Mi Libro de Oraciones Renovado – Horas de Reparación y Desagravio

Mi Libro de Oraciones 3°
Recopilación de Oraciones Antiguas y Nuevas
con sus Promesas

El Libro que contiene las oraciones reveladas por el Cielo 
para estos tiempos de gran tribulación.

Horas de Reparación y Desagravio

LUNES  Dios Padre y las Almas del Purgatorio.

5:30 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   Rosario de Las Santas Llagas 81.
                   O Rosario de los 40 Padre Nuestros 63.
                   Consagración a Dios Padre 65.
                   Armadura Espiritual  138.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.
                   Santo Rosario Gozoso 2-4Santa Misa.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Rosario a las Almas del Purgatorio 161.

MARTES  Divino Rostro de Jesús, San Miguel Arcángel y todos los Ángeles.

5:30 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   Oraciones de Reparación Divino Rostro 107.
                   Consagración a la Divina Voluntad 110.
                   Letanías de los Santos Ángeles 142.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.
                   Santo Rosario Doloroso 2-4 Santa Misa.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Rosario de San Miguel Arcángel 140.


MIÉRCOLES  El Espíritu Santo y San José.

5:30 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   Glorificación de las Heridas de Cristo 83.
                   O Rosario del Espíritu Santo 66 ó 70.
                   Consagración al Espíritu Santo 69.
                   Coraza de San Patricio 150.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.
                   Santo Rosario Glorioso 2-4 Santa Misa.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Rosario de San José 53.


JUEVES Eucarístico – Sacerdotal – Vocacional.

5:30 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   Ofrenda de las Santas Llagas 84.
                   Consagración a la Eucaristía 131.
                   Alcanzar la Gracia de Todas las Misas 65.
                   Oración al Justo Juez 151.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.
                   Adoración al Santísimo Sacramento 127.  
                   Rosario Eucarístico 124Santa Misa.
                   Comunión Reparadora, 1º Jueves de mes.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Rosario Mundial por las Misiones 26.

11:00 pm   Vigilia – Hora de Getsemaní 87.


VIERNES  Pasión de Cristo y Sagrado Corazón de Jesús.

5:30 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   Rosario de los 7 Derramamientos 94.
                   Consagración a la Sangre de Cristo 90.
                   Oración de Sellamiento por las Familias 153.

12:00 m    Comienza la Hora del Sello. Vía Crucis 101.
                   Reparación de los 3º Viernes de mes.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.
                   Santo Rosario Doloroso 2-4Santa Misa.
                   Comunión Reparadora, 1º Viernes de mes.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Trisagio del Corazón de Jesús 111.


SÁBADO  La Virgen Dolorosa y la Llama de Amor de Su Inmaculado Corazón.

5:30 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   Rosario de los 7 Dolores de María 45.
                   O Trisagio de la Santísima Virgen 50.
                   Consagración al Corazón de María 12.
                   Augusta Reina de Los Ángeles 138.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.
                   Santo Rosario Gozoso 2-4Santa Misa.
                   Comunión Reparadora, 1º Sábados de mes.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Rosario de la Llama de Amor 40.
                   O Rosario de La Inmaculada 152.


DOMINGO  La Santísima Trinidad.

6:00 am    Ofrecimiento Reparación y Desagravio 177.
                   El Santo Trisagio 57.
                   Consagración a la Santísima Trinidad 60.
                   Dame, Señor la Sabiduría 158.

                  El Santo Rosario Glorioso 2-4.
                  Santa Misa.

3:00 pm   Coronilla de La Misericordia 118.

8:00 pm   Rosario de Las Lágrimas (Trecena) 47.
                   Coronilla de Reparación a la SS Trinidad 61.


NOTAS:

  • El Ángelus 1 se reza al empezar y terminar la jornada: 6 am; 12 m; y 6 pm con el Magníficat 3.
  • El día 8 de cada mes, la Inmaculada Concepción, rezando las 3 Ave Marías 1 o la Corona de las Doce Estrellas 52.
  • Vigilia el día 12 por las almas del Purgatorio.
  • Y el 13 de cada mes se consagra como Día Mariano, desde los doce precedentes, con el Rosario de Las Lágrimas 47 (la Trecena).
  • El 25, el Rosario de La Armada 29; y la Corona del Niño Jesús 55.

Ver:
https://aparicionesdejesusymaria.blog/oraciones/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 3 comentarios

“Un calvario empieza para esta humanidad.”

La vidente Isabel recibe Locuciones de Nuestro Señor Jesucristo respaldadas por su director espiritual y publicadas en el sitio: http://elpastorsupremo.es/

MENSAJE 50
3 DE AGOSTO, 2018 

Un calvario[1]empieza para esta humanidad, un calvario de dolor y sufrimiento para una generación perversa y pervertida que no ha escuchado la Voz de Dios, porque sus oídos estaban tapados a la Voz de su Salvador.

¡Oh!, pueblo Mío, pueblo de Mi Amor, que te alejaste de tu Dios y de tu Salvador. ¡Oh!, pueblo de Mis entrañas, que te busqué por tus calles y plazas[2], en el silencio de tu corazón, en el dolor de tu vida, pero huiste de Mí, huiste de tu Buen Pastor[3].

Ahora vengo, y estaré ante ti[4], y pondrás tu corazón abierto a la fuente de Mi Misericordia; tengo que lavar, empapar tu corazón perdido y podrido por el pecado, que yace impenitente en él, con el Agua de Mi Misericordia[5].

Lavar todas tus manchas, todos tus pecados, todos tus delitos.

¡Oh!, hijos de Mi Alma, dejaos lavar por el Salvador de vuestras almas; dejaos lavar por Mi Agua bautismal, dejaos amar y consolar por vuestro Rey y Señor, que os llevo tatuados en las palmas de Mis manos[6]y os llevo en Mi Corazón día y noche.

Cuánto dolor en Mi Corazón por vuestro rechazo a Mi Amor, cuánto dolor en el Cielo por vuestro abandono a la Gracia que derramo sobre vosotros cada día, pero llega el Día de rigor, el día que lloverá del cielo agua y azufre, agua para purificar, azufre y fuego[7]para limpiar el pecado de esta tierra corrompida por el mal y el pecado de Satanás. Sólo el fuego podrá destruir y limpiar todo el horror que mancha esta tierra de pecado, llena de maldad.

¡Oh!, hijos de Mi Alma, os busco día y noche sin parar, pero Me dais la espalda, no Me queréis y no veis como vuestros pasos van camino del fuego eterno. ¡Oh!, hijos, detened vuestros pasos, detenedlos antes de que os precipiten al lago de fuego[8]para una eternidad.

El mundo no Me escucha, hija, alza tu voz, grita al mundo Mi Amor y Mi Salvación, porque este mundo está corrompido, yace en las garras de Satanás y no quiere saber nada de su Salvador.

Un día os pediré cuentas de todas las Gracias que he derramado sobre vosotros, y no las habéis recibido ni aprovechado en vuestras vidas.

¡Oh!, Jerusalén de Mis entrañas, ¿por qué tu obstinación[9]y tu rechazo al Salvador de tu alma?, ¿por qué, hijos?, ¿por qué no queréis a vuestro Salvador?, si os amo con un Amor como no podéis imaginar, si el cielo clama por vosotros y Mis Ángeles lloran por el abandono a vuestro Salvador. ¡Oh!, hijos de Mi Vida, ¿por qué no abrís vuestros ojos a la Luz[10], vuestro corazón al Amor de todo un Dios que se anonadó en el seno de María[11]para traeros la paz, el amor y la felicidad eterna? Mi corazón sufrió en la Cruz[12]los tormentos más crueles que una mente puede imaginar, Mi dolor un día lo conoceréis en el Cielo en su plenitud y vuestra alma quedará sumida en el silencio y el dolor más grande cuando ante vuestro Redentor, el último día, sintáis la entrega del Salvador y tengáis un conocimiento pleno de Su Sacrificio en la Cruz[13].

El mundo está enajenado del bien y del mal, vive como un animal, sin juicio ni tino, vive descarriado, pervertido, su camino está manchado por el pecado y la sangre[14], y en él viven Mis florecillas: las almas blancas y puras, que soportan día y noche los tormentos más crueles del pecado que las rodea y circunda. Pobres almas, que sufren la ignominia de este pueblo, verdaderamente van por el camino de su Salvador, y un día su recompensa será grande en el Cielo porque son mansas[15]y su mansedumbre las lleva a aceptar el dolor y la contradicción en su vida, porque lloran el mal de este mundo y sus lágrimas están ante el Trono de Mi Padre, que todo lo ve desde el Cielo. Mis almas humildes, que todo lo arrastran con amor y dolor, todo lo sufren con valor, porque están sostenidas por Mi Amor y Mi Misericordia, por Mi Gracia a cada instante. El Espíritu Santo mora en ellas[16], habita en ellas, se deleita en ellas, porque siguen y sirven a su Salvador.

Cuántos niños lastimados por el mal de este mundo, por el mal de Satanás, por el mal en vosotros. Cuántos niños sufren y lloran en silencio, y su dolor conmueve el Corazón de Mi Padre que está en los cielos y todo lo ve, todo lo escruta. Cuánto dolor en el corazón de Mi Madre por los niños apaleados y torturados en sus cuerpos y sus almas por el mal del enemigo infernal que pisotea su blancura y su pureza, la belleza de sus almas, por odio al Salvador. ¡Son niños! No conocieron la maldad de este mundo, pero son víctimas de ella. Los llevo en Mi Santo Corazón y Mis Lágrimas son por ellos. La belleza de sus almas, la blancura y el perfume de sus almas vertida en estercoleros de prostitución, asesinatos y toda clase de vejaciones y dolor. ¡Oh, Mis niños!; el mundo pagará su crueldad, su odio a Mis almas pequeñas, con la purificación más terrible; todo aquel que confunda, pervierta[17]y lastime a uno de Mis niños es reo de muerte y su alma será conducida al fuego eterno entre los tormentos más crueles.

¡Oh, Mis niños!, asesinados en el vientre de sus madres: su sangre ya baña esta tierra de pecado y clama al Cielo perdón y justicia; perdón para los que viendo su pecado se arrepientan de él, y justicia porque nada quedará sin la justicia debida, sólo en la Justicia brillará la Paz.

¡Cuánto dolor en este mundo, hijos, y no lo veis, porque estáis contaminados por él! El mundo yace entre las tinieblas y la oscuridad y vive tranquilo, pendiendo de un hilo[18]; el hilo se cortará y caerá en el precipicio; hijos, salvad vuestras almas del enemigo infernal, acudid al Sacramento de la Confesión llenos de arrepentimiento y dolor, con lágrimas en vuestros ojos, porque el pecado necesita del arrepentimiento fuerte y sentido para ser perdonado por Mis ministros.

¡Oh!, hijos, cuánta crueldad yace en este mundo, escondida, oculta, pervirtiendo a Mis hijos, a Mis pequeños. Hijos buenos que quieren seguir Mis Mandatos y el Santo Evangelio son torturados y excluidos de la vida por su seguimiento a Cristo.

Nada escapará a Mi Ira y a Mi Furor por el mal de Mi pueblo santo, todo será juzgado con la Justicia de Dios, todo será lavado con el fuego que caerá del cielo[19], todo será limpiado y purificado para que el Rey de este mundo ponga Sus pies en este mundo.

Acabará toda tortura, toda impiedad, terminarán los sacrilegios y profanaciones de Mi Cuerpo Santo, el mal quedará barrido de este mundo cuando Yo, Jesús, vuelva a vosotros en este mundo. Esperadme, hijos, esperadme porque vuelvo; volveré y Mis Ángeles Me acompañarán, y el desierto florecerá[20], y la paz llegará, el amor se implantará en este mundo y Mi Cuerpo Santo será custodiado con el amor y la pureza más grande que nunca existió en este mundo; ese día habrá fiesta en el cielo porque el Amor habrá llegado a este mundo de pecado, que fue creado para el bien y el amor por Mi Padre Santo[21]que está en el Cielo.

¡Oh!, hijos, aguardad ese día, pero antes deberéis pasar por el Tribunal de Dios. Lavad vuestras almas en el Sacramento de la Confesión, en un arrepentimiento que conmueva a las piedras y a las montañas, porque el Hijo de Dios viene y estaréis ante Él.

Gloria a Dios en el cielo[22], y en vuestras almas paz; paz, hijos, que estoy con vosotros y no Me aparto[23]de vosotros.

“Aleluya, Gloria a Dios”, esté en vuestros corazones porque viene el Hijo de Dios, viene a traer la Paz y el Amor, la Justicia y la Verdad, a un mundo corrompido por el odio de Satanás, por el odio que el diablo tiene a vuestro Salvador. Vosotros, amad al Redentor de vuestras almas, y consolad Mi Corazón de tanto dolor por las almas que se pierden y Mi Sangre no da fruto en ellos.

Rezad, rezad, orad, suplicad al Señor de vuestras vidas, al Único Dios verdadero, al Hijo de Dios, por vosotros y por el mundo entero, en este tiempo final, que vuestras oraciones son necesarias y os lo pide vuestro Salvador. Ofreced sacrificios[24]y todo vuestro amor en las pruebas cotidianas de cada día, por la salvación de un mundo abocado a las puertas del infierno.

Las almas os necesitan, necesitan vuestra oración, muchas de ellas se salvarán aún en el último momento, y la Sangre de vuestro Salvador dará Su fruto en ellas. Es la última cosecha[25], la mies es mucha y pocos son los obreros.

Trabajad, trabajad en Mi Reino por la salvación de este mundo, muchos se perderán, pero muchos se salvarán por vuestras oraciones[26]y sacrificios.

Atended el ruego de vuestro Salvador, hijos, y un día os lo pagaré en el Cielo que os he prometido. Amén. Amén.

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra Paz; paz a los hombres que ama El Señor[27].

******* 


MENSAJE 51
2 DE SEPTIEMBRE, 2018 

En la Cruz muerto por ti,
Mi Sangre derramada por tu amor[28],

¡oh!, Jerusalén, amor de Mis entrañas. 

En un momento Me verás,
y en otro momento desaparecerá ante ti la visión que tuviste;
sólo tu alma Me verá. 

¡Oh!, Jerusalén, amor de Mis entrañas,
qué descuidada estás;
no te preparas para la venida de tu Señor[29]
y, como un ladrón en la noche[30],

un rayo en la oscuridad,
todo te hará temblar,
porque estarás ante el Hijo del hombre,
ante tu Dios y Señor. 

¡Oh!, ciudad de Jerusalén,
que vertiste la Sangre de tu Salvador.
La ignominia de un pueblo rebelde
que hizo sufrir tanto el Corazón de tu Dios, que le rompió;
no le rompió la lanza del centurión[31], no solo;

le rompió tu desamor, tu ingratitud,
tu falta de fe en tu Salvador. 

