronto serás decepcionado por los místicos de la última era. No sólo esto, sino que se burlarán de ti y te pondrán cualquier sobrenombre.

Todo esto te sucederá para sacudir tu fe. También sufrirás las penas del corazón debido a las palabras crueles de los hipócritas. Aún aquél en quien confías hablará contra esta Devoción. Todo esto será la guerra del malvado contra este llamado. Sacerdote Mío, el enemigo hará todo esto que te digo, con la principal intención de destruir este Plan del Cielo. Si te mantienes firme en la fe, Mi Preciosa Sangre reinará y tu alegría será completa.

Hijos Míos, si ustedes soportan este período de aflicción que les viene, les prometo purificar el mundo con Mi Preciosa Sangre. Les aseguro que el mundo rechazará esta Devoción primero, pero más tarde la acogerá cuando Yo levante Mi Mano. Por esto, ustedes deben orar con mayor intensidad.

Hijos Míos, por todas estas cosas que les he advertido varias veces, es por lo que deben orar, editar todos Mis Mensajes y hacer reparación continua para vencer al espíritu del mal.

(Silencio).

Hijos Míos, hay necesidad de orar. Ninguna oración se pierde. Su vida no es como la de aquellos del mundo, que no conocen este llamado. Ofrézcanme sus vidas por completo, la batalla es Mía.

(Silencio).

Oré: “Señor, Mi Dios Jesucristo, es Tu deseo salvar a todos los hombres. Tú mismo nos has hecho este llamado. Recuerda que somos sólo meros instrumentos. Fortalécenos para hacer Tu Voluntad, para superar estas tentaciones, finalmente para darte gloria. Señor, estamos deseosos de hacer Tu Voluntad. Amén.”

(Largo silencio). Luego vi un gran número de soldados celestiales con espadas de guerra bajando del Cielo. Jesús dijo:

“Hijo Mío, la fe es el único instrumento que necesito de ustedes en esta guerra espiritual. A través de sus oraciones muchos reinos serán destruidos. Estos soldados pelearán por ustedes siempre. Sean santos, hagan sus templos santos, resistan al demonio y sus obras, amen a sus enemigos, Yo estoy con todos ustedes. Me regocijo en su santidad. Los bendigo a todos.”

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCIÓN

22 de Mayo de 1997 / Hora: 9:05 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia, Olo

NO PERMITAN QUE LOS PROBLEMAS DIRIJAN SU VIDA.

Durante nuestra oración devocional con Misa, en una visión, vi un gran número de personas que estaban encadenadas a la columna. Yacían todas en el suelo. 

Mientras observaba, el Cielo se abrió, vi al Santo Rostro con la Corona de Espinas en Su Cabeza y Nuestro Señor dijo:

“Hijos Míos, el mes de Julio se acerca. ¿Qué preparación han hecho? ¿Qué tan ansiosamente están esperando el mes?

Escuchen, hijos Míos, no permitan que los problemas dirijan su vida. Aprendan de Mis consejos en seguir el camino desértico de acuerdo con la Divina Voluntad. No le den oportunidad al enemigo ahora que tienen un poco de turbación en sus vidas. La hora está llegando cuando una gran turbación no les permitirá ni clamar Mi Nombre. Les estoy repitiendo estas palabras, se lamentarán de cada minuto, de cada hora y de cada día mal usados o que fallaron en esta Santa Adoración. Llorarán con gran dolor pidiendo volver a tener otra oportunidad, pero el tiempo se habrá agotado. Hijos Míos, ¿quién les arrebatará a ustedes las bendiciones que ustedes recibieron gratuitamente de su Dios? Quien ame su salvación y la salvación del mundo, vendrá con gozo a esta Santa Adoración. No sufrirán grandemente todos los que sigan este llamado hasta el día de la evangelización universal. Mi Preciosa Sangre los salvará.

Naden a través del océano de la tentación, nunca dejen que las olas les hagan retroceder. Con todas sus fuerzas venzan al demonio. Se los he dicho antes, ya están entrando en la hora de las tinieblas. Ahora, están en el mundo de la oscuridad. El Castigo vendrá. Nada en el mundo los hará felices, excepto Mi Presencia en la Santa Eucaristía. Cuando Mis hijos sufran los ataques del hombre perverso, no habrá Eucaristía en muchos Sagrarios del mundo. En esa Hora, ustedes entenderán Mis Palabras. Muchos de ustedes se sentirán aún débiles porque ésa no será la hora de recibir sino la hora de dar.

Hijos Míos, no se den por vencidos, venzan en todas sus diarias tribulaciones. Adórenme siempre con las oraciones que les enseñé. Les bendigo a todos. La Paz sea con ustedes.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCIÓN

3 de Marzo de 2002 / Hora: 3:00 am
Lugar: Desierto del Monte Carmelo, Olo. 

BEBAN LA COPA DEL MARTIRIO Y BRILLEN EN EL MUNDO COMO LA NUEVA ESTRELLA DEL REINO GLORIOSO.

En mi oración durante esta hora, tuve una visión de Jesucristo Agonizante que calmadamente me dijo:

“Hijo Mío, escucha esta lección: Sólo existe vacío en la vanagloria. Es este vacío lo que agrada al mundo. El vacío del que te hablo, es un vacío total, aún de todas las cosas que el mundo considera valiosas. Cuando digo cosas valiosas, Me refiero a aquellas cosas que no pueden perdurar. Sean sabios en ver este vacío en la vanagloria. Trabajen arduamente contra las pasiones de la carne que les llevan a esta gloria vacía. No sean esclavos de ella. Sólo trabajen por las cosas que perdurarán.

La felicidad de Mi Reino es la esperanza y la gloria de Mis Santos Mártires. Nadie puede poseer Mi Reino de Paz sin beber en su totalidad, la amargura del cáliz del martirio.

Beban el cáliz del martirio mientras cargan pacientemente la Cruz de Perfección que les di. Muchos de Mis amantes son tan sabios como el caído lucifer cargando la Cruz de Perfección. Escuchen, Yo sé lo pequeños que ustedes son, y lo escaso de su entendimiento cuando los escogí. Precisamente los escogí por su pequeñez. Así también, les di Mis Mensajes y espero que ustedes los acojan y practiquen tal como lo haría un niño de siete años ante la amorosa advertencia de su padre. 

Felices son aquellos pequeños amantes Míos que agachan sus cabezas para cargar la Santa Cruz que les ofrecí. Ellos disfrutarán Mi Paz. Les digo nuevamente, beban del cáliz del martirio y brillen en el mundo como la nueva estrella del Reino Glorioso.

Beban del cáliz del martirio mientras Me defienden contra Mis verdugos. Mis amantes deben soportar el símbolo de los mártires. A lo que Me refiero, es que debe notarse una perfecta diferencia en su estilo de vida. Su lenguaje debe ser perfectamente diferente, su modo de vestir debe ser perfectamente diferente. Ellos deben poseer las virtudes a la perfección ya que les he dado la Rosa de la Perfecta Pureza.

Mis amantes verán la dulzura y el gozo del martirio en el océano de Mi Amor. Este amargo cáliz del martirio tendrá sabor a miel en sus bocas. Ellos deberán ser los héroes de la paciencia, del amor y de la pureza.

Hijo Mío, ¿puedo encontrarlos entre Mis apóstoles? Yo temo que muchos de Mis apóstoles perderán su fe antes de recibir la Rosa de la Perfecta Pureza. Y de los que permanezcan, algunos no recibirán la Rosa Perfecta debido a su apego al mundo. Reza por ellos. Reza que ellos entiendan. Reza que ellos puedan ver.

(Silencio).

Bernabé, permanece en Mi Paz. Los bendigo.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

2 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

HIJOS, USTEDES ME MUESTRAN AMOR PARCIAL.

Hoy es el segundo día de la Novena de nueve días en el mes de Julio. Mientras me acercaba al Santo Santuario, vi el Rostro Glorioso salir del Santísimo Sacramento en el Altar. Rayos Divinos se posaban sobre mí. Inmediatamente, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante que calmadamente dijo:

“Mis hijos, ustedes Me muestran amor parcial. Deben saber hoy, que ustedes son la causa de Mi mayor Agonía. Estoy sufriendo su infidelidad, su impureza, su frialdad y su negligencia. Recuerden, Mis pequeños amantes, que Yo los conozco. Les digo, sus nombres están escritos en Mi Corazón. Yo siempre Me los repetía cuando los dolores y el peso de los pecados del mundo recaían sobre Mí. Yo recordaba sus nombres. ¡Yo pronunciaba sus nombres! Yo los miraba buscando su consuelo. Muchas veces, vi que no merecían ser Mis consoladores. Muchos de ustedes redoblaban Mi agonía cuando los veía. Yo Soy Jesús que los ama. Yo los llamo amantes, pero ustedes Me muestran amor parcial.

Hijos Míos, miren en el mundo, ustedes verán las encarnaciones del demonio, los hijos de la oscuridad. Ellos se visten desnudos y dan a conocer la moda infernal, y caminan por las calles de los pueblos y ciudades sin pena alguna. Ellos conocen y entienden los tiempos, así que trabajan día y noche en contra de sus almas. Ciertamente que ganan muchas almas. Hijos Míos, ¿pueden ver ustedes que ellos aman mucho a su maestro? Ellos muestran completo amor a su malvado maestro, que les dijo: “trabajen arduamente, ganen almas para mí, tenemos poco tiempo. Yo los compensaré con la gloria del mundo.” Hijos Míos, los hijos de la oscuridad le dieron sus vidas al malvado maestro y finalmente perdieron. ¿Por qué no Me pueden ofrecer sus vidas y vivir? Ustedes sólo eligen mostrarme amor parcial.

HIJOS, ¿POR QUÉ NO PUEDEN ENTENDER LA HORA AHORA? ¿Por qué ahora no pueden reconocerlo y trabajar por su salvación? Ganen muchas almas para Mí. Llévenlas con ustedes y corran por sus vidas. Yo les prometo el Cielo. Mi Promesa es verdadera. Yo nunca cambio.

Hijos, Mi Agonía debería ser su preocupación. Te envié Mi Ángel para enseñarte Mi Oración Agonizante. Ustedes rezaron por la unidad de nuestros corazones, que ustedes sintieran lo que Yo siento; pero aun ahora, Mi Agonía no toca su corazón. Hiere profundamente Mi Corazón, su infidelidad, su frialdad y su negligencia, pero esto agrada a su corazón. Hiere profundamente Mi Corazón, las modas malignas del mundo, pero esto agrada a sus corazones. Ustedes se ríen cuando lo ven, pero su Maestro está en gran agonía. A veces, ustedes lo siguen. Ustedes los imitan.

Hijos, conozcan hoy que un solo pecado venial puede retener a un alma millones de años en el fuego purificante del Purgatorio, mientras que un solo pecado mortal llevará a un alma al fuego eterno del Infierno. ¿Cómo pueden pensar entonces que ustedes escaparán? Aprendan ahora y corran por sus vidas. Hieren grandemente a Mi Corazón que ustedes se avergüencen de ustedes mismos porque ustedes son Mis seguidores. Ustedes quieren vivir como los hijos de la oscuridad para evitar las críticas de los trabajadores del enemigo. Ustedes se avergüenzan de Mí y de Mis enseñanzas en estos días impíos y malvados. Ahora, ustedes están rechazando el Cielo. Pronto lo buscarán. Todos los que son candidatos del Cielo deberían imitar a los Seres Celestiales, ya que ustedes ven, hijos Míos, que los hijos de la oscuridad están imitando a los demonios del Infierno que se visten desnudos y viven en iniquidad. Hay belleza Celestial y belleza terrena.

Hijos, ruego con ustedes que escojan la belleza Celestial. Comprendan la hora y corran por sus vidas. Hijos, no promuevan el trabajo del maligno. Hay muchos símbolos del maligno en el mercado mundial. Estos no son para ustedes. Sean sabios en entender los astutos caminos del maligno, ya que ellos son sabios para comprender sus caminos. Hijos, hagan esto para que puedan completar su amor por Mí. Yo les muestro gran amor. Ustedes Me muestran amor parcial.

Ofrezcan sus oraciones mañana, principalmente por la pureza de Mis Sacerdotes. El enemigo ha obtenido gran ventaja sobre su santidad. Un gran número, les digo, un gran número está perdiendo el estado de Gracia. Pidan por ellos la Gracia Santificante. Estoy muy descontento como ellos ofrecen el Sacramento de la Penitencia.

Hijos, el mayor de los Ángeles del Cielo no tiene el poder de perdonar ni el más pequeño pecado venial. Sin embargo, les he dado este poder a meros hombres mortales, Mis Sacerdotes, para que lleven a cabo este ministerio a Mi Pueblo. Deben saber ustedes, Mis Sacerdotes, que el poder más sencillo de perdonar un pecado mortal es mayor al poder que usé en la Creación. Necesito su mortificación. Necesito de su santidad. Les recomiendo que se pongan su estola cuando administren este gran Sacramento.

Yo Soy Jesucristo Agonizante, Quien los escogió y los hizo Mis Sacerdotes. Exijo de ustedes lo que YO SOY.

Ustedes son la causa de Mi mayor sufrimiento. Los amo inmensamente. Los bendigo.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

3 de Julio de 2000 / Hora: 8:30 pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

HIJOS, SU INFIDELIDAD OBSTACULIZA A MI REINO GLORIOSO.

En nuestras Oraciones de Adoración en la Novena del mes de Julio, tuve la visión del Santo Cáliz rodeado con espinas. Mientras veía, una nube se sacudió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante que calmadamente dijo:

“HIJOS MÍOS, SUS VIDAS NO PERMITEN MI REINO GLORIOSO EN LA TIERRA. Yo les digo, sus vidas están obstaculizando el Reino de Paz en la Tierra. Estoy esperando ver que maduren, pero lo que siempre encuentro es su infidelidad. Cada vez que veo su infidelidad, Mi Corazón se debilita. Hijos, ustedes prolongan Mis días de agonía.

Los llamé para que apresuraran Mi Reino Glorioso en la Tierra. Muchos viven como si Me amaran pero su vida demuestra lo contrario. Ellos son enemigos de Mi Santa Muerte. Hijos, estas personas incluso llegan a seguirme y alabar Mi Santo Nombre, pero realmente rechazan la Verdad de Mis enseñanzas. Ellos siguen sus propios caminos como Judas Iscariote que Me traicionó. Por esto digo que son los Judas de esta última era.

Hijos, estoy esperando ver el corazón arrepentido de María Magdalena de nuevo entre Mi pueblo. Estoy esperando ver una amorosa hija como ella. Aparte de Mi amorosa Madre, ella fue la primera hija en apresurar Mi Glorioso Reino en la Tierra. Hijos, cuando ella vio a su amado Maestro llorar de dolor, cuando Mi día de Agonía se acercaba, ella Se Me acercó y Me consoló. Ella fue la primera hija que ungió Mi Sagrada Cabeza y Pies. Ella sintió la cruel tortura de Mi Sagrada Cabeza. Cómo los hombres malvados lacerarían y desfigurarían el Templo de la Divina Sabiduría, ella se dolió y adoró al Cordero del Sacrificio. Hijos, ciertamente, ella levantó Mi Mano cansada. Ella consoló Mi Corazón Agonizante. Ella apresuró Mi Reino Glorioso. Aún en el momento de ser criticada por Judas Iscariote, ella permaneció firme. Ella se mantuvo Mi consoladora. Oh, ¿cuándo Mis Ojos verán a una amorosa hija como ella? ¿Cuándo veré en ti el verdadero arrepentimiento? ¿Cuándo irás como ella y no pecarás más?

Hijos, su infidelidad impide Mi Reino Glorioso. Vuélvanse a Mí con verdadero arrepentimiento. Aprendan de Mí que Soy Manso y Humilde de Corazón. Escojan para sí el Camino Regio de la Cruz. Olvídense de ustedes mismos. Crucifiquen en la cruz su ser terrenal. Luego, carguen su cruz diaria y síganme. Mientras más pronto respondan a Mi llamado, más rápido aceleran la hora de Mi Paz a través de su santidad, mientras que su infidelidad impide el día y prolonga Mis días agonizantes.

Hijos, ustedes ofrecerán mañana sus oraciones principalmente por el bienestar de la Ciudad del Vaticano. Mi agonía aumenta mientras el día se acerca. Mi Corazón sufre enormemente mientras él (el Papa) siente acercarse el terrible día. Sufran con el Papa la agonía de la última batalla. 

Hijos Míos, no teman, cuando ustedes sientan o escuchen sobre una terrible confusión o gran desobediencia en la Ciudad del Vaticano. No deben correr. No deben desobedecer. Permanezcan obedientes. Estaré cerca para ayudarlos y guiarlos. Ustedes entenderán más durante esa hora. La hora no será tan grave y terrible para ustedes como lo será para el mundo. Mi Paz permanecerá en ustedes. El Inmaculado Corazón de Mi Madre los protegerá. Les he dicho esto antes para que cuando llegue la hora su corazón no se aflija.

Hijos, respondan cuando los llame. Recuerden que sus vidas obstaculizan Mi Glorioso Reino en la Tierra. Todos ustedes que esperan con flojera el día de la gran Tribulación, tropezarán cuando el día llegue. Yo Soy Jesucristo Agonizante que han mantenido en una oscura prisión de gran agonía. Los llamé para que apresuraran Mi Reino en la Tierra. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

4 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa.

LOS LLAMÉ PARA FORMARLOS Y LLENARLOS CON PODER.

Durante nuestra Oración de Adoración, tuve la visión de Jesucristo Crucificado, colgado vivo en la Cruz, sangrando por amor a nosotros. Al rato, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, ustedes son Mis guerreros de los últimos tiempos. Los llamé para formarlos y llenarlos con poder, para que ustedes puedan encarar al enemigo y vencerlo. Los he llamado para vestirlos con toda la Armadura Celestial, para que el arma del enemigo no los dañe. Acérquense a Mí y reciban Mi Gran Sello. Hagan bien estas Novenas para que reciban la plenitud de Mi Bendición.

Este año ya será el cuarto año desde que les di este gran favor, el mes de Julio, el mes en que Mi Bendición y Misericordia fluyen como ríos a las almas sedientas. Yo los estoy llamando a todos a Mi lado para que sientan Mi amoroso cuidado y escuchen Mis enseñanzas. Los estoy llamando para formarlos, para que no sean derrotados cuando llegue la hora. Les digo, hijos Míos, que todos los que participaron completa y devotamente en estas grandes Novenas del mes de Julio, estén seguros de ser protegidos en sus vidas y en la hora terrible del venidero Castigo. Los vestiré con la Armadura Celestial. Los llenaré con poder. Les asignaré a los Guerreros Celestiales para que los custodien. Hijos, llamo este mes un gran Mes porque las Lágrimas de Sangre de Mi Madre han obtenido para Sus hijos grandes favores en este mes. Sus propios ojos también verán una gran cosa en este gran mes. Los estoy llamando a todos para formarlos y alistarlos para cuando llegue la hora. La hora terrible que les he predicho.

Aprendan todas las enseñanzas que les estoy dando. No crezcan como Barac que tenía poca confianza y fe en Mis Palabras. Aun cuando después fue a la batalla, ya no tenía gracia por su trabajo. Tengan confianza, confíen en Mis Palabras como Mis siervos Moisés, Josué y David, que guiaron a Mi pueblo a través de grandes batallas y ganaron en Mi Nombre. Yo les digo, hijos Míos, que deberá ser como fue en tiempos de Elías. Habrá una gran batalla entre Mi pueblo y los hijos de Baal, la bestia roja. La malvada Jezabel vendrá de nuevo. Yo les digo, una que actuará como la antigua Jezabel vendrá. Ella obligará a todos los hombres a adorar a Baal, Me refiero a la malvada bestia roja. Muchos de Mis profetas serán martirizados. Una gran cantidad de Mi pueblo adorará la bestia y se perderá para siempre.

La hora será tan temible. ¿Quién sobrevivirá sin la adecuada preparación? Yo guié a Mi hijo Elías, en su mortificación de 40 días en el desierto sin comida ni bebida, para que él fuera capaz de luchar y ganar la batalla. Ciertamente recibió Mis enseñanzas y fue llenado con poder. De modo que ganó la batalla. Los estoy llamando a todos, hijos Míos, para que se llenen con el mismo Espíritu que le di a Elías en el desierto. Aprendan mucho de Mi hijo Elías. Confíen como él, en Mi Poder. Luchen en contra del maligno profeta de Baal con total confianza en Mí, como lo hizo él. Les daré la victoria como lo hice en aquel tiempo a Elías.  

Hijos, la venidera batalla será tan grande. Sólo los fuertes guerreros pelearán la batalla y permanecerán firmes. Reciban ahora de Mí toda la Armadura necesaria para la batalla. Ahora se las estoy dando. Les digo, reciban de Mí este gran mes de Julio.

Hijos, mañana ofrecerán sus oraciones por los días de exilio de Mi afligido Papa. Si al final, esta hora llega, sepan que están en el exilio. En ese momento, ustedes comprenderán plenamente a lo que Me refería cuando les dije: Dejen que su corazón (alma) sea un Sagrario vivo para Mi morada.

Estén listos para encontrarse con la hora. Tomen ventaja de Mis entrenamientos y enseñanzas. Recen siempre y nunca se den por vencidos.

Yo siempre estoy con ustedes. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

5 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

¿QUIÉN ME OFRECERÁ DE BEBER?

En nuestra Oración de Adoración durante la Novena, tuve la visión de Nuestra Señora arrodillada a los pies del Crucificado Jesucristo, que estaba colgado vivo y sangrando en la Cruz. Mientras veía para escuchar Sus Palabras de consuelo en Su Oración, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante bañado con Sangre y llorando mientras dijo:

“¿Dónde están Pedro y sus hermanos para ofrecerme una bebida? ¿Dónde están? ¡Estoy sediento! ¡Estoy sediento! ¡Estoy sediento! ¿Quién Me ofrecerá una bebida? Hijos, estoy sediento de amor por ustedes.

Hijos Míos, estoy sufriendo una gran sed por amor a ustedes. Estoy como estuve el día de Mi Crucifixión. Estoy en Mi Cruz Mística Agonizante por más de 2.000 años, igual como estuve en la Cruz por tres horas, suplicando Me dieran de beber. Les digo, estoy sediento. Si Pedro estuviera cerca Me ofrecería una bebida. ¿Qué hay de Santiago? ¿Dónde está Andrés? Mis Apóstoles Me han abandonado. Simón, aun tú, que Me debes gran amor. Cuando te encontraste Conmigo teniendo lepra, te aferraste a Mí. Yo te sané y te purifiqué. Simón, ahora que ves que estoy como un leproso suplicando una bebida, tú Me rechazas. Tú Me abandonas. Simón, tú Me debes gran amor.

Cuando miré y vi a Juan sosteniendo a Mi Madre Dolorosa, fui consolado. Ciertamente, fue el único Apóstol que Me dio de beber. Detrás de él, estaban las mujeres discípulas que lloraban por Mí. Verdaderamente, ellas Me consolaron. Me ofrecieron de beber.