Tu amor está ante Mí día y noche;
quise conquistar tu amor,
quiero conquistar tu amor con Mi dolor por ti,
con Mi Sangre vertida por tu amor[32],

pero miras a otros dioses,
dioses de barro y arcilla[33]que se romperán,

y nunca acudirán a tu llamada de auxilio,
nunca secarán las lágrimas de tus ojos, ni borrarán,
con su solo amor, todo el dolor de tu corazón. 

Si supieras de Mi Amor,
pero vives entretenida en las cosas de este mundo,
te atraen y te dejas atraer;
como un lazo te rodean y te atrapan las cosas de este mundo,
y ese lazo ahogará tu alma,
te perderá y te conducirá al infierno.
¡No!, presta oídos a Mis advertencias de Amor
que, como ladrón, anda rondándote el rugiente león[34],

que quiere acabar con tu alma, con la vida de tu alma. 

Alza tus ojos a Mí, pequeña florecita de Mi jardín[35],
alza tus ojos a tu Rey y Salvador,
y ríndele pleitesía y amor,
porque sólo a Él debes amar;
acuérdate de lo que Él pagó por tu amor[36].

Nunca le dejes de mirar,
nunca le dejes de amar,
que sólo a Él tu alma conducirás. 

En una noche plagada de estrellas tu Amor te pedirá;
Escúchale, pequeña flor de Su jardín,
que a Él tus cuentas rendirás.
Como una noche de estrellas y paz,
tu Amor se presentará, y ¿qué le dirás?
Ante Él sola te verás, hija de Mi jardín,
alma Mía eres, y ante Mí te verás.
Cada alma ante Mí se postrará[37],

y el que no se postre, aún así su alma sufrirá,
porque así lo deseará. 

Estáis cansados, hijos de Mi Alma, de este caminar,
pero aún el camino es largo y debéis caminar.
Las sombras aparecerán y os invadirán;
solo a Mí podréis clamar.
¿Dónde quedarán vuestros ídolos de barro?, ¿quién acudirá?
Nadie, solos os veréis.
¿Por qué tenéis así de obstinado el corazón[38],

que aún viendo Mi Amor y Mi dolor
no Me escucháis, y no dejáis de caminar
por otros caminos, que al infierno van a parar? 

¡Oh!, Jerusalén, tú viste a tu Salvador clamar,
clamar al Padre del Cielo[39],

pero te reíste de Su Voz, de Su grito de Amor.
¡Oh!, hijos, los Ángeles ¡cómo lloran de dolor!:
¡Cuánto desamor, cuánta ingratitud,
cuánta soledad para el Único Dios!
Si Mis Clavos[40]fueran perlas,

no brillarían tanto como en la Cruz brillan y destellan
los Clavos de Mi Pasión[41].

El que encuentre una perla
que venda todo lo que tiene y compre el campo de su amor. 

No vivís el amor, no vivís en el amor,
por eso no veis las perlas
que brillan en la Cruz de vuestro Salvador.
Su grito de agonía en el Cielo resonó
y hasta las estrellas apagaron su color,
los muertos de sus tumbas salieron[42],

porque había muerto el Salvador,
pero vosotros no salís de vuestras tumbas de horror y de pecado,
no oís el grito de agonía de vuestro Salvador[43],

tenéis vuestros oídos tapados al grito del Salvador. 

¡Oh!, María, Madre de Dios[44],
ni Tus Lágrimas vieron que, como estrellas radiantes,
iluminaban Tu rostro abatido por el dolor[45].

¿Quién vio, quién encontró una estrella
en la mejilla de la Madre de su Salvador?
Sólo el que contempla el rostro de María,
la Madre de Dios.
Como estrellas radiantes caían las Lágrimas
por el rostro de la Madre del Salvador,
cuando en la Cruz Su Hijo entregaba Su Espíritu al Padre Creador[46].

Hijo era, y Dios mismo,
Hijo del Padre Dios[47],

Dios Hijo del Padre Dios,
y el Espíritu de entrambos:
Uno Solo, los Tres Son[48]. 

Bellezas y hermosuras del Cielo vienen a ti, hijo de Dios,
y tú sólo estás en el horror del mundo
que tiñe de sangre Satanás,
y las almas persigue para condenar.
Del cielo baja tu Salvador,
abrid las puertas, que el Rey de reyes va a pasar[49]. 

Vengo para Reinar[50], pueblo Mío,
abrid las puertas de vuestro corazón,
porque vengo y no tardo;
¿por qué dormís plácidamente
en la noche de los muertos?[51]
Despertad, despertad, hijos
que la Luz[52]se enciende,

apurad los destellos, la Luz del Amor,
la Luz de la Salvación. 

¡Oh!, hijos, vengo a vuestros corazones y ¿qué encontraré?
No estáis bien dispuestos,
dejad ya los lazos que os atan a este mundo,
quitad los nudos que os aprietan
y os enlazan al diablo, Satanás.
Quitad los nudos de vuestros corazones,
de vuestras almas,
¡lejos los lazos de la perdición de vosotros, lejos!,
que os aguardan Mis brazos de Amor. 

Quitad el lazo de la codicia,
de la envidia, de la maledicencia,
quitad el lazo de la lujuria y el desenfreno,
de la gula y la perversión en vuestros pensamientos,
los robos y crueldades,
la mentira y todo lo que viene del infierno,
quitad de vuestra vida los lazos
que os ha tendido el engañador de las almas,
sed libres de sus lazos de perversión[53].

Desatad los nudos en el Sacramento de la Confesión
y, viéndoos libres de sus lazos de perversión,
venid a Mí, hijos de Mi Alma,
que os espero con Mis brazos abiertos llenos de Amor. 

Una trampa te espera a cada instante
puesta por el pervertidor de las almas;
hijo, acude a Mi Madre que, de Su mano, no caerás en ella.
Ella tiene el designio de Amor de ser Madre
y cuidar de Sus hijos[54], Sus pequeños,

todos los que acuden a Su Amor y la llaman, ¡Madre!,
qué madre no acude solícita
ante el grito de auxilio de su hijo;
pues, hijos, no hay madre como la Madre de Dios:
amadla, respetadla y defendedla
como hijos solícitos llenos de amor
por la Madre de Su Creador. 

¡Oh!, hijos, cómo deciros que el tiempo está cerca,
que apresuréis vuestros pasos
en la preparación de vuestro corazón. 

Recoged las perlas de la Cruz de vuestro Salvador
y consideraos los más ricos de este mundo
si en vuestro camino las perlas de la Cruz del Señor
están en vuestro corazón,
en vuestra alma, que allí las puso Dios. 

No roguéis sin trabajar; no, hijos,
debéis rogar y orar,
y poner todos vuestros esfuerzos
en el camino de salvación, para allí,
no sólo vuestras almas cuidar,
sino a todas las que en vuestro camino
el Salvador os haga llegar;
a vuestro lado las pongo
para en vosotros confiar.
¡Ayudadme, hijos, con estas almas
que vamos juntos a salvar! 

El tiempo apremia, ¿quién Me ayudará?[55]

Todo parece calma,
pero no os fiéis de la calma,
pues en lugares escondidos y secretos
los planes del malvado cobran vida,
y a cabo los llevará.
Os parece que los signos[56]no os indican el final,

porque, hijos, no veis lo que a vuestros ojos oculto está,
pero el enemigo infernal no para de trabajar,
acosar a las almas para perderlas al final.
Sus planes de destrucción de este mundo
y acoso a las almas para perderlas en este tiempo final
se urden en lo más escondido y secreto,
y sus secuaces con él están en esta trama infernal,
el mundo repartidos están
y cuando llegue el día, de sus escondrijos saldrán,
pero el plan que urdieron, en marcha estará ya,
y nadie parecerá que de él se pudiera escapar.
Por eso, hijos, apremiad vuestros pasos,
para que ese día vuestra alma, en Gracia,
pueda luchar con el enemigo infernal.
En sus guaridas de pecado y cloacas de perdición están,
esperando el momento para salir y engañar,
pero su plan de horror y maldad ya en marcha está. 

Abrid vuestros ojos, hijos,
abrid vuestros ojos a este plan infernal,
que el Hijo de Dios tantos meses os anuncia,
y denuncia tanta maldad. 

Haced caso, hijos; haced caso y poneos a trabajar
en vuestra alma y en las de los demás,
para ayudar al Rey de este mundo a, en cada alma, Reinar.
Ése es Su Reino, ayudadle a Reinar. 

Mi querida niña del alma, aprende a obedecer,
a sufrir, que, como tu Rey[57],

ese camino es el que debes emprender
para a Él te parecer. 

Que la Madre del Cielo os proteja y os llene de Su Amor.
Yo, Jesús, os doy Mi bendición[58].

Amaos unos a otros[59]y luchad por el Reino de Dios[60].


[1] Lc 23, 26-38; Cat IC 677. 1296
[2] Is 65, 2; Mt 15, 24
[3] Sal 23; Jn 10, 1-16
[4] Jn 16, 8; 1 Cor 4, 5; Ap 6,15-17
[5] Sal 51, 9; Mt 3, 11; Lc 3, 16-17; 1 Jn 1, 9
[6] Is 49, 16
[7] Sal 11, 6; Ez 38, 22
[8] Ap 20,14
[9] Is 48, 4
[10] Jn 8, 12
[11] Lc 1, 26-38; 2, 1-7
[12] Mt 26 y 27
[13] Heb 9, 14-15
[14] Dt 19,10.13; 21, 8-9; 1 Sam 19, 5; Sal 106, 38; Prov 6, 16-17; Mt 23, 35
[15] Mt 5, 3-12; Lc 6, 20-23
[16] 1 Cor 6, 19
[17] Mt 18, 6; Mc 9, 42
[18] Poco después de recibir Isabel estas palabras se acordaba del cuadro “Alegoría del árbol de la vida” de Ignacio de Ries, reproducido al fin del Mensaje 49.
[19] 2 Pe 3, 7; Ap 20, 9
[20] Is 35, 1
[21] Gén 1 y 2
[22] Lc 2, 14
[23] Mt 28, 21
[24] Rom 12, 1-2; 1Pe 2, 5
[25] Ap 14, 14-20
[26] Mt 5, 44; 9, 2; Lc 6, 28
[27] Lc 2,14
[28] Jn 18 y 19
[29] Heb 9, 28 ; Ap 22, 7
[30] 2 Pe 3, 10
[31] Jn 19, 34
[32] Heb 9, 11-14
[33] Éx 20, 3 ; Sal 115, 4-8 ; Ap 9, 20
[34] 1 Pe 5, 8
[35] Este apelativo, y otros de este párrafo, que dirige el Señor a Isabel son inusuales en los Mensajes, no así en dos cartas que le dictó a ella misma (el 28/07/2015 y el 17/02/2017), también en forma de poesía. Lo que hasta ahora estaba reservado a ella, con un recurso literario magistral, ha querido incluir el Señor en una misma intimidad a todo su pueblo. El tono íntimo y el amor caluroso que transmite el lenguaje poético, como en el Cantar de los Cantares, ahora lo traslada el Señor a todo su pueblo para conquistar nuestro amor con un grito de enamorado.
[36] Mt 26 y 27
[37] Sal 86, 9
[38] Is 8, 4 ; Mc 6, 14 ; Rom 2, 5
[39] Mt 27, 46
[40] Lc 24, 39 ; Jn 20, 25
[41] Mt 27, 35 ; Mc 15, 25 ; Lc 23, 33 ; Jn 19, 18
[42] Mt 27, 52
[43] Mt 27, 50 ; Mc 15, 37
[44] Mt 1, 16 ; Mt 1, 18-25 ; Lc 1, 26-38.43 ; 2, 1-20
[45] Jn 19, 25-27
[46] Mt 27, 50 ; Mc 15, 37 ; Lc 23, 46 ; Jn 19, 30
[47] Mt 11, 27
[48] 1 Jn 5, 7
[49] Sal 24, 7-9
[50] Sal 24, 10
[51] Ef 5, 14
[52] 1 Jn 2, 8
[53] Mc 7, 21-22
[54] Jn 19, 26-27
[55] Is 63, 3 ; Is 63, 5
[56] Mt 24, 1-14
[57] Hb 5, 8
[58] Lc 24, 50-51
[59] Jn 13, 14
[60] Mt 6, 33

Fuente:
http://elpastorsupremo.es/wp-content/uploads/2018/08/MENSAJE-50.pdf
http://elpastorsupremo.es/wp-content/uploads/2018/09/MENSAJE-51.pdf

Mensajes de la vidente Isabel publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/vidente-isabel/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“Cuando os intenten dominar e imponer una fe extraña, una doctrina extraña, ajena al sufrimiento de Mi Cruz, entonces entiendan que vuestros espíritus y vuestras almas no podrán crecer en la sabiduría y en el temor de Dios”

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO,
Dado a Discípulo
26 de Agosto de 2018 / 6:20 de la tarde.
Tehuacán, Puebla. 

Escuchad, hijos Míos, la Voz del Buen Pastor, porque nuevamente vuelvo a pediros con todo Mi Corazón que os unáis a los propósitos de vuestro Padre Celestial, que es Amor, que es Providencia, que es Gracia, que es Paz…

Estéis vosotros seguros en el camino que habéis de elegir, porque esta seguridad os dará mayor confianza en la Providencia Divina de Mi Padre, que quiere proveer de todas las cosas espirituales que ustedes necesitan, para poder soportar los sufrimientos de la tribulación y de la purificación.

Esta purificación y esta tribulación, aparte de ser material, también será espiritual, porque la fe de muchos de ustedes, Mis hijos, será probada de tal manera que será acrisolada. Brillará como el oro, será altamente refinada como la plata, como las piezas que trabaja el orfebre, como las piezas que trabaja el alfarero, que con sus manos le va dando forma y va construyendo y va creando.

Así es la Voluntad de Mi Padre… que todos se salven… que todos conozcan lo que va suceder y se preparen para que cuando esto suceda, sepan mantener la paz en su corazón.

Los mensajes que provienen de Mí no provocan confusión ni dudas. Os da la seguridad de que tenéis un Padre Bueno y Amoroso que nunca se ha olvidado de ustedes y nunca se olvidará, para que puedan resistir los tiempos finales previos a Mi Venida.

Están ocurriendo grandes cosas, como señales poderosas del Cielo, para que Mis hijos comprendan y entiendan que ya no os queda mucho tiempo… porque ha llegado el momento de tomar una decisión desde dentro de sus corazones.

Porque las decisiones no se toman en la mente ni en el pensamiento, sino desde el fondo del corazón de aquellos que Me aman y buscan vivir en la Verdad y siempre están de Mi lado.

Yo lamento el pecado de todos los seres humanos, pero no dejo de llamar al pecador.

Por eso Me alegro cuando un pecador se arrepiente de sus pecados, y deja su mala vida y Me pide ayuda, y Yo voy presto y feliz a su socorro para abrazarlo, para fortalecerlo y hacerlo salir de ese período de prueba y de sentimientos.