Hijos, estoy buscando ver un apóstol, tan amoroso como Juan. Su corazón casi se rompía al escuchar a su amado Maestro llorar en gran agonía y pidiendo de beber. Él pensó en cambiar sus lágrimas en un rio caudaloso para que su Maestro moribundo tuviera que beber antes de pasar a la eternidad. Mi pobre Juan no tenía nada que ofrecerme. Pero el amor le hizo comprender que la mirada de Mi Madre Dolorosa saciaría Mi sed. Entonces, Me ofreció a Mi amorosa Madre. Yo bebí, fui saciado y dije: “Todo está cumplido.”

Hijos, ustedes son Mis apóstoles de los últimos tiempos. Vengan más cerca de Mí en la Cruz. Vengan y escuchen Mi Súplica Agonizante. Estoy sediento. Estoy sediento. Mi Lengua se ha secado. La dulzura de Mi agonía Me ha secado mucho. No Me abandonen como lo hicieron Pedro y sus hermanos. Vengan cerca de Mí como Juan y las mujeres discípulos. Ofrézcanme a Mi Madre Dolorosa. Hijos, Me deben mucho. Les digo, ustedes Me deben más que Simón.

Ustedes son el grupo de leprosos que vi en el punto de su muerte. En ese momento, habían perdido toda su fuerza. Ya no podían ver o conocer a aquellos que venían a verlos. Ustedes estaban condenados y abandonados, pero Yo los vi. Yo los abracé. Yo los besé. Yo los sané. Ahora, ustedes Me ven a Mí como a un leproso y Me abandonan. Estoy llorándoles pidiéndoles Me ofrezcan algo de beber. Ustedes Me escucharon y dijeron: “¿Cómo puedo comunicarme con ese hombre leproso?” Me ven y huyen. Hijos, ustedes Me deben gran amor.

Estoy sediento por el gran número de almas que se está perdiendo. Estoy sediento de la verdad, que ustedes han abandonado. Estoy sediento por las grandes abominaciones que se están colocando en el Lugar Santo. Estoy sediento por el doloroso llanto de los niños abortados. Estoy grandemente sediento por su infidelidad. Su temor en hacer las cosas buenas Me secan. Ustedes temen como Pedro y sus hermanos. Ustedes no pueden defenderme. Yo Soy Jesucristo Agonizante, que exige de ustedes “algo de beber”.

Hijos, mañana ofrecerán sus oraciones en reparación por los pecados cometidos en contra de su Salvador en el Santísimo Sacramento. Ustedes están ahuyentando a su Dios fuera de Su Santo Santuario. Sepan hoy, hijos Míos, que en el día en que Mi segunda bestia se monte en la Silla más alta de Mi Santa Iglesia, la Gloria de su Dios se irá. Entonces, verán con sus propios ojos los horribles días, cuando no habrán Sacrificios ni en la mañana ni en la tarde. En ese tiempo, entenderán lo que quería decirles cuando les dije: ¡Sean sellados!

Les he dicho esto antes, lo estoy lamentando de nuevo con Lágrimas; teman la Presencia de su Dios en el Santísimo Sacramento. Acérquense a Él con temor y amor. Ninguna persona no calificada tiene el derecho de participar en la Fiesta del Único Cordero de Dios Sacrificado. Todos los que comen y beben el Cuerpo y la Sangre de la Nueva Alianza en estado de pecado están ya condenados. Sólo los Levitas tienen el derecho de cargar el Arca de la Nueva Alianza. Sólo Mis Sacerdotes tienen el derecho de trabajar en Mi Lugar Santísimo. Pero, hijos, ustedes tienen su voluntad. Su voluntad es su voluntad. Yo estoy sediento. Estoy sediento por ustedes. Cuando aparezca la segunda bestia, lo entenderán.

(Silencio).

Hijos, mañana les daré el Programa para la segunda Reparación. También les enviaré a ustedes a Santa Cecilia para que les enseñen la Oración de Reparación con la Corona de Espinas, el 14 de este mes. Ella les enseñará bastante.

Estoy cerca para ayudarlos. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

6 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

SU ALMA ES LA MAYOR OFRENDA QUE USTEDES PUEDEN DARME.

Mientras orábamos, tuve la visión del Cáliz con una Corona de Espinas a su alrededor y una Lengua de Fuego en su boca. Rayos Divinos irradiaron de la boca del Cáliz e iluminaron todo el lugar. Al poco tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció la Sagrada Cabeza coronada de espinas, que calmadamente dijo:

“Hijos, la más grande preparación que les estoy dando es el Santuario Vivo que estoy haciendo en sus almas. Éste es Mi mayor Sello. Pero aun ahora, ninguno de ustedes ha entendido que su alma es un pequeño Cielo. La mayor ofrenda que ustedes pueden darme es su alma. Hagan de su alma, un Sagrario Vivo para Mí. Yo estoy dispuesto a venir y morar en ella. Yo la haré Mi morada eterna. Hijos, éste es el Sagrario eterno, su misma alma, la que estoy purificando con Mi Gracia Santificante. Ofrézcanmela, y que sea sólo para Mí. El Sagrario terrenal se acabará el último día, pero Mi Sagrario Vivo en sus almas permanecerá por siempre, en aquellos que Me aman. 

Hijos, denle la bienvenida a su solitario Maestro, su Salvador y el que los ama. Estoy completamente solo. Estoy totalmente abandonado con una Corona de Espinas. La iniquidad en sus almas ha llenado Mi Santo Santuario. Hijos, este Templo sufrirá enormemente, el Templo del que ha salido la Gloria de su Dios. El enemigo marchará sobre él y destruirá el Templo. Estén seguros de no ser ese Templo. En el día en el que el enemigo de Mi Santa Muerte se levante para luchar contra el Santo Templo, todos los Santuarios desérticos serán destruidos. Me refiero a su Santuario. Su alma, el Arca de la Alianza será llevada a tierra extranjera.

La Casa de Israel será exiliada. Hijos, Yo sé que entenderán muy poco cómo sucederá esto. A lo que Me refiero es a la captura de sus almas por el poder de la oscuridad. El exilio de la casa de Israel, significa el exilio de ustedes a la tierra de los espíritus malignos, que se manifestarán en este mundo físico. Yo les digo, hijos, que esto ocurrirá, tanto en todos los Sagrarios desérticos de Mi Iglesia, como en los Sagrarios desérticos de sus almas. Conozcan ustedes, hijos, que la mayor agonía que ustedes sufrirán durante la hora de la gran Tribulación será la salida de la Gloria de su Dios del Sagrario de sus almas, Me refiero, de las almas pecadoras. Recen y observen la Hora del Sello que les di. Confiesen sus pecados a un Sacerdote con corazón sincero y arrepiéntanse. Esto es una verdadera renovación del Sello. Yo visitaré sus almas con Mi Gracia Santificante durante la Hora del Sello. Yo haré que Mi Luz Divina saque la oscuridad en sus almas. Yo la purificaré. Yo moraré allí en plenitud. Cuando el enemigo de Mi Santa Muerte venga, Yo los protegeré. Ellos no destruirán Mi Templo porque la Gloria de su Dios estará morando allí en plenitud. Bernabé, escribe las inspiraciones que te di en el desierto. Yo haré que el mundo entero entienda el significado completo del Santuario Vivo en sus almas. Haz esto rápido porque tengo muchas cosas que enseñar a Mi pueblo en su preparación.

Hijos, ustedes ofrecerán sus oraciones de mañana por su propio exilio durante la hora de la venidera Tribulación. Pidan mucho por la Gracia de la fe y de la perseverancia. Cuando la hora llegue, ustedes verán al Hombre Maligno obligando a todos que reciban su sello malvado. En ese momento, ustedes recordarán Mi Voz suplicante que les pedía a ustedes que recibieran el Sello del Cielo, pero la Hora del Sello Celestial habrá pasado. La hora es una hora de oscuridad, cuando el poder de la oscuridad dominará. Todos los que reciban el sello malvado —666— el código de la bestia, perecerán. Ellos no tendrán cabida en la Tierra de Felicidad, pero para todos aquellos que permanezcan fieles hasta el final, les daré la Estrella de la Mañana. Ellos vivirán en la Tierra de Felicidad. Aunque ellos sufrieran gran persecución e incluso murieran como mártires, Yo los consolaré. Yo los levantaré de nuevo para que vivan por siempre. Ellos reinarán Conmigo en Mi Reino por siempre.

Hijos, escuchen ahora y corran por sus vidas. Yo Soy Jesucristo Agonizante, que ustedes abandonaron.

Hijos, Yo los llamo otra vez a la reparación para prepararlos a todos de nuevo para hacer un gran trabajo. Tengo otro gran proyecto que pedirles. Yo compartiré Mi obra entre ustedes, entre los que He llamado y Me han seguido. Yo los revestiré de poder por su total Consagración a Mí. Les daré Mi Paz. Hijos, cómo deseo que todos Mis elegidos apóstoles de todas las Diócesis de este país escucharan el llamado y respondieran. Recuerden que he dicho, Mis apóstoles, y no Mis discípulos. Necesito su total participación.

Los días son para Mis apóstoles. Los fieles harán su Hora de Getsemaní en sus casas. Tengo un gran Programa para Mis apóstoles en ese día. Recuerden exponer al Santísimo Sacramento durante el día, como lo han hecho antes. Ustedes iluminarán el Altar con doce lenguas de fuego. Yo permaneceré con ustedes. Hijos, manténganse en silencio dentro y alrededor del lugar. Esto agradará mucho al Cielo.

Yo Soy Jesucristo Agonizante que los llamó. Los bendigo a todos.” 

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

7 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

IMITEN A LOS SERES CELESTIALES PORQUE USTEDES SON CANDIDATOS CELESTIALES.

Durante nuestra Novena de oración, Nuestro Señor se me apareció en una visión con Su Santo Rostro Agonizante y calmadamente dijo:

“Hijos, los llamo para que vistan Mi desnudez. Ustedes son Mis elegidos. No estoy haciendo este llamado al mundo sino a ustedes, a quienes amo. Les digo, vistan Mi desnudez. Vistan Mi desnudez que Mis jóvenes públicamente exponen. El enemigo ha tenido éxito en su plan contra la santidad. El enemigo juró que él no viviría hasta ver que no hubiera ni una virgen en el mundo. Él hace su plan para seducir sus corazones. Hijos, el enemigo está teniendo éxito en su plan. Muchas personas están ahora moviéndose desnudas por la calle y los pueblos en los países del mundo. 

Hijos, ésta es la moda del Infierno que se ha introducido en el mundo para arruinarlo. En el Infierno, ustedes verán a la madre de todas las prostitutas desnuda. Ésta es la cultura del Infierno. Mucha gente, esto es, un gran número de Mis amados ha seguido a la madre de todas las prostitutas para exponerme desnudo. Mis elegidos, Yo los llamo a que vistan Mi desnudez a través de su estilo de vida. Que su modestia vista Mi desnudez. Escuchen, Mis hijos, todos los que se unen a la mujer malvada de la gran babilonia sufrirán mucho cuando el fuego abrasador comience a destruirla. 

Hijos, ¿ya tienen la visa para el Cielo? Imiten a los Seres Celestiales, ya que ustedes son candidatos celestiales. Vean, los hijos del Infierno tomaron la visa del Infierno e imitan al demonio infernal. Ustedes lo ven y lo siguen. Hijos, vean cómo han abandonado el oro y comprado carbón. ¿Qué ganancia obtienen ayudando a la madre de las prostitutas en su plan contra la santidad? Sepan, hijos, que ellos no escaparán a la Ira Celestial, todos aquellos que sean los causantes que estos pequeños pequen. Les digo, todos los que sigan a la mujer de babilonia en su moda maligna no escaparán, al menos que se conviertan ahora y hagan reparación por sus pecados.

Estoy llamando a todos Mis elegidos a que vistan Mi desnudez. Vistan Mi desnudez que las jóvenes exponen diariamente. Vistan Mi desnudez que los hombres de esta generación exponen públicamente. Me siento muy avergonzado. Hijos, vengan y vistan Mi desnudez. La madre de las prostitutas y sus agentes se están burlando de Mí. Ellos se burlan de Mí y dicen, “¿Quién vestirá Tu desnudez?” Miré y vi que ustedes estaban siguiendo a la mujer malvada.

Hijos, véanse a ustedes mismos. ¿A quién están imitando? ¿Al Infierno o al Cielo? ¿Por qué Me exponen desnudo? ¿Por qué están engañando a Mi pueblo? Vean, cómo un gran número de Mis hijos han caído en el pecado de la carne a través de su moda. ¿Qué harán para traerme de regreso estas almas? Yo Soy Jesucristo Agonizante, a Quien ustedes quitaron Su vestidura y crucificaron. Les suplico que vistan Mi desnudez a través de su estilo de vida. Que su forma de vestir, vista Mi desnudez y Me consuele. Hijos, ganen muchas almas para Mí a través de su estilo de vida. Yo mucho los compensaré.

Hijos, ofrecerán sus oraciones de mañana por las almas de los niños inocentes en la nube. Sus lamentos están apresurando Mi Reino de Gloria. Ayuden y eduquen a más vírgenes en el mundo. Estoy suplicando a todos Mis amados. Yo Soy Jesucristo Agonizante que los llamo.

Hijos, escuchen la Voz de su Comandante. Yo Soy su Comandante Supremo. Obedezcan la orden en todo momento. A la orden de disparar, disparen de inmediato. A la orden de detenerse o de cubrirse, obedezcan de inmediato. Si Me oyen decir, ‘muévanse’, muévanse de inmediato. ‘Deténganse’, obedezcan esta última orden. La batalla ha alcanzado su punto culminante. El enemigo tiene muchas formas de atacarlos. Escuchen Mi última orden. Estoy con ustedes. Los guío hacia el frente de batalla como Su Comandante Supremo. Yo les daré la victoria.

Hijos, he perdonado su retraso del pasado. Asegúrense de no caer en el plan del espíritu maligno. Recen y supérenlo.

Hijos, la Cruz estará lista antes que llegue los días de Reparación. Los Mensajes completos, que estén bien editados, comenzando del 1ero de Enero al 31 de Julio de 2000, se recopilarán antes que lleguen los días.

Todo esto estará listo para que no se lamenten cuando llegue la Hora. Hijos, sólo les queda poco tiempo antes que el hombre maligno aparezca. Hagan rápido todas estas cosas. Se lamentarán de cualquier tiempo valioso que dejen pasar. Yo Soy Jesucristo Agonizante, a Quien le quitaron su vestidura y crucificaron.

Los amo a todos. Los bendigo a todos.” 

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA TERCERA HORA

8 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

YO ESTOY DONDE USTEDES ESTÁN AHORA Y PRONTO, USTEDES ESTARÁN DONDE YO ESTOY ETERNAMENTE.

Durante nuestra Novena de oración, tuve la visión de Jesucristo resucitado bajando de una nube con un gran número de Ángeles, demasiados para ser contados. Ellos cantaban mientras descendían. Una nube bajo y cubrió toda la visión. Inmediatamente la visión terminó. Después, en la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante, que gentilmente dijo:

“Hijos Míos, en el día en que Mi Gloria sea revelada, ustedes verán a su Maestro Agonizante descender de la nube. Les digo que todos los ojos Me verán, aun aquellos que clavaron Mis Manos y Pies. Ellos verán a Aquel que públicamente expusieron desnudo al mundo viniendo en la nube con todos los Ángeles en Gloria. Ellos se avergonzarán de sí mismos y se lamentarán por siempre. Éste será su tiempo para irse a vivir con su madre, la mujer de la gran babilonia, en el hoyo más profundo del abismo. Hijos, ellos verán a su reina en su desnudez y gozarán con ella de la iniquidad en el fuego de azufre en el abismo.

Hijos, los malvados verán la Cabeza que laceraron con espinas, ser coronada con una Corona de Oro. Ellos no podrán ver su brillo. La deslumbrante Luz de Su Gloria cegará sus ojos. Les digo, se avergonzarán de sí mismos y se arrepentirán por siempre. Pero a ustedes, que permanecieron como Mis consoladores en Getsemaní, recibirán consuelo. Ustedes que sinceramente Me ayudaron a cargar Mi Cruz, les daré Mi descanso. Mi Paz Gloriosa descansará sobre ustedes. Les digo, a ustedes que limpiaron Mi Rostro Sangriento, limpiaré las lágrimas de sus ojos. Haré que Mi Gloria brille sobre ellos.

No habrá más lamento, ni más penas, todas estas cosas habrán terminado. Los vestiré con los trajes más brillantes por haber vestido Mi desnudez. Ustedes brillarán como el sol del amanecer. También les daré la Estrella de la Mañana. Cuando las personas malvadas del fuego torturador vean su brillo, ellos recordarán cómo se burlaron de ustedes en el mundo por ser Mis seguidores. Ellos también recordarán cómo rechazaron Mi súplica de angustia en el mundo, y su agonía aumentará.

Todos los que Me ofrecieron una bebida, beberán el agua viva que emana del Nuevo Jardín del Edén. Ellos beberán y saciarán su sed por haber saciado Mi sed cuando estuvieron en el mundo. Ellos disfrutarán de Mi amorosa fiesta con Mis amados en el Paraíso. Finalmente, ellos gobernarán Conmigo sobre la Casa de Israel, y reinarán Conmigo en los años venideros. Yo Soy Jesucristo Agonizante, que están consolando. 

Hijos, regocíjense porque les he dado el Reino que no puede tambalearse. Ustedes son Mis amados, y Yo estaré siempre con ustedes. Yo estoy donde ustedes están ahora y pronto, ustedes estarán donde Yo estoy por siempre. Hijos, estoy siempre con ustedes. Sólo aquél que se aleje de Nosotros se perderá. Les digo que aquél que Nos abandone ahora, se desligará a sí mismo de Mí, ahora y por siempre. Lo extrañaremos aquí y lo extrañaremos en el Cielo. Pero ustedes, que permanecen unidos a Mí, Yo siempre estoy con ustedes. Pronto estarán Conmigo por siempre.

(Silencio).

Yo le dije: “Señor, permaneceremos Contigo. Ves la Cruz, Te la estamos presentando. Ayúdanos a hacer Tu Voluntad.” Nuestro Señor dijo:

“Hijos, amo su esfuerzo. Estoy contento, ustedes Me consuelan. Escuchen, este Crucifijo no es el que he elegido, pero no lo dañarán. Guárdenlo con los demás. Hijos, a ustedes se les dijo que hicieran un Crucifijo que brotara viva sangre por la agonía de su Maestro Agonizante. Muestren Mis Llagas sangrando, Mi túnica bañada en Sangre, la Sangre brotando de Mis Sagradas Manos y bañando Mi Sagrado Costado. Las espinas que traspasaron Mi Sagrada Cabeza y la Sangre que bañó Mi Sagrado Rostro, las laceradas heridas de Mis rodillas, la Sangre que brotaba de las Llagas de los clavos en Mis Sagrados Pies bañando la Cruz de madera, los deslumbrantes rayos de Mi Sagrado Corazón y las gotas de Sangre y Agua serán mostradas. Hijos, Yo estoy colgando vivo. Muestren Mi estrés. Hagan una Cruz portátil para que puedan enviarlas sin mucha dificultad. Estoy con ustedes para ayudarlos. Les he dado a Mi Ángel para custodiar al artista. Díganle al artista que ponga mucha atención en este trabajo. Yo lo llenaré con Mi Espíritu.

Bernabé, te he dicho que enviaré a Santa Cecilia para enseñarles la Oración de Reparación con la Corona de Espinas. Haré esto porque lo has pedido. Ella vendrá una hora antes o después de tu Novena en ese día para enseñarles la Oración. Ella hará esto durante uno de los tiempos de silencio. Mi Ángel te informará cuándo será el momento. Durante tu Novena, ella vendrá y te instruirá mucho. Hazle el bien con tu silencio y mantente atto.

Hijos, prepárense para la mortificación cuando vengan al Programa de Reparación. Les explicaré bien el Programa en la próxima Novena. Estoy llamando a Mis apóstoles y no a Mis discípulos. Háganme el bien, obedeciendo esta orden, para que no tengan nada qué lamentar. 

Regocíjense, porque tienen un Reino que no puede sacudirse. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA TERCERA HORA

9 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

EN USTEDES ESTOY SIENDO GLORIFICADO.

Hoy, siendo el último día de la Primera Novena de nueve días del mes de Julio, tuve una visión del Santo Rostro de Jesucristo que salía del Santísimo Sacramento expuesto en el Altar. Mientras miraba, una nube descendió y cubrió todo el lugar. El Santo Rostro apareció audazmente en la nube diciendo:

“Hijos Míos, estoy siendo glorificado en ustedes. Estoy feliz que ustedes estén respondiendo a Mi súplica de angustia. Los he visto cambiar del hombre natural al hombre carnal y luego al hombre espiritual. Mi doloroso lamento ha tocado su pequeña alma. Ustedes Me consuelan. En ustedes, Yo estoy siendo glorificado. 

He visto cuando se reían de ustedes, se burlaban mientras los llamaban fanáticos. Los vi soportando la vergüenza con gozo. Ciertamente que compartieron Mi vergüenza. Al verlos fui consolado porque encontré en ustedes la pequeña flor del amor. Estoy siendo glorificado en ustedes.

Hijos, vi un gran número de Mi pueblo que regresaban a Mí en espíritu y en verdad, por su respuesta a Mi súplica. Incluso, los que se burlaron de ustedes, ahora están regresando a Mí para conocer la verdad. Vi su pequeñez, su sencillez y su humildad, y Yo fui glorificado. Regocíjense, porque ustedes son Mi apoyo. Puedo encontrar descanso en sus pequeñas almas.

Hijos, ¿conocen cuál es Mi mayor gozo en ustedes? Cuando miré hacia atrás, los vi con total negación de sí mismos, cargando su cruz detrás de Mí. Vi sus dificultades.

Aún en el momento en que cayeron, los vi luchando bajo el peso de la cruz. Yo Soy el Único que vino y los ayudó a levantarse de nuevo. Fui Yo el que les dio coraje. Mi gozo se multiplicó cuando vi su cuerpo herido y aun cargando su cruz detrás de Mí. Fui consolado. Yo estoy siendo glorificado en ustedes.

Hijos, permanezcan unidos a Mí para que Mi gozo por ustedes sea completo. Falta sólo un poco, luego ustedes escucharán: “Vengan y tengan su descanso. Regocíjense por siempre en Mi Reino.” Ustedes verán a su Maestro Agonizante dándoles la bienvenida a Su Morada Eterna con Sus Ángeles. Yo les quitaré la cruz pesada y les premiaré con una Corona Victoriosa. Cuando vean el terrible camino que han recorrido, cómo han soportado la vergüenza y la burla de los malvados, y vean su sufrimiento en el seco y caliente desierto de este mundo y cómo vencieron, sus corazones estarán llenos de gozo.

Hijos, les pido que se mantengan unidos a Mí. Obedezcan todas Mis súplicas de angustias. No vayan y prueben de nuevo el mundo. Permanezcan siempre en Mí.

Hijos, que Yo encuentre sus nombres en el Libro de la Vida. Los he comprado con Mi Preciosa Sangre. Ustedes Me cuestan mucho. ¡Oh! Qué gran pérdida es perder Mi amoroso beso para ustedes en el Cielo. ¡Oh! Qué pérdida tan dolorosa. Hijos, que pueda encontrarlos. Que pueda ver su corazón alegre para abrazarlo. Que pueda ver a Mis amados.