Amados hijos de América Latina, hasta donde podéis escuchar este mensaje o leerlo, encontraréis que Mi Palabra, que es Verdad eficaz, como la espada de dos filos. Este  regalo y esta bendición, que hoy otorgo a la Humanidad por parte de Mi Corazón, es porque en vosotros veo la sinceridad y la buena fe de hacer las cosas como Yo quiero que se hagan en la Tierra.

Y sí, Mi propósito es establecer Mi Reinado, anteponiendo un tiempo previo, en el que vuestra fe será probada, para saber si verdaderamente sois Mis discípulos y viven en la verdad…

Muchos se han confundido… siguiendo falsos maestros… presentándose en Mi Nombre y diciéndoles toda clase de cosas. Pero ustedes conocen la Voz del Buen Pastor que da la Vida por Sus ovejas.

Miren, amados hijos de América Latina, tengo predilección por este rebaño que pronto quedará sin Pastor…

Yo mismo, Yo, El Señor, le apacentaré, lo cuidaré personalmente, le daré toda clase de bendiciones y haré que encuentren sosiego en el momento de la prueba y de la confusión. Todos entran en Mí, Yo los atraeré a Mi Corazón para darles el regalo de la Paz, que solamente a través de la oración se puede obtener.

El mundo, América Latina, todo el mundo, toda la gente que viven en el mundo, está perdiendo la paz. Y pocos están haciendo un esfuerzo por recuperarla.

Ahora sois benditos de Mi Padre y benditos de Mi Corazón, porque a tiempo escucharon Mis Advertencias e hicieron caso. Pero aquellos que se taparon los oídos para no escuchar la verdad, sufrirán las consecuencias terribles de la purificación y la tribulación, y sólo se podrán sostener en pie aquellos que Me aman y Me habrán jurado fidelidad. Yo seré fiel con ellos.

¡Ah… Mi pueblo ungido, que peregrina por toda la Tierra y por la Patria Celestial…, tenía que llegar este tiempo de la transformación, tenía que llegar este tiempo de la restauración del Mundo! Y Yo lo hago conforme al poder que Mi Padre Me ha entregado para ello, pues todo poder Me ha sido dado tanto en el Cielo y en la Tierra.

Mis mensajes deben ser conocidos por todo el mundo, Mis mensajes están advirtiendo a todos Mis hijos que debéis estar preparados para la Prueba Final. En donde se reconocerá a aquellos que son Mis verdaderos discípulos y  aquellos traidores que se introdujeron en Mi Iglesia y que empezaron a transformar las cosas, desviándolas del Plan de Mi Padre y Mi Plan.

Este Plan de Mi Padre y Mi Plan tuvo Su consumación en Mi Cruz y también en Mi Resurrección. ¡Porque Yo Vivo para siempre y por siempre! ¡Me manifiesto a Mis hijos que han abrazado la verdadera Fe; esta Fe que Yo les he regalado y que será inquebrantable para todos vosotros, porque de ahora en adelante, nadie les hará dudar que Yo Soy el Dios Verdadero que vive por los siglos de los siglos desde el principio hasta el fin, y vive, reina y se manifiesta!

Yo vengo a cosechar lo que no He sembrado, Yo vengo a buscar el buen fruto de la semilla de la Fe de los corazones.

Y mediante el Aviso y la Iluminación de las conciencias Me manifestaré a cada uno, tal como Soy. Con Mi Mirada penetrante… para escudriñar el alma… para encontrar los secretos escondidos en cada ser humano, en cada criatura Mía.

Entonces… verán la realidad ustedes mismos, reflejados en el espejo de Mi Corazón… Y entonces… recuperarán ustedes lo que habían perdido y se darán cuenta de que ha terminado el tiempo de la purificación y la tribulación, y que  era necesario para entrar en esta etapa de Cielos Nuevos y Tierra Nueva.

¡Ah!… hijos Míos.

¡Ah!… Discípulo Mío… aunque el cansancio te domine mientras la preocupación llegue a ti, no temas, porque tú tienes que seguir anunciando a todas las Naciones estos juicios inminentes que están llegando muy rápido a toda la Tierra.

Porque cuando la Justicia de Mi Padre llegue a toda la Tierra… habrá muy pocos seres humanos conscientes de ello. Pero ya habrán entendido en su corazón, que El Rey de reyes y Señor de señores los preservará en Su Remanente Fiel conforme sean fieles, conforme estén en Mi gracia, conforme se mantengan en la pureza de pensamientos y sentimientos.

Vosotros debéis conocer vuestros pecados y reconocer, que por estos pecados la Humanidad sufre. La Humanidad se pone triste, se deprime, se olvida de las cosas Celestiales, que hacen mucho bien al espíritu.

¡Ah!… hijos Míos, pensad por un momento, que el cambio que está llegando tendrá su eficaz cumplimiento en un vértigo muy corto del tiempo.

¡Entonces… haced lo que esté de vuestra parte en dar a conocer estos mensajes!

Para que los hijos de buena fe y de buen corazón los puedan seguirlos al pie de la letra.

Yo Soy el Buen Pastor, El Buen Pastor da la vida por Sus ovejas. Tengo unas ovejas que no son de Mi rebaño, que no son de este redil, y Yo las atraeré una a una, poco a poco, hacia Mi Remanente Fiel y os daré Sacerdotes santos y vocaciones para que en la Tierra pueda florecer Mi Palabra de Vedad con la sinceridad de que un Dios, que es Amor, les habla a Sus hijos, porque quiere consolarlos, porque quiere amarlos, porque quiere manifestarles Su Presencia Amorosa y que no tengan miedo. ¡Yo Soy! ¡Así Me presento, no tengan miedo! Yo Soy.

¡Examinad vuestros corazones, recibidme cada día en lo que sea posible… en Mi Cuerpo y en Mi Sangre, en lo posible cada día, porque ha llegado el momento en que muchas almas y muchos de Mis hijos estarán sedientos de comer Mi Pan y de beber Mi Sangre! ¡Estarán hambrientos de la Sabiduría de Dios, pero los profetas guardarán silencio en Mi Nombre!

¡Porque llegó la hora de que se manifieste La Voz de Mi Padre! Y se haga Su Voluntad por medio de Sus Ángeles, que están aquí,… en medio de vosotros… ¡Estos Ángeles Míos, que ejecutan la Justicia y la sentencia de Dios… están entre vosotros, queridos hijos, para protegerlos, para llevarlos por el buen camino de la vida espiritual!

Nos os dejéis confundir por aquel que quiere ocupar Mi lugar y gobernar al mundo y todo lo que tiene, y someter la voluntad.

Ustedes son Míos, los que escuchan este mensaje de toda América Latina. ¡Por eso derramé Mi Sangre y di Mi Vida!

Ahora vuelvo a retomar Mi Vida otra vez para darla a ustedes. Y se las doy en abundancia, para que den fruto y testimonio de que… La Verdad triunfará sobre el mal y la mentira de este mundo, dominado por las pasiones, los sentimientos negativos, afectados por las guerras, por el hambre, por la sequía, por tantas cosas que estáis sufriendo, tanta violencia que estáis pasando.

¡Yo Me presento ante ustedes como El que  Soy, El que Es, El Alfa y la Omega, el Principio y el Fin!

Yo Soy El Buen Pastor, El Buen Pastor da la vida por Sus ovejas, tengo otras ovejas que no son de este rebaño, que no son de este redil. Yo las atraeré a Mí Mismo, para que estén con ustedes, para que cuando estén con ustedes, sepan que Yo Soy y que permanecen unidos a Mí y a Mi Corazón, con esa Consagración, con esa fuerza que recibís de Mi Espíritu para continuar de pie en medio de las grandes luchas, en medio de la zozobras, en medio de un tiempo de impiedad en que los hombres se han convertido en lo más sanguinario que  ha habido en la historia de la Humanidad.

Ni siquiera los animalitos de la naturaleza tienen el comportamiento que muchos hombres tienen en esta Tierra.

Habiendo despreciado los Mensajes de la Verdad, se han acercado a doctrinas falsas y erróneas y viven como si el mundo no fuese a terminar como se le conoce; como si la historia del mundo no fuese a terminar como se le conoce…

¡Yo Soy Amor! Y el que vive en el amor permanece en Mí, y Mi Padre permanece en él.

Vivan en Mi Amor, porque Mi Amor les dará la fuerza a su consciente, inconsciente y subconsciente, y sus voluntades no serán dominadas mientras permanezcan fieles al mensaje y a la bendición que hoy habéis recibido.

¡Firmo este mensaje con Mis Huellas y con Mi Sangre, con Mi Cruz, y con la Bendición de vuestro Padre Celestial y de Mi Madre Santísima, quien está aquí con ustedes!

¡Shalom!… Lenguas… Amén.

 *******

MENSAJE DE MARÍA ROSA MÍSTICA
Recibido por Discípulo durante la  celebración de la Santa Misa
Hermosillo, Sonora / 7:00 de la mañana.
29 de Agosto, 2018 

¡Yo soy vuestra Madre de la Rosa Mística! Traigo Mi Corazón rasgado y herido por la espada de doble filo que Me anunció el profeta Simeón, cuando fui a llevar a presentar al Niño Jesús, al Emanuel, al Templo. Por el destino al que van encaminados los proyectos del Cielo, y también las herejías y las cosas que lastiman Mi Corazón dentro de Mi Iglesia Católica, de la cual soy Madre, Maestra, Reina, Dueña y Señora.

Mis hijos Consagrados no quieren escucharme, se niegan a aceptar en su corazón que Yo, vuestra Madre, estoy continuamente hablando con llamados urgentes y gravísimos, serios e importantísimos, para todos Mis hijos que habitan esta Tierra. Pero de una manera especial, para Mis hijos Consagrados, aquellos que tienen el Ministerio del Orden y que se han salido del orden secular para ser ministros de Mi Hijo Jesucristo, con la única y específica y clara misión de alimentar a Mi pueblo, y al pueblo de Mi Padre Santo, Mi Padre Celestial, que peregrina por todas las partes de la Tierra; por todos los rincones del mundo, por las calzadas, por los cañaverales, por los caminos, por las llanuras, por los cerros, por las montañas, por las estepas, por los prados, por los ríos, van Mis pobres mensajeros llevando estos mensajes celestiales y Me da tristeza, como Madre, que Mis hijos que han sido Consagrados a través del Ministerio Santo del Orden Sacerdotal, están abrazando doctrinas heréticas y están tomando partido hacia la oscuridad, que está produciendo el diablo a través de la confusión y los errores diseminados dentro de la Iglesia, de la cual soy Madre, Maestra, Reina, Dueña y Señora.

Aquí, yo, Discípulo, veo que se abre la Sagrada Escritura y leo el Evangelio según San Marcos, y luego el Evangelio según San Mateo, Capítulo 24. Oigo nuevamente la Voz de Nuestra Madre Santísima… Y dice…

Mira, hijo Mío, lo que dice aquí; mira y medita atentamente lo que el Cielo quiere decir a toda la Humanidad… …Cuando la desacralización llegué al Templo de Dios, a la Casa de Mi Padre, vuestro Padre, donde se celebra el Santo Sacrificio de la Misa.

Vosotros entenderéis, en ese momento, que es la hora de salir a las montañas y a las cuevas, a las llanuras y a los valles; de vivir en comunidad, alejados del mundo, del pecado y del vicio en que las modernas Sodoma y Gomorra han establecido la torre de Babel, la cual ofende mucho a Dios, porque no solamente se han confundido con el idioma y el entendimiento, sino que se han confundido en el corazón. Siguiendo propuestas extrañas o ajenas al Plan Divino de Salvación, que Mi Hijo Jesucristo vino a traerles con Su Sacrificio.

Porque no solamente se han confundido con el idioma y el entendimiento, sino que se han confundido en el corazón. Siguiendo propuestas extrañas ajenas al Plan Divino de Salvación, que Mi Hijo Jesucristo vino a traerles con Su Sacrificio.

Los que estáis en Judea sois vosotros, aquellos que viven la Palabra de Dios, aquellos que viven en la Verdad, aquellos que nunca se dejarán contaminar y que identificarán en sus corazones La Voz del Buen Pastor; y sabrán distinguir la de todos aquellos falsos profetas, falsos maestros heréticos, que se introdujeron dentro de Mi Iglesia, de la cual soy Madre, Vuestra Reina y Señora.

Mi Iglesia, amada Humanidad, es Santa, porque Santa es su fundación en Mi Hijo Jesucristo y Santa se preservará con Petrus Romanus, Mi amado, a quien ahora cubro con Mi Manto, lleno de la ternura de Mi Corazón.

Vuestro problema, amada Humanidad, queridos Consagrados, ha sido que habéis sacado el Tesoro de la Verdad de la Iglesia, y habéis seguido las insinuaciones de los falsos pastores, que Mi Hijo Jesús nunca llamó y que traen nuevamente la herejía y el cisma, la apostasía y la división, y toda clase de calumnias contra lo que es La Verdad.

Sois los que estáis en Judea, salid pronto de toda esta contaminación y no os contaminéis con las abominaciones y los pecados del mundo, que son como nuevas Sodomas y Gomorras. Y peor aun que la antigua torre de Babel, cuando se confundieron las lenguas.

Yo soy vuestra Madre, vuestra Reina y Señora. Aquella que con la ternura de Su Corazón desea retener a Sus hijos muy amados bajo Su Manto. Para que no salgan a ninguna parte, para que Yo los pueda guiar con Mi Sabiduría ilimitada.

Los que escuchan Mi mensaje reciben Mi Sabiduría y Mi humildad y Mi sencillez. Y aquellos que se niegan a escucharlos, también aquellos que impiden que esto se dé a conocer, están haciendo grave daño a las almas, y se están yendo muchas almas a la condenación del infierno.

Si alguno dijere, amada Humanidad, que el infierno no existe. Ya estará totalmente confundido e irá allá, si no tiene un verdadero arrepentimiento de corazón. Que se retracte de su palabra y enseñe la Verdad, tanto el laico, como el Consagrado, como la religiosa o los que quieren vivir Mi Palabra y en las comunidades de preservación.

Os hago un llamado fuerte a Mis hijos, Obispos y Cardenales, y les pregunta vuestra Madre del Cielo…

¿Por qué os habéis dejado confundir con el espíritu de la desobediencia, de las ranas, de los sapos y las culebras que salen de las bocas que proclaman blasfemias y dicen ser consagrados y ministros de la verdad?

¡Ay!… Mis hijos, que necesita es entonces señales fuertes y maravillosas, poderosas; os digo, si éstas sucedieran, tampoco creerían, porque vuestro corazón está cerrado y Yo soy vuestra Madre, que solamente pueden oír los corazones que son Míos y han tomado partido por las comunidades, como esas células vivas que se sostendrán en la persecución del anticristo.

Vosotros sois los que estáis en Judea, salid de la contaminación, Mis hijos, porque la Tierra se va a conmover, la tierra se va a mover dentro de poco en América Latina, será grande y terrible todo lo que va a pasar dentro de poco.

Como una llamada de Dios, como una advertencia del sol sigue lanzando sucia más poderosas y temibles.

Estáis viviendo los últimos tiempos de este planeta, pero Yo no quiero que se pierda la Esperanza y no quiero que se pierda la Fe, Yo no quiero que pierda la Paz.

Por eso o sigo hablando, hasta que vuestro Padre Celestial en el Cielo Me lo permita. Gracias por escuchar Mis mensajes. Los bendigo con Mi Corazón de Mamá.

A todos aquellos que tienen la inquietud dada por el Espíritu Santo para dar a conocer Mis mensajes… les digo… que Yo, vuestra Madre, estoy con ustedes en esta misión, Yo les acompaño, Yo les ayudo. Recibid la Bendición de Emmanuel “Dios con nosotros”, de Dios con ustedes, les dé La Paz.

Soy vuestra Madre de la Rosa Mística, Madre de todos los Consagrados y del remanente fiel, Madre de la pureza y la virginidad, Madre de la castidad y de la santidad, Madre de la virtud y de la sencillez.

Os amo, queridos hijos, dad pronto a conocer este mensaje.

Yo soy vuestra Madre de la Rosa Mística.

¡Os amo!

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
Ave María Purísima, sin pecado concebida.
Ave María Purísima, sin pecado concebida.

******* 

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
31 de Agosto / 3:00 de la tarde.

¡Oh!… amada Humanidad… os estoy preparando a todos Mis hijos. A los que creen en los mensajes del Cielo y a los verdaderos profetas enviados por Mí, que de Mi  Sagrado Corazón toman la Palabra para darla a conocer y también del Inmaculado Corazón de Mi Madre Santísima, quien os trae el Tesoro de la Verdad en Su Corazón, para que aprovechéis las Gracias que diariamente se están derramando sobre vosotros, a través de Su poderosa Intercesión.

Os advierto, queridos hijos, que estáis entrando en una hora crítica de prueba, de tribulación y de purificación espiritual. Tan necesaria, para que podáis salir de la tribulación material y física que vendrá toda la Humanidad.

Los errores que se han introducido en Mi Iglesia y han sido puestos en altos pedestales por altas autoridades de Mi Iglesia que, indebidamente están manifestando, confundiendo a muchas almas, porque están quitándole el valor al depósito de la Verdad y no viven según la Verdad sino en la mentira.

Por eso existe hoy gran confusión, y muchos quieren saber cuál es el camino correcto. Y muchos se están yendo por el camino incorrecto, porque el poder que Mi Padre permite en el mundo para que las voluntades, las mentes y los corazones caigan en el error, es para probar en la verdadera Fe, de todos aquellos que dicen seguirme y caminar en Mi Iglesia que Yo fundé, a costa de Mi Sacrificio, Mi Sangre y  Mi Muerte.

El Cisma ya está medio de vosotros, queridos hijos, e ignorar esto es como no darle importancia a la siguiente fase, a la que pronto habréis de pasar. No esperéis que el Cisma sea anunciado abiertamente a todo mundo, porque se ha venido dando desde hace mucho tiempo solapadamente, inteligentemente, dentro de Mi Iglesia. Los propagadores de este Cisma desean acabar con todo lo sagrado, pero principalmente sacarme a Mí y a Mi Santísima Madre de todos los altares del mundo.

Cuando el ídolo del opresor venga, entonces… se habrá cumplido esa profecía, que Mi Madre siempre ha recordado. Y que Yo, Jesús, os vuelvo recordar una y otra vez.

Cuando veáis el horrible sacrilegio… cuando sea suspendido El Sacrificio Memorable, cuando Mi Cuerpo y Mi Sangre deje de ser Alimento para todos…

Sólo unos cuantos poseerán la Verdad y la defenderán a toda costa, a capa y espada, y ellos no se dejarán confundir ni por ninguna doctrina perversa, ni por ningún error que se ha infiltrado solapadamente hace muchos años por aquellos enemigos Míos de Mi Iglesia, por aquellos enemigos vuestros, Porque, cuando los Cardenales y los Obispos estén divididos en opiniones, unos con los otros, y no logren ningún acuerdo, entonces entended, hijos Míos, que ya estáis dentro del  gran Cisma.

Cuando los Sacerdotes no quieren obedecer a sus Obispos, cuando los Obispos abracen la doctrina del error y quieren someter a sus Sacerdotes, cuando los laicos vean gran confusión por todas partes y no sepan a dónde acudir…

Se levantará entonces Miguel, el gran Arcángel, encargado de cuidar el depósito de la Fe. Y con su Espada y su Escudo destruirá la herejía y unirá a Mis hijos en un solo corazón, para que reciban nuevamente Mi Sangre y Mi Cuerpo como Alimento.

El mundo estará invadido, entonces, por sectas sacrílegas. Hay sectas perniciosas y falsos pastores que están haciendo mucho daño a las almas, que están controlando voluntades humanas, dicen ir en Mi Nombre, dicen proclamar Mi Palabra, pero su corazón está lleno de avaricia y de mentira y el diablo los está seduciendo, y a través de ellos están seduciendo muchas almas para que no conozcan la Verdad.

Cuando en Mi Iglesia las Congregaciones Religiosas, tanto de hombres como de mujeres, recuperen la verdadera santidad y el verdadero sentido de vida que les imprimió Mi Espíritu al ser formada.

Cuántas se han degradado en todo el mundo, y cuántas ya no practican la Verdad. Cuántos Consagrados y Consagradas viven en la mentira, sosteniéndose en el error de las doctrinas heréticas y perversas.

En ladrón viene a robar, a matar y destruir, pero Yo He venido para que tengáis vida y la tengan en abundancia.

Entonces, hijos Míos, no esperéis a que el Cisma se manifieste abiertamente… porque ya estáis adentro de él, pensad en un momento:

¿Qué pasaría en toda la Tierra si vosotros no tuvieseis el Sacrificio Perpetuo, Memorial de Mi Pasión, de Mi Muerte y de Mi Resurrección?

¿Cómo os alimentaré el alma?, pregunto.

Os alimentaré vuestro espíritu para que sea fuerte en esos momentos, y sepan pasar ese periodo de prueba, de tribulación espiritual, porque pasaréis verdaderamente por un desierto en donde tendrán hambre y sed de Mí.

Pero Mis hijos, los que sois fieles, los que se sostienen la verdad, Yo los apacentaré aun en el Desierto, en medio de los lobos rapaces, en medio de las herejías y en medio de las doctrinas erróneas. En medio de la confusión tendréis la paz, para todos aquellos que Me sean fieles y que siguen Mi doctrina a la perfección.

Yo los haré perfectos y no los dejaré solos, les proveeré el alimento espiritual de Mi Palabra, y la Comunión Espiritual será para muchos el baluarte de fortificación, de restauración y también de purificación.

Entonces… Todo este misterio de la iniquidad, que se ha estado presentando, ha llegado a vosotros para convertirse en un desierto espiritual, en donde ya no hay más alegría, donde ya no hay más gozo. Porque cada uno de vosotros, queridos hijos, que queréis permanecer en la Verdad, comerán vuestro pan con lágrimas y estarán pensando un día que vuestro único refugio serán las montañas y los montes.

Sí, Mis hijos, así será, porque el tiempo más cruento, el tiempo más terrible para vosotros, está ya en medio de vosotros como una nube negra muy obscura que cubre los entendimientos y empobrece la paz del corazón.

Vosotros conocéis las armas de la Fe, para poder defenderos en el momento preciso, pero todos aquellos que son Mis mensajeros recibirán la Palabra para dirigirlos a ustedes en este período de Desierto espiritual y de prueba, y de dolor y de tristeza porque, como nunca antes, se habrá sembrado la semilla del error, y fructificarán dando fruto de maldad y de impiedad.

Cuando os intenten dominar e imponer una fe extraña, una doctrina extraña, ajena al sufrimiento de Mi Cruz, entonces entiendan que vuestros espíritus y vuestras almas no podrán crecer en la sabiduría y en el temor de Dios, porque se habrán confundido con toda clase de pensamientos, con toda clase de manifestaciones que no son Mías ni de Mi Espíritu. Sino preparadas para estos tiempos por satanás, el enemigo, para engañar y seducir.

Muchos Pastores en Centroamérica, que están haciendo mucho daño a Mi Iglesia y a Mis hijos fieles, no les creáis porque no vienen en Mi Nombre, Yo no los llamé, Yo no los instituí.

El poder del mal lo están usando, pero también están usando Mi Nombre, para engañar a muchos.

¡Ay!, de los que se dejen engañar y les sigan… porque son pastores ciegos que caerán en un  hoyo, porque un ciego no puede guiar otro ciego.

Entonces… queridos hijos…. la tribulación está cerca y está en medio de vosotros y pronto tendréis que huir al Desierto espiritual, donde os enfrentaréis a verdaderas columnas de resistencia y oposición. De las autoridades eclesiásticas vendrán los decretos y las prohibiciones para que estos mensajes no se den a conocer. Y los que los dan a conocer y los que los están propagando serán severamente amonestados.

Tratarán de desintegrar todas las células vivas en Mi Remanente Fiel, pero Yo  os advierto una cosa… Que Jesús, El Buen Pastor, nunca jamás abandona a los Suyos. Porque Jesús, vuestro Buen Pastor, no es el asalariado que abandona a sus ovejas y que las cuida solamente por intereses muy personales y muy particulares.

El enemigo, sabiendo que le queda poco y corto tiempo, no desperdiciará ni un momento para hacerlos vacilar y caer; pareciendo que esté enseñando la verdad… estará, en realidad, transmitiendo el veneno de su lengua malvada. Y que todos aquellos que lo escuchan se condenarán y se perderán para siempre.

Por eso Yo, Jesús, El Buen Pastor, les advierto… Mirad cómo se celebra actualmente en este momento La Santa Misa… en cualquier parte del mundo, donde estéis.

Y Mirad, que ya el ídolo del opresor cobró poder y fuerza, y que muchos de Mis hijos se apartarán, se retirarán a los lugares que Yo les tengo preparados. Porque no consentirán con el mal, porque Yo les hablaré al corazón y los atraeré hacia Mí y les daré una espada de fuego para el combate espiritual. Nada les hará daño, nadie les hará daño. Porque Yo Mismo os prometo Mi protección, pero seáis reservados y cautos en esto. Sed prudentes, porque muy pocas almas entienden el misterio de la iniquidad.

Muy pocas alma entienden la Verdad y viven en ella, precisamente porque ya el error les contaminó el corazón y les debilitó la conciencia, de tal manera que ya no pueden discernir entre lo bueno y lo malo, entre el bien y el mal.

Yo Soy Jesús, Buen Pastor. El Buen Pastor da la vida por Sus ovejas.

En la hora de la prueba y del Desierto espiritual que viviréis en esta tribulación espiritual, en la cual estáis entrando, Yo Mismo, Jesús, os prometo Mi asistencia, y que nunca los abandonaré. Yo los guiaré, Yo los protegeré, Yo les daré sabiduría, Yo les daré palabras para que puedan ustedes defender la verdadera y la auténtica Fe que ahora les confirmo en este mensaje: A todos los que crean, reciban el aumento de la Fe.

Reciban el aumento de la Fe en sus corazones y sus mentes, en sus súplicas, en sus oraciones.

Lo más importante, hijos Míos, ahora, es permanecer de pie para cuando vuestra Fe sea arrancada, y le quieran quitar lo Central, la Esencia, el Misterio Medular, por el cual Yo Mismo Me doy como Alimento y Bebida Verdadera, para que tengáis vida en abundancia.

Tengan Paz, Yo, Jesús, El Buen Pastor, los bendigo con la Bendición del Padre Dios, vuestro Padre, Mi Bendición, y la Bendición del Espíritu Santo. Amén.

Ave María purísima, sin pecado concebida.
Ave María purísima, sin pecado concebida.
Ave María purísima, sin pecado concebida.


Fuente:
APOSTOLADO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO A LOS SAGRADOS CORAZONES:
https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/2018-marzo
https://www.facebook.com/pg/Apostolado-de-Desagravio-y-Reparaci%C3%B3n-a-Los-Sagrados-Corazones-444220985610372/posts/?ref=page_internal

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Julián Soto, “El Discípulo”, publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/julian-soto-el-discipulo/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario

“Hijos Míos, sobre ustedes se ciernen cada vez más las sombras de las tinieblas y del engaño”

Medjugorje, Bosnia-Herzegovina
Mensajes de la Reina de la Paz

Mensaje, 25 de Julio de 2018
Vidente Marija

“Queridos hijos, Dios Me ha llamado para guiarlos a Él, porque Él es su fortaleza. Por eso los invito a orarle y a confiar en Él, porque Él es su refugio ante todo mal que está al acecho y aleja las almas de la gracia y de la alegría a las que han sido llamados. Hijitos, vivan el Paraíso aquí en la Tierra para que estén bien, y que los Mandamientos de Dios sean luz en su camino. Yo estoy con ustedes y los amo a todos con Mi amor maternal.

¡Gracias por haber respondido a Mi llamado!”

*******

Mensaje, 2 de Agosto de 2018
Vidente Mirjana

“Queridos hijos, con amor maternal los invito a abrir los corazones a la paz, a abrir los corazones a Mi Hijo, a que en sus corazones cante el amor hacia Mi Hijo, porque es solo de ese amor que llega la paz al alma. Hijos Míos, sé que tienen bondad, sé que tienen amor, un amor misericordioso. Pero muchos hijos Míos tienen aún los corazones cerrados; piensan que pueden actuar sin dirigir sus pensamientos hacia el Padre Celestial que ilumina, y hacia Mi Hijo, que siempre está nuevamente con ustedes en la Eucaristía y desea escucharlos. Hijos Míos, ¿por qué no le hablan? La vida de cada uno de ustedes es importante y preciosa, porque es un don del Padre Celestial para la eternidad; por eso, no se olviden nunca de darle gracias: ¡háblenle!

Sé, hijos Míos, que para ustedes todavía es desconocido lo que vendrá después, pero cuando les llegue su después, recibirán todas las respuestas. Mi amor maternal desea que estén preparados. Hijos Míos, pongan con su vida sentimientos buenos en el corazón de las personas que encuentran: sentimientos de paz, de bondad, de amor y de perdón. A través de la oración, escuchen lo que les dice Mi Hijo y actúen en consecuencia. Los invito nuevamente a orar por sus pastores, por aquellos que Mi Hijo ha llamado. Recuerden que tienen necesidad de oraciones y de amor.

¡Les doy las gracias!”

*******

Mensaje, 25 de Agosto de 2018
Vidente Marija

“Queridos hijos, éste es un tiempo de gracia. Hijitos, oren más y hablen menos, y dejen que Dios los guíe por el camino de la conversión. Yo estoy con ustedes y los amo con Mi amor maternal.

¡Gracias por haber respondido a Mi llamado!”