Reciban Mi bendición. Los cubro a todos los que devotamente hicieron esta Novena a Mi Preciosa Sangre para que vean que están protegidos contra el hombre maligno. He limpiado sus corazones y construido allí Mi Sagrario Vivo como signo de Mi Gran Sello. Ustedes son Mis elegidos. Bendigo a sus familias. Ustedes experimentarán Mi cuidado amoroso durante la Gran Tribulación. Permitiré que Mi Preciosa Sangre caiga en los corazones de sus amados que permanecen firmes a Mi Voluntad. Sus corazones de piedra se convertirán en corazones de carne. Ellos llegarán al conocimiento de la verdad. Estoy abriendo la puerta de la salvación para todos ustedes. Que sus ojos se abran para ver el gozo del sufrimiento. Yo derramo sobre ustedes la Bendición de la Gracia Santificante.

Hijos, no sanaré sus enfermedades del cuerpo. Les estoy pidiendo que Me las ofrezcan. Ofrézcanmelas a su Maestro Agonizante. Yo la ofreceré junto a Mi Agonía al Padre Eterno en reparación por sus pecados y los del mundo entero. Hijos, sé que su naturaleza no aceptará esta amorosa súplica. Les enseñaré el mérito en el sufrir en la última Novena por Israel. Les dejaré conocer las múltiples Gracias que están perdiendo al huir de sus cruces. Acepten Mi súplica. Les digo a todos, sean sanados en espíritu.

Hijos, cuánto deseo que todos Mis apóstoles en todas las Diócesis de este país escucharan Mi llamado a la Reparación y vinieran. Yo sería consolado. Hijos, necesito grandemente su completa participación en esta Reparación. Cada hora tiene su propia cruz. Quiero que todos compartan completamente sus vidas de mortificación. Les daré un Programa detallado. Asegúrense de cumplirlo plenamente. Los estoy llamando a la mortificación para liberarlos para Mi obra.

Mi Madre, con los Santos y Ángeles, les enseñará mucho en la próxima Novena. Denle la bienvenida. Estoy siendo glorificado a través de ustedes.

Los bendigo, en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Los amo. Permanezcan en Mi Paz.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA TERCERA HORA

13 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

LOS SANTOS EN EL CIELO LOS LLAMAN A USTEDES LOS APÓSTOLES DE LA RENOVACIÓN.

Siendo hoy el primer día de la Novena de tres días en honor a la Santísima Trinidad, tuve la visión de Nuestra Señora sosteniendo una Corona de Espinas con rosas que cubrían la corona. Mientras Ella descendía, una nube bajó y la cubrió. Allí, en la nube, vi el Santuario de Dios. El Santísimo Sacramento estaba allí expuesto. Nuestra Señora estaba arrodillada en silencio ante el Santísimo Sacramento, luego se levantó y calmadamente dijo:

“Hijos, he venido a hablarles de la Agonía de Mi Hijo, y que sus ojos miren el Llanto del Amado. Voltéense y vean el Santo Rostro del Más Amoroso. Él está buscando a Sus amigos. Él los está buscando para que vengan a consolarlo.

Hijos, ¿son ustedes la causa de Su llanto? Miren Su Rostro derramando sudor de dolor por amor a ustedes. Él está solo. Él está totalmente abandonado. Vengan y oigan Su dolorosa súplica. Acérquense más a Él y consuélenlo. Hijos, Lo he escuchado suplicándoles que vivan por Él, con Él, a través de Él, y en Él. Escúchenlo y consuélenlo.

Ofrézcanle todo su ser como sacrificio vivo. Que sus vidas Lo glorifiquen. Que ustedes sean Sus consoladores. Vivan sólo para Él.

Hijos, acepten Sus súplicas. Vivan para ser las Verónicas de los últimos tiempos, para limpiar Su Rostro Sangriento. Recuerden Sus súplicas a ustedes. Él dijo:

“Mantengan el día de obligación santo. Amen a su prójimo y recen por su enemigo, y obedezcan todos los Mandamientos de su Dios.”

Él les ha dicho que muchas almas se van al Infierno por los pecados de la carne. Él les pidió que eduquen a más vírgenes en el mundo. Él les dijo que vivieran una vida modesta. Obedézcanle y trabajen duro. Defiéndanlo de todos los errores que están luchando para la caída de Su Santa Iglesia. Miren Su Rostro Sangriento y consuélenlo. Mi hija Cecilia, les enseñará mucho sobre la Adoración Celestial. Hijos, que el verdadero culto llegue a reinar en Su Santa Iglesia, en vez de ver al modernismo reinando y reemplazando la Santidad en la Iglesia. 

Hijos, el Cielo está entrenando a Sus apóstoles, ustedes son los apóstoles de los últimos tiempos. Ustedes están llamados para renovar y rectificar lo que el maligno ha hecho a la Obra de Dios. Es por esto, por lo que los Santos del Cielo los llaman a ustedes, los Apóstoles de la Renovación. Hijos, ustedes han visto cómo el enemigo ha triunfado en su plan. Sus agentes han triunfado en ganarlos a ustedes y arruinar el Santo Templo. Del mismo modo, el Cielo los ha elegido para luchar en contra del maligno y sus agentes. La victoria está prometida para los pocos que lucharán hasta el final. Ellos vencerán al maligno y sus agentes, y regresarán el Verdadero Culto.”

PROGRAMA DE REPARACIÓN.

“Hijos, voltéense y miren el Rostro en llanto del Amado y consuélenlo. Yo soy la Madre de Jesucristo Agonizante. Escuchen sobre su Programa de Reparación. Ustedes tendrán este Programa en esta Capilla. Sus Misas matutinas se celebrarán a las 5:00 am cada día. Y las Misas vespertinas se celebrarán a las 9:00 pm cada noche. En reparación por los sacrilegios cometidos contra Mi Hijo y Mi Salvador en la Santa Eucaristía, caminarán de rodillas al ir a comulgar. Se lo digo a todos los que puedan hacerlo. Santa Cecilia hablará sobre lo demás. No comerán nada cocinado con aceite comenzando en la hora de reparación, el 11 de Septiembre hasta el 13 de Septiembre de 2000.

El 14 de Septiembre, comerán y se gozarán como deseen hasta las 12:00 del mediodía de ese día. Ese día es la Gran Fiesta del Triunfo de la Santa Cruz. A las 12:00 del mediodía, Mi Sacerdote bendecirá la Cruz. Tú sostendrás el primer Crucifijo seleccionado, mientras que los demás se pondrán en el suelo del Santo Santuario. Luego, Mi Sacerdote, junto a la Santísima Trinidad los bendecirá. Luego, comenzará la Santa Adoración del Llamado de Alerta a las Doce Tribus de Israel.

El Programa se te dará a conocer el 15 de este mes. Comerán de nuevo ese día a las 6:20 pm hasta las 6:40 pm. Deben hacerlo rápidamente y regresar a la Santa Adoración. El 15 de Septiembre, les permitiré beber solamente agua, pero recuerden que Mi Hijo sufrió todo el día sin comida ni bebida. El 16, pueden comer su comida normal sin agregarle aceite en la mañana. A las 12:00, terminarán como lo hicieron en el Programa de la Primera Reparación. Cuando termine la hora, disfruten en comunidad y vayan a realizar el trabajo que Mi Hijo les envíe. Yo soy la Madre de Jesucristo Agonizante, que los llamó.

Hijos, cuando vengan, divídanse en doce grupos para el Programa del 14 del mes. Deben elegir una pareja que no sea del grupo al que pertenecen. Ustedes deberán estar de dos en dos para discutir y compartir juntos la Voluntad de Dios. Esto debe hacerse cada día de la Reparación de 5:30 pm a 6:00 pm. El compartir en grupo se hará de 9:00 am a 11:00 am cada día del Programa. El resto del tiempo se ocupará en sus oraciones y meditaciones privadas.

Nunca se olviden de analizar los Mensajes que obtendrán durante la hora siguiente en que los reciban. Tengo algunas cosas que decirles, el 26 de este mes, durante su última Novena. Obedezcan cada parte de este Programa.

Hijos, aquellos que hoy lleguen tarde o se duerman en la Presencia de Mi Hijo, no se unirán aquí en esta Novena. Podrán unirse después en la última Novena. Todos los que harán lo mismo luego, tampoco se unirán a ustedes. Hijos, ustedes vienen a estar con el Salvador Agonizante. Aprendan a consolar para ser consolados.

Les doy a todos la bienvenida en Mi Paz. Les digo a todos, la Paz sea con ustedes. Los bendigo.”

Inmediatamente, Nuestra Señora dejó la corona sobre mi cabeza y desapareció.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA CUARTA HORA

14 de Julio de 2000 / Hora: 4:30 am
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

ORACIÓN DE REPARACIÓN CON LA CORONA DE ESPINAS, POR SANTA CECILIA.

Mientras dormía, luego de la Hora de Oración de Getsemaní, escuché una pequeña voz que me llamó: “Bernabé, Bernabé, levántate, ve a la Capilla y reúnete con la Hija Celestial Cecilia. Levántate y reúnete con ella.” En ese momento, recordé la Promesa de Nuestro Señor que enviaría a Sus Ángeles a informarme cuándo sería la hora para encontrarme con ella.

Inmediatamente me fui directo a la Capilla. Allí, tuve una visión del Cordero Agonizante de Dios, colgado vivo, sangrando por amor a nosotros. Su Cabeza estaba coronada de espinas, la Sangre se derramaba de las Heridas de las Espinas y bañaba Su Santo Rostro. Mientras miraba, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube, la visión se mantuvo con un gran número de Querubines Celestiales que cantaban himnos. Frente al Cordero Crucificado, vi a una gentil dama arrodillada frente al Cordero Crucificado de Dios. Mi interior me dijo que ella era Santa Cecilia. Ella guardó silencio por un tiempo y finalmente rezó.

En su silencio, escuché un himno de lamento desde el infinito que registré como sigue:

HIMNO:

1.

Yo estoy solo, Yo estoy abandonado.
Dejándome con una corona de espinas,
la cual traspasó Mi Corazón
y también traspasó Mi Cabeza,
todo Mi pueblo Me ha abandonado.

2.

Amantes Míos, amantes Míos.
¿Adónde están, a dónde están?
Esta corona de espinas ha traspasado Mi Alma.
Quiten las espinas, tengan misericordia de Mí.

3.

Por amor a ti, por amor a ti,
Yo morí en la Cruz con una corona de espinas.
Estoy viviendo con las espinas nuevamente,
Yo Soy Jesucristo Agonizante.

Después del himno hubo un silencio. Luego, la Santa que tenía una Corona de Espinas en sus manos, mirando fijamente a Jesucristo Crucificado en la Cruz, finalmente rezó:

ORACIÓN DE REPARACIÓN CON LA CORONA DE ESPINAS.

“Mi amadísimo Jesucristo Agonizante, Hijo del Altísimo, yo me postro a Tus Pies con toda mi nada. Recuerdo todas mis graves ofensas contra Ti. Te ruego, Señor, ten misericordia de mí. Mis pecados Te han mantenido en agonía durante estos miles de años. Mirándote, colgado vivo en la Cruz, con una horrible corona de espinas; Tu Rostro terriblemente bañado con Sangre y las puntas de las espinas atravesando Tu delicada Cabeza Sagrada, me arrepiento por mi obsequio ingrato de espinas para Ti. Yo quiero retirar la Corona de Espinas, y ofrecerte una amorosa corona de oro.

(Besando la corona y presionándola contra su corazón, ella rezó:)

Jesús mío, cuya Sagrada Cabeza yo lastimé con una corona de espinas Ten Misericordia de mí y perdona Tu mundo.

Jesús mío, que estás sufriendo místicamente el dolor y la agonía de mi malvada corona de espinas en Tu Sagrado Corazón Ten Misericordia de mí y perdona al mundo.

Jesús mío, que sufres la ignominia de mi malvada corona de espinas Ten Misericordia de mí y perdona Tu mundo.

(Presionando las espinas en su cabeza, ella besó los Pies de Jesucristo Agonizante en la Cruz y rezó):

Mi agonizante Jesús, yo recuerdo cómo golpeé Tu Sagrada Cabeza con una vara de hierro para hacer que las puntas de las espinas penetraran dentro de Tu delicado cerebro. Yo siento su sonido y dolor como un rayo desfigurando Tu Ser Virginal. ¡Oh, qué profundamente Te ha dolido mi maldad, mi bondadoso Salvador!

Cuando considero Tu terrible camino hacia el Calvario, lloro amargamente por mi malvada corona de espinas en Tu Sagrada Cabeza, el Asiento de la Divina Sabiduría. Yo siento Tu caída bajo la Cruz, con el peso de la Cruz ayudando a las espinas a penetrar más y más profundamente dentro de Tu delicado cerebro. Me vi a mí misma arrastrándote y golpeándote en Tu Sagrada Cabeza con una lanza. ¡Oh, quisiera que yo no hubiera sido el que hizo todas estas cosas a mi amado Salvador! Yo lucharé por Ti.

Mi Jesús, Te he tratado cruelmente, perdóname, perdóname; perdona Tu mundo. Yo haré todas las cosas posibles para retirar las espinas a través de mi propia vida de ahora en adelante. Mi maldad mantuvo la Corona de Espinas en Tu Sagrada Cabeza hasta Tu Muerte, para ver que no tuvieras alivio en ninguna parte de Ti. Señor, ten Misericordia de mí, Cristo ten Misericordia de mi maldad. Yo siento Tu Sagrada Cabeza descansando muerta en el regazo de Tu Madre Dolorosa. Allí vi las manos unidas del amado Juan, María Magdalena y Tu Madre Dolorosa, quitando mi malvada Corona de Espinas de Tu Sagrada Cabeza, con lágrimas amorosas. Ojalá hubiera sido uno de ellos, quitando mi malvada corona y ofreciendo una corona de oro de mi amor para Ti.

(Sosteniendo la Corona de Espinas y mirando meditativamente en silencio, ella finalmente rezó):

Yo Te ofrezco todo mi ser y prometo cargar mi cruz detrás de Ti, todos los días de mi vida, con alegría y amor. Toma los méritos de mis sufrimientos y persecuciones, los cuales, prometo aceptar con amor, en reparación por mis pecados y los del mundo entero. Amadísimo Jesucristo Agonizante, con esta pobre ofrenda, yo deseo retirar mi malvada Corona de Espinas y ofrecerte una corona de oro. Recibe de mí un amor sincero. Ésta es mi corona de oro que Te estoy ofreciendo. Amén.

Padre Eterno, yo Te he ofendido enormemente por haber lacerado la Sagrada Cabeza de Tu Unigénito Hijo, Aquél a quien Tú más amas. Ten Misericordia de mí. Perdóname y perdona Tu mundo. Amén. (3 veces)

Después de la Oración, la Santa agregó:

“Hijo del Amado, Jesús ama mucho esta Oración. Él quiere escuchártela decir con amor y con un sincero corazón arrepentido. Si así haces, Le estarás quitando las espinas que clavan Su delicado Cerebro. Hijo del Amado, Jesús te ama mucho. Él siempre te escucha. Él te enseña con amor. Acércate siempre más a Él. Nunca Lo abandones. Antes que te deje ahora, te enseñaré un Himno de Adoración al Crucificado Cordero de Dios en la Cruz. Mañana escucharás el himno, mientras los Ángeles te enseñan sobre el Programa del 14 de Septiembre. Ahora, yo te lo enseñaré para que cuando lo oigas, lo recuerdes. Escucha el Himno:

1.

¡Santo, Santo, Santo!
¡Santo, Santo, Santo!
Santo es el Cordero
que murió en la Cruz.

2.

Honor, gloria y alabanza
poder, riqueza y sabiduría
fuerza y poder a Ti,
Cordero del Sacrificio.

3.

Venga Tu Reino,
Agonizante Señor.
Venga Tu Reino,
Cordero Misericordioso.

4.

Reina por siempre, Señor,
Cordero de Dios Crucificado
que cuelga sangrando por amor.
Reina por siempre jamás. 

Hijo del Amado, mañana escucharás a los Seres Celestiales adorando al Cordero del Sacrificio de Dios que cuelga sangrando en la Cruz por amor a ti. Cuando la hora llegue, te unirás a ellos. Regresaré en la tarde para enseñarte lo que me motivó a venir a ti. Soy tu hija Cecilia. Ruego que no te des por vencido. Que Jesús, que te ama, te bendiga. Te dejo.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA CUARTA HORA

14 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

HAN SIDO LLAMADOS PARA APRESURAR EL REINO DE GLORIA EN LA TIERRA.

Durante nuestra Novena de oración, tuve la visión del Santo Santuario en la nube. El Arca de la Alianza estaba allí. Al poco tiempo, hubo un rayo y un trueno. Inmediatamente, vi a Santa Cecilia, sosteniendo una trompeta en sus manos y con pequeños Querubines a su lado. Ella se me acercó y finalmente dijo:

“Hijo del Amado, he venido a expresar mi gratitud por el amor que Jesucristo te tiene. Soy tu hija Cecilia. Estoy aquí por la amorosa súplica de Nuestra Madre Dolorosa. Hijo del Amado, cómo deseo que ames mucho a Jesucristo. Él realmente te ama. Él sufre de modo místico, un martirio diario debido a tus pecados. Este martirio es mayor a cualquier forma de martirio que uno nunca podría experimentar. Él ama estar siempre cerca de ti, pero lo abandonas.

Hijo del Amado, piensa en lo que significa que tu Dios y tu Salvador llore por ti. El no sólo lloró Lágrimas naturales sino también Lágrimas de Sangre. Él sutilmente te pide con una Voz dulce que Le demuestres amor; sin embargo, Le respondes con odio. Hijo del Amado, ¿quién te crees que eres? Mira al Creador llorando por Sus criaturas. Ciertamente que Él te ama, Su criatura. Acércate a Él. Jesús realmente está buscando ver tu amor. Él quiere resguardarte donde Él está para que nada te dañe. Respóndele cuando te llame, acércate a Él con amor y reverencia.

Hijos del Amado, sepan hoy que ustedes deben comportarse ante el Santísimo Sacramento como Nosotros lo hacemos en el Cielo, porque Es el mismo Dios que tenemos en el Cielo el que ustedes tienen en el Santísimo Sacramento. Toda la Corte Celestial, teme la luminosa Luz de la Presencia de Dios en el Altar del Cielo, ustedes también deberían temer al mismo Dios que está realmente Presente en la Santa Eucaristía. Hijos del Amado, ustedes deben mostrar perfecta reverencia a Jesús en el Santísimo Sacramento, para que reciban de Él múltiples bendiciones. Ustedes se pierden múltiples bendiciones por no adorar a Jesucristo con absoluto temor reverencial. Él está verdaderamente Presente en el Santísimo Sacramento. Él es el Mismo Dios que adoramos en el Cielo.

Hijos del Amado, aprendan a postrarse bien, siempre que se acerquen al Santísimo Sacramento en el Santo Santuario. Aprendan también a inclinar la cabeza ante el poderoso Nombre de Jesucristo, cada vez que lo oigan, y al Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Aprendan y hagan esto siempre para ganar múltiples bendiciones del Altísimo Dios. Pónganlo en práctica ahora. Háganlo parte de ustedes. Así es como lo hacemos en el Cielo. Luego, aprendan a no llamar el Nombre de su Dios en vano. Todos los Santos Nombres de su Dios y su Salvador cuando son pronunciados deben adorarse. Hijos del Amado, sé que esto pareciera difícil para ustedes porque viven en un mundo malvado y arrogante, que los llena de orgullo. Pero ustedes deben aprenderlo desde ahora porque ustedes son los Apóstoles de la Renovación. Ustedes están llamados a apresurar el Reino Glorioso en la Tierra.

Hijos del Amado, cuando vengan a la Reparación, deben adorar la Presencia de Jesucristo en el Santísimo Sacramento con absoluto temor reverencial. Cuando ustedes escuchen al Sacerdote de Dios llamándoles a que se unan con los Santos y Ángeles para cantar: “Santo, Santo, Santo”, durante la Misa, ustedes deberían postrarse con sus cabezas tocando el suelo para cantar con los Santos, ‘Santo, Santo, Santo’. Esto lo deberán hacer en reparación por sus pecados de negligencia y los del mundo entero cometidos contra la Presencia de Dios en la Santa Eucaristía. Permanezcan arrodillados con un corazón contrito para ofrecer el resto de las oraciones de la Consagración. Después de la Comunión, deben levantarse para ofrecer un noble agradecimiento al Altísimo, que les alimentó con el Cordero del Sacrificio. Finalmente, deben arrodillarse, inclinando su cabeza, para recibir al Espíritu Santo y la bendición final. Al final, alaben el Santo Nombre de su Dios.

Hijos del Amado, harán todas estas cosas, adicionalmente a la orden que les dio la Madre Dolorosa, en reparación por todos los pecados cometidos contra la Nueva Arca de la Alianza. Hijos del Amado, después de haber participado en esta Gran Reparación, aprenderán a adorar con temor la Presencia de su Dios. Les digo que ustedes morirían de temor al momento en que tuvieran completo entendimiento de Aquél que es diariamente rechazado con frialdad y descuido.

Es sólo con la guía de los Santos Ángeles que una santa alma alcanza la Presencia de Dios en el Cielo. La Gloria de Dios es grande. Nadie pudiera estar en Su Presencia si no fuera por Su Amor y Misericordia. Nuestro Dios es tan amable. Él perdona a todos los que se vuelven a Él con un verdadero y sincero arrepentimiento. Aprendan ahora, que Él perdonará su negligencia pasada.”

Luego le pregunté: “¿Puede uno ofrecer un saludo de paz durante la hora de la Consagración?” Ella respondió:

“Hijos del Amado, si deben dar un saludo de paz, deben hacerlo con moderación y con atención al Cordero del Sacrificio que está en el Altar. No hay falta en aquél que desea la paz a sus amigos que sufren por la pérdida de su Padre. Pero sí lo hacen muy mal, cuando lo hacen con ligereza. Sus palabras sólo aumentarán la pena de su Amigo. Jesús está muy molesto con su absoluto abandono durante esta hora. Él necesita grandemente su cercanía a Su Amor. Nada debería distraerlos en este momento. Les digo, con sutileza ofrezcan una señal de paz y continúen meditando la Agonía de Jesús que mucho los ama.

Hijos del Amado, sepan de nuevo que es el mismo Dios que ustedes tienen en el Santísimo Sacramento, que el que está en el Cielo. Aprendan a comportarse ante el Santísimo Sacramento de la misma manera como Nosotros lo hacemos en el Cielo.

Éste es el Reino Glorioso que ustedes están llamados a apresurar. Que reine en el mundo la Adoración Celestial a través de ustedes, mientras ven cómo el ‘modernismo’ reina en el mundo a través de los agentes del maligno.

Estoy rezando por todos ustedes, en unión con los Santos Celestiales, para ver que todos permanezcan firmes y apresuren el Reino Glorioso de Paz. Que la Bendición de su Dios permanezca con todos ustedes. Los dejo.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA CUARTA HORA

15 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

CONVERSACIÓN SOBRE EL REINO DE GLORIA.

Hoy, siendo el último día de la Novena de tres días del mes de Julio, tuve una visión de San Miguel Arcángel, San Antonio Claret y San Francisco de Asís hablando sobre el ‘Reino Glorioso’ en la nube.

San Francisco: “El enemigo ha llegado a su punto culminante. Sus planes están siendo exitosos, incluso al pelear contra la mayor fuente de Gracia: La Santa Misa. Miguel, tú puedes ver la bestia saliendo del océano.”

San Miguel: “Si, él tiene poco tiempo para actuar. Cuando el tiempo justo venga, se me dará la orden de actuar.”

San Antonio Claret: “Muchos del pueblo de Dios tienen poco conocimiento sobre la maldad y el trabajo de esta bestia malvada. Incluso, entre mis compañeros del Clero que necesitan estar alerta. Vean al Maligno que está trabajando con todas sus fuerza entre ellos. Vean la lucha y el esfuerzo humano que está haciendo para lograr el puesto más alto en la Santa Iglesia, mientras que el pueblo de Dios está dormido en un profundo sueño.”

San Francisco: “Hay muy pocos que entienden, pero éstos son los sirvientes mas descuidados. Ellos parecen analfabetas a los ojos del mundo. Esto hace que se cumplan las palabras de El Salvador: “Dios ha dado a conocer los Misterios de Su Reino a los pequeños”.

San Miguel: “Los grupos remanentes que entienden están sufriendo mucho. Están siendo perseguidos y rechazados por la jerarquía.”

San Francisco: “Su sufrimiento no es un desperdicio. Sufrir bajo la obediencia obtiene muchas gracias. Aquellos que lo comprendan gozarán su sufrimiento y su persecución, porque la verdadera felicidad está en llevar la Santa Cruz. Si ellos entendieran y rogaran pidiendo más sufrimientos y persecuciones, apresurarían el Reino Glorioso. Mientras aumenten sus sufrimientos, la Hora de Paz se acerca.”

San Antonio: “Muy pocos entienden el gran mérito en el sufrimiento. Ven a Nuestro Salvador viviendo en Agonía en el mundo. Ven a la Reina del Cielo viviendo dolorosamente entre los hijos de Dios. Sin embargo, sólo muy pocos reconocen este gran amor. Hay muchos buscadores pero pocos consoladores. Vean aquellos que vienen al Agonizante Jesucristo en Su Santo Templo en diferentes Capillas del mundo entero. Hay muchos buscadores pero pocos consoladores. Vean cómo Nuestro Señor está llorando por el mundo.”

San Miguel: “Me maravillo por el gran amor que el Altísimo Dios tiene por el hombre.”

Inmediatamente que Miguel terminó esta oración, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro Agonizante Crucificado sobre el Santo Santuario de Dios en el Cielo. Los Santos y Ángeles del Cielo adorando al Cordero de Dios en la Cruz.

Escuché una Voz fuerte, que exclamó y cantó:

“Oh, Casa de Israel, vengan y adoren al Cordero de Dios. Adoren al Cordero en la Cruz que murió para salvarte.”

En otro tono, ellos repitieron las tribus de Israel sustituyéndola por la Casa de Israel. Ellos llamaron a las tribus una por una, desde Rubén a Benjamín. En cada tono, todos se arrodillaban con sus cabezas tocando el piso y cantando: ‘Santo, Santo, Santo’, como me lo enseñaron ayer.

Al final, una nube descendió y cubrió todo el lugar. Luego, apareció la Madre del Agonizante Jesucristo que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, ésta es la visión de la Santa Adoración del 14 de Septiembre. Mis Sacerdotes que estén presentes ese día bendecirán las Cruces. Me refiero a las Cruces Agonizantes, a las 12:00 del mediodía en ese día.

Luego, ellos entonarán los Himnos para alertar a la Casa de Israel. Todos los hombres, excepto el Sacerdote que sostenga el Cristo, se arrodillarán rostro en tierra y cantarán ‘Santo, Santo, Santo’. Esto lo harán cada hora hasta las 12:00 de la medianoche. A la hora en punto, cada grupo entonará el Himno comenzando con el primer grupo hasta el último grupo de la tribu de Benjamín. Cada grupo sólo tiene una hora para entonarlo. Inmediatamente después de cada adoración, continuarán con su Programa normalmente.

Hijos, hagan grande este Programa. Así es en el Cielo, grande. Después de la adoración de las 12:00 de medianoche, todos los hombres besarán la Santa Cruz con amor. Hijos, este Programa permanecerá por siempre. Después de haberlo adorado en la Tierra, ustedes se unirán a los Santos para adorarlo para siempre. Estoy llamando a las mujeres apóstoles de “Independence Layout”, de Enugu a que se encarguen que el Santuario de Reparación complazca al Cielo. Hijas, recuerden que ustedes deben iluminar el Altar con doce velas. Les advierto que nunca se duerman en Presencia de la Santísima Trinidad. Ustedes son los apóstoles escogidos. Ustedes están llamados a consolar al Cordero de Dios. Que su adoración complazca al Cielo.

El 15 de Septiembre, ustedes tendrán su total Consagración entre las 12:00 a las 3:00 pm. Ustedes deben hacer su Consagración con una Misa votiva de la Preciosa Sangre. Después de la Consagración, recibirán sus cruces de consagración y las insignias por su compromiso. Desde ese momento, ustedes son verdaderos soldados de Jesucristo. Ustedes serán enviados a hacer discípulos de todas las naciones como apóstoles de la Preciosísima Sangre de Jesucristo.

Hijos, vengan y disfruten las bendiciones Celestiales. ¿Les encantaría oír de nuevo la conversación de estos Santos?”

Yo le dije que sí. Ella dijo:

“Oren y mortifíquense más. Yo soy la Madre del Agonizante Jesucristo. Los amo a todos. Los bendigo a todos. Permanezcan en la Paz del Cielo.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA QUINTA HORA

20 de Julio de 2000 / Hora: 3:00 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

SEPAN QUE ESTÁN VIVIENDO EN EL MUNDO DE LA OSCURIDAD

Hoy, siendo el primer día de la Novena de los Doce Días en el mes de Julio, tuve una visión: Nuestro Señor estaba colgando vivo en la Cruz, esta visión salía del Santísimo Sacramento expuesto en el Altar. En poco tiempo, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro Agonizante de Jesucristo, que calmadamente dijo:

“Hijos, Yo Soy el Agonizante Jesucristo que los llamó. Les doy la bienvenida a todos los que se han reunido para calmar la Ira del Padre Eterno en este gran mes de Julio. Yo les digo, la batalla es Mía.

Yo estoy escogiendo a Mis guerreros alrededor del mundo. Yo los estoy alistando para cuando llegue la Hora. Serán muy pocos. Hijos, Yo estoy eligiendo a los más débiles, a los más pequeños y a Mis hijos más abandonados para ser Mis guerreros. Yo usaré su analfabetismo para enseñar a los sabios, su torpeza para enseñar a los valientes. Haré esto para que sepan que la batalla es Mía.

Hijos, Yo estoy escogiendo a todos los que se rinden completamente a la Divina Voluntad. Aquellos que se niegan y se crucifican a sí mismos y finalmente cargan sus cruces y Me siguen todos los días de sus vidas. Ellos son Mis guerreros. Yo los llenaré con Mi Espíritu y Poder. Sus ojos y sus mentes estarán abiertos para conocer los planes del enemigo porque Yo les daré la Gracia de la Sabiduría Divina. Hijos, Mis guerreros serán pocos pero valientes.

Yo los estoy llamando a todos ustedes para que se unan a Mi entrenamiento en este gran mes de Julio para que así puedan ser escogidos. Todos los que conozcan y entiendan esto, rezarán para que puedan unirse a Mis guerreros, ya que ellos no sufrirán los crueles sufrimientos de los civiles. Hijos, ustedes saben que los guerreros del hombre malvado están ya actuando en su país. Ustedes los ven y los aclaman porque ustedes quieren paz. Muy pronto, ustedes se arrepentirán de esto. Yo les digo que ustedes llorarán hasta el mínimo gozo que tuvieron por sus obras. En ese momento, ustedes entenderán Mis Palabras del por qué Yo los llamaba a rezar.  

Vengan y únanse a Mis guerreros para que Yo pueda sanar su ceguera espiritual de mente y de ojos. Hijos, es por esto que Yo los llamo a que hagan conocer esta Devoción al mundo entero. Enseñen al mundo el mérito del mes de Julio. Dejen que todos los hombres se unan a las Novenas para que puedan recibir sanación por su ceguera espiritual.

Hijos, todos los que estén espiritualmente ciegos no entenderán los tiempos. Sus mentes ni ojos entenderán o verán la maldad, la obra y el plan del enemigo. Ellos continuarán moviéndose en la oscuridad de sus almas y ojos hasta que caigan en la trampa del enemigo, donde sufrirán y se arrepentirán amargamente. Yo estoy aquí para sanar la ceguera de su alma y la ceguera espiritual de sus ojos. Vengan y únanse a Mis guerreros.

Hijos, sepan nuevamente que ustedes están viviendo en el mundo de oscuridad. Hace falta que puedan ver. Aún aquellos que tienen una vista normal tropiezan en la oscuridad. Entonces, ¿qué será de aquellos que están completamente ciegos? ¿Cómo crees que ellos avanzarán? Yo les digo, ellos no sólo tropezarán sino que lastimosamente se caerán con sus articulaciones rotas. Ellos no tendrán nada más que hacer que esperar calmados por su muerte. El enemigo vendrá y los capturará.

Hijos, Yo estoy escogiendo a Mis guerreros, únanse a ellos para que su ceguera espiritual sea sanada. Yo les enseñaré la Perfecta Voluntad de su Dios, y les haré conocer los méritos en el sufrimiento durante los días de la Novena.

Cuando ustedes vengan para la Reparación, Yo los instruiré hacia las 2:00 de la tarde y compartiré con ustedes Mi obra, revelándoles Mi proyecto a las 12:00 de la medianoche de cada día; excepto en los días 15 y 16 de Septiembre. En el 15, Mi Madre los instruirá hacia las 9:00 de la noche. Ésta será la única lección del día. El 16, Yo les daré un consejo final cerca de las 11:00 de la mañana. Y finalmente, los bendeciré con el Poder de la Santísima Trinidad. Yo Soy el Agonizante Jesucristo, que los llama a unirse a Mis guerreros.

Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA QUINTA HORA

21 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

YO ME SIENTO RECHAZADO CUANDO LOS VEO RECHAZANDO LA COPA DE AMOR QUE LES ESTOY OFRECIENDO.

En nuestra Novena de oración, tuve la visión de Nuestro Señor colgando vivo en la Cruz, sangrando sin cesar por el amor que tiene a Su pueblo. Mientras lo estaba viendo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Rostro Agonizante de Jesucristo, que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, el regalo especial que Yo le ofrezco a Mis amantes, es el Cáliz que Yo bebí. El Cáliz que es tan querido por Mí. Aquellos que Me aman lo aceptan con gozo. Cuando éstos lo prueban, disfrutan de su dulzura; pero aquellos que odian Mi camino, sufren su amargura.

HIJOS, YO ME SIENTO RECHAZADO CUANDO LOS VEO RECHAZANDO LA COPA DE AMOR QUE LES ESTOY OFRECIENDO. Éste es el Cáliz del Amor, el Cáliz de Misericordia, así también, el Cáliz de Mi sufrimiento. Esto  es lo que tengo para ustedes. Ésta es la Copa del Amor que he reservado para Mis amantes. Ésta es la Copa de Mi Muerte, la Copa de la Salvación. Reciban siempre de Mí este Cáliz de Misericordia. Yo les digo, reciban de Mí sus propias cruces. Beban Conmigo la Copa del sufrimiento y del gozo. Hijos, disfruten Conmigo de este Cáliz de Salvación.

Hijos, la Cruz que no es aceptada es Mi Agonía que no es consolada. La agonía que no es consolada es el martirio que Yo estoy sufriendo por ustedes. Ustedes sufren aún más al evadir sus cruces porque no están en movimiento. Entonces, el peso de la cruz recae sobre ustedes. Hijos, Yo instantáneamente quito la cruz que es aceptada y les ofrezco una nueva cruz para obtener consuelo de ustedes. Lo que Yo gano con su cruz es el consuelo que obtengo de ella. Es por ello, que Yo instantáneamente quito la cruz y les ofrezco una nueva cruz. La cruz que les dejo, luego que ustedes la han aceptado, es porque Me da mucho consuelo y les da a ustedes múltiples Gracias. La Gracia Santificante recae sobre ustedes al momento en que aceptan su cruz con amor. Hijos, ríndanse a cada cruz.

Entonces, ¿qué es la Divina Voluntad? Hijos, ¿qué creen ustedes que es la Perfecta Voluntad de Dios? Yo les digo, Mi Paz esté con ustedes para que puedan entender esta Lección Divina. Hijos, los accidentes son causados por errores humanos. Me refiero a accidentes interiores y exteriores. Todos los accidentes aceptados con amor son la Copa del Cáliz que les doy. Este Cáliz es la Perfecta Voluntad de Dios.

A ustedes se les ha dado su voluntad para que actúen libremente. Si alguien impone cruelmente su libre voluntad sobre otro porque tiene autoridad sobre él, y la víctima lo acepta con amor, él habrá aceptado el Cáliz de Mi Amor. Este Cáliz es la Perfecta Voluntad de Dios. Yo no permitiré que el peso de su cruz los mate. Aún, si sucediera, que mueren físicamente, Yo los resucitaré a la vida en el último día.

Hijos, Yo siempre disfruto de este Cáliz. Yo disfruto la dulzura de la Cruz. Es por ello, que amorosamente se las ofrezco a Mis amantes. Ustedes Me hacen un gran daño al evadir sus cruces. Esta dulzura de la Cruz es lo que su Amado y su Salvador les ofrece, pero ustedes la están rechazando. Acepten de Mí esta dulce Cruz de amor.

Hijos, así como ustedes están disfrutando de este dulce Cáliz de amor Conmigo, así disfrutarán de su dulzura Conmigo en el Cielo. Yo Soy el Agonizante Jesucristo que los ama.

Alégrense cuando ustedes vean que la naturaleza, sus amigos o sus enemigos crean cruces para ustedes; vean Mis Manos ofreciéndoselas a ustedes. Acepten este amoroso Cáliz de Mí. Abracen la dulzura de la Cruz. Yo Soy el Agonizante Jesucristo al que ustedes están consolando.

Hijos, aprendan a tomar con seriedad Mis Mensajes. Que ellos hagan una profunda raíz en sus almas. Recen, Yo siempre les enseñaré Mis caminos. El programa del 15 de Septiembre será en Monte Carmelo, en Olo. El programa nocturno se mantendrá en la Capilla de Reparación. Mi Madre les dará el programa completo el 26 de este mes.

Hijos, tengan todo listo antes que llegue el día. Planifíquense y escriban el Programa de Reparación para cada día. Ustedes lo disfrutarán en los días por venir. Reúnanme a Mis apóstoles. Yo los estoy buscando. Yo los he llamado a todos para bendecirlos. Yo los amo a todos. Yo los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA QUINTA HORA

22 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

HIJOS MÍOS, NO HAY OTRO CAMINO MAS QUE EL CAMINO REGIO DE LA CRUZ

En nuestra oración de la Novena, vi en una visión a Nuestro Señor cargando Su Cruz en el duro Camino del Calvario. En poco tiempo, la nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Agonizante Jesucristo, que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, Mi camino es un camino desértico. Yo les digo, es un camino de Calvario. Un camino estrecho y muy pedregoso. Yo guío a todos Mis amantes a través de este camino de gracia hacia la Tierra de la Felicidad.

Hijos, no hay otro camino que pueda llevarlos hacia la Tierra de la Felicidad que el Camino Regio de la Cruz. Este camino está escondido. Aquellos que lo encuentran, encuentran la vida, pero al parecer sólo pocos lo encuentran. Hijos, no todos los que lo encuentran, lo siguen. Yo les digo, son sólo muy pocos los que lo encuentran y lo siguen. Y no todos los que lo siguen alcanzan la Tierra de la Felicidad. Hijos, sólo poquísimas personas poseen la Tierra de la Felicidad.

Este camino real es un camino de Gracia para aquellos que Me aman. Ellos ven el Océano de la Gracia Santificante en todo el camino. Esta Gracia es fuente de poder y fortaleza para ellos. Ellos la abrazan y permanecen firmes. Pero para aquellos que odian Mi Cruz, es un camino de tropiezos.

Hijos, Mi camino es fácil para aquellos que aman Mi Cruz. Éste es el camino de la felicidad, porque su final es una tierra llena de felicidad y de gozo. Aunque hombres poderosos se han parado en el camino; se paran en el momento en que su amor por Mí y por Mi Santa Cruz se desvanece.

Hijos, nadie puede caminar a través de esta Tierra hacia la tierra de la felicidad si no tiene verdadero amor por la Santa Cruz. El verdadero amor no tiene apegos hacia sí mismo. Él se tiene a sí mismo crucificado. El verdadero amor se abaja a sí mismo y toma la posición más baja. Él elige servir en vez de ser servido. El verdadero amor no tiene apego al mundo. Él ofrece la totalidad de su amor a Aquél que murió de amor por él. El verdadero amor se da cuenta que el morir por Aquél que ama es mayor a cualquier amor que él pudiera mostrarle a su amado. El verdadero amor sigue a su amado a dónde quiera que Él vaya. Él se goza con Él, y sufre con Él cuando sea que esto ocurra.

Yo Soy el Agonizante Jesucristo que los llamó a que Me siguieran. Mi camino es un camino desértico. Yo les digo, es un camino de calvario. Yo estoy llamando a todos Mis amantes a que Me sigan a través de este Regio Camino de la Cruz. Yo lo escogí por su bien. Éste es el camino que Mi Padre ha reservado para Mí desde el principio para su salvación. Éste fue el camino que Yo seguí para liberarlos. Dejen que todos Mis amantes lo sigan hacia nuestro dichoso Hogar. El camino que están siguiendo no es el camino verdadero. Ese camino ancho que muchos siguen los lleva a la perdición. Éste es el camino que el enemigo hizo para engañarlos. Él lo hizo ancho y ligero para poder atraerlos.

Hijos, recuerden que Yo atravesé desiertos y mares buscándolos. Ésta es la misma ruta que ustedes deben seguir para regresar a Casa. Yo les digo, no hay otra ruta. Es por esto que Mi camino es un camino desértico, muy pedregoso, un desierto frío y caliente. Si ustedes no se hubieran extraviado y alejado tanto en este espantoso desierto, Yo no hubiera tenido que venir a buscarlos. Y no existiría nada parecido al camino desértico que Yo les enseño ahora. Hijos, ustedes penetraron hasta el fondo de un aterrador desierto. Yo atravesé un estrecho y duro camino buscándolos. Vengan, hijos Míos, vámonos a Casa. ¡Síganme! Éste es el camino que lleva a nuestra Casa de la Felicidad. Yo Soy el Agonizante Jesucristo, el Pastor Principal, que viene a salvar a Su rebaño. Síganme, es un camino duro. Yo los amo a todos. Yo estoy con todos ustedes. Yo los bendigo a todos.” 

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA SEXTA HORA

23 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

LOS MÉRITOS DE LA CRUZ DEL PERDÓN.

Durante la oración de la Novena, tuve una visión de Nuestro Señor Jesucristo colgado vivo en la Cruz y sangrando. Al poco tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Rostro Agonizante de Jesucristo que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, he venido para enseñarles los méritos de la Cruz del Perdón. Ésta es la Cruz de Gracia que acepté de Mi Padre para salvar a la humanidad. Yo se la estoy ofreciendo a todos Mis amantes para que la carguen. Yo la acepté de Él. Acepten de Mí la Cruz del Perdón y su Gracia. Yo les digo, perdonen a todos los que los ofenden y oren por todos los que rechazan aceptar su perdón. Olviden todos los dolores que les causaron y que punzaron su corazón. Ámenlos como sus verdaderos amigos. Hijos, aún si ellos rechazan aceptar su solicitud de paz, perdónenlos y demuéstrenles más amor. Hijos, el verdadero amor es perdón.

Yo Soy el Agonizante Jesucristo que murió en la Cruz del Perdón por ustedes. Recuerden Mis Palabras de perdón en la Cruz; cuando dije: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.” Yo Soy el modelo del Perdón. Yo los estoy llamando a que Me imiten. Hijos, si ustedes han de ser verdaderos amantes de Mi Cruz: ustedes deben perdonar aún a costa de sus vidas. Bendigan a los que los maldicen, y tengan compasión de aquellos que están al acecho de sus vidas. Oren por los que los persiguen. Y ofrezcan más de su riqueza a aquellos que toman sus posesiones por la fuerza. Ésta es la Cruz del Perdón que Yo les estoy entregando.

Hijos, ¿quién se supone que debe pedir perdón? ¿Será aquel que ofendió o aquel que ha sido ofendido?”

Yo le contesté: “Aquel que ofendió”. Nuestro Señor respondió:

“Verdaderamente les digo, no hay Gracia alguna para aquel que haya sido ofendido, si espera que el que lo ofendió le pida perdón para él perdonarlo y olvidar el daño que le causó. Esto se debe a que él ya recibió su consuelo en este mundo. ¡Oh, qué múltiples Gracias para el ofendido que ruega con amor a aquellos que lo ofendieron, que lo perdonen a él! Yo les digo, él gana múltiples Gracias que cancelan miles de años de sus días en el Purgatorio.

Hijos, Yo les digo, pidan perdón a aquellos que los ofenden. Háganlo con amor. Háganlo con un corazón arrepentido. Ésta es la Cruz Regia de la Perfección. Ella atrae múltiples Gracias a aquellos que la acogen. Yo se la estoy ofreciendo a todos Mis amantes. Yo les digo de nuevo, pidan perdón a aquellos que los ofenden y muéstrenles más amor.

Hijos, ¿existe algún daño que uno no pueda perdonar? Yo les digo, perdonen todos los daños y olvídenlos. Yo Soy Aquél que ellos persiguen; Yo Soy Aquél que los juzgará. Yo Soy Aquél que les dará su merecido. Recompensen a su enemigo con la caridad. Yo Soy el Agonizante Jesucristo, que ustedes están consolando. Yo derramo sobre ustedes Gracia Santificante por cada daño que hayan perdonado y olvidado. Esta Gracia es una Gracia purificadora. Ella los traerá más cerca de Mi Amor y de Mi Misericordia. Esta Gracia abre sus ojos y sus mentes al verdadero significado del Cielo.

Hijos, Yo tendré Misericordia sobre aquellos que tengan misericordia de Mí, y perdonaré a  todos los que perdonen a sus enemigos. Yo Soy el Agonizante Jesucristo, que los llama a amar. Yo los amo a todos. Yo los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA SEXTA HORA

24 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

RECIBAN DE MÍ LA CRUZ REGIA DE LA VERDAD… LA CRUZ DE LA PERFECCIÓN

Durante nuestra Novena de oración, tuve una visión de la Corona de Espinas suspendida en una nube. Al poco tiempo, la nube se sacudió y la visión terminó. En la nube, apareció el Santo Rostro Agonizante de Jesucristo que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, hoy He venido para ofrecerles la Regia Cruz de la “Verdad”. El mundo la rechazó porque no Me conocía. Pero Yo se la estoy ofreciendo a ustedes porque son Mis amantes. Acepten de Mí la Regia Cruz de la Verdad. Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida. Todos los que rechacen la Verdad, a Mí Me rechazan. Todos los que Me rechacen, pierden el Camino. Y todos los que pierden el Camino, pierden sus vidas. Hijos, la Verdad es una Cruz Regia que Mi Padre Me preparó desde el inicio del mundo. Yo la acepté con amor por su bien. Yo vine y revelé la Verdad. Aquellos que pertenecen a la luz, Me escucharon y abrazaron la Verdad. Esta Verdad es una Cruz Regia. Todos los que Me aman, la cargan todos los días de sus vidas y Me siguen.