*******

Mensaje, 2 de Septiembre de 2018
Vidente Mirjana

“Queridos hijos, Mis palabras son simples, pero llenas de amor maternal y preocupación. Hijos Míos, sobre ustedes se ciernen cada vez más las sombras de las tinieblas y del engaño, y Yo los llamo hacia la luz y la verdad; Yo los llamo hacia Mi Hijo. Solo Él puede convertir la desesperación y el dolor en paz y serenidad, solo Él puede dar esperanza en los dolores más profundos. Mi Hijo es la vida del mundo: cuanto más lo conocen más se acercan a Él y más lo amarán porque Mi Hijo es Amor. El amor lo cambia todo, Él hace maravilloso incluso lo que sin amor les parece insignificante. Por eso nuevamente les digo que, si desean crecer espiritualmente, deben amar mucho. Apóstoles de Mi amor, sé que no siempre es fácil, pero, hijos Míos, también los caminos dolorosos son vías que llevan al crecimiento espiritual, a la fe y a Mi Hijo. Hijos Míos, oren, piensen en Mi Hijo. Durante todos los momentos del día eleven su alma a Él, y Yo recogeré sus oraciones como flores del jardín más bello y las regalaré a Mi Hijo. Sean apóstoles auténticos de Mi amor, difundan a todos el amor de Mi Hijo; sean jardines con las flores más bellas. Con la oración ayuden a sus pastores para que puedan ser padres espirituales llenos de amor hacia todos los hombres.

¡Les doy las gracias!”


Fuente:
https://rosasparalagospa.com/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

“¡Por eso, Mis hijos de la Tierra, reparad ahora, que es el tiempo! Inclinad vuestras cabezas y no os llenéis de soberbia.”

MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA
Recibido por Discípulo.
22 de Agosto / 8:40 de la mañana.
Villa Guerrero, Estado de México. 

Amados hijos Míos de toda la Tierra, que escucháis Mis palabras y Mis mensajes que os doy de corazón.

Todos son para vuestra edificación personal, para la edificación de Mi Iglesia, del remanente fiel que lucha por sostenerse en la Verdad, en el abandono total a la Voluntad Divina de vuestro Padre Celestial, confiando plenamente en la Palabra de Mi Hijo Jesucristo, en Quien reside toda la Verdad y la Luz para la inteligencia humana.

El Universo entero se sacude ahora con la total confusión de una noche negra de obscuridad total.

En donde los que dicen que ven están ciegos, y los que dicen que oyen están sordos.

Poned atención a Mis palabras y vivid de acuerdo a la Santa Voluntad de Mi Padre, vuestro Padre Celestial, que os bendice a todos los pueblos y naciones de la Tierra. Y de acuerdo a las promesas hechas a Abraham, que se han ido transmitiendo de una generación a otra generación.

Cuando sea establecido el orden total en esta Tierra y haya sido desterrado totalmente el desorden provocado por el enemigo de las almas, por el enemigo de la salvación… …Entonces brillará la luz como la Aurora, entonces levantaréis vuestros ojos al cielo para contemplar la Divina Majestad de vuestro Creador, Quién hizo todo con Su Palabra desde el principio.

¡Y con Su Palabra lo volverá a renovar!

¡Para que todo tome consistencia en Mi Hijo Jesucristo, Quién merece ser alabado, adorado, bendecido en todo instante y momento!

Os advierto, queridos hijos, que habéis entrado al umbral del cisma más grande, de la confusión más terrible, y de la oscuridad total en la que muchos serán engañados.

Vivirán en ese engaño, y propagarán el error y el engaño a través de una religión falsa que hará resaltar las comodidades y los placeres de esta Tierra; olvidando el Santo Sacrificio del Altar como lo más importante para la salvación de las almas.

Por esto Mis palabras os anuncian que se empieza a efectuar el acto más sublime de la Misericordia del Sagrado Corazón de Mi Hijo Jesucristo. Que en Su Perfecta Justicia, nada ni nadie escapará ante esa perfecta Justicia en la que se implantará la Ley del Amor Verdadero. La Ley y el Amor del Corazón de vuestro Padre Celestial, Quien espera en todo momento una respuesta de todas las almas, de todos Mis hijos en la Tierra.

Una respuesta de donación, una respuesta de confianza, de esperanza y de fe.

Cuando los cimientos y las bases de la Tierra sean conmovidos por el poder de vuestro Padre Celestial… entonces… comprenderán muchos que Mis palabras eran necesarias para este tiempo.

Como una Madre que avisa a Sus hijos de su manera de comportarse y vivir en esta Tierra, para que alcancéis las más sublimes Gracias y Bendiciones de Vuestro Padre Celestial que está en los cielos, y que Se hace cercano a vosotros a través de Mi Corazón Inmaculado.

Yo soy vuestra Madre, y os doy paz en vuestros corazones. Yo quiero que tengáis esa paz de Mi Hijo Jesucristo en los corazones de ustedes. Y que nunca habite la maldad, el desasosiego, las dudas y la confusión.

Porque, en eso incluso están cayendo Mis almas consagradas… en el error y la propagación de ese error, en el espíritu de la blasfemia y la degradación de lo espiritual hasta llegar a un conformismo, hasta llegar a una situación en la que no admiten ninguna corrección, porque la soberbia del diablo dominó sus corazones, porque apegaron su corazón a las riquezas, a las comodidades del mundo y al pensar del mundo.

¡Estáis, hijos Míos, entrando al umbral del cisma!

El espíritu de la blasfemia y del error del falso profeta, arroja veneno sobre las Cosas Sagradas, sobre la Casa de vuestro Padre Celestial, en donde se realiza el Milagro más grande de la vida espiritual para las almas.

Porque… muchos perecen por falta de conocimiento… y los que saben, aun lo poco que saben se lo guardan por falsos respetos humanos, por miedo, por inseguridad, por confusión! ¡Porque todavía no están seguros que el Espíritu Santo está dirigiendo los destinos del mundo! Para aquellos que saben escuchar, para aquellos que tienen sus oídos abiertos, sus ojos abiertos a los deseos de Mi Corazón Inmaculado.

Yo sólo doy Paz a Mis hijos, pero cuando éstos comienzan a confundirse, cuando comienzan las dudas en los corazones de Mis hijos, ya no se cumple la Voluntad de Mi Padre.

¡Porque la perfecta acción del Espíritu Santo se da en aquellos hijos Míos, que están seguros de la misión que han recibido y han de cumplir! ¡Y hacen, entonces, sacrificios y oraciones y se abandonan totalmente a la Voluntad Divina del Padre en Su Misericordia!

Tenéis un Padre Bueno, Mis hijos…

Si vuestra Madre ahora crítica a la Iglesia contemporánea,… es porque ha caído en el error del luteranismo, de una iglesia protestante y falsa, de una herejía que se está perpetrando ahora como una traición.

¡Esto es la Apostasía que viene!

Muchos apostatarán de su Fe Católica que habéis recibido de vuestros antepasados, simplemente por prestar oídos a  toda clase de murmuraciones y calumnias contra el Sagrado Cuerpo de Mi Hijo Jesucristo, que está en el Altar y  Quien merece ser adorado de rodillas.

Postraos ante Él, doblegando vuestro corazón y vuestra cerviz, vuestra soberbia ante Él, para que tengáis la paz y la valentía de saber defender las Cosas Sagradas.

Éste es un llamado de vuestra Madre del Cielo.

¡Defender las Cosas Sagradas es vuestra misión, guerreros Míos de La Fe!

¡Abandonaos a Mi Corazón!

Yo, vuestra Madre, os protejo de las asechanzas del demonio, en cuanto el mundo se envuelve en la densa oscuridad del falso profeta.

En las herejías, las blasfemias, toda clase de sacrilegios, falta de respeto a la Casa de Mi Hijo Jesucristo, donde Él quiso quedarse eternamente, vivamente Presente en el Santísimo Sacramento, que contiene en Sí Mismo Su Cuerpo, Su Sangre, Su Alma y Divinidad.

¡Por eso, Mis hijos de la Tierra, reparad ahora, que es el tiempo! Inclinad vuestras cabezas y no os llenéis de soberbia.

Vuestros Pastores se han equivocado, en su mayoría, en el camino, por la falta de oración.

Porque han abandonado el camino del sacrificio, ayuno y penitencia. Y porque se acomodan fácilmente al pensar del mundo, sin invocar Mi ayuda y Mi protección.

Yo soy la Madre de los Consagrados.

Yo los cuido y los protejo, aun cuando ellos no quieren Mi protección, no la piden, no Me la solicitan… aun así, de todas maneras, Yo ruego a Mi Padre, para que sus almas no vayan a la condenación eterna.

Porque el error más grande de los Consagrados es sostener en la ignorancia y en la mentira a aquellos que  deberían ser salvados por conocer la Verdad, por vuestro testimonio, y por vuestras palabras; de la abundancia del corazón habla la boca.

Yo soy vuestra Madre, del Creador, y Madre de la Iglesia.

Tenéis que rectificar muchas cosas, porque la Justicia Divina de vuestro Padre se ha acercado hoy más que nunca a vosotros.

Por eso os enfrentaréis a grandes calamidades, a grandes pruebas, y durante un período corto de purificación y tribulación vuestras lágrimas serán secadas con el Rocío del Cielo. ¡Y recibiréis en vuestras almas la fortaleza para permanecer firmes, hasta que sean abiertos Cielos Nuevos y Tierra Nueva, hasta que la herejía haya desaparecido totalmente de la faz de la Tierra!

Y las palabras de Mis Consagrados, y de los que dirigen ahora Mi Iglesia, sean puras y santas, venidas del Corazón de Mi Padre, que Es Amor. ¡Cuyo acto sublime final de Su Misericordia es Su Justicia Perfecta!

¡Esta Justicia está pronta a caer sobre la Tierra!

Ya Mis Ángeles, Mis Mensajeros y Profetas van de un lugar a otro, pero muchos no quieren escuchar la Verdad y se tapan los oídos gritando… dejadnos, dejadnos hacer lo que nos hace felices en esta Tierra… …el pecado… no nos habléis de Dios.

¡Habláis blasfemias de Mi Hijo Jesucristo, enseñáis equivocadamente la Fe, con un ecumenismo falso, del cual Yo, como Madre de la Iglesia, no estoy de acuerdo!

¡Y digo a Mis hijos…  rectificad el camino antes de que sea tarde! Antes de que los ejes de la Tierra sean movidos y los anillos de la fuerza que la sostienen se desintegren, abriendo grandes grietas sobre la Tierra, de donde surgirán las plagas para todos aquellos rebeldes, que no han escuchado la Voz de Dios en su corazón.

¡Jesús, Mi Hijo amado, es El Buen Pastor!

¡Yo, como Madre, os digo como en las bodas de Canaán, haced lo que Él os diga!

Llenad vuestros corazones del Amor sublime y sagrado.

Y que de vuestros labios, de vuestra boca y garganta no salgan palabras ofensivas al Sagrado Corazón de Mi Hijo Jesucristo, en Su Sagrada Presencia Eucarística.

¡Porque Él se da cada día, a través del Misterio de la Fe, cuando vivís realmente la Santa Misa, como Yo quiero que se viva, con amor, con respeto, con santidad!

Porque muchos no saben ni entienden su significado.

Es Dios, es Mi Hijo, Quien se os entrega enteramente.

Él os hace sublimes en el amor y os acerca al Corazón de vuestro Padre Celestial, cuyo acto final de Su Misericordia será Su Justicia Perfecta, mediante los Truenos y Avisos Celestiales.

El Universo entero se conmoverá pronto, con muchas noticias.

¡De aquí a tres meses, escuchareis noticias graves que están sucediendo en el mundo, nunca antes conocidas!

Mientras en el espacio sideral se acerca la conjunción de los astros, se acerca el movimiento galáctico más fuerte que conmocionará vuestro Universo.

Por eso debéis consagraros todos a Mi Corazón cada día. Cada día debéis hacer vuestra Consagración de corazón. No solamente con palabras, sino también con hechos, sino demostrando que sois verdaderos hijos Míos.

¡Oh… amada Humanidad!

¡Oh… Iglesia Mía…!

Escucha dentro de tu corazón la voz de tu Madre Celestial, que os entrega este mensaje para todas las naciones.

¡Yo deseo que sea conocido, y que lo escuchéis y lo deis a conocer porque grandes acontecimientos están a la puerta!

Habéis entrado al umbral del cisma, y la herejía del falso profeta se está extendiendo sobre la Tierra, y el mundo se está cubriendo de tinieblas en vez de cubrirse de luz, por falta de oración de Mis Consagrados.

¡Ah… Sacerdotes Míos!, volved vuestro corazón a Jesús Sacramentado. Porque de esto depende vuestra salvación eterna.

Y hacer caso omiso de Mi llamado también significa, que el diablo os atrapará con sus zalamerías, con sus engaños, con sus intuiciones sutiles, que sin el discernimiento pastoral, no podrán detectarlo y envenenará vuestras almas.

¡Despertad ahora, escuchando la Voz de la Madre del Cielo!

¡Yo soy vuestra Madre, Madre de la Iglesia!

¡Yo soy vuestra Señora, Reina de la Paz!

Recibid la Bendición de San José, de Mi Hijo Divino El Niño Jesús, a Quien tengo en Mis brazos. Recibid la bendición de Padre Pío. Recibid la bendición de San Francisco de Asís.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.
Ave María Purísima, sin pecado concebida.
Ave María Purísima, sin pecado concebida.

******* 

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
Dado a Discípulo
22 de Agosto / Villa Guerrero, Estado de México. 

Lenguas…

¡Amada Iglesia, amados hijos Míos, os habla Aquél que Es el Alfa y Omega, Principio y Fin!

Quien está en el Corazón del Padre en todo momento, está también dentro de Mi Corazón Sagrado.

Habéis oído que un gran rumor se está esparciendo por toda la faz de la Tierra, la aparición del falso profeta, que os está enseñando el camino del error y la herejía.

Pero los que son Míos escuchan Mi Voz, la Voz del Buen Pastor.

Yo Soy el Buen Pastor. ¡El Buen Pastor da la Vida por Sus ovejas!

¡Nada hay oculto que no llegue a darse a conocer, nada hay escondido que no llegue a manifestarse!

Yo dije a Pedro aquellas palabras: “Ven, te llamo…” él dejó sus redes y Me siguió, observando atentamente Mis huellas y escuchando en su corazón Mis Palabras.

Pedro creyó en Mis Palabras, su fe era sencilla y abierta, a pesar de que era un pescador, un hombre rudo acostumbrado al esfuerzo, al trabajo y al sacrificio. Pedro entendió el mensaje del amor en su corazón. Simplemente porque creyó en Mí, y por eso lo instituí como primer Papa de toda la Iglesia, de toda la Iglesia Universal, que simbólicamente representa la Barca de la Salvación.

Pero muchos se han subido a otras barcas de la confusión y del error, Me han abandonado a Mí, como dice el profeta…

…abandonaron Mi Palabra y se han creado en sí mismos cisternas agrietadas, que no retienen el agua…

El tiempo se Me ha escurrido, como se escurre el agua de las manos.