Hijos, el mundo no conoció la Verdad, de modo que no Me conoció. Es por esto que el mundo Me odia y me mata. Aquellos que pertenecen a la Verdad, Yo les digo, los hijos de la Verdad, sufrirán la misma persecución. El mundo los odiará, porque no son del mundo. Si ustedes son del mundo, el padre de todas las mentiras los amará. Pero ustedes son los hijos de la Verdad, de modo que los odiarán e incluso matarán a muchos de ustedes por causa de la verdad. Yo les estoy ofreciendo a todos Mis amantes, la Regia Cruz de la Verdad. Carguen Conmigo esta Cruz que el mundo rechaza. Yo les daré la Paz. 

Hijos, ustedes están llamados a decir la verdad a toda costa en estos momentos peligrosos de sus vidas. Sin embargo, deberán ser sabios y humildes. No hay excusa para que ustedes mientan en esos momentos críticos de sus vidas. Yo les digo, muchos mentirán en ese momento peligroso para salvar sus vidas pero la perderán; o para obtener riquezas, pero permanecerán pobres eternamente en el fuego torturador del Infierno. Hijos, aún en un momento de gran pérdida, Yo les pido que digan la verdad. Aún a riesgo de sus vidas, Yo les pido, digan la verdad. Aún en la hora del rechazo, Yo les pido, digan la verdad. Aún a riesgo de ser encarcelados, Yo les digo, digan la verdad. Aún a riesgo de perder una amistad, Yo les pido, digan la verdad. Yo les digo, incluso si por ello surgieran dificultades, Yo les pido, digan la verdad. Yo les prometo que todo lo perdido será recuperado. Ésta es la Regia Cruz de la Verdad que Yo les estoy ofreciendo a todos Mis amantes.

Hijos, nunca habrá pérdida por decir siempre la verdad. Yo les digo de nuevo, todo lo perdido se encontrará. Todos los que mientan para obtener una ganancia, borrarán sus nombres del Libro de la Vida y los escribirán en el Libro de la Muerte. Ellos pronto verán la gran pérdida que obtuvieron y sufrirán las consecuencias eternamente. Pero ustedes, de quienes ellos se burlan porque perdieron al decir la verdad, ganarán. Sus nombres están escritos en el Libro de la Vida. Yo borraré millones de años de sus días en el Purgatorio por cada verdad que salga de sus bocas. Del mismo modo, añadiré millones de años en sus días en el Purgatorio por cada mentira que salga de sus bocas.

Hijos, Yo les pido: Reciban de Mí la regia Cruz de la Verdad. Ésta es una Cruz de Perfección, que Yo les estoy ofreciendo. Cárguenla Conmigo hacia la Tierra de la Paz. NO tienen permiso para mentir en estos días críticos de sus vidas. Esta cruz es pesada para los hombres; pero con Dios es una cruz ligera. Hijos, abandonen todo y síganme.

Yo Soy el Agonizante Jesucristo que murió en la Cruz Regia de la Verdad. Yo les estoy pidiendo lo que Yo Soy. Yo los amo a todos. Yo los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA SEXTA HORA

25 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

SUELTEN LA PESADA CRUZ DEL ORGULLO Y RECIBAN DE MÍ LA LIVIANA CRUZ DE LA HUMILDAD

Durante nuestra Novena, tuve una visión de Nuestro Señor colgado de la Cruz sangrando. Al poco tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar, en la nube apareció el Santo Rostro Agonizante de Jesucristo que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, suelten la pesada cruz del orgullo, que el demonio les colocó; y reciban de Mí la Regia Cruz de la Humildad. No hay méritos en cargar esta pesada cruz del orgullo. Así, como ellos se han ensalzado en lo alto, así mismo caerán a lo más bajo. Su vanagloria pronto se volverá vergüenza para siempre. Sus elogios pronto se convertirán en objeto de burla, y su gozo pronto se convertirá en dolor. Yo les digo, el orgulloso se lamentará de cualquier felicidad que haya obtenido por su orgullo. Acepten de Mí la liviana Cruz de la Humildad y descansen.

Hijos, Yo ofrecí al mundo esta dulce Cruz de la Humildad, pero la rechazaron. Mediten en que su Dios tomó la naturaleza humana y se hizo hombre. Su Dios abandonó Su Divinidad y se bajó a Sí mismo a la misma naturaleza que Su criatura. Cuando se vio a Sí mismo en el mundo, Él tomó la posición más baja. Él fue el más pobre de entre los pobres. Él disfrutó de Su pobreza para poder consolar a los pobres. Él es el Príncipe que no tiene posesión alguna de las riquezas de Su Padre. Su Dios no tiene parte sobre lo que Él creó. Él es la Palabra hecha carne que vivió entre los hombres. Él es el Cordero rechazado que ofreció Su Sangre por la salvación de los hombres. Éste es el que aún vive en agonía entre Su pueblo. Yo Soy el Agonizante Jesucristo que les ofrece la Regia Cruz de la Humildad.

Hijos, aprendan de Mí que Soy Manso y Humilde de Corazón. Yo Soy el silencioso Cordero llevado al sacrificio. Yo ofrecí Mi espalda a aquellos que Me golpearon y Mi vida a Mis despiadados siervos. Yo no retiré Mis Manos ni Mis Pies cuando Me crucificaron. Yo humildemente Me sometí a la Cruz por amor a ustedes. Ésta es la Cruz de la Humildad que Yo cargué por ustedes. 

Hijos, Yo la estoy cargando por amor a ustedes y los estoy llamando a cargar la suya Conmigo, pero ustedes están respondiendo de mala gana a Mi llamado. El mundo rechaza esta Cruz. Yo se las estoy ofreciendo a ustedes, Mis amantes. Acepten de Mí la Regia Cruz de la Humildad, Yo les digo: tiren la pesada cruz del orgullo que el enemigo colocó sobre ustedes y acepten de Mí la cruz liviana.  

Hijos, acepten toda humillación con amor, no discutan con aquellos que los acusen falsamente. Por el contrario, acepten la crítica en silencio y con amor. Gócense cuando los llamen con diferentes nombres difamatorios, y nunca salga de ustedes una palabra de resentimiento. Por el contrario, gócense y sonrían sobre este asunto; Yo les digo: la verdad se prueba a sí misma cuando llegue la hora, Yo Soy la Verdad. Yo no los decepcionaré. Aún si ellos los humillan hasta la muerte, Yo los justificaré y los llevaré a la vida eterna.

Hijos, aún si su humildad les hace perder sus posesiones terrenas, sólo hablen la verdad y abandónense a la Divina Voluntad. Aún si la humildad pueda rebajar su personalidad, Yo les digo, sométanse a la Voluntad de Dios. Hijos, aún si su humildad pueda entorpecer su ministerio u ocupación, Yo les digo, obedezcan y sométanse a la perfecta Divina Voluntad, que es Omnisciente. Ésta es la Regia Cruz de la Humildad que estoy ofreciendo a todos Mis amantes. 

Aprendan a tomar la posición, la más baja entre Mi pueblo. Aprendan a servir a otros con humildad. Yo les digo: sean un sirviente para sus hermanos. Ustedes pierden múltiples Gracias cuando evitan esta noble tarea de ser un sirviente. ¿Quién es más grande: el sirviente o el Maestro que recibe el servicio del sirviente? Ustedes contestarán, “el Maestro”; pero Yo verdaderamente les digo, el sirviente es mayor a los Ojos de Dios.

Hijos, los pequeños serán grandes y los grandes pequeños. Yo llamo a todos Mis amantes a que suelten la pesada cruz del orgullo y tomen de Mí la liviana Cruz de la Humildad. Yo Soy el Agonizante Jesucristo, Modelo de la Humildad. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

PRIMER MENSAJE DE LA SÉPTIMA HORA

26 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

ACEPTEN DE MI HIJO AGONIZANTE ESTAS AMOROSAS OFRENDAS.

Durante nuestra Novena de oración, tuve una visión de Nuestra Señora sosteniendo una corona de espinas con rosas fijas en ella. Ella se nos acercó y calmadamente dijo:

“Hijos Míos, ¿cómo disfrutan ustedes la amorosa Cruz de Perfección que Mi Hijo y Mi Salvador les ha ofrecido? ¿Han aceptado de Él la regia Cruz del Perdón? ¿Qué hay de las regias Cruces de la Verdad y de la Humildad?

Estoy rogando con todos Mis amados hijos que acepten de Mi Hijo Agonizante estas amorosas ofrendas. Hijos, el mundo ha rechazado estos regalos. No hay nadie que ame aceptarlos de Él. Hijos, ¿y ustedes? Ustedes son los hijos de Su Corazón. Él los mira siempre para encontrar consuelo. Si Lo aman, acepten esta Cruz de Él.

Ésta es la ‘Cruz Regia’, que los orgullosos rechazaron, acéptenla de Él. Ésta es la Cruz que los buscadores de milagros rechazaron, acéptenla de Él. Ésta es la Cruz que los mentirosos rechazaron, acéptenla de Él. Ésta es la Cruz que los que están llenos de odio rechazaron, acéptenla de Él. Todos los que han aceptado esta Cruz tienen la esperanza cierta de heredar el Reino del Cielo sin pasar por la purificación después de la muerte. Éste es un Camino Regio de Perfección.”

EL PROGRAMA DEL 15 DE SEPTIEMBRE.

“Hijos, escuchen el Programa para el 15 de Septiembre. Todos los que vienen a la reparación dejarán la Capilla de Reparación para ir hacia Monte Carmelo, en Olo. Esto comenzará a las 9:00 am. Mientras bajan a la montaña, deben estar reunidos en doce grupos, comenzando por el primero al último. Cada persona cargará una piedra mientras baja la montaña. Los grupos: 1, 3, 5, 7, 9, 11 rezarán el Rosario desde las 9:00 am hasta que lleguen a la montaña. Los grupos 2, 4, 6, 8, 10, 12 rezarán la Coronilla de la Preciosa Sangre, comenzando a las 9:00 am hasta que lleguen a la montaña.

La bienvenida a la montaña será por su silencio y luego la instalación del Crucifijo. Jesús escogerá el Crucifijo. A esto le seguirán las Oraciones de Consuelo y Adoración para Jesús Crucificado. Luego, seguirá la Misa Votiva de la Preciosa Sangre. Se hará la Misa de Consagración. Mi Sacerdote, el portador de la Agonía de Mi Hijo, los consagrará a todos a Mi Hijo, a través de la Oración que te dio en el desierto. Después de esto, él (Sacerdote) será consagrado por otro Sacerdote. Derramaré sobre ustedes multitud de Gracias. Los bendeciré con Mi Manto. Mi Hijo derramará sobre ustedes la Preciosísima Sangre.

El Espíritu de la Verdad los colmará. Todos los que vengan ese día a la montaña tendrán el derecho de Consagrarse. Yo he obtenido esta Gracia para ellos. No lo hagan público. Después de la Misa, ustedes deberán decir sus Oraciones de Reparación antes que se vayan de la Tierra Santa. La piedra que traerán será puesta a los pies de la Cruz que instalaron.

Hijos, saldrán en silencio y en grupos. Realicen esta orden como se las he dado. El enemigo luchará contra este Programa. Oren para que tengan todo listo como lo he planeado, para que reciban las bendiciones que el Cielo tiene para ustedes. Mucho les enseñaré a las 9:00 pm esa noche.

Hijos, estudien el Programa de esta Reparación y obedezcan cada parte del mismo. Miren, Mi Hijo los está mirando para que acepten Sus amorosos regalos. Acéptenlos de Él. Yo soy la Madre del Agonizante Jesucristo. Los bendigo a todos. Permanezcan en la Paz del Cielo.”

+++++++

SEGUNDO MENSAJE DE LA SÉPTIMA HORA

27 de Julio de 2000 / Hora: 3:00 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

MIREN LA REGIA CRUZ DE PERFECCIÓN QUE LES ESTOY OFRECIENDO

Durante mi Novena, tuve una visión de Nuestro Señor colgando en la Cruz y sangrando. Al poco tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Agonizante Jesucristo que calmadamente dijo:

“Hijos, miren la Regia Cruz de Perfección que Yo les estoy ofreciendo.”

Luego, vi una Cruz fraccionada, dividida en tres partes. En la parte superior estaba escrito, “Humildad”. En la parte inferior estaba escrito, “Verdad”, y en la parte perpendicular estaba escrito, “Perdón”. Nuestro Señor continuó:

“Yo llamo a todos Mis amantes a unir estas partes de la Cruz y sellarlas con el ‘amor’. El amor es la única pega que las mantendrá fuertemente unidas. Yo se los estoy dando como una parte de la Regia Cruz de Perfección. Acéptenla de Mí. Hijos, unan esta Cruz con el amor.  

Tomen la Humildad, la Verdad y el Perdón y únanlas. Entonces, obtendrán una Cruz completa de Perfección. Hijos la Humildad es parte de la Cruz de Perfección, así como la Verdad y el Perdón. Lo que forma la Cruz de Perfección es la combinación de las tres virtudes unidas con el amor.

Hijos, el perdón sin amor es orgullo. El orgullo es la cruz pesada que el demonio les colocó. Yo los he llamado para que suelten la pesada cruz del orgullo, y acepten de Mí la liviana Cruz de la Humildad.

La humildad sin amor es odio. El Odio es otra cruz pesada que el demonio les colocó. No hay mérito en cargar esta cruz en esta vida ni en la venidera. Yo los llamo a que suelten esta cruz pesada y acepten de Mí la liviana Cruz del Perdón.

Hijos, la verdad sin amor lleva a la presunción. Y esta presunción llevará al alma a la culpabilidad del corazón. Esto creará burla y odio. Yo llamo a todos Mis amantes a que se acerquen a sus acusadores con amor en este tiempo crítico de sus vidas. Corrijan sus errores con amor. Traten a sus enemigos como a los seres más débiles de la creación. Yo seré levantado por ustedes y manifestaré Mi Poder a través de ustedes. Éste es el Reino Glorioso al que estoy conduciendo a todos Mis amantes.

Hijos, aún en el estado de ser abandonados, Yo les digo: ¡amen! Aún a costa de su vida, Yo les pido: ¡amen! Aún en el tiempo de tribulación, Yo les pido: amen a todos los hombres. Aún en la hora de la persecución y falsa acusación contra su nombre, Yo los llamo a que “amen”. Aún cuando luchen en contra de su ministerio, “ámenlos” y recen por ellos. Aún cuando ataquen su personalidad, “ámenlos” y recen por ellos. Mis Ojos están puestos sobre ustedes. Yo pongo Mi mirada sobre ustedes cuando soportan las penas de esta Cruz. Su alegría durante esta hora, en este Camino Regio de la Perfección, Me consuela mucho.

Hijos, ¿saben cuál es Mi mayor alegría? Cuando Yo Me volteo y los veo cargando su cruz detrás de Mí, con total olvido de sí mismos, Mi gozo se multiplica. Yo estoy siempre cerca para ayudarlos. Mi camino es fácil, y Mi Cruz es liviana. Yo les digo, es fácil para aquellos que “aman”. Todos los que Me encuentran, encuentran al verdadero amor. Todos los que encuentran al verdadero amor, encuentran el Cielo. Hijos, unan la Regia Cruz de la Salvación con el Amor. Ustedes serán elevados hacia la Perfección. Yo los amo a todos. Yo los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.

+++++++

TERCER MENSAJE DE LA SÉPTIMA HORA

28 de Julio de 2000 / Hora: 7:30 pm
Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa 

ACEPTEN DE MÍ ESTE NOBLE ENTRENAMIENTO DE AMOR. 

Durante nuestra Novena, tuve una visión de Nuestro Señor colgando de la Cruz. Al poco tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro Agonizante de Jesucristo que calmadamente dijo:

“Hijos Míos, Yo los estoy entrenando a ustedes y a todos Mis amantes, a todos los apóstoles y discípulos de Mi Preciosa Sangre para el frente de batalla. Acepten de Mí este noble entrenamiento de amor. Yo les estoy ofreciendo un “signo” a través del cual ustedes vencerán, “la Señal de la Cruz”. Yo les he ofrecido la Cruz Regia de la Perfección. Ésta es su Armadura, que ustedes deben aceptar para poder vencer. Acepten esta Cruz de Mí para que puedan luchar y ganar. Al final, ustedes seguirán firmes.

Hijos, ustedes son Mis guerreros que Yo estoy enviando al frente de batalla. No tienen necesidad de buscar un lugar a donde correr para esconderse. Yo les mostraré su campo cuando ustedes vengan para hacer reparación. Éste no será un campo para que se escondan, sino donde ustedes vendrán para renovar su fortaleza y coraje. Cuando ustedes entren a este lugar, Yo les otorgaré mayor poder a través de Gracias especiales reservadas para los guerreros. 

Hijos, piensen en lo que ocurrirá a una nación donde todos sus guerreros abandonen el frente de batalla. El enemigo poseerá la tierra sin mucha dificultad. Los guerreros de esa nación sufrirán la ira de su enemigo.

Yo estoy reuniendo y entrenando a Mis guerreros alrededor del mundo. Mis guerreros Me conocen y Yo los conozco a ellos. Hijos, ustedes están en el grupo de Mis guerreros. Manténganse firmes: tengan determinación y coraje. Yo les daré la victoria. Tomen todo el entrenamiento que les estoy dando y prepárense para la batalla. Ésta es una batalla espiritual que se manifestará en el mundo físico. Ustedes son Mis guerreros. No huyan para esconderse. Yo les pido, no corran como los civiles. Aquellos que deban ser mártires han sido escritos en el Libro de los Mártires desde el comienzo del mundo. Aquellos que deban sobrevivir no serán dañados porque así está escrito desde el principio del mundo.  

Hijos, el huir empeora la cruz. Yo les pido a todos Mis guerreros que tomen sus posiciones, Yo pelearé la batalla. Si ustedes están entre los mártires, Yo les pido que mueran una muerte santa. Nunca maldigan a sus verdugos. Bendíganlos y oren por su arrepentimiento mientras les ofrecen su vida. Dejen que el último aliento de su alma sea: “Dios, perdónalos”. Ésta es la Regia Cruz de Perfección que Yo les estoy ofreciendo a todos Mis amantes.

Estas palabras de perdón borrarán de sus almas cualquier mancha de pecado. Entonces, ustedes irán directo al Cielo. No se desesperen en la batalla. Aún en el momento de ser arrestados, habrá esperanza para ustedes. Yo les digo, aún si todos los enemigos los acechen por todos los lados, no se rindan. Yo estoy cerca para ayudarlos. Sólo confíen en Mí. Cuando ustedes pierdan su coraje regresen al campo, que Yo los revestiré de mayor poder. Yo Soy el Agonizante Jesucristo que los llamó.

Hijos, en los días de reparación, ustedes tendrán una hora libre inmediatamente después de la Misa de la mañana hasta las 9:00 am. La vigilia comenzará inmediatamente después de la Misa de la noche, excepto a las 12:00 de la medianoche, cuando compartiré con ustedes Mi obra. Bernabé, tú permanecerás cerca del Santuario para escribir todos los Mensajes que le daré a Mi pueblo. Yo permitiré que continúe la vigilia cuando tú comiences a escribir el Mensaje, el cual se leerá después de la Misa matutina. Yo les estoy dando todas estas instrucciones para que ustedes obedezcan y las cumplan. Yo estaré cerca para ayudarlos. Vengan con amor. Yo les mostraré amor. Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó.   

+++++++       


Fuente:
Apostolado de la Preciosa Sangre – Venezuela
                    ¡Consolar es Adorar!
         sangrepreciosa.venezuela@hotmail.com

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/bernabe-nwoye/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Revelaciones de la Santa Faz a la Beata María Pierina de Micheli (1890-1945)

Martes de Quincuagésima (Carnaval) – 26 de Julio
Años 1936-1940 / Lugar: MILÁN, Italia
Revelaciones de Jesús y María sobre la Devoción al Divino Rostro
Vidente: Beata María Pierina de Micheli (1890-1945)



Beata María Pierina de Micheli


Datos Biográficos

Josefina Francisca María de Micheli, nace en Milán el 11 de septiembre de 1890.

El 16 de Mayo de 1914 ingresa en la casa local de la Congregación de las Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires, tomando el nombre de Hermana María Pierina. Trabajó en la sede del instituto, en la capital argentina desde 1919 hasta la profesión religiosa, en 1921, cuando regresó a Milán.

En esta comunidad fue elegida Madre superiora en 1928. De nuevo, Madre general en 1929; fue confirmada Superiora de la Casa en Milán y designada delegada para asuntos exteriores, por lo que a partir de esa fecha se dividió entre Milán y Roma.

En 1938, de acuerdo con su Madre general, comenzó la fundación en Roma del Instituto del Espíritu Santo. Se mudó allí en 1939 y en 1940 se convirtió en Superiora Regional de Italia, pero siguió yendo a Milán para seguir a las hermanas.

En 1940 obtuvo la autorización de la Curia de Milán para acuñar una Medalla para propagar la Devoción al Santo Rostro de Jesús. La Medalla reproduce la Imagen del Rostro de Jesús de la Síndone de Turín. La Madre Pierina trabajó duro para la difusión de esta Devoción. Después de su muerte, la propagación fue continuada por su director espiritual, el abad Ildebrando Gregori.

El 15 de julio de 1945, la Madre Pierina se enfermó gravemente de neumonía mientras estaba en la casa religiosa de su congregación en Centonara d’Artò, una aldea de Madonna del Sasso. El 21 de julio empeoró y recibió la Extrema Unción. Murió el 26 de julio de 1945, a los 55 años, cuando la Segunda Guerra Mundial apenas había terminado y Roma estaba ocupada por las tropas de los aliados. Su cuerpo fue colocado en el cementerio de Artò. El 27 de abril de 1970, transportada a la cripta de abajo de la capilla de la Casa del Volto Santo, en Centonara.

El 27 de marzo de 2007, los restos de la Madre Pierina fueron trasladados a Roma, en la capilla del Instituto del Espíritu Santo, donde están ubicados.

Revelaciones sobre la Devoción al Divino Rostro


Viernes Santo de 1902

En una extensa carta que la Madre Pierina escribió al Papa Pío XII, le dice:

Humildemente confieso que siento una gran devoción por el Divino Rostro de Jesús, devoción que me parece que me la infundió el mismo Jesús. Tenía doce años cuando un Viernes Santo, esperaba en mi Parroquia mi turno para besar el Crucifijo, cuando una voz clara me dijo:

“¿Nadie Me da un beso de amor en el Rostro para reparar el beso de Judas?”

En mi inocencia de niña, creí que todos habían escuchado la Voz, y sentía pena viendo que la gente continuaba besando las Llagas y ninguno pensaba besarlo en el Rostro. ‘Te doy yo, Jesús, el beso de amor, ten paciencia’. Y llegado el momento le estampé un fuerte beso en la cara con el ardor de mi corazón. Estaba feliz pensando que Jesús, ya contento, no tendría más pena. Desde aquel día el primer beso al Crucifijo, era a Su Divino Rostro y muchas veces los labios rehusaban separarse porque me sentía fuertemente retenida.


Noche del Jueves al Viernes Santo de 1915

La experiencia se repite cuando tiene 25 años, pero con otros prodigios:

En la noche del Jueves al Viernes Santo de 1915, mientras rezaba ante el Crucifijo en la Capilla de mi Noviciado, sentí que me decían:

“Bésame”.

Lo hice, y mis labios en vez de apoyarse sobre un rostro de yeso, sintieron el contacto con Jesús. ¿Qué pasó? Me es imposible decirlo.

Cuando la Superiora me llamó era ya de mañana, sentía el corazón lleno de las penas y deseos de Jesús; deseaba reparar las ofensas que recibió Su Santísimo Rostro en la Pasión y las que recibe en el Santísimo Sacramento.


12 de Abril de 1920

En este mismo Colegio de Argentina sucede otra Aparición cinco años después:

En 1920, el 12 de abril me encontraba en Buenos Aires en la Casa Madre. Tenía una gran amargura en el corazón. Fui a la Iglesia y prorrumpí en llanto lamentándome con Jesús. Se me presentó con el Rostro ensangrentado y con una expresión de dolor tal que conmovería a cualquiera. Con una ternura que jamás olvidaré me dijo:

“Y Yo, ¿qué he hecho?”

Comprendí… y a partir de ese día, el Divino Rostro se convirtió en mi libro de meditación, la puerta de entrada a Su Corazón… De tanto en tanto, en los años siguientes continúa la carta se me aparecía ya triste, ya ensangrentado, comunicándome Sus penas y pidiéndome reparación y sufrimientos, llamándome a inmolarme ocultamente por la salvación de las almas.


Primer Viernes de Cuaresma de 1936

Jesús le dice:

“Deseo que Mi Rostro, el Cual refleja las íntimas penas de Mi Alma, el Dolor y el Amor de Mi Corazón, sea más honrado. Quien Me contempla Me consuela.”


Martes de Pasión de 1936

Jesús le vuelve a decir:

“Cada vez que se contemple Mi Rostro, derramaré Mi Amor en los corazones y por medio de Mi Divino Rostro, se obtendrá la salvación de tantas almas.”


En 1937

Estas manifestaciones de parte de Jesús se hacían siempre más insistentes.

Mientras oraba y después de haberme instruido en la devoción de Su Divino Rostro, me dijo:

“Podría ser que algunas almas teman que la Devoción a Mi Divino Rostro, disminuya aquella de Mi Corazón. Diles que, al contrario, será completada y aumentada. Contemplando Mi Rostro las almas participarán de Mis Penas y sentirán el deseo de amar y reparar. ¿No es ésta, tal vez, la verdadera Devoción a Mi Corazón?”


13 de Mayo de 1938

Mientras reza, la Virgen se Aparece a Sor María de Micheli, se presenta sobre la tarima del Altar en un haz de Luz. La bella Señora tenía en Sus Manos un Escapulario, formado por dos paneles blancos unidos por un cordón. En uno de los paneles está impresa la Imagen del Divino Rostro de Jesús y escrito alrededor: Illumina, Domine, Vultum Tuum super nosIlumina, Señor, Tu Rostro sobre nosotros. En el otro panel, una Hostia circundada por unos rayos y con la inscripción: Mane nobiscum, DomineQuédate con nosotros, Señor. Lentamente la Virgen se acerca y le dice:

“Escucha bien y refiere al Padre Confesor. Este Escapulario es un Arma de defensa, un Escudo de fortaleza, un Paño de Misericordia que Jesús quiere dar al mundo en estos tiempos de sensualidad y de odio contra Dios y la Iglesia. Se tienen retos diabólicos para entrapar la fe de los corazones, el mal se propaga. Es necesario un remedio Divino y este remedio es el Rostro Santo de Jesús. Todos aquellos que lleven un Escapulario como éste y que cada martes hagan una visita al Santísimo Sacramento, para reparar los ultrajes que recibió en Su Sagrado Rostro durante Su Pasión, y que recibe cada día en el Sacramento Eucarístico, serán fortificados en la fe, listos para defenderla y para superar todas las dificultades internas y externas. Además, tendrán una muerte serena bajo el resguardo amable de Mi Divino Hijo.”


21 de Noviembre de 1938

En el mismo año Jesús se le presentó a la religiosa lleno de Sangre y con gran tristeza le dice:

“¿Ves cómo sufro? Además, qué poquísimos están agregados. ¡Cuánta ingratitud de parte de aquellos que dicen que Me aman! Les He dado Mi Corazón como objeto sensibilísimo de Mi gran Amor por los hombres y doy Mi Rostro como objeto sensible de Mi Dolor por los pecados de los hombres: QUIERO QUE SEA HONRADO CON UNA FIESTA PARTICULAR EL MARTES DE QUINCUAGÉSIMA (Martes anterior al Miércoles de Ceniza); fiesta precedida de una Novena, en que todos los fieles reparen Conmigo, uniéndose a la participación de Mi Dolor.”


En 1939

Jesús de nuevo le dice:

“Quiero que Mi Rostro sea honrado de un modo particular el Martes.”


9 de Agosto de 1940

Sor Pierina obtuvo la autorización de la Curia de Milán para acuñar una Medalla para propagar la Devoción al Santo Rostro de Jesús, cuyo culto tiene la aprobación eclesiástica el 9 de Agosto de 1940, con la bendición del Beato Cardenal Idelfonso Schuster, Mónaco benedictino, devotísimo del Santo Rostro de Jesús, entonces Obispo de Milán.

La primera Medalla de la Santa Faz fue ofrecida al Papa Pío XII, quien también aprobó la Devoción y la Medalla.

La Medalla se difunde con entusiasmo. ¡Cuántas gracias se han obtenido! Peligros evitados, curaciones, conversiones, liberación de condenas…


7 de Abril de 1943

La hermana Pierina, en obediencia a su confesor, difundiría la Medalla y no el Escapulario pedido. Por lo que después María en una visión del 7 de Abril de 1943, le dice:

“Hija Mía, está tranquila, que el Escapulario sea suplido por la Medalla con las mismas Promesas de favores.”  

Las Hermanas de la Congregación de las Hijas de la Inmaculada Concepción fueron testigos sólo de algunos hechos. Sor Pierina había pedido a Jesús de llevar escondida su misión. Mientras iba creciendo en ella el deseo de inmolarse con Jesús por la salvación de las almas.


La Fiesta del Divino Rostro

En 1958, el Papa Pío XII instauró formal y universalmente la Fiesta de la Santa Faz de Jesús para el Martes anterior al Miércoles de Ceniza o Martes de Quincuagésima (Carnaval).

Edificio que hospeda en Milán a las Hermanas “Hijas de la
Inmaculada Concepción de Buenos Aires”, en el cual la
Beata María Pierina de Micheli tuvo sus visiones.


Fuente:
Carlo Acutis: http://www.apparizionimadonna.org/es/avm/home
https://it.wikipedia.org/wiki/Maria_Pierina_De_Micheli
http://forosdelavirgen.org/7412/apariciones-a-la-madre-maria-pierina-de-micheli-argentina-26-de-julio/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Que Mis niños amorosos soliciten fervientemente al Santo Padre la proclamación del Quinto Dogma Mariano, que será la derrota del enemigo”

Mensaje de Nuestra Señora a Gustavo
POR LA INFINITA MISERICORDIA DE DIOS Y LA  DIVINA
PROVIDENCIA, SE DIO UN PAPA QUE LLEVARÁ AL REBAÑO
FIEL
A LA VICTORIA DE LOS SAGRADOS CORAZONES.
Viernes, 15 de Marzo de 2013 / 09:00 horas
Buenos Aires – Argentina

“Mis hijitos, Mis amados niños. ¿Por qué veo tanta confusión en vuestros corazones? ¿No deberían estar felices por el nuevo Pastor de la Iglesia que ha ocupado el Sillón de Pedro, y evitar así el hundimiento de la Barca?… ¿Acaso, no les había pedido a través de Mi niño, que tomaran el Santo Rosario para elegir un Papa Santo, unir sus oraciones al de vuestra Madre Celestial y evitar que el enemigo subiera al Trono de Pedro un papa impostor? Les pedía oración para retrasar, por lo menos un tiempo, lo que está escrito en el Libro del Apocalipsis.

Las oraciones de pocos niños fueron las que dieron una oportunidad de conversión y salvación a la humanidad perdida. POR LA INFINITA MISERICORDIA DE DIOS Y LA  DIVINA PROVIDENCIA, SE DIO UN PAPA QUE LLEVARÁ AL REBAÑO FIEL A LA VICTORIA DE LOS SAGRADOS CORAZONES. En varios mensajes dictados por el Cielo, se dijo al mundo que la tierra del Sur, de grandes y extensas llanuras, es la Tierra Prometida, elegida desde el inicio de los tiempos por el Padre Eterno para la unión del Rebaño Remanente y  Fiel al Hijo de Dios.

Mis pequeños quisieron buscar más allá de los escritos, muchos fueron confundidos. Dios Todopoderoso quiso ver, qué tan firmes están Sus criaturas, pero con tristeza les digo, que fueron pocas las almas que mantuvieron la fe puesta en su Señor.

Un grupo no supo ver los signos y señales que se fueron dando para que no cayeran en la confusión; quedaron atormentados y embrollados. OTRO CONJUNTO SUPO VER LAS SEÑALES Y LA IMPORTANCIA DE LA ELECCIÓN DEL NUEVO PASTOR, SUPO LEER LOS ESCRITOS CON LOS OJOS DEL ALMA Y ENTENDIÓ LO QUE EL CIELO QUERÍA DECIR, estos fueron los prudentes y perseverantes en el Señor; pero hubo otro grupo, aliado del enemigo, que unió sus fuerzas a las huestes del mal, haciendo todo lo imposible para colocar el impostor y transformar Mi amada Iglesia en un templo de lujuria y oscuridad. Es decir, tres grupos: uno tibio y confundido, el segundo de los calientes, abrazados al Señor mediante la oración, y el tercero conformado por los fríos, los que se oponen a la Voluntad Divina.

Por el esfuerzo y sacrificio de los calientes, lo poco que posee la Iglesia se ha salvado. Mis niños evitaron los diálogos y ruidos de confusión, que el demonio había tendido sobre el mundo, y así distraer la atención de las almas que podrían arruinar su plan. Se humillaron, pusieron sus rodillas en el suelo y pidieron misericordia, se mostraron a los Ojos de Dios, miserables y desprovistos, esperando todo del Creador; al ver que las ovejas se entregaron en sacrificio, la Divina Voluntad abrazó a Sus criaturas convirtiendo el padecimiento en alegría y júbilo. La Divina Providencia no pudo resistirse, el Santo Espíritu les concedió un hijo de Dios, que los apacentará en las horas más cruentas que pronto se desatarán en terrible dolor sobre el mundo. El pedido fue escuchado y por ende, la salvación de las almas todavía es viable. No queda tiempo, pero suficiente para que Mis niños sean rescatados.

Cuéntame, Mi mensajero y secretario de los Sagrados Corazones y la Divina Voluntad, ¿qué vio y sintió tu alma en las horas de la elección del Papa Santo? Tu testimonio servirá para muchos hermanos tuyos, serán de aclaración y certeza así tú digas que eso no tiene importancia; para Dios todo es importante cuando la criatura se deja abrazar por Él. No importa lo que digan las almas incrédulas, el tiempo de conversión está disponible también para ellas. Ahora dime, Mi niño, lo que viviste.”


Dice Gustavo

Amada Señora y dulce Madre Mía. Aún no salgo de tanta grande alegría invade mi diminuto corazón y las lágrimas son evitables. Ayúdame, para que pueda describir con claridad lo que Tú deseas que sepan mis hermanos, haz de mí un pincel que se deja manipular con total soltura para la realizar la obra maestra.

Cuando el Papa Francisco sale por el balcón, mostrado por todos los medios de comunicación, mi corazón explotó en llanto, llamé a mi director espiritual por teléfono y ambos gritamos de júbilo entre emoción y lágrimas, los ruegos habían sido escuchados, ya no estaríamos solos, un descanso para nuestras almas fatigadas de tanto luchar. Dios nos había dado un Pastor para que guíe a las ovejas.

Al terminar de hablar con mi director, se presenta mi amado Jesús, diciéndome suavemente:

“Mira y presta atención”.

Obedecí al pedido del Señor. Se presenta la visión: En medio de unas nubes blancas aparecen en oro, los nombres de Francisco, signo igual, Pedro.

Francisco = Pedro

Luego, el signo igual desaparece y el nombre de Pedro se coloca detrás de Francisco, a escasa distancia. Desde mi perspectiva, el nombre de Francisco se veía más grande con respecto a Pedro. En mi interior sentía que Pedro pertenecía al pasado y Francisco al presente.

La visión desaparece y el Señor me dice:

“Ahora busca qué significan ambos nombres”.

Así lo hice, busqué el significado de ambos nombres y vaya sorpresa para mí, pobre alma:

Pedro: Nombre propio masculino español, que proviene del nombre de Petrus, Piedra (el que es firme como una roca). Hombre leal, fuerte, amigo de todos. Hombre en las puertas del cielo. Hombre empeñoso, de naturaleza emotiva y protectora. Se expresa por medio del ornato, las relaciones humanas y la vida de hogar. Es mente de pensamiento convincente. Se expresa como pensador de alta responsabilidad moral, espíritu conservador y apego a la vida de las comunidades. Consecuente y diligente. Recibe aumento en las actividades que requieren de la acción, de la amistad, de la sociabilidad y de la urbanidad. Ama, educa y embellece, no tanto en su propio bien como en el de los demás. Respeta a los demás como también necesita ser respetado. San Pedro, uno de los primeros discípulos de Jesucristo, se llamaba originalmente Simón, pero Jesucristo le cambió el nombre por Kefas o Cefas, que en arameo quiere decir ‘piedra’, para indicar simbólicamente que sobre él se fundaría Su Iglesia. Al traducir los textos griegos al latín, se tradujo el nombre Kefas por Petrus (en español, Pedro).

Francisco: Es un nombre propio masculino de origen germano que significa ‘hombre libre’. El nombre de Francia proviene de la tribu de los Francos, la cual significaba hombres libres. De naturaleza emotiva, amable y condescendiente. Suave, cordial, sagaz. Ama la armonía de las formas y los métodos persuasivos. Es empeñoso, se expresa por medio de su comprensión para los demás, despierta simpatías y antipatías, le gusta resolver problemas ajenos y dar amistad. Ama lo que perdura. Es de mente de pensamiento firme. Se expresa como pensador ágil, con capacidad analítica y tendencia a armonizar contrarios. Recibe impulso en las empresas que requieren de tacto, diplomacia. Amplia comprensión, penetrante adaptación y fusión de lo ancestral y lo actual. Ama complacer y recibir.

Pero había un dato más por descubrir, el padre de San Francisco de Asís se llamaba Pedro.

Todo quedaba claro para mi alma, este Papa es Pedro, y como el primer Papa, daría origen a nueva Iglesia en la humildad y amor de Cristo, pero sin descuidar los tesoros que la sostienen. Cuánto me gustaría que mis hermanos descubrieran en sus almas lo que les quiero decir.

“Mis niños, este hijo predilecto es Pedro, quien como su primer predecesor, el primer Pedro, al cual se le dio la misión de fundar la Iglesia de Mi Hijo y atraer a las almas al camino de salvación, mediante la humildad, la simpleza y el amor del Señor. De la misma manera, Mi Francisco deberá refundar la Iglesia en las enseñanzas dictadas por Jesús al primer Pedro y sumadas a las recibidas por San Francisco de Asís, una Iglesia pobre, humilde y peregrina, atenta al pedido de cada alma, una Iglesia reformada poniendo como ejemplo a su Cabeza, a Jesús, desprendido de todo lo material pero con un Corazón abierto a entregar amor para todas las almas. A Mi hijo predilecto se le ha encomendado la ardua y difícil tarea, pero no imposible, de refundar la Iglesia como le encomendó Mi Hijo a Pedro, en recordar sus principios. Iglesia, a medida que caminaba en el tiempo fue soltando la Mano del Señor para sumergirse en las tinieblas del mundo, olvidando cuál era su origen y tarea, la de atender a los pobres y necesitados, dando esperanza que Dios ama a todas las almas. Una Iglesia pobre y humilde, capaz de cuidar las Doctrinas y Enseñanzas, pero de cuidar el tesoro principal, a Mi Hijo Eucarístico. Pero Mi amada Iglesia deberá despojarse de los apegos mundanos que la encarcelaron y esclavizaron, esos apegos se convirtieron en una robusta pared, incapacitándola de acordarse y ver a los más desprovistos.

Pero no deben confundirse, amados Míos. Esta nueva elección fue un respiro y fortalecimiento para las almas fieles del Señor, será un imán para muchas almas tibias y frías, encenderá nuevamente el faro de Luz, Fe y Esperanza para las almas necesitadas de la Misericordia de Dios, almas que todavía no conocen la Bondad Infinita del Padre Eterno. El reinado de Francisco en Roma no será muy extenso, pero suficiente para reunir el rebaño y llevarlo a la tierra elegida por el Cielo, donde será el refugio de muchas almas cuando el anticristo desate la gran persecución a los Míos. Deberá cuidar los tesoros principales que la Barca transporta: las Enseñanzas, las Doctrinas, los Dogmas y la buena Tradición cristiana. Evitar que sean saqueados. Con él se cumplirán las profecías.

Mi hijo predilecto no sabía que sería elegido Sumo Pontífice, fue tomado por sorpresa, pero obediente al llamado del Señor a la responsabilidad y compromiso, abrazó la tarea a la cual fue llamado. Por inspiración del Santo Espíritu, algunos supieron cuál sería el nombre seleccionado por el nuevo Papa, pero no el nombre del Cardenal que ocuparía el Sillón de Pedro. Todo debía ser así, debía estar oculto bajo Mi manto maternal, ya que fue puesto en Mi custodia por la Santa Trinidad, fue formado en el amor maternal y paternal hacia el más necesitado, hacia los pequeños. Se lo pedí al Padre Celestial y Me lo concedió, para ser la gran sorpresa del mundo; el enemigo busca destruir aquellos que lo pueden entorpecer, busca en los poderosos, pero no busca en los pobres y humildes, su orgullo no le permite ver que Dios hace grande lo que el mundo rechaza.

Mi niño, describe lo que el Señor te ha mostrado el día lunes.”


Dice Gustavo

Sí, amada Madre. Mientras rezaba el Santo Rosario rumbo a mi trabajo, se presenta el Señor y me transporta a ver, como si fuera una línea del tiempo, una línea de Luz blanca y azul, la cual formaba un sendero, dentro de ella resaltaban cuatro puntos también luminosos:

CULMINACIÓN DEL FIN DE LOS TIEMPOS – AÑO 2013 – EL CISMA (Se ve una gran batalla entre Sacerdotes) – EL AVISO.

En el punto ‘2013’, se ve un Papa de blanco, de espaldas, transportando una cruz como báculo. No se podía ver quién era, caminaba por esta línea recta de Luz, seguido por una gran multitud; la Luz iluminaba al Sumo Pontífice y a sus seguidores, fuera de ella solo había oscuridad, pero de la negrura salían personas que se sumaban a sus hermanas iluminadas, se convertían también en blancura. Se podía ver la felicidad en sus rostros, se acoplaban a las canciones de la multitud que acompañaba al Papa.

A medida que los participantes envueltos por la Luz se acercaban al punto que decía, ‘EL CISMA’, una gran parte de la misma se dispersa confundida, la cual se introduce en la espesa oscuridad, quedando solamente una porción acompañando al Santo Padre. Cuando llegaron al punto del CISMA, se puede ver una gran batalla en el Vaticano, la cual estaba  conformada por dos bandos de Sacerdotes, almas consagradas y laicos. En un bando estaban los vestidos de negro y en el otro estaban los vestidos de blanco. La batalla era aguda, había momentos que los de negros se convertían en bestia de dientes y garras afilados y se abalanzaban sobre los de blanco, los últimos tenían en sus manos Espadas de Luz de doble filo. Los de negros eran tan feroces, que provocaban bajas a los de blanco, los pocos que quedaban en plena lucha (los de blanco), se reagrupaban y huían con rumbo a las tierras del Sur, dejando el Vaticano en manos de los oscuros, estos gritaban como bestias salvajes y festejaban por el triunfo, se habían apoderado del Trono de Pedro.

En un lapso muy corto, desde la huida de los de blanco, una Cruz de Luz se manifestaba en el cielo de la Tierra, en el punto que decía, “EL AVISO”.

Al principio todo era felicidad, como si nada fuera a pasar, era seguro, pero a medida que se acercaban al punto del AVISO, la multitud de blanco era atacada por los costados por personas de negro, produciendo grandes dolores y padecimientos a los peregrinos de Luz.

“No explicaré qué significa lo que has visto. Que Mis hijos descubran, en la Sabiduría del Señor, lo que Dios desea mostrarles; es tiempo de hacer crecer las gracias recibidas”.

“A Mi hijo predilecto electo, Francisco, se le ha encomendado la labor de refundar la Iglesia en Cristo Jesús, tal como le pidiera a Mi Hijo a San Francisco de Asís. No se deben confundir, amados niños, refundar la Iglesia no significa que se deba abrazar las cuestiones humanas y las leyes liberales que conviertan una iglesia de paganismo y falsos dioses; RENOVAR LA IGLESIA SIGNIFICA TENER UN CORAZÓN ABIERTO, SABIO, INTELIGENTE, CARITATIVO, POBRE Y MISERICORDIOSO A LAS ALMAS MÁS NECESITADAS DEL CALOR DEL AMOR DE DIOS. Una Iglesia que hable con la verdad, sea celosa en las cuestiones del Padre, que enseñe y corrija con amor y justicia de Dios; una Iglesia que sepa escuchar al mundo entero, pero que no se deje engañar con las falsas doctrinas del mundo material. Una Iglesia que sea faro de las Naciones y rija el destino de la humanidad con rumbo a la Santidad, donde cada criatura abrace el Divino Querer. Pero no solo esta tarea se le ha encomendado a Mi hijo predilecto, sino la de atraer y formar Sacerdotes Santos como San Francisco de Asís, pobres, humildes, simples, sencillos y dispuestos en imitar a su hermano mayor y entregar sus vidas por sus pares. Sacerdotes Santos, que no tengan apego a lo material, sino almas consagradas que sean imagen del Sumo Sacerdote, y así cuando las ovejas los vean, sea a Cristo mismo, y de esa manera volver a recuperar la confianza en sus Sacerdotes, y por ende en la Iglesia.

La tercera terea es llamar a los jóvenes al camino de la Santidad, para que abracen la vida consagrada y la vida familiar, a ser hombres y mujeres de buena voluntad en el Dios de la Vida, donde cada uno encuentre y descubra la vocación a la cual ha sido llamado dentro del Plan Divino. Jóvenes que en el futuro darán los primeros pasos en una sociedad amorosa y justa, junto a la Santa Trinidad; serán la sociedad y pueblo de la Tercera Generación de la Divina Voluntad. ¡Oh!, amados niños, son tantas las cosas que desearía revelarles, pero he dado las instrucciones a Mi niño para que las haga conocer a su debido tiempo.