Tenéis poco tiempo para reaccionar, ¡oh Humanidad!, y despertar las potencias del alma y los sentidos, para entender que un falso iluminismo está llegando sobre la faz de la Tierra, y el espíritu del error y la confusión está confundiendo a muchos de Mis Consagrados.

Porque no basta leer muchos libros y obtener títulos que os hagan famosos e importantes en la Tierra, puesto que por mucho conocimiento humano llega la soberbia y aparta de la Verdad a todos aquellos que debieron haber defendido la Verdad. No solamente con palabras sino con hechos.

El espíritu del error y la confusión ahora sacude al mundo, y muchos se preguntan… ¿A quién le debo creer? ¿A quién debo seguir?

¡Oh!… Mis hijos amados de toda  América Latina y Europa.

Vosotros debéis seguir a Aquél, que tiene Palabras de Vida Eterna. A Aquél, que os da Su Cuerpo y Su Sangre como Alimento, como Bebida para la Vida Eterna, prenda de salvación.

Mientras no comprendan el Misterio de Fe, que se desarrolla en la Transustanciación, cuando en la Santa Celebración las manos de Mi ministro Consagrado, ministro de Mi Amor, y repiten la fórmula exacta llega a esas especies visibles de pan y de vino Mi Cuerpo, Mi Sangre, Mi Alma y Mi Divinidad. Así Me recibís completamente. Éste es el Misterio más grande que tenía que ser revelado en este tiempo.

Y aunque haya sido dicho en otro tiempo y reafirmado a través de los Concilios de Mi Iglesia declarándolo como una Verdad permanente y futura que no debió nunca ser alterada.

Ahora os encontráis ante un panorama distinto, porque muchos no saben lo que reciben cuando reciben Mi Cuerpo y Mi Sangre como Alimento; cuando participan del Banquete Sagrado que representa Mi Muerte y Mi Resurrección. En el espíritu y el alma humana les llevará a la salvación eterna y no a la condenación del infierno.

Ay, Mis hijos de América Latina y de Europa, que niegan la existencia del infierno…

¡Pobres hijos Míos, que se han dejado seducir por el veneno de la serpiente, por la lengua, por ese áspid que tiene una lengua malvada, por esa lengua viperina, por esa lengua herética!

Realmente Yo He Resucitado, Yo vivo en cada uno de Mis hijos que vive en Mi Palabra, que dan testimonio vivo de su amor y de su entrega a Mí y Me sirven a Mí. Por eso, reconoceréis la Voz del Buen Pastor en vuestros corazones. Por eso conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres.

Yo Soy la Verdad, como Soy el Camino y la Vida. Para encontrar el camino de la Verdad, solamente debéis abrazar Mi Cruz y seguir Mis huellas.

Eso hizo Pedro, Mi primer Papa. A quien coroné de Gloria por el martirio que ofreció para la salvación de las almas de Mi Iglesia y del mundo entero.

¡Oh!… cuántos falsos pastores se han introducido en Mi Iglesia, Sacerdotes, teólogos disfrazados de ministros, Diáconos, Obispos, Cardenales…

Es un gran dolor para Mí hablar de estas cosas, como es un gran dolor para ustedes, hijos Míos que sois fieles, escucharlas y asimilarlas.

Pero ha vuelto el espíritu de Judas, ha vuelto el espíritu de Asmodeo, ha vuelto el espíritu de Jezabel para atacar y seducir a Mis Consagrados que juraron lealtad y pureza, castidad y humildad, y fueron ordenados como Consagrados.

¿Qué estáis haciendo, ministros infieles, que vuestras manos están manchadas con las manos de los inocentes? ¡Vuestras manos están negras por vuestros pecados, vuestra mente y vuestros corazones se han corrompido por desear los títulos honoríficos, los cargos más altos en la jerarquía!

Si no se arrepienten, si no lloran sus pecados de este horrible sacrilegio, tendrán la misma suerte de satán… …que serán desterrados de esta Tierra y arrojados a lo más profundo del infierno, amarrados con esa gran cadena que San Miguel Arcángel ahora está extendiendo para azotarles, para liberar a Mis hijos del pecado, de la corrupción espiritual.

¡Ah!… Consagrados de Europa, de España, de Escocia, de Alemania, de  Inglaterra, de Japón, de China, Corea, de estas partes del mundo.

¡Oh!… ministros infieles, que han preferido a dioses extranjeros y ajenos a Mí, que Soy El Único Dios Verdadero que sostiene al mundo.

Por Mí fue creado el mundo y Me fue entregado por Mi Padre.

Para que Yo reinara en el mundo como el Rey de reyes y Señor de señores.

A Aquél, que es vuestra Majestad, rendid honores, porque estáis prontos a enfrentar la prueba más difícil que tendréis que pasar.

Así como la prueba que tuvieron que pasar Mis hijos cuando tuvieron que derramar su sangre y su vida por Mí y por el Evangelio.

De hecho, os aseguro, quien no da la vida por Mí y por el Evangelio, la perderá en la condenación.

Yo Soy Amor, pero también Soy Justicia. Yo hablo dulcemente, pero a veces también utilizó el lenguaje de la solemnidad y de la seriedad. Para que vean Mis hijos Consagrados de Europa, de España, de Alemania, de Inglaterra, de Japón y de Corea que Soy un Dios que conoce el corazón humano y las intenciones de ese corazón.

Yo sé, como Dios, que no hay buenas intenciones de rectificación, de dejar el mal camino. Todos los que planean destruir a los otros pueblos a través de la guerra, con esas armas letales… …pensad en un momento vuestro destino final, que será la condenación.

Existe realmente la condenación y muchos van para allá, porque no quieren hacer Mi Voluntad, porque quieren sacarme de sus corazones y de sus vidas, diciendo que Yo no resucité… diciendo que Yo estoy muerto… y diciendo tantas herejías y abominaciones dentro de Mi Iglesia de Alemania, Escocia, Inglaterra, Japón, Corea y otros tantos países de Asia y Europa y de toda la Tierra.

¡Oh… amada Humanidad! ¿Por qué habéis cerrado el Camino? ¿Por que habéis despreciado Mi Cruz? Sí, habéis abrazado las comodidades y no hacéis sacrificios y penitencias, que es el único camino para la salvación.

¡Os habla El que tiene en Sus Manos la fuerza y el poder; os habla El Alfa y Omega, Principio y Fin!

¡Oh… traidores! ¿Por qué apostatáis dentro de Mi Casa, y enseñáis a Mis hijos a la desobediencia y el pecado, diciendo que todo es bueno a Mis Ojos?

Yo detesto al malvado en Mi Corazón, y no escucho ni sus ruegos, ni sus plegarias, ni sus súplicas.

Pero Yo abrazo en Mi Misericordia, con todo Mi amor y compasión, a todo aquel que se arrepiente y viene a Mí por el camino de la penitencia y de la verdadera conversión.

¡En Mí está la Verdad!

Amadas naciones del mundo entero, de toda la Tierra. Ya está el Ángel tocando la trompeta y Mis Ángeles están cosechando lo que ha sido sembrado en los corazones, de eso obtendréis abundante cosecha. Los que se arrepintieron de sus malas obras, de sus palabras, se sentarán Conmigo en el Reino de Mi Padre.

Pero muchos permanecerán en el Cielo Nuevo y la Tierra Nueva que voy a crear. ¡Esto dice el Señor!

¡Oráculo del Señor!

Alertaos,  ¡oh Humanidad!, porque Mis Ángeles han señalado los pueblos y las naciones culpables, porque habéis permitido leyes contrarias al Plan de Salvación, que desde un principio fue entregado a través de la Palabra que es viva y eficaz.

Pero muchos prefirieron los honores del mundo y los placeres y las comodidades del mundo, antes que vivir en abandono pleno a Mi Voluntad Divina.

¡Yo Soy el Buen Pastor! ¡El Buen Pastor da la Vida por Sus ovejas!

Nada permanece oculto, todo llegará a manifestarse, todo lo escondido llegará a manifestarse.

Soy el Buen Pastor, El Buen Pastor da la Vida por Sus ovejas.

¡Ha hablado El que Es Justo, Santo y Fuerte! Juez de vivos y muertos.

Temed a los Juicios Divinos, temed en la Justicia de Mi Padre, que pronto llegará al mundo sin previo aviso.

Y en un período de tribulación y purificación. Los que sufren ahora por causa de Mi Cruz y Mi Evangelio, los que defienden la verdadera Fe y permanecen como soldados, como guerreros con su armadura puesta; con el escudo, con el verdadero calzado para propagar el Evangelio de la Paz verán Cielo Nuevo y Tierra Nueva. Ellos, sus hijos, sus nietos y bisnietos, sus descendencias permanecerán en Cielo Nuevo, Tierra Nueva.

Porque voy a crear un Cielo Nuevo y Tierra Nueva. Porque ese mandato lo He recibido de Mi Padre. Mi Poder vendrá al mundo, pero ahora los Ángeles están señalando los pueblos y naciones culpables, y la autoridad de Mi Iglesia debe volver al camino. Volver atrás tomando la imagen los Pastores, de aquel primer Apóstol a quien llamé e instruí el supremo Pastor de Mi Iglesia.

Vendrá El nuevo Pastor… …Vendrá el que vive en la Verdad de Mi Corazón y os declarará grandes cosas en Mi Nombre… …Ya que viene ungido por Mi Espíritu, para que os dirija en la Verdad. Él viene con todos Mis Ángeles, él viene con el espíritu de San Pablo, él viene con el espíritu de Pedro, él viene con la humildad de San Francisco de Asís, él viene con la espada cortante de dos filos, con la espada puntiaguda que corta a diestra y siniestra.

Él viene con el Escudo para defenderos, porque vosotros sois Míos.

Amadas ovejas, que escucháis Mi Voz, y que son fieles a Mí.

Reflexionad en este mensaje.

¡Ah!… pueblos de América Latina, de Europa, de todas las naciones, de todos los Continentes de la Tierra, Yo deseo que este mensaje sea dado a conocer por todas partes del mundo.

Quien lo escuchare, ha recibido la misión de transmitirlo a su hermano para la corrección.

Si alguien ve a un pecador que corre por el camino de las sombras de la muerte y no lo corrige, y no lo hace volver al buen camino, él morirá por sus pecados pero… Yo le pediré cuentas a aquél que no le advirtió la verdad y permitió que la ignorancia sellase los corazones, para que no aflorara Mi Voz, que es Virtud, en un mundo que se convulsiona, en un mundo que se convulsiona, en un mundo que está muriendo porque habéis despreciado Mi Ley y Me han sacado de sus corazones.

Pastores que Yo no llamé, que se introdujeron en Mi Iglesia para propagar la herejía y doctrinas erróneas y extrañas, las cuales Yo no autorizo ni estoy de acuerdo.

¡Mi Iglesia por la Fe vivirá!

¡La barca de Mi amado Pedro enderezará su rumbo y cruzará el umbral del cisma y la división herética más grande que se haya efectuado a través de los siglos!

¡Despertad, hijos Míos, y abrid vuestros ojos!

Os ha hablado el Buen Pastor. Yo, Jesús de Nazareth, firmo este mensaje con la luz de Mis Ojos y con las huellas de Mi Sangre.

Amén. Amén. Amén.


Fuente:
APOSTOLADO DE REPARACIÓN Y DESAGRAVIO A LOS SAGRADOS CORAZONES:
https://sagradoscorazones.wixsite.com/apostolado/2018-marzo
https://www.facebook.com/pg/Apostolado-de-Desagravio-y-Reparaci%C3%B3n-a-Los-Sagrados-Corazones-444220985610372/posts/?ref=page_internal

Para descargar los Mensajes en PDF:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/mensajes-actuales/

Todos los Mensajes de Julián Soto, “El Discípulo”, publicados en este blog:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/julian-soto-el-discipulo/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

El Santo Rosario y Otras Oraciones en Latín

Sancti Rosarii

† In nómine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.


Credo

Credo in Deum Patrem omnipotentem,
Creatorem cæli et terræ.
Et in Iesum Christum, Filium eius unicum,
Dominum nostrum,
qui conceptus est de Spiritu Sancto,
natus ex Maria Virgine,
passus sub Pontio Pilato,
crucifixus, mortuus, et sepultus,
descendit ad inferos,
tertia die resurrexit a mortuis,
ascendit ad cælos,
sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis,
inde venturus est iudicare vivos et mortuos.

Credo in Spiritum Sanctum,
sanctam Ecclesiam catholicam,
sanctorum communionem,
remissionem peccatorum,
carnis resurrectionem,
vitam æternam. Amen.


Pater noster

Pater noster, qui es in cælis:
sanctificétur nomen tuum;
advéniat regnum tuum;
fiat volúntas tua,
sicut in cælo, et in terra.

Panem nostrum cotidiánum
da nobis hódie;
et dimítte nobis débita nostra,
sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris;
et ne nos indúcas in tentatiónem,
sed líbera nos a malo.
Amén.


Ave María

Ave María gratia plena,
Dominus tecum.
Benedicta tu in mulieribus,
et benedictus fructus ventris tui, Iesus.

Sancta Maria, Mater Dei,
ora pro nobis peccatoribus,
nunc, et in hora mortis nostrae.
Amen.


Gloria  Patri,
et Filio, et Spiritui Sancto.

Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amén.

O Jesu, dimitte nobis debita nostra, liberanos ab igne inferni, conduc in caelum omnes animas, praesertim illas quae maxime indigent misericordia tua.


Salve Regina

Salve, Regina, mater misericordiae;
vita dulcendo et spes nostra, salve.
Ad te clamamus, exules, filii Evae.
Ad te suspiramus,
gementes et flentes
in hac lacrimarum valle.
Eia ergo advocata nostra,
illos tuos misericordes oculos
ad nos converte.

Et Iesum, benedictus fructus ventris tui,
nobis post hoc exsilium ostende.
O clemens, O pía, o dulcis Virgo María.

*******


Actus contritionis:

O mi Domine Iesu, verus Deus et Homo verus, Creator, Pater et Redemptor meus, in qui credo et spero et quem super omnia diligo: me poenitet ex toto corde propter peccata mea quia Tu Deus bonus es ac me poenis inferni punire potes, et Tua gratia adiuvante emendationem in futuris polliceor. Amen.


Formula Rosarium offerendi:

Domine Deus noster, dirige et educ omnes nostras cogitationes, verba, affectus, opera et desideria ad maiorem Tuum honorem et gloriam. Et Te, Virgo beatissima, a Filio Tuo largire ut attente ac devote hanc coronam Sanctissimi Tui Rosarii recitemus, quam pro Sanctae Matris Ecclesiae atque nostris necessitatibus tam spiritualibus quam temporalibus offerimus, necnon et pro bono vivorum et suffragio defunctorum gratulationis Tuae ac maioris nostrae obligationis.

Maria, Mater gratiae, Mater misericordiae: Tu nos ab hoste protege et hora mortis suscipe.