CON LA ELECCIÓN DE UN PAPA SANTO, SE HA DADO UN LAPSO DENTRO DEL NO TIEMPO; ES DECIR, UN TIEMPO DENTRO DE OTRO TIEMPO. No lo desperdicien, amados niños, aprendan, oren, mediten y contemplen todo lo que reciban de parte de Dios, nútranse de las enseñanzas de las Escrituras y lo que el Señor revele por medio del Santo Padre; escuchen su voz, que es el Señor quien habla por medio de Su Representante. Acompáñelo con sus oraciones, que tanto las necesita y necesitará, especialmente donde la apostasía, la desacralización a la Iglesia y oposición al Magisterio se han introducido en el mismo Vaticano.

Festejen, amados niños en el Señor, pero no bajen la guardia, porque el enemigo no descansa. Está furioso por la derrota, pero no se rinde fácilmente, nuevamente está agrupando las tropas para llevar a cabo su plan. Oren, oren, oren sin cesar, sigan orando el Santo Rosario, vivan los Sacramentos y abracen al Señor.

Tú, Mi niño, termina la obra de las Horas de la Pasión solicitadas por Mi Hijo y hazlas conocer a la brevedad. Por mandato del Señor, luego de Semana Santa, te llamarás al silencio, dejarás por un tiempo la vida profética para  peregrinar, ayudar y asistir al necesitado, socorre a quien te lo pida y escribe todo lo que se te dicte sobre la Divina Voluntad, la Divina Misericordia y la Divina Providencia.

PARA CULMINAR, QUE MIS NIÑOS AMOROSOS SOLICITEN FERVIENTEMENTE AL SANTO PADRE LA PROCLAMACIÓN DEL QUINTO DOGMA MARIANO, QUE SERÁ LA DERROTA DEL ENEMIGO, SERÁ PUESTO BAJO MI PIE, LA MUJER VESTIDA DEL SOL. Los bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Vuestra Madre, María.”

NOTA: Apreciados hermanos, no importa si dudan del escrito y del vidente o mensajero, eso es lo de menos, PERO NO DUDEN DE LA INFINITA MISERICORDIA DE DIOS, todos somos pecadores y debemos reconocernos como tal, pero con la certeza de que en la Llama de Amor de los Sagrados Corazones, seremos perdonados y transformados en hombres nuevos. En este tiempo de Cuaresma y pronto a vivir la Semana Santa, acompañen al Señor y a María a transitar el Calvario, y juntos a Ellos descubriremos cuánto nos ama Dios Todopoderoso. Que Dios los bendiga a todos y los colme de gracias. Amén.


Fuente:
http://profeciasyrevelaciones.blogspot.com/2013/03/mensaje-de-nuestra-senora-gustavo_19.html

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Gustavo publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/tag/gustavo-velasquez/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Al igual que la naturaleza, nacerán a una vida nueva en el Amor de Dios y abrirán su corazón al Cielo y a las cosas celestiales.”

Medjugorje, Bosnia-Herzegovina
Mensajes de la Reina de la Paz

Mensaje, 25 de Febrero de 2019
Vidente Marija

“¡Queridos hijos! Hoy los invito a una vida nueva. No importa cuántos años tengan: abran su corazón a Jesús que los transformará en este tiempo de gracia y ustedes, al igual que la naturaleza, nacerán a una vida nueva en el Amor de Dios y abrirán su corazón al Cielo y a las cosas celestiales. Yo estoy aún con ustedes porque Dios Me lo ha permitido por amor a ustedes.

Gracias por haber respondido a Mi llamado.”


Mensaje,
2 de Marzo de 2019
Vidente Mirjana

“Queridos hijos, los llamo ‘apóstoles de Mi amor’. Les muestro a Mi Hijo, que es la verdadera Paz y el verdadero Amor. Como Madre, por gracia de Dios, deseo conducirlos hacia Él. Hijos Míos, por eso los invito a que se observen a sí mismos a partir de Mi Hijo, a que lo miren con el corazón y que con el corazón vean dónde están y hacia dónde va su vida.

Hijos Míos, los invito a que comprendan que ustedes viven gracias al Amor y al Sacrificio de Mi Hijo. Le piden a Mi Hijo que sea misericordioso con ustedes, pero también los llamo a la misericordia. Le piden que sea bueno con ustedes y que los perdone, pero, hijos Míos, desde hace tiempo les he rogado que perdonen y amen a todas las personas que encuentren. Cuando comprendan Mis palabras con el corazón, comprenderán y conocerán el verdadero amor y podrán ser apóstoles de ese amor, Mis apóstoles, Mis queridos hijos.

Les doy las gracias”

[La Virgen estaba triste]


Fuente:
https://rosasparalagospa.com/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

28 de Febrero: Historia de la Madonna delle Lacrime, Treviglio-Italia (1522)

28 de Febrero
Año: 1522 / Lugar: TREVIGLIO, Italia
Imagen de la Virgen llora durante 6 horas y el Mariscal francés de Lautrec depuso las armas.  



Historia de la Madonna delle Lacrime


Antecedentes

En los inicios del 1500, la Lombardía es escenario de la lucha entre Francisco I, rey de Francia, y el Emperador Carlos V de Alemania, que quiere apoderarse de las posiciones francesas en Lombardía.

El lugarteniente del rey de Francia en Milán, es el Mariscal Odet de Foix, Vizconde de Lautrec, definido por los escritores de la época “más duro que el diamante, más feroz que un tigre, y más sólido que una roca”.

Los franceses se ven obligados a retirarse a Como y de allí a Lecco. A Treviglio regresa el ducado Sforza.

Algunos en Treviglio, incitados por Giovanni Landriano de la facción imperial, irritan repetidamente a las tropas francesas en retirada, por lo que el general Lautrec ordena la destrucción de la ciudad, como una advertencia a otros países.

El 27 de febrero de 1522 llega a Treviglio la noticia de que Lautrec se mueve de Cremona, con la intención de saquear y destruir la ciudad. Todos los esfuerzos de mediación de los cónsules y del Clero son inútiles. La población, habiendo perdido toda esperanza humana, pone toda su confianza en Dios y en la Virgen María. Las iglesias están llenas y están toda la noche en oración.


Lágrimas de la Imagen

El 28 de febrero, la ciudad despierta en silencio. De repente, una voz se propaga a través de las calles y es recibida con gran emoción:

“¡Milagro! ¡Milagro! La imagen de la Virgen en San Agustín llora y suda”.

¿Qué pasó? A las 8:00 horas de aquel viernes 28 de Febrero de 1522, la imagen de la Virgen pintada en la pared de la iglesia de San Agustín, comienza a derramar abundantes Lágrimas de Sus ojos y sudor en todo Su cuerpo.

Los soldados franceses, constatando el hecho y profundamente impresionados, informan a Lautrec. Éste llega a caballo a la iglesia, entra y descubre que la imagen de Nuestra Señora está teñida de Lágrimas y sudor. En medio de gran emoción, doblando la rodilla delante de la Virgen, trata de secar Sus Lágrimas con un pañuelo, pero vuelven a aparecer. El milagro se prolonga durante seis horas consecutivas.

La ciudad entera se alegra enormemente y el General Lautrec, impresionadísimo, asegura al pueblo de Treviglio su perdón. El General y la mayoría de los oficiales, de rodillas a los pies de Nuestra Señora, deponen las armas y armaduras.

La ciudad, en gratitud a la Virgen, levanta un magnifico templo, monumento a la verdadera fe.

El 14 de Junio de 1617, con la presencia del Cardenal Federico Borromeo, la milagrosa imagen de Nuestra Señora de las Lágrimas se transfiere de la iglesia de San Agustín al nuevo Santuario.

Santuario della Madonna delle Lacrime. Treviglio_Italia.


Fuente:

http://www.apariciones.cl/apariciones-por-tema/54-virgen-de-las-lagrimas-triviglio

http://forosdelavirgen.org/567/nuestra-senora-de-las-lagrimas-de-treviglio-italia-28-de-febrero/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“¡Pastores de la Iglesia, evangelizad con el Decálogo Divino, porque la humanidad va a la deriva por el no cumplimiento de los Preceptos de Dios!”

¡PASTORES DE LA IGLESIA Y DEL HOGAR, RETOMAD LA ENSEÑANZA DEL DECÁLOGO DIVINO Y HACED QUE SEA APRENDIDO Y PUESTO EN PRÁCTICA, POR EL REBAÑO QUE OS HA SIDO PUESTO A VUESTRO CUIDADO!
FEBRERO 24, 2019 / 10:50 AM
SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA PEÑA. BOGOTÁ, COLOMBIA 

Llamado Urgente de la Virgen de La Peña al pueblo de Dios. Mensaje a Enoch.

Mis amados hijitos, la Paz de Mi Hijo esté con todos vosotros y Mi Amor y Protección Maternal, os acompañe siempre.

La lucha entre las fuerzas del bien y las huestes del mal ya comenzó en vuestro mundo. Estad alerta y vigilantes para que podáis repeler los ataques y dardos incendiarios de las fuerzas del mal; orad, Mis hijitos fieles, por la juventud del mundo entero, porque es la más vulnerable y la que menos resistencia le ofrece a Mi adversario. El modernismo y la tecnología están llevando a la perdición a millones de almas de jóvenes; los pecados de la carne se están robando el alma de la juventud.

El desconocimiento del Decálogo Divino está haciendo que muchos a diario lo quebranten, especialmente el Sexto Mandamiento de la Ley de Dios, que dice: No fornicarás, ni adulterarás, ni consentirás, ni cometerás ningún acto impuro. Hijitos, este Mandamiento de la Ley de Dios es uno de los más quebrantados por los hombres y mujeres de hoy; su quebrantamiento está haciendo que se pierdan muchas almas. El infierno está lleno de almas por quebrantar este Mandamiento.

Es tanta la ignorancia espiritual con respecto a este Mandamiento, que muchos jóvenes y adultos, fornican y adulteran con su pareja y luego los fines de semana acuden al Santo Sacrifico e indignamente reciben el Cuerpo y la Sangre de Mi Hijo, como si nada pasara. Estas comuniones sacrílegas están llevando a muchos a la muerte eterna.

¡PASTORES DE LA IGLESIA Y DEL HOGAR, RETOMAD LA ENSEÑANZA DEL DECÁLOGO DIVINO Y HACED QUE SEA APRENDIDO Y PUESTO EN PRÁCTICA, POR EL REBAÑO QUE OS HA SIDO PUESTO A VUESTRO CUIDADO! El quebrantamiento de los Preceptos Divinos es el causante de todos los males de la humanidad; la maldad y el pecado han tomado tanta fuerza, porque no se cumplen los Mandamientos de la Ley de Dios. Los 10 Mandamientos son los pilares, sin cuales no puede haber orden ni comunicación entre Dios y los hombres; son las Normas que rigen el comportamiento humano, necesarias para la sana convivencia en vuestro mundo. El desconocimiento y la falta de cumplimiento de los Preceptos Divinos, es lo que está llevando a esta humanidad a una crisis social, moral, material y espiritual, que de no corregirse, la va a llevar a su propia destrucción y muerte. Los Mandamientos de la Ley de Divina son el puente que comunica a Dios con los hombres cuando se observan y cumplen fielmente. Si la humanidad los acatara y cumpliera, los hombres vivirían en paz y no habría destrucción ni muerte; todo guardaría equilibrio y Dios moraría en medio de vosotros y se haría Su Voluntad.

¡Pastores de la Iglesia, evangelizad con el Decálogo Divino, porque la humanidad va a la deriva por el no cumplimiento de los Preceptos de Dios! ¡Pastores del hogar, es vuestra obligación moral y espiritual, el dar a conocer a vuestros hijos los Mandamientos de la Ley de Dios; por vuestra apatía, desconocimiento y falta de evangelización sobre este tema, es por lo que tanto jóvenes hoy se están perdiendo! ¡No más tecnología mundana en vuestros hogares; controlad su uso y dedicad toda vuestra energía y entereza a la enseñanza de los Mandatos Divinos, para que sembréis en vuestros hijos unas firmes bases morales y espirituales, que los ayuden a restablecer la comunicación con Dios!

Quiero más oración y menos tecnología en vuestros hogares; ayudadme con esto, padres de familia, porque Mi Corazón de Madre de la humanidad está dolorido por la pérdida de tantos jóvenes que hoy yacen en las profundidades del infierno, por la falta de amor, diálogo, oración y ante todo, por la falta de Dios en tantos hogares. ¡Cuento con vosotros, padres de familia; vamos, Mis pequeños pastores, evangelizad con los Preceptos Divinos a vuestros hijos y dedicad más tiempo a la oración, para que el Amor de Dios vuelva a renacer en vosotros, en vuestros hijos y hogares!

Que la Paz de Mi Señor y el Amor y Protección de vuestra Madre, os acompañe siempre.

Os ama, vuestra Madre, La Señora de La Peña.

Dad a conocer Mis mensajes y Mi advocación a toda la humanidad, Mis amados hijitos.


Fuente:
http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Revelaciones del Cielo y del Infierno a Gustavo

Revelaciones del Cielo y del Infierno a Gustavo
Argentina, Enero 2018

Dice Gustavo:

Tres días seguidos tuve la revelación del Juicio a las Naciones, y la separación de los Santos y los que van al infierno.

En el primer día se me presentó en un sueño, mientras dormía, a las 3 de la tarde.

Estábamos todos parados en el Cielo sobre un piso como si fuese de cristal, rodeado de nubes y frente a nosotros (éramos una multitud) había una escalera hermosa de cristal que conducía hacia un Trono de cristal también enorme, brilloso, reluciente.

Al lado derecho del Trono había un atril con un enorme libro. Enorme, blanco, grueso, ancho y alto. Que habría que abrirlo con dos manos por lo enorme que era.

Estábamos todos reunidos frente a este Trono. Estábamos muchos vestidos de grises o de marrón y otros vestidos de blanco reluciente.

Todos hablábamos entre todos, con el del lado, con el del frente, el de atrás y con el que estaba al costado.

Y alrededor nuestro, a ambos lados del Trono, pero entre nuestro piso y el Trono, en ese nivel, que estaban ubicados más elevados que nosotros, había una gran cantidad de asientos y colmado de Ángeles y Santos.

Vi a la Santa Madre de Dios, a tantos Ángeles y tantos Santos reunidos, todos hablaban entre ellos. Comenzaba el Juicio a las Naciones.

Hacia el Trono, sólo estaba la escalera que estaba rodeada de nubes. Cuando se subía por la escalera, había también nubes alrededor. Fuera de eso no había otra cosa, solo la escalera que conducía hacia el Trono.

En el segundo día tuve una revelación en el sueño. Aparece un Ángel hermoso y se escucha como un trueno. Entonces todos nos llamamos al silencio y todo eso que se produce llama al orden.

Y un Ángel grande, hermoso, alto, aparece al lado del Trono de Cristal que estaba vacío todavía, y abre este libro hermoso, grande. Y dice: “Abriremos el Libro de la Vida”.

Se abre el Libro de la Vida y comienza el Juicio de las Naciones. Y empieza a hablar de los Justos, o pasajes bíblicos que hablan de los Justos, que se secarían las lágrimas. Y aparece El Señor, todo el mundo se arrodilla, todos nos inclinamos y nos arrodillamos. Aparece Nuestro Señor Jesús y se sienta en el Trono. Se le coloca una Corona Dorada con piedras preciosas, y El Señor está sentado como un Justo Juez, como un Rey, como Un Soberano.

Y comienza el Juicio a las Naciones y empieza la separación de un lado y del otro. “Serán congregadas delante de Él todas las naciones, y Él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos” (Mateo 25, 32).

Estamos frente al Trono y veíamos al Señor al frente a gran altura, reluciente con Su manto rojo.

Y comienzan a llamar al Reino y llaman a los Santos que habían sido dignos ante la mirada del Señor y fueron blanqueadas con la Sangre del Cordero.

Los esperaban a mi derecha, es decir a la izquierda de Nuestro Señor en un camino que conducía hacia el Paraíso. Estas personas que eran los Santos, los triunfantes, que estaban vestidos de blanco, eran esperadas por dos Ángeles en las puertas del Paraíso.

Había que cruzar por un arco que estaba conformado por tupidas flores, plantas bellísimas. Un arco con mucho colorido y bello perfume. Estos Ángeles les colocaban una corona de flores también y les sonreían y los abrazaban y les decían: “Bienvenidos, bienaventurados Santos del Cielo”; entonces iban al Paraíso, al Gozo del Seno Eterno.

Tal como te había dicho en la primera parte, en la cual veía los dos primeros días con respecto a la coronación de aquellos Santos vestidos de blancos que iban al Paraíso Eterno recibidos por dos Ángeles enormes y majestuosos que los abrazaban y los bendecían y felicitaban por haber sido perseverantes. El Señor mismo, del Trono los saluda sonriente y a todos, entonces tanto la Corte Celestial conformada por Ángeles y Santos, los bienaventurados del Cielo, era una algarabía; cantaban de alegría por estas almas, se sonreían y algunos se abrazaban por estos nuevos Santos. Le cantaban en agradecimiento al Señor por haber sido Misericordioso con ellos.

Solo quedamos, entonces frente a esa plataforma de cristal y que veíamos a mayor altura el Trono de Dios, los que estábamos vestidos de grises, éramos muchas almas.

Estos que estábamos vestidos de grises eran los que estábamos sentenciados para el fuego eterno.

El Ángel que estaba parado frente al Trono Celestial, que había abierto el libro blanco, enorme Libro de la Vida, comienza a leer la sentencia de todos nosotros que estábamos ahí, vestidos de túnicas grises.

Comienza a dictarnos todo y a mostrarnos todos nuestros pecados y todos nuestros crímenes contra el Señor y contra todos nuestros hermanos; todo lo que habíamos hecho por nuestros pecados.

Toda la Corte Celestial y toda la muchedumbre que estaba alrededor de Ángeles y Santos, hacen un silencio rotundo y la mirada de alegría que tenían con los bienaventurados del Cielo es ahora para nosotros mirada de acusación y de sentencia.

Las almas comienzan a caer al ser sentenciadas, debido a sus crímenes y comienzan a caer como rayos, pero rayos oscuros a la velocidad de un rayo en línea recta hacia las profundidades. Dos Ángeles vienen a buscar a estas almas para llevarlas a los abismos.

Dos hermanos; dos personas que estaban delante de mí, eran dos muchachos que habían sido sentenciados, estaban llorando desconsoladamente ante Dios porque sabían cuál era su lugar. No hay nadie que los defienda y son llevados y caen también a la velocidad del rayo. Previamente son llevado frente al Trono de Dios y ahí sentenciados definitivamente a la oscuridad eterna.

Llegó mi momento y cuando el Ángel comenzó a acercarse y al ver que los otros hermanos fueron llevados a las profundidades y nadie los defendió, un miedo enorme invadió mi corazón, mi cuerpo temblaba, mis manos temblaban, yo lloraba, mis pies temblaban también, una desolación y una angustia nunca antes sentida en vida invadió todo mi ser.

Con mi mirada buscaba a la Santa Madre para que me defendiera, buscaba a alguien que saliera y abogara por mí, buscaba a mis padres, a mis seres queridos, a mis hermanas, mis hermanas de carne (tengo dos hermanas gemelas), no los encontraba entre los Ángeles y los Santos. A mis padres tampoco los veía pero sí vi a los Santos y a los Ángeles y me miraban con un rostro acusador, con una mirada acusadora, con ojos acusadores y de sentencia.

María Santísima recuerdo que lloraba, le caían Lágrimas de los Ojos, pero no emitía ninguna palabra de consuelo. ¡Ninguna palabra!

Me acuerdo que miraba para todos lados y no encontraba a nadie y hasta pedía por favor que alguien me socorriera, alguien que me auxiliara, alguien que abogara por mí.

¡Por favor, no me abandonen!, —decía yo desconsoladamente, con lágrimas en los ojos, y hasta rogaba, y de rodillas, pero ya era demasiado tarde.

El Ángel corre la siguiente página del libro blanco, enorme Libro de la Vida, y me llama por mi nombre y empieza a nombrarme todos mis crímenes y todas mis miserias y pecados.

Había sido y hallado culpable, había sido —vuelvo a repetir—, hallado culpable ante la Mirada de Dios por todas mis atrocidades, ante las ofensas que había cometido contra el Creador.

Decía, por favor, no hablen más, sé que soy culpable, tengan piedad de mí; y cuando menos lo esperé y en forma sorpresiva, dos Ángeles vinieron y me tomaron de los brazos y me pusieron frente al Señor, me elevaron, y ellos también se elevaron y junto con ellos me presentaron al Señor, y con Su sola mirada caí a la velocidad del rayo a un precipicio, a las profundidades del infierno, a unas cavernas enormes.

Sí, en una de ellas no había dónde caer, era un abismo sin fin.

Donde fui llevado no había luz, era todo oscuridad. Era una gran habitación, era como un gran salón de altas paredes. El olor era totalmente nauseabundo un olor repugnante, asqueroso, que hacía vomitar.

El calor era terrible y sofocante, un calor que no existe aquí en la Tierra, pero que quema, como que quema todo el ser de uno hasta los pulmones.

Las paredes chorrean como si fuera lodo oscuro y pegajoso, me acuerdo que el piso también era como si fuera lodo viscoso, como si estuviera barroso porque cuando uno pisaba se hundía un poco, muy poco, pero suficiente para caminar con mucha dificultad. Como que el pecado, en las paredes y el piso, estuviera vivo.

No había luz en ese lugar, sólo se escuchaban gemidos, gritos y alaridos y rechinar de dientes.

Sólo la única luz que había, que podía haber en ese lugar era la de los Ángeles, porque la Luz de Dios estaba en los Ángeles, entonces era lo único que iluminaba a ese lugar.

Los Ángeles me llevan a ese salón frente a una gran pared, y a unos escasos metros —acaso uno o dos metros de distancia—, en el lado izquierdo, estaba la otra pared en forma rectangular. Así era ese salón, pero la pared del lado derecho no la podía ver pues estaba muy lejos.

En frente mío había un montón de huecos, como nichos en formas rectangulares, hechos en las paredes. Había almas dentro de algunos de los nichos, otros estaban vacíos. Frente mío, a la altura de mi mirada, había un hueco, un nicho para mí.

Los Ángeles me miran y con sólo la mirada me dicen; esto estaba reservado para ti. Me ubican ahí, ni tuve tiempo para resistirme, y me colocan dentro de ese nicho con los pies hacia dentro, hacia el fondo de este nicho, con la cabeza hacia afuera y mirando hacia abajo con el vientre hacia abajo (posición boca abajo). Este nicho todo es como si tuviera vivo el infierno, es como si tuviera vida propia y este nicho comienza a cerrarse y a tomar el contorno de mi cuerpo.

No solo toma el contorno de mi cabeza, sino de todo mi cuerpo, del cuello para abajo y comienzo a sentir en toda mi alma, porque no solo el cuerpo, comienzo a sentir grandes ganchos que desgarran y tironean; es decir, como si tironearan la carne, como si tironearan la piel, comienzo a sentir grandes dolores y desgarro por todo mi cuerpo y grandes agujas que traspasan mis extremidades, esto se me permitió verlo desde fuera, de verme a mí mismo y en el estado en que me encontraba.

Al lado mío y arriba mío había otros nichos con otras almas, pero me recuerdo al lado mío, una mujer que insultaba a Dios, gritaba, aullaba y gemía y escuché muy bien el raspado de los dientes; el rechinar de dientes, y me acordaba tan bien de ese pasaje bíblico.

Cuando me doy cuenta que los Ángeles me van a dejar allí y veo cómo que se están yendo, empiezo a suplicar y a gritar: “¡Misericordia! ¡Misericordia!” Entonces suplico, ruego, grito, que tenga misericordia de mí, que alguien me escuche que le pidan a Dios, por favor, que me saque de ahí; que no era mi intención ofenderlo.

Pero algo movía mi interior era enojo y odio y comienzo a insultarlo, y paso de rogar en un instante a insultar. Entonces el dolor era más grande y el corazón era lacerado aún más que antes, mucho más lacerado ahora que la propia sentencia estaba dada. La culpa hería mi corazón a lo máximo y transformaba esa culpa en odio, en venganza y odiaba y rechazaba a Dios por no haberme escuchado, por no haberme perdonado.

En un intento desesperado saco la mano derecha pero nada más que eso y como queriendo alcanzar los Ángeles que se iban alejando, y veía, cuando ellos me daban la espalda, como las alas; es decir, como que se unieran de hombro a hombro las alas, también se unían y formaban y veía por medio de esas alas el Rostro del Dios Padre, quien lloraba y le caían las Lágrimas. Los Ángeles también lloraban y le pedían a Dios que tuviera Misericordia de mí. Y escucho la Voz del Padre, de mi Padre, oigo yo que dice: “No puedo hacer nada, hijo Mío, tú decidiste ese camino”. Entonces más odié a Dios Padre, más lo insulté y más grité, y fue así que el lugar era tan nauseabundo y tan horrible, era un lugar de pecado un lugar de laceración, un lugar de rechinar de dientes, un lugar de mortificación para el pecado y los pecadores, y de los impíos del mundo.


Antes de comenzar con la última parte, queremos compartir con ustedes la explicación de Gustavo a una pregunta nuestra, que decía más o menos así: ¿Cómo podían conversar tan amigablemente los de túnicas no blancas con los de blanco sabiendo que habían distintos colores y que por lógica la túnica blanca era la correcta y ellos no la tenían?


Respuesta:

Estábamos ubicados (todas las almas) en una misma plataforma pero separados en dos grupos (uno conformado por los vestidos grises y marrones, y el otro por los vestidos de blanco). No dialogábamos entre ambos grupos pero si nos veíamos y cada uno sabía cuál era el destino. Pero el grupo de los no blancos aun sabiendo cual era el resultado del Juicio se resistía interiormente a tal veredicto divino. Sabía que le esperaba el tormento eterno.

Cuando me desperté de esta revelación fui corriendo a ver el Párroco de una Iglesia en Buenos Aires, y fui porque yo estaba viviendo a una cuadra de distancia de esa iglesia. Fui corriendo a visitarlo y hablar con él, en confesión sobre este tema.

Fue tan grande la impresión del Sacerdote, que el Sacerdote me dice no hay duda que la revelación que tuviste es verdadera porque me has contado con lujo y detalle y te llevó a venir a confesarte en gran profundidad y en gran pesar.

Entonces, estimado hermano, ante esta revelación como puedo, que me recuerdo mis pecados y la condición que debe pasar el pecador eternamente, me hace recordar estas Palabras del Señor.

“Cómo puedo castigar al más pecador que arenas tiene el mar, si aun así se confía en Mi Infinita Misericordia”. Dichas palabras me mueve a unirme a María Santísima como un buen abogado más (no a nivel de María Santísima, que ni le llego ni a los talones), sino que ser un pequeñito abogado que, unido a la gran Abogada, mi apelación se unirá a la gran apelación de María frente a la Santa Trinidad por las almas más pecadoras. Entonces, ¿cómo puedo desearle el mal a otros; cómo puedo desearle las desgracias, cómo puedo desearle a cualquier hermano; aun así sea el más asesino, el más injusto, el más pecador, si aun así yo también soy tan criminal como ese hermano y soy tan digno de ir a la condena eterna?

¿Cómo puedo pedir eso, si también El Señor tiene Misericordia por el pecador?; así la lluvia cae todos los días en distintas partes del mundo para justos y pecadores, para buenos y malos.

¡Ah, hermano mío! ¿Cómo puedo entonces pedir tal escena, pedir tal desgracia, si yo también soy un criminal en pensamientos, en palabra, obra y omisión? ¿Qué me hace más que el otro? ¡Nada!

Preferiría entonces antes que se pierda un alma, perderme yo eternamente, antes y mientras esa alma sea salvada; después de haber experimentado lo que siente un alma en el infierno, ¿cómo puedo desear el mal a otro? ¡Jamás podría pedir eso!, ni por broma siquiera debería pedirlo, ni debo pedirlo ni siquiera.

Entonces, antes esta situación, apelaré por todas las almas y le pido al Señor que Él, que El Sol Eterno, que la Voluntad Eterna, la Voluntad Encarnada hecha hombre, que juntos nos unamos en cada uno de Sus rayos y así iré por distintas partes del mundo en cada oración, en cada gesto, en cada pensamiento y lacerar los corazones con el Amor Eterno, y de esa manera transformar esos corazones de piedra en corazones de carne, y mostrarles cuánto Dios los ama, y de este modo así no se perderá ningún alma; porque en el día del Juicio por estas almas que se han perdido por nuestra culpa nos pedirán cuenta, y dirán: “Tuviste la oportunidad de salvarme y no hiciste nada, tuviste la oportunidad de orar por mí y no hiciste nada, estoy aquí por culpa tuya.”

¡Ay, Dios!, el dolor será extremo, y pido al Señor en estos tiempos, si yo he sido culpable de que un alma se perdió por mí, que tenga piedad de mí, que tenga misericordia de mí.

Así que, hermanos, quería compartirles esto para que lo mediten.

TODO SEA PARA SALVAR ALMAS, TODO SEA PARA SALVAR ALMAS.


Comentario final de Gustavo:

El Señor está de acuerdo como están dando forma a la revelación, se desea que las almas tomen conciencia del peligro que transitan cuando se alejan de Dios y cómo será el Juicio de las generaciones ante el Creador Eterno. El Señor vino para redimir y salvar a todo el género humano, Su Misericordia se derramó para todos sin excepción, pero el alma es libre de elegir el camino. Es por eso que la Santa Madre, Corredentora y Mediadora de todas las Gracias, ante Dios aboga por la salvación de todos Sus hijos sin distinción alguna. De manera constante está en búsqueda de llevarlos a todos por el conducto perfecto y de salvación eterna: Cristo Jesús.

Darle un giro al libre albedrío con la aceptación voluntaria del alma de los designios de la Divina Voluntad.

Voluntad Eterna que rechazaron los primeros padres para hacer la propia, de la mano del pecado. Es por eso que luchamos con nuestra propia carne, que desea hacer su propio camino lejos del Divino Querer.


Fuente:
https://oracionesydevocionescatolicas.com/revelaciones_gustavo_1.htm

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Gustavo publicados en este sitio:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/tag/gustavo-velasquez/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

22 de Febrero: Santa Margarita de Cortona (1247-1297) Cuerpo Incorrupto

Tomado de La Leyenda de Oro para cada Día del Año – Vidas de Todos los Santos que venera la Iglesia – Madrid-Barcelona, 1844 – Tomo I, Febrero, Día 23, Página 373.



Santa Margarita de Cortona

Margarita, llamada vulgarmente de Cortona, porque vivió muchos años y murió en esta ciudad, nació en el lugar de Laviano, del obispado de Chiusi o Quiusi en el estado de Toscana, por los años de 1250. Sus padres fueron de humilde condición: su oficio era trabajar en el campo como pobres jornaleros; pero sus costumbres eran honradas y virtuosas. Así que llegó Margarita a la edad de siete años perdió a la madre; y pasando pocos años después su padre a contraer segundo matrimonio, empezó Margarita a seguir las malas inclinaciones de la naturaleza: se entregó a una vida libertina, y se dejó cautivar del torpe amor. Siendo muy viva, de agudo ingenio y hermosa, se aficionó a los placeres, a la vanidad y a las lisonjas del siglo, y cayó infelizmente en los lazos del demonio, y en las redes de aquellos malvados que procuraron con sus engaños hacerla perder la inocencia y castidad. En efecto, se abandonó Margarita de tal modo a la liviandad, que en la flor de sus años llegó a ser el escándalo de todo el país, menospreciando las amonestaciones caritativas de su padre, y las reprensiones, tal vez sobrado ásperas, y duras de su madrastra. Por fin, se enlazó en una torpe amistad con un joven caballero de la cercana ciudad de Monte-Policiano, donde Margarita pasó a vivir, y en donde llevó con este joven una vida escandalosa por espacio de nueve años. Estaba Margarita sumergida en este profundo abismo de males, a que sus desordenadas pasiones la habían precipitado, cuando el Señor se dignó mirarla favorablemente. y usar con ella de su Infinita Misericordia, por medio de un funesto accidente que acaeció a su infeliz amante, y fue en esta forma. Había salido este infeliz joven un día de la ciudad seguido de una perrilla de Margarita, cuando de improviso le asaltaron y acometieron sus enemigos, que tal voz eran sus rivales, los cuales, dándole muchas heridas, le dejaron muerto allí mismo; y para ocultar su homicidio echaron el cadáver en un hoyo, cubriéndole de tierra y ramas de árbol. Volvió la perrilla a casa de Margarita dando tristes aullidos, cosa que la hizo recelar no hubiese sucedido alguna desgracia a su joven caballero. Pero pasando dos o tres días sin que su amanto viniese a verla, crecieron tanto en Margarita sus recelos o sospechas, que llena de susto y sobresalto, se fue por la misma senda por donde él se había encaminado, seguida de la misma perrilla; la cual así que llegó al lugar en que estaba escondido el cadáver, se paró y empezó de nuevo a dar tristes y funestos aullidos, escarbando la tierra con sus manecillas, como que quería descubrir alguna cosa. Entonces se acercó allí Margarita, y apartando con sus manos las ramas y la tierra que cubrían la hoya o sepultura, vio el cuerpo de su desgraciado amante; pero ya tan desfigurado, tan comido de gusanos y hediondo, que exhalaba un hedor intolerable.

2 A vista de este espectáculo tan horrendo, quedó Margarita atónita y como fuera do sí, llena de pavor y miedo: la asaltaron en este mismo instante a su espíritu una multitud de consideraciones melancólicas: de una parte consideraba el estado miserable del cuerpo de aquel joven que tanto había amado; y que aun era mucho más miserable el de su infeliz y desventurada alma: de otra parte, mirándose a sí misma y el estado infeliz de su propia alma, la consideraba delante de Dios mucho mas desfigurada y cubierta de gusanos que aquel cadáver hediondo y podrido. Entonces toda horrorizada de sí misma, y del peligro a que estaba expuesta a cada momento de caer en las llamas del infierno y de perderse eternamente, empezó a implorar la Divina Misericordia, y arrojándose en el suelo se deshacía en un copiosísimo llanto: y obrando la gracia de Dios en su corazón, penetrada de un vivo dolor y de un íntimo arrepentimiento de sus pasados desórdenes, no pensó ya sino en mudar de vida, y en borrar sus culpas con una verdadera y proporcionada penitencia.

3 A este fin se partió luego de Monte-Policiano, para huir de los peligros de pecar. Se volvió a Laviano, donde inmediatamente fue a echarse a los pies de su padre, pidiéndole perdón de sus disoluciones, de su desobediencia y de los muchos disgustos que le había dado; suplicándole con muchas lágrimas y suspiros salidos del centro de su corazón, la admitiese en su casa, así como aquel padre del Evangelio admitió en la suya a aquel su hijo pródigo, después de haber llevado una vida escandalosa semejante a la suya. El padre, enternecido de las lágrimas y humildad de su hija, fácilmente la hubiera acogido en su casa, si no le hubiese detenido la resistencia de su mujer, que conservaba contra Margarita toda la dureza y malignidad de una madrastra. Margarita sufrió con paciencia y tranquilidad de espíritu este desaire de su padre; y deseosa de reparar públicamente los escándalos, que con sus públicas disoluciones había dado a los vecinos de Laviano, en ocasión que todo el pueblo estaba en la iglesia, compareció Margarita en ella vestida de un saco y con una soga al cuello; y puesta de rodillas, las manos juntas, y deshaciéndose en lágrimas, pidió a todos en altas voces la perdonasen sus pasadas profanidades y sus muchos escándalos.

4 Parece que esta pública humillación en una mujer joven que conservaba toda la belleza y espíritu, de que la había dotado la naturaleza, debía enternecer a todo el lugar, y ganarse el afecto y cariño de todos sus parientes; pero sucedió al revés; porque ellos tomaron de aquí ocasión para enfurecerse mucho más contra Margarita. La madrastra en particular la persiguió con tanto encono, que no paró hasta que con sus malas artes logró hacerla desterrar de la parroquia, como mujer desvergonzada e insensata.

5 Viéndose Margarita abandonada de sus parientes y desechada de sus paisanos, se vio fuertemente tentada de volver a sus antecedentes disoluciones; pues hallándose todavía joven, de edad de veinte y cuatro años, y conservando toda su hermosura, le parecía poder gozar aun mucho tiempo de los placeros y de las vanidades del mundo. Pero Dios, que misericordiosamente había empezado la obra de su conversión, la sostuvo en aquel combate, y la hizo salir victoriosa de tan maligna tentación; porque inspirada del mismo Señor, padre de toda consolación, se partió a la cercana ciudad de Cortona, donde una buena señora la recibió en su casa, con todo aquel agrado y cariño que Margarita podía desear. De aquí se encaminó a la iglesia del convento del Padre San Francisco, y puesta a los pies de un religioso, hizo una confesión general de todas sus culpas, con tan extraordinaria contrición de ellas, que deshecha en llanto, allí mismo pidió ser admitida a vestir el hábito de penitente de la tercera orden del seráfico Patriarca. El confesor la acogió benignamente, y la animó a seguir la penitencia que había comenzado, a fin de satisfacer a la Justicia Divina, ofreciéndola su ayuda y asistencia, dándola asimismo esperanza de conseguir de los superiores el hábito de penitente que tanto deseaba; el que con todo no pudo obtener sino después de tres años; porque los religiosos, temerosos de la inconstancia de una mujer moza, se detenían en darla gusto en su pretensión; diciendo que si sucediese su recaída después de haberla vestido el santo hábito, seria en descrédito de su enseñanza y en deshonor de su Orden.

6 Luego que Margarita se vio vestida del santo hábito de la Tercera Orden, se entregó con nuevo fervor a los ejercicios de penitencia: de modo que en adelante su vida fue un conjunto de mortificación y humildad. El amor de Dios, que se hizo dueño de su corazón, extinguió en ella el amor del mundo: de suerte, que los placeres y vanidades del siglo, que habían sido el ídolo de su corazón, la eran ya un objeto de horror y aborrecimiento. Llevaba una vida muy retirada en una pobre casa y estrecho aposento, del cual no salía sino para ir a la iglesia. Observaba un ayuno continuo y riguroso, comiendo ordinariamente solo pan y agua; a que añadía en los días festivos algunas nueces o frutas secas, o legumbres sin cocer: dormía poco echada sobre la tierra desnuda, y teniendo debajo de la cabeza una piedra por almohada: pasaba en oración la mayor parte de la noche, llorando a los pies de un Crucifijo las ofensas hechas a la Divina Majestad. Había concebido un odio tan grande contra su cuerpo, instrumento de tantas culpas y escándalos, que no satisfecha de extenuarle con asperísimas penitencias y continuos ayunos, estaba resuelta a desfigurar su rostro cortándose los labios o las narices, o abriéndose las mejillas con algún instrumento, a fin de ponerse fea y horrible a los ojos de los hombres; y lo ejecutara, si su confesor, a quien profesaba una perfecta obediencia, no se lo hubiera prohibido.

7 Rabioso el demonio de ver tanta virtud y penitencia en Margarita, la asaltó con muchas y furiosas tentaciones; mas ella recurriendo a Dios con fervorosas oraciones, e implorando con muchas súplicas la poderosa intercesión de la Virgen Santísima, salió siempre victoriosa. Después que Margarita se hubo ejercitado algunos años en esta vida de tanto rigor y penitencia, fue favorecida de Dios con el don de una contemplación sublime; con el de lágrimas, el de hacer milagros, y el de conocer los secretos del corazón y de la conciencia. Estos dones y gracias sobrenaturales, unidas a los ejemplos de su santa vida, conciliaron a Margarita el amor y el respeto de los ciudadanos de Cortona, que la veneraban como a otra Santa Magdalena. La fama de su heroica virtud se extendió por muchas partes, y venían a Cortona muchas personas de lugares muy distantes sólo por ver a Margarita, y admirar los prodigios de misericordia que Dios había obrado en ella, quedando todos edificados de su vida ejemplar y penitente; y no eran pocos los que oyéndola hablar de materias espirituales, se compungían, dejaban sus vicios y se convertían al Señor; porque hablaba en estos asuntos con tanta dulzura, suavidad y unción, que ganaba para Dios a cuantos tenían la dicha de oírla: de suerte, que la que en otro tiempo había sido lazo del demonio para perder la incauta juventud, era un instrumento de la Divina Misericordia, para sacar a muchos pecadores del atolladero de sus vicios, y restituirlos al camino de la salvación. En la historia de su vida se refieren muchísimas de estas conversiones que Dios obró por medio de Margarita; pero nosotros sólo referiremos los dos casos siguientes.

8 Un mozo travieso y rico tenía en su poder la mujer de un ciudadano con mucho escándalo de la ciudad: sentía mucho su madre este desafuero, así por el infeliz estado de la conciencia del hijo, como por el escándalo del pueblo, y el riesgo manifiesto de algún desastre. No pudiendo acabar con él ni con ruegos ni con lágrimas que despidiese a la adúltera, tomó por medio recurrir a la Santa, para que con sus oraciones alcanzase de Dios sacase aquel mozo del peligroso estado en que vivía. Margarita, compadecida de aquella desdicha, ofreció sus oraciones: mas la madre se persuadió, que si se llevaba alguna cosa que habían tocado sus manos, sería su total remedio. Con esta aprensión le pidió la diese alguna alhajilla suya o algún pedazo de su ropa; pero Margarita, escandalizada de la propuesta, le dijo se dejase de impertinencias, que ella era una pecadora: pero porfiando todavía en su pretensión, hizo con cierta cautela que la diese un pedazo de pan de su propia mano, y con esto partió de la casa contenta. Puso el pan cautamente en la mesa de su hijo, y habiéndole comido, se halló repentinamente tan mudado, que aquel mismo día despidió a la adúltera, y con propósito firme de no volver al vómito, confesó sus culpas, y se partió de la ciudad para alejarse del peligro.

9 Un hombro que se había entregado enteramente al vicio de la sensualidad, se hallaba muy afligido, porque conociendo su perdición, se sentía sin fuerzas para resistir la violencia de la pasión: y para romper la cadena de la mala costumbre, le pareció recurrir a las oraciones de Margarita, cuyas maravillas en punto de conversiones eran tan frecuentes: la rogó, pues, con mucha instancia se apiadase de su miseria: la Santa le acogió benignamente, animándole a esperar en la Divina Misericordia: diciéndole, que pues creía que la había sacado a ella del atolladero del vicio y puesto en camino de salvación, no debía dar entrada a la desconfianza; pues el Señor había obrado en ella esas maravillas de Su Poder, para alentar a los pecadores que tuviesen noticia de ellas, a esperar en Su Bondad y Misericordia.

10 Se despidió el hombre lleno de confianza; y la Santa hizo oración por él, con tan feliz efecto, que el hombre se sintió del todo mudado, y amortiguado en sí el fuego de la lujuria: lloró sus pecados, y satisfizo por ellos a la Justicia Divina con una ejemplar y verdadera penitencia.

11 Había pasado Margarita veinte y tres años en estos ejercicios de mortificación y penitencia, y en la práctica de toda suerte de obras buenas, cuando extenuada de estos rigores, y consumida del fuego celestial del Divino Amor, sintió acercársele el fin de su vida: dio aviso de ello a su confesor, para que la asistiese en aquel último lance, y la fortaleciese con el celestial Pan del Santísimo Sacramento. Estuvo diez y siete días sin comer ni beber cosa alguna, sustentándose con el alimento de la Divina Palabra: no se conocía en ella más enfermedad que la falta de pulsos: no sentía dolor alguno; porque era tanta la abundancia de celestiales consuelos de que gozaba su espíritu, que estaba siempre como distraída y fuera de sí: y no se le oían otras palabras, que ardientes jaculatorias y dulcísimos coloquios con su Divino Esposo. Recibió con gran devoción y ternura los Santos Sacramentos, y abrazada con un Crucifijo, puestos sus labios en la Llaga del Costado, con rostro alegre y sereno entregó su espíritu al Creador, a 22 de febrero de 1297, a los cuarenta y nueve años de su edad, y veinte y cinco de su conversión, empleados en su admirable penitencia.

12 Luego que expiró exhaló su cadáver una fragancia suavísima; quedó tratable y flexible; y mucho más hermoso que cuando era vivo. A la hora que expiró, un gran siervo de Dios vio subir su alma gloriosa a los Cielos, acompañada de una numerosa comitiva de almas que habían salido del Purgatorio, y que hacían más solemne su triunfo.

13 Luego que los ciudadanos de Cortona tuvieron noticia del feliz tránsito de Margarita, dieron un público testimonio del elevado concepto que habían formado de sus virtudes. Pusieron guarda a su féretro, revistieron su cuerpo de una túnica rica de color encarnado; y con asistencia del Clero, nobleza e innumerable concurso, le llevaron por las calles más públicas a la iglesia del gran Padre San Basilio, donde le colocaron en un sepulcro nuevo que la tenían prevenido. Ilustró el Señor a la Santa con muchos milagros después de su muerte; de modo que creciendo la devoción de los fieles se reparó aquella iglesia que amenazaba ruina, y se levantó en ella una capilla muy suntuosa, en que se colocó el cuerpo de la Santa. Esta iglesia la dio Eugenio IV a los frailes menores, y se edificó en ella un convento, que hoy se llama de Santa Margarita. Su cuerpo después de tantos siglos se conserva aun incorrupto.

14 La ciudad de Cortona, excitada de los muchos milagros que obraba Dios por los méritos e intercesión de la Santa, empezó a celebrarla fiesta todos los años en el día de su tránsito, sin tener permiso de la Silla Apostólica. Después León X, pasando por Cortona, quiso informarse de los milagros que se decía haber obrado Dios por intercesión de Santa Margarita, los cuales se conservaban escritos en un proceso antiguo, formado en tiempo de Clemente V, y quiso por sí mismo cerciorarse de la incorrupción de su cadáver; y en vista de todo expidió bula, en que permitió se continuase la fiesta que se le hacía en Cortona todos los años. Después Urbano VIII en el año 1624 expidió otra bula, en que la beatificó solemnemente, señalándola Oficio Divino y Misa, con extensión a todas las tres Órdenes de San Francisco. Y por fin, continuando Dios en obrar nuevos milagros por intercesión de la Santa, se pidió a la Silla Apostólica su solemne canonización; y habiéndose examinado prolijamente estos milagros, y aprobándose cinco de ellos, Benedicto XIII la canonizó solemnemente, con las formalidades y pompa que ahora estila la Iglesia.

Basílica de Santa Margarita, Cortona-Italia.


Fuente:
https://books.google.co.ve/books/about/La_Leyenda_de_Oro_para_cada_dia_del_a%C3%B1o.html?id=7SEMOaLhxFwC&redir_esc=y

Publicado en Mensajes | Etiquetado , | Deja un comentario