V. Dignare me laudare Te, Virgo sacrata.
R. Da mihi virtutem contra hostes tuos.

Mysteria hodie contemplanda gaudiosa – luminosa – dolorosa – gloriosa sunt. Post enuntiationem omni mysterii Pater, decies Ave et Gloria Patri dicuntur. In fine singuli mysterii: O mi Iesu, peccata nostra dimitte nobis, ab igne inferni defende nos; perduc in coelum onmium animas, eorum imprimis qui maxime misericordia Tua indigent.


Gaudii Mysteria

  1. Incarnatio Verbi Dei ex Spiritu Sancto in sinu Virginis Mariae.
  2. Visitatio Beatae Mariae Virginis ad Elisabeth.
  3. Nativitas Filii Dei in Bethlehem Iuda.
  4. Purificatio Beatae Mariae Virginis et Presentatio Pueri in Templo.
  5. Inventio Pueri in Templo in medio Legis doctorum.


Doloris Mysteria

  1. Oratio Iesu Christi in horto Gethsemani super monten Olivarum.
  2. Flagellatio Iesu Christi ad columnam.
  3. Coronatio spinarum.
  4. Sanctae Crucis baiulatio.
  5. Divini Salvatoris nostri crucifixio, mors et sepultura.


Gloriae Mysteria

  1. Resurrectio Iesu Christi a mortuis.
  2. Ascensio Iesu Christi in coelos.
  3. Missio Spiritus Sancti Paraclyti as Apostolos.
  4. Gloriosa Beatae Mariae Virginis in coelum Assumptio.
  5. Coronatio Beatae Mariae Virginis Regina coelorum in terris.


Gratiarum actio:

Gratias innumeras agimus Tibi, Augusta Princi-pissa, propter omnia beneficia a munificentissima manu Tua accepimus: dignare, Domina nostra, nos sub Tua protectione et refugio semper conservare, ad quem dicimus Tibi:


Antiphona.

Salve, Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesum, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende.

V. Ora pro nobis, sancta Dei Genetrix.
R. Ut digni efficiamur promissionibus Christi.


Oremus.

Deus cujus Unigénitus per vitam, mortem et resurrectiónem suam nobis salútis aeternae praemia comparávit: concéde, quaesumus; ut, haec mystéria sacratíssimo beátae Mariae Virginis Rosário recoléntes, et imitémur quod cóntinent, et quod promíttunt, assequámur. Per eúndem Christum Dóminum nostrum.  R. Amen.

*******


LITANIAE LAVRETANAE
BEATAE MARIAE VIRGINIS

Adprobatae a Sixto  PP V cum bulla Reddituri 11 iulii A. Dni. 1587

Kyrie eleison.
Christe eleison.
Kyrie eleison.

Christe, audi nos.
Christe, exaudi nos.

Pater de coelis, Deus, miserere nobis.
Fili, Redemptor mundi, Deus, miserere nobis.
Spiritus Sancte, Deus, miserere nobis.
Sancta Trinitas, unus Deus, miserere nobis.

Sancta Maria, ora pro nobis.
Sancta Dei Genitrix, ora pro nobis.
Sancta Virgo virginum, ora pro nobis.
Mater Christi, ora pro nobis.
Mater Ecclesiae, ora pro nobis.
Mater Divinae Gratiae, ora pro nobis.
Mater purissima, ora pro nobis.
Mater castissima, ora pro nobis.
Mater inviolata, ora pro nobis.
Mater intemerata, ora pro nobis.
Mater immaculata, ora pro nobis.
Mater amabilis, ora pro nobis.
Mater admirabilis, ora pro nobis.
Mater boni consilii, ora pro nobis.
Mater Creatoris, ora pro nobis.
Mater Salvatoris, ora pro nobis.
Virgo prudentissima, ora pro nobis.
Virgo veneranda, ora pro nobis.
Virgo praedicanda, ora pro nobis.
Virgo potens, ora pro nobis.
Virgo clemens, ora pro nobis.
Virgo fidelis, ora pro nobis.

Speculum iustitiae, ora pro nobis.
Sedes sapientiae, ora pro nobis.
Causa nostrae laetitiae, ora pro nobis.
Vas spirituale, ora pro nobis.
Vas honorabile, ora pro nobis.
Vas insigne devotionis, ora pro nobis.
Rosa Mystica, ora pro nobis.
Turris davidica, ora pro nobis.
Turris eburnea, ora pro nobis.
Domus aurea, ora pro nobis.
Foederis arca, ora pro nobis.
Ianua Caeli, ora pro nobis.
Stella matutina, ora pro nobis.
Salus infirmorum, ora pro nobis.
Refugium peccatorum, ora pro nobis.
Consolatrix afflictorum, ora pro nobis.
Auxilium christianorum, ora pro nobis.

Regina angelorum, ora pro nobis.
Regina patriarcharum, ora pro nobis.
Regina prophetarum, ora pro nobis.
Regina apostolorum, ora pro nobis.
Regina martyrum, ora pro nobis.
Regina confessorum, ora pro nobis.
Regina virginum, ora pro nobis.
Regina sanctorum omnium, ora pro nobis.
Regina sine labe originale concepta, ora pro nobis.
Regina in caelum assumpta, ora pro nobis.
Regina Sacratissimi Rosarii, ora pro nobis.
Regina familiae, ora pro nobis.
Regina pacis, ora pro nobis.

  • Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, parce nobis, Domine.
  • Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, exaudi nos, Domine.
  • Agnus Dei, qui tollis peccata mundi, miserere nobis.


Antiphona.

Sub tuum praesidium confugimus, Sancta Dei Genetrix: nostras deprecationes ne despicias in necesitatibus, sed a periculis cunctis libera nos semper, Virgo gloriosa et benedicta.

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Genetrix.
R. Ut digni efficiamur promissionibus Christi.


Oremus.

Concede nos, fámulos tuos quaésumus Dómine Deus, perpetua mentis et córporis sanitáte gaudére, et gloriósa beatae Maríae semper Vírginis intercessione, a praesenti liberári tristitia, et aeterna pérfrui laetitia.

V. Per Christum Dóminum nostrum.
R. Amen.


Ad Sanctum Ioseph Leonis PP XIII precatio pro mense octobris:

Ad Te, beate Ioseph, in tribulatione nostra confugimus, atque, implorato Sponsae tuae sanctissimae auxilio, patrocinium quoque tuum fidenter exposcimus. Per eam, quaesumus quae te cum immaculata Virgine Dei Genetrice coniunxit, caritatem, perque paternum, quo Puerum Iesum amplexus es, amorem, supplices deprecamur, ut ad hereditatem, quam Iesus Christus acquisivit Sanguine suo, benignus respicias, ac necessitatibus nostris tua virtute et ope succurras. Tuere, o Custos providentissime divinae Familiae, Iesu Christi subolem electam; prohibe a nobis, amantissime Pater, omnem errorum ac corruptelarum luem; propitius nobis, sospitator noster fortissime, in hoc cum potestate tenebrarum certamine e caelo adesto; et sicut olim Puerum Iesum e summo eripuisti vitae discrimine, ita nunc Ecclesiam sanctam Dei ab hostilibus insidiis atque ab omni adversitate defende: nosque singulos perpetuo tege patrocinio, ut ad tui exemplar et ope tua suffulti, sancte vivere, pie emori, sempiternamque in caelis beatitudinem assequi possimus. R. Amen.

Ad mentem Romani Pontificis precamur ut omnes indulgentias Sanctissimo Beatae Mariae Virginis Rosario concessas consequamur: Pater, Ave, Credo.Et fidelium animae, per misericordiam Dei, requiescant in pace. Amen.

V. Nos, cum prole pia.
R. Benedicat Virgo Maria.

Et sic Rosarium terminatur.

*******

OTRAS ORACIONES EN LATÍN

Signum Crucis

Per signum (†) Sanctae Crucis, de inimicis (†) nostris, libera nos (†), Deus noster.
In nómine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.


Spiritus Sanctus invocatur

Antiphona.

Veni, Sancte Spiritus, reple tuorum corda fidelium, et tui amoris in eis ignem accende.

V. Emitte Spiritum tuum et creabuntur.
R. Et renovabis faciem terrae.

Oremus.

DEUS, qui corda fidelium Sancti Spiritus illustratione docuisti: da nobis in eodem Spiritu recta sapere, et de eius semper consolatione gaudere. Per Christum Dominum nostrum.
R. Amen.


Confiteor

Confiteor Deo omnipotenti, beatae Mariae semper Virgini, beato Michaeli Archangelo, beato Ioanni Baptistae, sanctis Apostolis Petro et Paulo, et omnibus Sanctis, quia peccavi nimis cogitatione, verbo et opere: mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa. Ideo precor beatam Mariam semper Virginem, beatum Michaelem Archangelum, beatum Ioannem Baptistam, sanctos Apostolos Petrum et Paulum, et omnes Sanctos, orare pro me ad Dominum Deum nostrum. Amen.


Credo

Credo in unum Deum,
Patrem omnipoténtem,
factórem cæli et terræ,
visibílium ómnium et invisibílium.

Et in unum Dóminum Iesum Christum,
Fílium Dei unigénitum,
et ex Patre natum ante ómnia sæcula.
Deum de Deo, lumen de lúmine,
Deum verum de Deo Vero,
génitum, non factum,
consubstantiálem Patri:
perquem ómnia facta sunt.
Qui propter nos hómines
et propter nostram salútem
descéndit de cælis,

(Genaflectitur)
Ad verba quæ sequuntur, usque ad <<factus est>>, omnes se inclinant.

A las palabras siguientes hasta: <<y se hizo hombre>>, todos se inclinan.

ET INCARNÁTUS EST DE SPÍRITU SANCTO
EX MARÍA VÍRGINE, ET HOMO FACTUS EST.
Crucifíxus étiam pro nobis sub Póntio Piláto;
passus et sepúltus est,
et resurréxit tértia die,
secúndum Scriptúras,
et ascéndit in cælum,
sedet ad déxteram Patris.
Et íterum ventúrus est cum glória,
iudicáre vivos et mórtuos,
cuius regni non erit finis.

Et in Spíritum Sanctum,
Dóminum et vivificántem:
qui ex Patre et Filióque procédit.
Qui cum Patre et Fílio
simul adorátur et conglorificátur:
qui locútus est per prophétas.
Et unam, sanctam cathólicam
et apostólicam Ecclésiam.
Confíteor unum baptísma
in remissiónem peccatórum.
Et exspécto resurrectiónem mortuórum,
et vitam ventúri sæculi.
Amén.


Gloria

Glória in excélsis Deo
et in terra pax homínibus
bonæ voluntátis.
Laudámus te, benedícimus te,
adorámus te, glorificámus te,
grátias ágimus tibi propter
magnam glóriam tuam,

Dómine Dues, Rex cæléstis,
Deus Pater omnípotens.
Dómine Fili unigénite, Iesu Christe,
Dómine Deus, Agnus Dei,
Fílius Patris, qui tollis peccáta mundi,
miserére nobis;
qui tollis peccáta mundi,
súscipe deprecationem nostram.

Qui sedes ad déxteram Patris,
Miserére nobis. Quóniam tu solus Sanctus,
tu solus Dóminus, tu solus Altíssimus,
Iesu Christe, cum Sancto Spíritu:
in glória Dei Patris.
Amén.


Agnus Dei

Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi: miserére nobis.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi: miserére nobis.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi: dona nobis pacem.


Kýrie, eléison

V. Kýrie, eléison.
R. Kýrie, eléison.

V. Christe, eléison.
R. Christe, eléison.

V. Kýrie, eléison.
R. Kýrie, eléison.


Benedictio

V. Adjutorium nostrum in nomine Domini.
R. qui fecit caelum et terran

V. Dominus vobiscum
R. Et cum spíritu tuo.


Te Deum

Te Deum laudamus:
te Dominum confitemur.
Te aeternum Patrem
omnis terra veneratur.
Tibi omnes Angeli;
tibi caeli et universae Potestates;
Tibi Cherubim et Seraphim
incessabili voce proclamant:

Sanctus, Sanctus, Sanctus, Dominus
Deus Sabaoth.
Pleni sunt caeli et terra
maiestatis gloriae tuae.

Te gloriosus Apostolorum chorus,
Te Prophetarum laudabilis numerus,
Te Martyrum candidatus laudat exercitus.
Te per orbem terrarum
sancta confitetur Ecclesia,

Patrem immensae maiestatis:
Venerandum tuum verum et unicum Filium;
Sanctum quoque Paraclitum Spiritum.
Tu Rex gloriae, Christe.
Tu Patris sempiternus es Filius.
Tu ad liberandum suscepturus hominem,
non horruisti Virginis uterum.

Tu, devicto mortis aculeo, aperuisti
credentibus regna caelorum.
Tu ad dexteram Dei sedes, in gloria Patris.
Iudex crederis esse venturus.

Te ergo quaesumus, tuis famulis subveni:
quos pretioso sanguine redemisti.
Aeterna fac cum sanctis tuis in gloria numerari. 

V. Salvum fac populum tuum, Domine, et benedic hereditati tuae.
R. Et rege eos, et extolle illos usque in aeternum. 

V. Per singulos dies benedicimus te.
R. Et laudamus nomen tuum in saeculum, et in saeculum saeculi.

V. Dignare, Domine, die isto sine peccato nos custodire.
R. Miserere nostri, Domine, miserere nostri.

V. Fiat misericordia tua, Domine, super nos, quedammodum speravimus in te.
R. In te, Domine, speravi: non confundar in aeternum


Angelus

V. Angelus Domini nuntiávit Mariae;
R. Et concépit de Spíritu Sancto.

Ave Maria…

V. Ecce ancilla Dómini;
R. Fiat mihi secundum verbun tuum.

Ave Maria…

V. Et Verbum caro factum est;
R. Et habitávit in nobis.

Ave Maria…

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix
R. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.

Orémus

Gratiam tuam, quaesumus, Dómine, méntibus nostris infúnde: ut qui, Angelo nuntiánte, Christi Fílii tui Incarnatiónen cognóvimus, per passiónem ejus ad crucem ad resurrectiónis glóriam perducámur. Per eúndem Christum Dóminum nostrum.  R. Amen.


Regina Caeli
(Para el Tiempo Pascual)

V. Regína caeli, laetáre; allelúia.
R. Quia quem meruísti portáre; allelúia.

V. Resurréxit sicut dixit; allelúia.
R. Ora pro nobis Deum; allelúia.

V. Gáude et laetáte, Virgo Maria; allelúia.
R, Quia surréxit Dóminus vere; allelúia.

Orémus

Deus, qui per resurréctionem Fílii tui Dómini nostri Iesu Christi mundum laetificáre dignátus es, praesta quáesumus, ut per ejus Genetrícem Vírginem Maríam, perpétuae capiámus gáudia vitae. Per eúmdem Christum Dominum nostrum.  R. Amen.


Anima Christi

Anima Christi, sanctifica me.
Corpus Christi, salve me.
Sanguis Christi, inebria me.
Aqua lateris Christi, lava me.
Passio Christi, conforta me.
O bone Iesu, exaudi me.
Intra tua vulnera absconde me.
Ne permittas me separari a te.
Ab hoste maligno defende me.
In hora mortis meae voca me.
Et iube me venire ad te,
ut cum Sanctis tuis laudem te
in saecula saeculorum.
Amen.


Veni, Creator Spiritus

Veni, Creator Spiritus, mentes tuorum visita,
imple superna gratia quae tu creasti pectora.

Qui diceris Paraclitus, altissimi donum Dei,
fons vivus, ignis, caritas, et spiritalis unctio.

Tu, septiformis munere, digitus paternae dexterae,
Tu rite promissum Patris, sermone ditans guttura.

Accende lumen sensibus, infunde amorem cordibus,
infirma nostri corporis virtute firmans perpeti.

Hostem repellas longius, pacemque dones protinus,
ductore sic te praevio vitemus omne noxium.

Per te sciamus da Patrem, noscamus atque Filium;
Te utrisque Spiritum credamus omni tempore.

Deo Patri sit gloria, et Filio, qui a mortuis
surrexit, ac Paraclito, in saeculorum saecula.

Amen


Tantum ergo

Tantum ergo sacramentum
Veneremur cernui:
Et antiquum documentum
Novo cedat ritui:
Praestet fides supplementum
Sensuum defectui.
Genitori, genitoque
Laus et iubilatio,
Salus, honor virtus quoque
Sit et benedictio:
Procedenti ab utroque
Compar sit laudatio.
Amén.


Adoro te devote

Adoro te devote, latens Deitas,
Quae sub his figuris vere latitas:
Tibi se cor meum totum subiicit,
Quia te contemplans totum deficit.

Visus, tactus, gustus in te fallitur,
Sed auditu solo tuto creditur.
Credo quidquid dixit Dei Filius;
Nil hoc verbo Veritatis verius.

In cruce latebat sola Deitas,
At hic latet simul et humanitas;
Ambo tamen credens atque confitens,
Peto quod petivit latro paenitens.

Plagas, sicut Thoma, non intueor;
Deum tamen meum te confiteor.
Fac me tibi semper magis credere,
In te spem habere, te diligere.

O memoriale mortis Domini!
Panis vivus, vitam praestans homini!
Praesta meae menti de te vivere
Et te illi semper dulce sapere.

Pie pellicane, Iesu Domine,
Me immundum munda tuo sanguine.
Cuius una stilla salvum facere
Totum mundum quit ab omni scelere

Iesu, quem velatum nunc aspicio,
Oro fiat illud quod tam sitio;
Ut te revelata cernens facie,
Visu sim beatus tuae gloriae.
Amen.


Claves para la pronunciación del Latín Eclesiástico

æ œ = e (p. ej., sæculorum -> seculórum)
qu = ku (nobis quoque -> nobis kuókue)
ce, cæ, cœ = che (in excelsis -> in ex-chelsis)
ci = chi
ch = k (p. ej., Christus -> Kristus)
ge gæ = lle (unigenitus -> unillénitus)
gi = lli
gn = ñ (Agnus -> Añus)
tia, tie, tio = tsia, tsie, tsio (gratia -> grátsia)
ll = l + l (qui tollis -> kwi tol-lis)
ph = f

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

Los Engaños de la Nueva Era, por Marino Restrepo


Fuente:
Peregrinos del Amor – Pilgrims of Love

Publicado en Mensajes | Etiquetado | 1 Comentario

5 de Agosto: Aparición de Nuestra Señora de las Nieves – Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor.

5 de Agosto
Año: 352 / Lugar: ROMA, Italia
Aparición de Nuestra Señora de las Nieves
Videntes: Papa Liberio y Juan Patricio y su esposa

Santa María La Mayor



*******

Tomado de La Leyenda de Oro para cada Día del Año – Vidas de Todos los Santos que venera la Iglesia – Madrid-Barcelona, 1865 – Tomo II, Agosto, Día 5, Página 530.

Nuestra Señora de Las Nieves

Celebra la Santa Iglesia la fiesta de Nuestra Señora de las Nieves a 5 de Agosto, por la razón que aquí diré. Siendo sumo pontífice Liberio hubo en Roma un caballero muy noble y rico, llamado Juan Patricio, el cual estaba casado con una señora principal, e igual suya en todo, de la cual al cabo de muchos años no tenía hijos. Y aunque los deseaban mucho estos caballeros, pero como eran tan temerosos de Dios como ricos, y no menos piadosos que ilustres, se conformaban con Su Voluntad, entendiendo que no darles sucesión era lo que mejor les estaba; pues así lo ordenaba Él con Su paternal Providencia. Eran muy devotos de la Virgen María, Nuestra Señora, y determinaron tomarla por heredera de sus grandes riquezas. Y para acertar mejor a servirla hicieron grandes plegarias, limosnas y buenas obras, suplicándola que los encaminase y mostrase en qué obra quería que ellos gastasen su hacienda en Su servicio. Oyó la Reina del Cielo las oraciones que con tanto afecto Juan Patricio y su mujer le hacían; y una noche, que fue la precedente al quinto día de agosto, cuando los calores son excesivos en Roma, habló entre sueños a los dos, cada uno por sí, y les dijo que la mañana siguiente fuesen al collado Ezquilino, y que en la parte de él que hallasen cubierta de nieve le edificasen un templo, donde Ella fuese honrada de los fieles, y que haciendo esto se tendría por su heredera y bien servida. La mañana siguiente confirieron entre sí los dos buenos casados el sueño o revelación que habían tenido, dieron parte de ello al Sumo Pontífice Liberio, al cual la Virgen había hecho la misma revelación.

Se convocó el pueblo, se juntó el Clero y se ordenó una devota procesión. Llegados al monte hallaron cubierto de nieve un espacio muy bastante para una iglesia capaz, se señaló el lugar para ella, y de la hacienda de los caballeros devotos de la Virgen luego se comenzó a labrar, y se acabó suntuosamente. Ésta fue la primera iglesia que se edificó en Roma con título y advocación de Nuestra Señora. Se llamó al principio Nuestra Señora de las Nieves, por el milagro que aquí queda referido; y también la basílica o templo de Liberio, por haber acaecido este milagro en su tiempo, y después se llamó basílica de Sixto, por haber el Papa Sixto, tercero de este nombre, sucesor de Celestino, renovado y reedificado aquella iglesia, adornándola con excelentes imágenes y pinturas sagradas. Tuvo asimismo nombre de Santa María del Pesebre, por haberse puesto en una capilla de dicha iglesia el pesebre en que Cristo, Nuestro Señor, recién nacido, fue reclinado en el portal de Belén.

Mas después, como en Roma se hubiesen edificado muchas y muy grandes iglesias de Nuestra Señora, dieron a esta de las Nieves título de Santa María la Mayor, para diferencia de las demás, y mostrar la excelencia que tiene sobre todas las que hay en aquella ciudad, la cual así como en las demás cosas muestra su gran piedad, así en la devoción de la Sacratísima Virgen se esmera mucho y se aventaja sobre las otras ciudades del mundo. Porque cierto es cosa que pone admiración y causa devoción el considerarlos muchos y magníficos templos que hay de la Virgen en Roma, y que el Clero y casi todas las religiones que hay en ella están debajo de la protección y tutela de la Santísima Virgen, y tienen iglesia particular suya para servirla y honrarla. Porque dejando aparte las iglesias, colegiatas de canónigos seglares, como son las de Santa María Transtiberin, y la de la Rotunda, y la de Santa María en Vía Lata, y no hablando de la de Santa María de la Estrada, que es de los padres de la Compañía de Jesús (que es religión de clérigos reglares), y pasando en silencio otras muchas iglesias particulares y de menos nombre, la religión de la cartuja tiene en Roma por su principal morada el nuevo templo de Santa María de los Ángeles, la de Santo Domingo el de Nuestra Señora de la Minerva, la de San Francisco el de Nuestra Señora de Ara Coeli, la de los ermitaños de San Agustín el de Nuestra Señora del Pópulo, la de los canónigos reglares del mismo padre San Agustín el de Nuestra Señora de la Paz, la del Carmen el de Nuestra Señora Transpontina, la del Monte Olivete el de Nuestra Señora la Nueva, la de los servitas el de Santa María in Vía. De manera que si bien se mira, todas las religiones están debajo de las alas y amparo de la Virgen, y casi todas tienen en Roma templos (y muchos de ellos muy suntuosos) de Su advocación, en los cuales Ella es reverenciada, y más particularmente en éste de las Nieves, cuya fiesta se celebra hoy, y por esto se llama Santa María la Mayor, y el Señor en ella ha obrado grandes maravillas por los ruegos de Su muy bendita Madre.

A esta iglesia mandó San Gregorio el Magno que viniese la solemne procesión de todos los estados y condiciones de gente que había en Roma, cuando aquella cruel y horrible pestilencia la asolaba y destruía. De esta iglesia ordenó Estéfano, Papa segundo de este nombre, que saliese otra procesión para aplacar la ira del Señor. Y León IV, en tiempo de Lotario, emperador, con otra procesión que mandó hacer desde la iglesia de San Adriano, mártir, a la de Santa María la Mayor, libró la ciudad de Roma de una serpiente cruel y venenosa que la inficionaba. Y San Martín, Papa, estando celebrando en ella, y queriendo Olimpio, exarco, prenderle o matarle por orden del emperador, su amo, que era hereje, quedó ciego y no pudo salir con su intento por no haber permitido la Sacratísima Virgen que en aquel templo Suyo se cometiese tan gran maldad.

Y otros muchos milagros ha obrado el Señor en aquel templo, y obra cada día por intercesión de Su purísima. Madre, la cual preside en él. Y con haberlo escogido por Morada y Tabernáculo Suyo hizo mayor beneficio a Juan Patricio y a su mujer que si les hubiera alcanzado de Dios hijos, los cuales ya estuvieran acabados, y no hubiera memoria de ellos como ahora la hay. Y juntamente con este hecho nos enseñó cuán bien empleadas son las haciendas que se gastan en edificar, honrar y enriquecer los templos, y cuán bien remunera la Reina del Cielo los servicios que los fieles le hacen acá en la Tierra.

(P. Ribadeneira.)


Fuente:
https://books.google.co.ve/books/about/La_Leyenda_de_Oro_para_cada_dia_del_a%C3%B1o.html?id=7SEMOaLhxFwC&redir_esc=y

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario

¿Por qué la Nueva Era y el Cristianismo son incompatibles?


Jesucristo Portador del Agua de la Vida – Una Reflexión cristiana sobre la Nueva Era

Publicado en Mensajes | Deja un comentario

Mensaje de Jesús a Marga: “Iniciad grandemente una Campaña Eucarística en España.”

31/07/2018

Jesús:

Escucha: es verdad que planean, está preparada una guerra civil en España.

Lo de “los dos bandos” es una excusa, porque no hay tales. Actualmente no hay dos bandos definidos, sino un poupurri de totum revolutum puesto entre vosotros de intereses diversos, de motivaciones varias, de corazones divididos entre vosotros y dentro de vosotros mismos.

La fe, lo que os centraba a los españoles, ha sido quitada de vuestra vida. Con mucho esmero, con mucho cuidado. Con un trabajo constante. Pues para derribaros sabe que esto no es fácil. Tenéis “fama.”

Lo han hecho a conciencia. Sin importar cuánto tiempo emplearían en esto.

Que sepan, que sepáis, por medio de esta hija, que esta guerra es evitable. Se puede evitar todavía.

¡Volved a Dios! Volved a vuestros orígenes.

Vosotros, los dispersos, reconducid vuestra vida al Centro del Universo, que es Dios. Que Soy Yo mismo.

Vosotros, los beligerantes en busca de sus propios intereses: que vuestros intereses sólo sean “en Dios y de Dios.”

Vosotros, los pasivos: ¡reaccionad! ¡despertad! Ha entrado el ladrón en vuestra casa y lo primero que se llevará será a vuestros hijos y esposa … Todas vuestras cosas, que creíais tan protegidos por estar ahí, tan callados, tan sin armar ruido o llamar la atención. Como habéis atesorado tanto, seréis el principal objetivo del ladrón y los saqueadores. ¡Cuidado! ¡Reaccionad!

Que no vengan ahora a ti diciendo, ¿a dónde debemos ir entonces, Marga, dónde me escondo?

Porque no hay escondite material.

Lo hay espiritual.

Y no es sólo un “escondite” o refugio, es un Camino. Y el Camino es éste: LA VERDADERA DEVOCIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS.

El Camino, el Refugio, ES LA EUCARISTÍA.

Yo os he dicho –el Espíritu Santo ha hablado– por medio de mi Madre, el día 9 de este mes. (Leer el Mensaje) Sí. Ha dicho claramente la solución.

En la Eucaristía está la solución.

El Maligno lo sabe. ¿Por qué no vosotros?

El Maligno inicia su Plan de destrucción de los Sagrarios.

Ya ha destruido los Sagrarios vivos que son las madres engendrando vida. De todas las maneras. De múltiples maneras. Ya tiene sus holocaustos en suficiente. Ya inicia, pues se siente fuerte. Vosotros le habéis dado ese poder. No Yo.

Yo lo mantenía atado para que no os hiciera ningún mal. Vosotros, con vuestra libertad, lo habéis liberado.

Es la rabia contra Dios. Contra el Hijo de Dios Encarnado y Eucaristizado–entre–vosotros.

Haced caso a mi Madre e iniciad esa Campaña mundial de Reparación ante el Santísimo.

De todas las maneras. De múltiples maneras. De todas las maneras posibles.

En vuestras Reparaciones también acudirán demonios. También están allí. Intentando tentar. Intentando que no tengan lugar. Que no haya conversiones. Que no se celebren las Misas, y si se celebran, que se hagan mal en todas las múltiples facetas que se pueden hacer mal. Hasta en mínimos detalles, como en grandes.

Iniciad grandemente una Campaña Eucarística en España. E iniciadla ya.

Ve a tus Obispos. Y dilo. Díselo.

Hazles llegar este escrito.

¡Aunque sea verano! Te dirán: “pero es que es verano.”

¿Y qué? Ya sabe el Maligno que contra el verano vosotros no podéis hacer nada. Tanto os ha podido la molicie entre vosotros.

Iniciad en verano esto. Iniciadlo. Y ya.

Hacedlo ya.

Quisiera que desde el (“Vocero”) de privilegio de su rango, lo hicieran saber a todos. A toda la Iglesia. A toda la Cristiandad.

Quiero instrucciones concretas a cada párroco de cómo se tiene que hacer esa Campaña.

De vosotros depende o no la guerra entre hermanos o no.

He dicho, y es Palabra de Dios. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


Fuente:
https://vdcj.org/mensaje-de-jesus-fiesta-de-san-ignacio

libros_margaSitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo, Azul y Blanco: http://vdcj.org/
Descarga gratuita en formato PDF de los Libros de La Verdadera Devoción Al Corazón de Jesús:  http://vdcj.org/la-vdcj-formato-electronico

Dictados de Jesús a Marga aquí publicados:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/

Publicado en Mensajes | Etiquetado | Deja un comentario